Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuesta sobre hábitos de exposición al sol, percepción de riesgo y etiquetado de las cremas solares: Uno de cada cinco encuestados nunca se protege cuando se expone al sol en las vacaciones de verano

Un 12% no adquiere cremas solares y tres de cada diez nunca leen la información del etiquetado

Cremas solares

  Insolaciones, quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, alteraciones del sistema inmunitario, afecciones oculares y cáncer de piel. Estos son solo algunos de los efectos adversos que puede provocar exponerse de manera inadecuada al sol. Para prevenirlos, la industria cosmética cuenta desde hace décadas con protectores solares o fotoprotectores.

Según la 'Guía de Protección Solar', elaborada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer), los fotoprotectores deben incluir unas indicaciones obligatorias y también en su etiquetado deben contener menciones específicas que reflejan su eficacia: los índices de protección solar. Estas indicaciones, junto con frases sobre el modo de empleo y las advertencias en su uso, suponen una importante información al consumidor que debe tenerse en cuenta tanto al elegir el producto más adecuado como al utilizarlo correctamente.

Pero ¿los encuestados leen y entienden la información que se indica en las etiquetas de este tipo de productos? En primer lugar, un 12% de los encuestados aseguraron no comprar habitualmente cremas solares. Destaca que sean hombres en mayor medida (un 19% frente al 6% de mujeres), con una edad superior a los 65 años (un 29% de este colectivo) y pertenecientes al cuarto fototipo (un 25% de ellos).

Otro 60% de los encuestados lee la información que se indica en el etiquetado de los productos solares que adquieren, pero un 28% no lo hace nunca. Por sexos, son más los hombres que confiesan no leer nunca los datos de la etiqueta (un 32% frente al 24% de ellas) y jóvenes de entre 16 y 24 años (un 54% de ellos).

Entre quienes compran productos solares y leen la información de sus etiquetas, un 29% confiesa que nunca se fija en los ingredientes del producto. Sin embargo, en el resto de información sí lo hacen: un 88% presta atención a la descripción sobre cómo y dónde actúa el producto (es decir, hidratación, protección inmediata, protección de rayos UVA, etc.), el 91% examina los consejos de utilización y el 94% mira el grado de protección de la crema.

Uno de cada cuatro encuestados confiesa que alguna vez ha utilizado crema solar caducada. Los más descuidados en este sentido son los jóvenes de entre 16 y 24 años en mayor medida (un 25% frente al 16% de los encuestados con 65 años o más).

Pero, en el momento de adquirir el producto, ¿qué aspectos toman en consideración? Y es que según la 'Guía de Protección Solar', para elegir un fotoprotector, hay que tener en cuenta una serie de factores, como a quién va dirigido, la zona de aplicación, el tipo de piel, al altitud del lugar, la hora del día y un largo etcétera.

Los encuestados que compran crema solar siempre toman en cuenta los siguientes aspectos: un 61% a quién va dirigido (adultos, niños o mayores), un 55% la zona de aplicación (cuerpo, cara, calva, etc.), un 43% las características de la piel, los ojos, el cabello y la capacidad para broncearse; un 22% la hora del día en que se exhibirá al sol, el tipo de superficie que será (agua, hierba, nieve o arena) y la estación del año; y un 15% la altitud del lugar en el que tomará el sol.

Crema por un tubo

  El sol debe tomarse con todas las precauciones para proteger la salud de nuestra piel. Es por ello muy recomendable utilizar los fotoprotectores indicados para cada tipo de piel y sobre todo, reducir los tiempos de exposición. La Academia Española de Dermatología y Venereología aconseja:

  • Limitar el tiempo al sol, sin importar la hora o la estación del año. Tener especial cuidado en zonas a grandes alturas y en latitudes tropicales, donde las radiaciones son más frecuentes. Permanecer en la sombra siempre que sea posible.
  • No hacer sombra sino buscar la sombra. Si la sombra que proyecta es más pequeña que usted, tiene más probabilidades de quemarse. Los rayos solares son más frecuentes y la posibilidad de desarrollar una quemadura solar es mayor entre las 12 horas y las 4 de la tarde.
  • Aplicar un protector solar de amplio espectro con un Factor de Protección Solar (FPS) al menos de 15 cuando se esté expuesto al sol (actividades al aire libre). Aplique la pantalla solar 20 o 30 minutos antes de salir al aire libre, para que tenga tiempo de absorberla.
  • Volver a aplicar el protector solar cada dos horas cuando se encuentre en un espacio exterior, incluso en días nublados. Si parte del producto se ha eliminado mientras sudaba o se secaba con la toalla, volver a aplicar el producto.
  • Llevar ropa protectora como pantalones largos y camisas con manga larga. Cuanto más espeso sea el tejido y más oscuro el color, mayor protección.
  • Llevar un sombrero y gafas de sol en el exterior. El sombrero debe ser de ala ancha para proteger áreas expuestas como el cuello, las orejas, la calva y la cara. Las gafas de sol deben tener protección UV.
  • Evitar las superficies reflectoras que pueden llegar a reflejar hasta el 85% de los rayos solares, y alcanzarlo incluso en la sombra, provocando quemaduras y lesiones en la piel descubierta.
  • Evitar la exposición al sol de los recién nacidos.
  • Proteger a los niños. Minimizar su exposición al sol y aplicar protector solar a los niños de 6 meses o más.
  • El efecto perjudicial del sol es acumulativo, por ello es importante evitar las quemaduras solares durante la infancia.
  • Cuidado con los medicamentos que pueden inducir fotosensibilidad. Consultar a su médico o farmacéutico.

TABLA COMPARATIVA

Nunca utilizo protección solar cuando me expongo al sol*
VACACIONES Y DÍAS FESTIVOS RESTO DEL TIEMPO
Verano Resto del año Verano Resto del año
TOTAL 18,7% 59,5% 42,7% 68,8%
Hombre 26,7% 65,2% 53,3% 77,6%
Mujer 11,1% 54,2% 32,8% 60,5%
Andalucía 16,7% 65,6% 54,9% 70,6%
Baleares 24,0% 55,7% 36,6% 60,8%
Castilla - La Mancha 17,6% 56,6% 44,4% 70,5%
Cataluña 18,6% 58,1% 38,5% 70,4%
Comunidad Valenciana 29,8% 60,3% 45,3% 70,2%
Galicia 11,3% 43,6% 23,8% 55,4%
Madrid 12,3% 60,2% 38,7% 69,4%
Navarra 15,7% 69,4% 35,8% 75,1%
País Vasco 28,4% 60,2% 45,4% 69,7%
De 16 a 24 años 25,3% 68,5% 59,9% 81,3%
De 25 a 44 años 9,4% 60,5% 38,5% 71,8%
De 45 a 64 años 17,5% 52,7% 38,5% 61,8%
De 65 años en adelante 34,6% 62,9% 47,6% 66,6%

BASE: Total de Entrevistados

*En abril, EROSKI CONSUMER preguntó sobre sus hábitos de exposición al sol a 1.000 personas originarias de 9 comunidades autónomas: Andalucía, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco. Además, se investigó cuál era su percepción de riesgo al sol y sus costumbres a la hora de leer el etiquetado de las cremas solares.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto