Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Guía de compra: arroces: Arroz, energía a puñados

Proporciona gran cantidad de hidratos y es la base de una dieta saludable, pero para que lo sea aún más deberíamos priorizar el arroz integral

  En estos momentos, hay algo que con total seguridad millones de personas están haciendo a la vez. No, no estamos hablando de ver un reñido partido de fútbol o del estreno mundial de una nueva serie de televisión. Es algo relacionado con algo más serio, nuestra alimentación. En este preciso instante, buena parte del planeta está comiendo un plato de arroz. Estamos probablemente ante uno de los alimentos más universales. El arroz es, junto al trigo, uno de los cereales más consumidos y cultivados en el mundo. Se cultiva en más de 100 países de todos los continentes, aunque Asia cuenta con la mayor superficie mundial dedicada a su cultivo. Tanto es así que el 90% del arroz mundial se cultiva y consume allí. Precisamente, desde Asia llegó el arroz a España. Los árabes lo trajeron desde la India a nuestro país y también hacia el resto de países de la cuenca mediterránea. La integración de este cereal en las costumbres alimentarias españolas fue muy rápida y pronto se convirtió en protagonista de uno de los platos más populares y embajadores de nuestra gastronomía: la paella.

Entre otras muchas cosas, la crisis también ha cambiado nuestra cesta de la compra: productos como el cordero o los mariscos han dejado a paso a otros de precio más humilde como el arroz, cuya presencia en la dieta ha aumentado de manera considerable. De hecho, según el MAGRAMA en 2012 se produjo un incremento de más de un 10% en la compra de arroz en relación al año anterior. Cada adulto español ingiere una media de arroz de 6,6 kilos anuales, entre el público infantil y juvenil (entre los 2 y los 24 años) su aceptación es incluso superior, su consumo roza los 9 kilos anuales de los que la gran mayoría son arroz blanco (es decir, ni integral ni vaporizado).

No hay duda de que nos gusta el arroz, pero no siempre conocemos ni sus beneficios nutricionales ni el rendimiento que nos puede brindar en la cocina. No ayuda en esta empresa la infinidad de variedades que hay (se estima que alrededor de las 100.000). Para aclarar estas cuestiones, nace esta Guía de Compra.

Pilar de todas las dietas

El arroz es un cereal y alimento básico para más de la mitad de la población mundial. De hecho, proporciona el 20% del suministro de energía alimentaria del mundo. ¿Es correcto que sea así? Sí, lo es. De entre sus nutrientes, destacan los carbohidratos y cabe recordar que una dieta saludable se caracteriza por tener una mayor proporción de hidratos de carbono que de otros nutrientes. Son el combustible "preferido" y la energía para muchos órganos de nuestro cuerpo (sobre todo cerebro y músculos). Sin embargo, la ingesta actual de carbohidratos en España está por debajo de las recomendaciones (aportan el 40% de la energía de la dieta, cuando la Organización Mundial de la Salud considera que estos nutrientes deberían aportar más de la mitad de las calorías ingeridas). En este mismo sentido, la última encuesta llevada a cabo entre la población española (la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética de la AESAN) señala que existe una ingesta baja de cereales (aunque insiste en que deberían priorizarse los integrales) mientras que se observa un consumo elevado de carnes y derivados y de productos elaborados con alto contenido en sodio, grasa y azúcares añadidos.

Consumo: casi todos los días

  Los cereales son la base de una dieta saludable. Es por ello que todas las sociedades científicas de salud y nutrición nos aconsejan basar la dieta en este grupo de alimentos, para prevenir las enfermedades crónicas. Eso incluye al arroz, un cereal muy interesante tanto por lo que aporta como por lo que no aporta, ya que tiene muy poca sal, no contiene azúcares simples y está exento de grasa. Por todo ello, las pirámides de la alimentación sitúan a los cereales, como el arroz, en su base, para indicar que debemos priorizar su consumo. Así, a modo de ejemplo, la pirámide NAOS, elaborada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, ubica al arroz en la base, junto al mensaje "consumo diario", aunque aconseja alternar su ingesta con la de pasta, pan u otros cereales.

Los arroces -al igual que la pasta, el pan, los cereales de desayuno o las patatas- forman parte de los farináceos, un grupo de alimentos cuya ingesta recomendada es de 4 a 6 raciones al día, preferiblemente integrales y sin sal. Un ejemplo para distribuir esas tomas a lo largo del día sería: una tostada en el desayuno, una ensalada de arroz y una ración de pan, unos cereales de merienda y el pan de la cena. Una ración equivale a 1 plato de arroz o pasta, 3-4 rebanadas de pan o un panecillo. Eso no significa que debamos tomar cinco platos de arroz al día, sino que de entre las 4-6 raciones de cereales que conviene que tomemos a diario, el arroz puede ser una de ellas (una ración saludable contiene 80 g de arroz, en crudo).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto