Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra: El 30% de los encuestados reclama más productos saludables para su compra diaria

Una tercera parte de los entrevistados adquiere productos ricos en fibra, sin azúcares añadidos o bajos en calorías

9 comunidades autónomas, una a una

 

Andalucía

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en Andalucía

Uno de cada cuatro consumidores andaluces demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Andalucía afirma comprar de manera habitual productos ricos en fibra, sin grasas saturadas y sin azúcares añadidos, entre otros

 

En Andalucía, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, uno de cada cuatro andaluces encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables (sobre todo las mujeres, un 28% de las de más de 45 años). Además, para un 10% del total de encuestados en Andalucía la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en Andalucía reclaman lácteos y derivados (35% de las encuestadas) y bebidas como batidos refrescos y zumos (24%) saludables, mientras que los hombres desearían encontrar alimentos precocinados, conservas y embutidos (en un 33% de los encuestados en los tres casos) más saludables o mejorados nutricionalmente.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo uno de cada tres responsables de compra encuestados en Andalucía asegura adquirir algún tipo de alimento saludable o mejorado nutricionalmente. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 50% del total. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre las mujeres encuestadas de más edad: alcanza un 57%.

Además de los ricos en fibra, los encuestados andaluces adquieren de manera habitual alimentos bajos en calorías (44% del total) y los sin grasas saturadas y sin azúcares añadidos (42% y 43% respectivamente). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Andalucía un 46% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y en similar proporción tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de ?apretarse el cinturón? es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 68% de los encuestados en Andalucía tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 19% cree que tienen el mismo precio y un 0,5% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores andaluces de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 34% de los encuestados afirman que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 61% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 4% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, uno de cada cuatro encuestados andaluces dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 27% aseguran no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Un 86% de los encuestados andaluces se detienen en la fecha de caducidad; un 62% se fijan también en los ingredientes, y un 36%.en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 47% de las personas entrevistadas en Andalucía.

Castilla La Mancha

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en Castilla La Mancha

Tres de cada diez consumidores manchegos demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Castilla La Mancha afirma comprar de manera habitual ricos en fibra, sin azúcares añadidos y sin grasas saturadas, entre otros

 

En Castilla La Mancha, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, tres de cada diez manchegos encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables (sobre todo las mujeres, un 37% de las de entre 20 y 44 años). Además, para un 9% del total de encuestados en Castilla La Mancha la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en Castilla La Mancha reclaman embutidos (37% de las encuestadas) y lácteos y derivados y cereales (25%) saludables, mientras que los hombres desearían encontrar alimentos precocinados (en un 38% de los encuestados) más saludables o mejorados nutricionalmente.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo uno de cada tres responsables de compra encuestados en Castilla La Mancha asegura adquirir algún tipo de alimento saludable. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 43% del total. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre las mujeres encuestadas de entre 20 y 44 años: alcanza un 51%.

Además de los ricos en fibra, los encuestados manchegos compran de manera habitual alimentos sin azúcares añadidos y sin grasas saturadas (39% del total) y los alimentos que solo contengan cereales integrales y los bajos en calorías (35% en ambos casos). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Castilla La Mancha un 45% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y en similar proporción tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 71% de los encuestados en Castilla La Mancha tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 16% cree que tienen el mismo precio y un 2% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores manchegos de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 35% de los encuestados afirman que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 58% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 6% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, uno de cada cuatro encuestados manchegos dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 25% aseguran no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? En la fecha de caducidad un 85% de los manchegos encuestados; en los ingredientes, un 52%; y en un 43% se fija en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 47% de las personas entrevistadas en Castilla La Mancha.

Cataluña

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en Cataluña

Un tercio de los consumidores catalanes demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Cataluña afirma comprar de manera habitual productos ricos en fibra, sin azúcares añadidos o sin grasas saturadas, entre otros

 

En Cataluña, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, un tercio de los catalanes encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios más saludales o mejorados (sobre todo las mujeres, un 32% de las de entre 20 a 44 años). Además, para un 8% del total de encuestados en Cataluña la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en Cataluña reclaman lácteos y derivados (47% de las encuestadas) y galletas (37%) mejorados nutricionalmente, mientras que los hombres desearían encontrar alimentos precocinados y embutidos (en un 38% de los encuestados en ambos casos) mejorados nutricionalmente.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo una tercera parte de los responsables de compra encuestados en Cataluña asegura adquirir algún tipo de alimento mejorado nutricionalmente. Se adquieren en mayor medida y de forma habitual productos ricos en fibra, en concreto en un 44% de las ocasiones. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre los encuestados de más edad: alcanza un 61% entre los hombres de más de 45 años y un 52% entre las mujeres de la misma edad. Además de los ricos en fibra, los encuestados catalanes adquieren habitualmente alimentos sin grasas saturadas (38% del total) y sin azúcares añadidos (38% del total) . Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Cataluña un 55% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y un 45% tampoco productos enriquecidos con Omega 3. Los productos enriquecidos con vitaminas y minerales solo son adquiridos por un 23% de los responsables de compra en Cataluña, fundamentalmente entre los encuestados de más de 45 años.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 74% de los encuestados en Cataluña tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 12% cree que tienen el mismo precio y un 0,5% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores catalanes de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 35% de los encuestados afirma que compra más productos alimenticios saludables que hace dos años, un 60% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 2% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, de las 9 comunidades objeto de este estudio, es Cataluña en la que en mayor medida, un 32%, los encuestados dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 20% dicen no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Sobre todo en la fecha de caducidad, un 88% de los encuestados en Cataluña; en los ingredientes, un 53%; y un 41% se fijan en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los productos alimenticios.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 43% de las personas entrevistadas en Cataluña.

Comunidad de Madrid

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en la Comunidad de Madrid

Un tercio de los consumidores madrileños demanda una oferta más amplia y variada de productos más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en la Comunidad de Madrid afirma comprar de manera habitual productos ricos en fibras, sin azúcares añadidos y sin grasas saturadas, entre otros

 

En la Comunidad de Madrid, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, casi un tercio de los madrileños encuestados, el 28%, desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios mejorados nutricionalmente (sobre todo los hombres, un 37% de los de entre 20 a 44 años). Además, para un 7% del total de encuestados en Comunidad de Madrid la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en la Comunidad de Madrid reclaman embutidos (39%) y lácteos y derivados (30% de las encuestadas) mejorados nutricionalmente, mientras que los hombres desearían encontrar bebidas (45% de los encuestados), y alimentos precocinados y embutidos (ambos en un 40% de los encuestados) mejorados nutricionalmente.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo una tercera parte de los responsables de compra encuestados en la Comunidad de Madrid asegura adquirir algún tipo de alimento mejorado nutricionalmente. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 47% del total.

Además de los ricos en fibra, los encuestados madrileños compran de manera habitual alimentos sin azúcares añadidos (45% del total) y sin grasas saturadas (42% del total). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Comunidad de Madrid un 48% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y un 44% tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 71% de los encuestados en la Comunidad de Madrid tiene la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 16% cree que tienen el mismo precio y el resto, un 1%, que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores madrileños de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. De hecho, un 38% de los encuestados afirma que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 58% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 2% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, es en la Comunidad de Madrid, donde un 14% de los encuestados afirman no leer nunca la información de los envases y etiquetas de los productos alimenticios, mientras que un 24% dice leer siempre dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Aparte de la fecha de caducidad, en la que se fijan un 87%, los madrileños encuestados se fijan sobre todo en los ingredientes, un 54%, y en el valor nutricional nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos, un 51% de los encuestados.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 55% de las personas entrevistadas en Comunidad de Madrid, el porcentaje más alto de las 9 comunidades objeto de este estudio.

Comunidad Valenciana

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en la Comunidad Valenciana

Uno de cada tres consumidores valencianos demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en la Comunidad Valenciana afirma comprar de manera habitual productos ricos en fibra, bajos en calorías y sin azúcares añadidos, entre otros

 

En la Comunidad Valenciana, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 71% de los casos era una mujer y en el 29% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, uno de cada tres valencianos encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables (sobre todo los hombres, un 44% de los de más de 45 años). Además, para un 5% del total de encuestados en la Comunidad Valenciana la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en la Comunidad Valenciana reclaman lácteos y derivados (30% de las encuestadas) y embutidos y alimentos precocinados (25%) mejorados nutricionalmente. También los hombres desearían encontrar lácteos y derivados (en un 46% de los encuestados más saludables o mejorados.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo uno de cada tres responsables de compra encuestados en la Comunidad Valenciana asegura adquirir algún tipo de alimento saludable. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 48% del total. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre las mujeres encuestadas de más edad: alcanza un 54%.

Además de los ricos en fibra, los encuestados valencianos compran de forma habitual alimentos bajos en calorías (42% del total) y los sin grasas saturadas y sin azúcares añadidos (37% en ambos casos). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en la Comunidad Valenciana un 50% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y un 44% tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 63% de los encuestados en la Comunidad Valenciana tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 19% cree que tienen el mismo precio y un 1% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores valencianos de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 33% de los encuestados afirman que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 59% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 5% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, casi tres de cada diez encuestados valencianos dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 23% aseguran no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Aparte de la fecha de caducidad, en la que se fijan un 86%, los valencianos entrevistados se fijan en los ingredientes, un 52% de los encuestados, y también, un 52%, en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 48% de las personas entrevistadas en la Comunidad Valenciana.

Galicia

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en Galicia

Un tercio de los consumidores gallegos demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Galicia afirma comprar de manera habitual alimentos ricos en fibra, sin grasas saturadas y sin azúcares añadidos, entre otros

 

En Galicia, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, un tercio de los gallegos encuestados desearía que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios más saludables o mejorados (sobre todo las mujeres, un 53% de las de entre 20 a 44 años). Además, solo para un 5% del total de encuestados en Galicia la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en Galicia reclaman lácteos y derivados (40% de las encuestadas) y embutidos (36%) mejorados nutricionalmente, mientras que los hombres desearían encontrar embutidos (un 47% de los encuestados) y alimentos precocinados (32% de los encuestados) más saludables.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo una tercera parte de los responsables de compra encuestados en Galicia asegura adquirir algún tipo de alimento mejorado nutricionalmente. Los productos ricos en fibra son los que en mayor medida se adquieren de forma habitual, en concreto un 53% de los encuestados, el mayor porcentaje de las 9 comunidades objeto del estudio.

Además de los ricos en fibra, los encuestados gallegos adquieren de forma habitual alimentos sin grasas saturadas (44% del total) y los bajos en calorías y sin azúcares añadidos (41% del total en ambos casos). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Galicia un 38% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y un 42% tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 74% de los encuestados en Galicia tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 17% cree que tienen el mismo precio y el resto, un 2%, que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores gallegos de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. De hecho, un 38% de los encuestados afirman que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 56% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 3% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, de las 9 comunidades objeto de este estudio, es Galicia en la que es menor el porcentaje de encuestados, un 8%, que afirman no leer nunca la información de los envases y etiquetas de los productos alimenticios, mientras que un 27% dice leer siempre dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Aparte de la fecha de caducidad, en la que se detienen un 90% y en los ingredientes, el 54%, los gallegos entrevistados se fijan en un 39% en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 53% de las personas entrevistadas en Galicia.

Islas Baleares

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en Islas Baleares

Un tercio de los consumidores baleares demanda una oferta más amplia y variada de productos más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Islas Baleares afirma comprar de manera habitual alimentos ricos en fibra, sin azúcares añadidos y bajos en calorías, entre otros

 

En Islas Baleares, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, un tercio de los baleares encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables (sobre todo las mujeres, un 42% de las de entre 20 a 44 años). Además, para un 10% del total de encuestados en Islas Baleares la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Tanto las mujeres como los hombres entrevistados en Islas Baleares reclaman lácteos y derivados (38% ellos y un 42% ellas) y aperitivos (un 31% ellos y un 29% ellas) más saludables o mejorados.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo una tercera parte de los responsables de compra encuestados en Islas Baleares asegura adquirir algún tipo de alimento saludable o mejorado nutricionalmente. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 50% del total.

Además de los ricos en fibra, los encuestados baleares adquieren de manera habitual (siempre o bastantes veces) alimentos sin azúcares añadidos (47% del total) y los bajos en calorías (39% del total). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Islas Baleares un 43% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y un 50% tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 71% de los encuestados en Islas Baleares tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 12% cree que tienen el mismo precio y el resto, un 1%, que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado a la intención de los consumidores baleares de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. De hecho es la comunidad donde mayor es el porcentaje, un 40%, de encuestados que afirman compran más alimentos saludables que hace dos años, y un 56% afirma comprarlos en la misma proporción, siendo solo un 3% los que dicen adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, de las 9 comunidades objeto de este estudio, es Islas Baleares en la que en mayor medida, un 30%, los encuestados dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 13% dicen no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Un 86% de los encuestados baleares se detienen en la fecha de caducidad, un 57% en los ingredientes; y un 46% en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 46% de las personas entrevistadas en Islas Baleares.

Navarra

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 212 en Navarra

Tres de cada diez consumidores navarros demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo uno de cada tres encuestados en Navarra afirma comprar de manera habitual productos ricos en fibra, sin grasas saturadas y bajos en calorías, entre otros

 

En Navarra, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 3.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, casi tres de cada diez navarros encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables (sobre todo las mujeres, un 32% de las de 20 a 44 años) o mejorados nutricionalmente. Además, para un 7% del total de encuestados en Navarra la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Los hombres entrevistados en Navarra reclaman aperitivos (aceitunas, snack, etc.), bebidas como refrescos, batidos y zumos; cereales y conservas (36% de las encuestadas en todos los casos) mejorados nutricionalmente, mientras que las mujeres desearían encontrar embutidos (en un 29% de las encuestadas) más saludables.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo uno de cada tres responsables de compra encuestados en Navarra asegura adquirir algún tipo de alimento saludable o mejorado. Son los productos ricos en fibra los que en mayor medida adquieren de forma habitual, en concreto un 47% del total. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre las mujeres encuestadas de más edad: alcanza un 53%.

Además de los ricos en fibra, los navarros encuestados compran de manera habitual alimentos sin grasas saturadas (38% del total) y productos bajos en calorías (36%)

Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en Navarra un 55% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y en similar proporción tampoco productos enriquecidos con Omega 3.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 66% de los encuestados en Navarra tienen la percepción de que los productos alimenticios saludables son más caros que los demás. Solo un 15% cree que tienen el mismo precio y un 0,5% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores navarros de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 33% de los encuestados afirman que compran más alimentos saludables que hace dos años, un 60% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 4% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, uno de cada cinco encuestados navarros dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo, destaca el hecho de que un 26% asegura no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Aparte de la fecha de caducidad, en la que se fijan un 85%, y en los ingredientes, el 47%, los navarros entrevistados se fijan en un 44% en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara al menos para un 46% de las personas entrevistadas en Navarra.

País Vasco

Encuesta a 1.900 consumidores de 9 comunidades autónomas para conocer sus hábitos de compra de productos alimenticios más saludables, 211 en País Vasco

Uno de cada cuatro consumidores vascos demanda una oferta más amplia y variada de productos alimenticios más saludables

Solo tres de cada diez encuestados en el País Vasco afirma comprarlos de manera habitual

 

En el País Vasco, se realizaron un total de 211 entrevistas telefónicas a responsables de la compra del hogar. En un 70% de los casos era una mujer y en el 30% se trataba de un hombre. Por edades, todos eran mayores de 20 años y el número de personas que vivían en los domicilios consultados era, de media, 4.

Cuidar la alimentación no siempre es una tarea fácil. De hecho, uno de cada cuatro vascos encuestados desearían que hubiera más variedad en la oferta de productos alimenticios saludables o mejorados (sobre todo las mujeres, un 35% de las de entre 20 y 44 años). Además, para un 6% del total de encuestados en el País Vasco la oferta de este tipo de productos no es suficiente.

Las mujeres entrevistadas en el País Vasco reclaman embutidos (42% de las encuestadas) y lácteos y derivados (26%) más saludables, mientras que los hombres desearían encontrar bebidas como refrescos, batidos y zumos (un 50% de los encuestados) mejoradas nutricionalmente.

Gana lo rico en fibra

EROSKI CONSUMER ha comprobado, en líneas generales, que solo tres de cada diez responsables de compra encuestados en el País Vasco asegura adquirir algún tipo de alimento bajo en sal, grasa, azúcar o con más fibra. En concreto, son estos últimos los que en mayor medida se adquieren de forma habitual, lo hacen el 46% de los entrevistados. Este porcentaje es sensiblemente mayor entre las mujeres encuestadas de más edad (a partir de 45 años): alcanza un 63%.

Además de los ricos en fibra, los encuestados vascos afirman adquirir de manera habitual (siempre o bastantes veces) los alimentos que contienen solo cereales integrales (38% del total) y los sin grasas saturadas y sin azúcares añadidos (36% en ambos casos). Por el contrario, a pesar del alto índice de afectados por hipertensión arterial a nivel nacional, en el País Vasco un 54% de los entrevistados asegura que nunca suele escoger alimentos sin sal o bajos en sal y en la misma proporción tampoco productos enriquecidos con Omega 3. Los productos enriquecidos con vitaminas y minerales solo son adquiridos por un 19% de los responsables de compra en el País Vasco, fundamentalmente entre los encuestados de más de 45 años.

Pese a la crisis...

Desde 2008, la crisis económica y social por la que atravesamos está influyendo mucho en el consumo. En muchos hogares en los que el presupuesto doméstico ha disminuido, la máxima de "apretarse el cinturón" es un mantra que se repite a diario. En este sentido, un 68% de los encuestados en el País Vasco tienen la percepción de que los productos alimenticios más saludables o mejorados son más caros que los demás. Solo un 15% cree que tienen el mismo precio y un 0,5% que son más baratos.

A pesar de ello, EROSKI CONSUMER comprobó que la crisis económica no ha alterado la intención de los consumidores vascos de mantener una dieta saludable y cuidar de su alimentación. Un 31% de los encuestados afirma que compra más alimentos saludables que hace dos años, un 66% afirma comprarlos en la misma proporción y solo un 1% dice adquirir ahora menos.

Información es poder

A la hora de hacer la compra, leer la información nutricional que acompaña a cada producto es fundamental. Así, además de obtener datos sobre las fechas de caducidad, instrucciones de manipulación y advertencias relacionadas con alergias; permite obtener referencias de las Cantidades Diarias Orientativas (CDO), de la energía (en Kilocalorías y Kilojulios) y de los nutrientes de los alimentos (como proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas).

En este sentido, uno de cada cuatro encuestados vascos dicen leer siempre la información que aparece en los envases y etiquetas de los productos alimenticios que va a adquirir. Sin embargo destaca el hecho de que un 23% aseguran no leer nunca o casi nunca dicha información.

Y ¿en qué información nos fijamos más? Aparte de la fecha de caducidad, en la que se detienen un 85%,y en los ingredientes, un 55%, los vascos entrevistados se fijan en un 41% en el valor nutricional que aparece en las etiquetas o envases de los alimentos.

Pero, a pesar de su importancia, la información sobre ingredientes y valor nutricional no se entiende de manera clara; al menos para un 48% de las personas entrevistadas en el País Vasco.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto