Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizamos la estructura del gasto familiar en 17 comunidades autónomas: El gasto familiar se derrumba un 20% en seis años

Cada hogar desembolsó de media en 2012 más de 28.100 euros, una tercera parte lo destinó al mantenimiento y conservación de la vivienda

Baja el gasto en ropa

En seis años (desde 2006 a 2012), la radiografía del gasto familiar ha cambiado mucho. Las familias no gastan tanto en artículos de vestir y calzado, ni tampoco en mobiliario y equipamiento del hogar: en ambos casos el gasto ha descendido en torno al 30%. Asimismo, destaca el derrumbe del gasto medio en transporte: un 26%. Por el contrario, los hogares son incapaces de controlar el aumento del gasto en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles: en 6 años, ha crecido un nada despreciable 34%.

1 de cada 3 euros para mantener el hogar

  En la hucha familiar, de cada tres euros que salen, uno está destinado al pago de la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles, así como al mobiliario, equipamiento del hogar y gastos corrientes de conservación de la vivienda. En total, la factura media asciende a 10.300 euros. Por supuesto, no todas las regiones desembolsan el mismo dinero. Los hogares madrileños y vascos gastan mucho más (por encima de los 11.500 euros) que las familias extremeñas y canarias (en torno a 6.700 euros). En el transcurso de estos seis largos años, las familias españolas han sufrido un crecimiento del gasto a pesar de la crisis. De los doce grupos de gasto analizados por el INE es el correspondiente al de vivienda y su conservación el que más ha aumentado. Nada menos que en un 34%.

Pero mantener y conservar una vivienda supone acometer importantes desembolsos: por un lado, el pago de hipotecas o alquileres, los impuestos ligados a la vivienda (IBI, limpieza, basuras, alcantarillado, etc.), gastos corrientes de luz, agua y calefacción; reparaciones y un largo etcétera.

La partida que ha crecido más ha sido la de los servicios de suministro, como la distribución del agua, el alcantarillado, los gastos comunitarios y la recogida de basuras. Ha aumentado un 32% en 6 años.

También el gasto en electricidad ha incrementado su participación en los presupuestos familiares desde 2006, especialmente con la aparición de la crisis: en 2009 el gasto creció un 21%, en 2010 un 35% y en 2011 un 45%.

Precisamente la electricidad, la fuente de energía más utilizada, es uno de los quebraderos de cabeza más importantes para las familias. Aunque en época de dificultades económicas su demanda ha caído, no lo ha hecho el precio de la factura de la luz. En ocho años, el importe de las facturas se ha disparado al menos un 70%. En 2001, por ejemplo, el consumo se redujo el 2%, pero el coste doméstico del kilovatio sin impuestos subió cerca del 13%.

Lo básico: alimentos, vestido y salud

Alimentarse, vestirse y cuidar de la salud son necesidades básicas en las que cada hogar destina una media de 6.400 euros al año, es decir, uno de cada cuatro euros que entran en la cartera de cada familia.

Por comunidades autónomas, los hogares gallegos son los que más gastan en alimentación (4.600 euros al año) y en salud (1.070 euros), y los madrileños en artículos de vestir y calzado (1.660 euros). En el extremo opuesto, los extremeños son quienes menos destinan a alimentos y bebidas no alcohólicas (3.500 euros) y a la salud (590 euros), y los canarios en artículos de vestir y zapatos (910 euros).

En los últimos 6 años, las tendencias han variado. Por un lado, el desembolso familiar en alimentos y bebidas no alcohólicas ha descendido apenas un 4%. Y es que la crisis ha provocado que los hábitos de consumo de los españoles cambien y hoy las familias buscan comprar alimentación de mejor precio y la mitad de ellas, reconoce que prefiere comprar alimentos más baratos.

La caída que muestra la pendiente más pronunciada la sufrió el gasto en ropa y calzado, casi el 32%. En 2006, se realizaba un gasto de más de 2.000 euros de media y 6 años después, esa cifra se ha reducido a 1.400 euros.

Por último, el gasto medio por hogar en salud ha aumentado en seis años apenas un 2%. Por tipo de hogar y de comunidad autónoma, destaca que sean los hogares formados por una pareja sin hijos los que más gastan en salud. La diferencia de gasto en salud entre Extremadura (la que menos gasta) y Galicia (la que más) es del 81%.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto