Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Λ

Guía de Compra: turrones: Turrones a la carta: diversidad de sabores, precios y calorías

Hay propuestas para todos los gustos; anticiparse y planificar la compra según las necesidades son claves para poder ahorrar más de un 50% en su compra

  No solo sabe a almendra o a miel. El turrón sabe a Navidad y huele a tradición y familia. En nuestro país es uno de los dulces navideños más queridos y uno de los que más ha evolucionado en los últimos años. Hasta hace poco, la mayor dificultad a la hora de elegir un turrón tenía que ver con la consistencia: el dilema pasaba por decantarse entre uno blando y uno duro. Sin embargo, eso ha cambiado, porque la evolución ha llegado también a la repostería navideña. En la actualidad, hay cada vez más variedades de turrones disponibles en el mercado: de chocolate, con frutas, sin azúcar, con licor... Este paso hacia la diversidad dibuja múltiples posibilidades sobre el mantel, ya que ofrece sabores y texturas novedosas para llevar a nuestra mesa. Pero, también, genera numerosas dudas en el momento de decidirse por uno u otro. El objetivo de esta Guía de Compra es dar respuesta a esas preguntas y conocer en profundidad las características de uno de los productos más tradicionales y apreciados de la repostería de nuestro país.

Mucho más que almendra y miel

La tradición y el aprecio popular han demostrado ser más fuertes que la crisis. En un contexto de recesión y ahorro doméstico llevado al extremo, el sector del turrón es uno de los pocos que ha conseguido mantenerse estable. Aunque algunas consultoras independientes registran un ligero descenso en las ventas de turrones, según datos de la Asociación de Fabricantes de Turrones y Mazapanes (TUMA), la venta de este producto aumentó un 3,7% en el último año. ¿El secreto? Las exportaciones. Además de Latinoamérica -que ha heredado la tradición turronera de España-, países como Estados Unidos, Francia, Italia y Alemania encabezan la lista de importadores de turrón con una ventaja muy importante: en ellos se vende y se consume durante todo el año. De ahí que, en el último ejercicio, se hayan exportado más de 3.500 toneladas.

En nuestro país, sin embargo, el consumo es todavía muy estacional: está ligado a estas fechas y celebraciones especiales. Esto explica que la competencia entre marcas y fabricantes sea cada vez mayor; y no solo en el precio (que también, pues apenas ha aumentado un 1% en el último año), sino en la diversidad. Basta con recorrer los lineales del supermercado para apreciarlo. En estos momentos cualquier ciudadano puede comprobar que se elaboran y se venden turrones para todos los bolsillos y todos los gustos. Pero, ¿cómo evitar confundirse entre tantas propuestas? La primera distinción que debemos hacer es entre el turrón tradicional, "el de toda la vida", y las nuevas propuestas, más variadas e innovadoras, que incluyen otros ingredientes e, incluso, pueden prescindir los componentes típicos del turrón original, esto es, azúcar, frutos secos y miel.

  Así, la creciente variedad se puede agrupar en tres categorías: el turrón duro, el blando y los diversos. Mención aparte merecen los turrones de chocolate -los más apreciados por los niños y los más vendidos entre los adultos-, cuyo grado de sofisticación y diversidad ha aumentado con el paso de los años. En algunos casos, de hecho, se asemejan en formato y consistencia a las tabletas de chocolate que se pueden encontrar en otros momentos del año.

  • Turrón duro. Sus ingredientes principales son los frutos secos tostados, mezclados con clara de huevo, azúcar y miel. Entre los frutos secos más utilizados para su elaboración se encuentran las almendras, las avellanas, los piñones y las nueces, aunque el protagonismo se lo llevan las almendras. Los embajadores del turrón duro son dos: el de Alicante y el de Agramunt, ambos con Denominación de Origen.
  • Turrón blando. El más conocido -el de Jijona- también está compuesto por frutos secos, clara de huevo, azúcar y miel. La diferencia está en la textura y en una preparación más laboriosa, que exige movimientos compensados para la mezcla y mucha dedicación. Pero también entra en esta categoría el turrón de yema tostada que, según cuenta la leyenda gastronómica, se inventó para aprovechar las yemas que no se utilizaban en la elaboración de los demás turrones.
  • Turrones diversos. Conforman el grupo más variado e innovador, y sus nombres cambian según el resto de ingredientes que contengan aparte del azúcar, la miel, las almendras o el huevo. En general, son blandos, aunque algunos -los de chocolate, sobre todo- pueden ser duros o, al menos, crocantes. Estos turrones sustituyen a las almendras por otros frutos secos o azúcares, u otros ingredientes, como arroz inflado, coco, lácteos, licores o frutas. Además, pueden rellenarse o cubrirse con productos de pastelería, de modo que hay tantas opciones como el experto imagine.

A la hora de elegir, por tanto, la primera gran pregunta que debemos responder es si queremos un turrón duro o uno blando. La composición, como se ha dicho, es muy similar, pero varía notablemente la textura. Los hay genéricos (más económicos) y con Denominación de Origen. Si bien la preferencia por unos u otros es muy personal, conviene tener en cuenta algunas cuestiones prácticas.

  • El turrón duro puede suponer un inconveniente para las personas mayores por las dentaduras postizas o problemas dentales y para los jóvenes que usen ortodoncia. A cambio, se tarda más tiempo en acabar un bocado, se come menos, se ingieren menos calorías y rinde más.
  • Los turrones blandos: su consistencia permite comerlos con rapidez y es más fácil, por tanto, excederse con las calorías. En contrapartida, son los más innovadores y además del tradicional, hay una enorme gama de opciones y sabores.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto