Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Λ

Sinusitis: un problema de narices

Los afectados de sinusitis pueden vivir meses, e incluso, años con la nariz taponada y las zonas que la rodean repletas de mucosidad

  ¿Catarro los 365 días del año? Aunque los síntomas sean similares, dificultad para respirar con normalidad y nariz taponada, es probable que un profesional diagnostique un tipo de sinusitis en lugar de un catarro. La sinusitis es un problema de salud común, sobre todo en invierno y en las zonas más húmedas y contaminadas. Afecta de forma notable a la calidad de vida de quienes la padecen.

En España, a pesar de la falta de datos epidemiológicos oficiales, se ha estimado que afecta a alrededor de un millón de españoles cada año. En estos momentos, junto a los tratamientos antibióticos de siempre, se han desarrollado distintos tipos de cirugías que pueden acabar con ella de forma definitiva.

Una enfermedad muy común

  La sinusitis consiste en la inflamación de los senos paranasales, su obstrucción y su posterior llenado de mucosidad. El interior de nuestra anatomía facial está configurado por varios de estos senos o cavidades, que se encuentran debajo y encima de los ojos, entre ellos y un poco por detrás, así como alrededor de la nariz. Estos se comunican entre sí y con las fosas nasales. En condiciones normales, deberían estar llenos de aire. Pero cuando se produce una inflamación de las mucosas, se obstruyen, se acumula el moco y se produce una infección que hay que tratar.

Está claro que la respiración nos conecta con la vida. Pero inhalar y expeler aire de forma fluida no resulta nada sencillo ni espontáneo para las personas que sufren de sinusitis. Esta afección es tan común como molesta: quienes la padecen pueden llegar a vivir durante meses y, a veces, años con la nariz taponada y las zonas que la rodean repletas de mucosidad. Para ellas, respirar de forma correcta es casi imposible. Lo intentan con la ayuda de gotas nasales que pueden crear dependencia, distintos remedios caseros y, a menudo, se conforman con respirar por la boca, con el inconveniente de que se reseca y se perjudica la garganta. La sinusitis consiste en la inflamación de los senos paranasales, su obstrucción y su posterior llenado de mucosidad. El interior de nuestra anatomía facial está configurado por varios de estos senos o cavidades, que se encuentran debajo y encima de los ojos, entre ellos y un poco por detrás de estos, así como alrededor de la nariz. Estos se comunican entre sí y con las fosas nasales. En condiciones normales, deberían estar llenos de aire. Pero cuando se produce una inflamación de las mucosas, se obstruyen, se acumula el moco y se produce una sobreinfección que hay que tratar.

La gripe puede favorecer el desarrollo de una sinusitis

¿Qué siente la persona afectada? La nariz muy congestionada y obstruida, goteo postnasal, de modo que nota cómo le cae mucosidad por la parte posterior de la nariz que se traga continuamente, dolor facial, sensación de malestar, a veces, dolor de cabeza e, incluso, fiebre. Con frecuencia, estos síntomas se pueden confundir con los del resfriado común. Ahora bien, ste es menos profundo que la sinusitis, provoca menos congestión, goteo nasal y no produce dolor facial.

Aguda, crónica y recurrente

Se han catalogado diferentes tipos de sinusitis, según su duración y frecuencia de aparición:

  •   Sinusitis aguda. Es un proceso que dura menos de cuatro semanas y que tiende a remitir espontáneamente por sí solo. Tanto el catarro como la gripe u otros procesos virales pueden producir una inflamación que congestiona la nariz y favorece las sinusitis. Pero una vez que se superan estos procesos gripales, todo vuelve a la normalidad y la sinusitis aguda remite.
  • Sinusitis o rinosinusitis crónica. Cuando dura más tiempo, en torno a doce semanas, se la considera una rinosinusitis crónica. Sus causas son muy variables: alergia, desviación del tabique nasal, presencia de pólipos, consecuencia de haber llevado una sonda nasogástrica, desarrollo de trastornos hormonales, fibrosis quística, ciertas enfermedades de origen dentario (sobre todo cuando la raíz de un diente de la arcada dentaria superior está deteriorada, lo que puede afectar el seno maxilar).
  • Rinosinusitis recurrente o recidivante. Se trata de múltiples cuadros de rinosinusitis aguda que aparecen varias veces al año. En estos casos, los pacientes deben acudir a la consulta y, si fuera necesario, someterse a una operación.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto