Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

La patata no entiende de crisis ni de calorías

Las variedades de la patata se distinguen por su contenido en almidón, un componente que determina la idoneidad culinaria de cada patata, ya sea para freír, asar o cocer, entre otras modalidades

Ni tan calórico, ni conveniente para las articulaciones

Entonces, ¿engorda la patata cocida?

  En la patata, lo que determina las calorías no es su contenido en carbohidratos sino su empleo culinario. Las patatas fritas casi cuadruplican las calorías (290 Kcal/100 gramos) en comparación con la misma cantidad de patata hervida, asada o al vapor (80 Kcal). Diferentes platos, preparados de maneras diversas y con las técnicas culinarias apropiadas, diversifican la dieta y la hacen más apetecible y viable, pero no todas las preparaciones de patata sirven para todas las dietas terapéuticas. Su papel energético es útil para aumentar las calorías de caldos, sopas, purés o ensaladas, enfocado a preparar platos hipercalóricos para personas desnutridas e inapetentes. Estas opciones son igual de acertadas para quienes necesitan más energía como niños y deportistas.

Tipo de preparación (100 gramos de patata) Energía (Kilocalorías/100 gramos)
Al vapor 70 Kcal
Cocidas o hervidas 80 Kcal
Asada al horno 101 Kcal
Salteada 134 Kcal
Patatas fritas 290 Kcal
Guisadas o estofadas ¿? El valor energético dependerá de la cantidad de aceite usada para guisar
Patatas fritas de bolsa 538 Kcal
Patatas al vapor, cocidas o hervidas, asadas, aliñadas con aceite Al valor energético de la patata cocinada, se suman 90 Kcal por cada cuchara sopera de aceite empleada. Así, 100 g de patata cocida (80Kcal) aliñada con dos cucharadas de aceite de oliva (180Kcal), proporciona 260 Kcal.

Por tanto, ningún alimento engorda o adelgaza por sí solo, es el conjunto de alimentos consumidos a lo largo del día y la costumbre alimentaria que se tenga de comer (cantidades, forma de cocinado, tipo de alimentos...) lo que redunda en un consumo global de más o menos calorías. La patata cocida tal cual aporta pocas calorías respecto a otras preparaciones de patata, como puede ser frita o en comparación a otros alimentos o platos habituales en los menús (croquetas, bollería, embutidos, quesos, dulces, etc.), también más energéticos.

Patata y dolencias articulares

  Hay alimentos que por su composición favorecen la inflamación, lo que agrava las molestias en las dolencias articulares en personas sensibles. Entre ellos se encuentran los vegetales de la familia de las solanáceas (Solanaceae), que incluye patatas, tomates, berenjenas y pimientos. Todos ellos tienen en común su contenido en glicoalcaloides tóxicos y uno de ellos, la solanina, es la sustancia más reconocida. En el organismo humano la acumulación de glicoalcaloides afecta a las colinesterasas, grupo de enzimas encargadas de controlar los procesos de inflamación celular. La inhibición de dichas enzimas se asocia con espasmos musculares, debilidad, dolor y rigidez músculo-esquelética, y podría explicar el malestar articular en personas que sufren de artritis sensibles a estos compuestos químicos. Aunque la mejora genética de la patata ha reducido la presencia de estos tóxicos naturales, el consumo frecuente de este tubérculo, y en cantidad abundante, puede no resultar indicado para personas sensibles porque puede empeorar los síntomas de la artritis. Estos glicoalcaloides son más abundantes en las patatas viejas y en las zonas verdes de dichos vegetales, por lo que convendrá evitar estas partes. Por eso es muy importante llevar a cabo una correcta conservación tras la recolección: las patatas se han de almacenar en lugares oscuros, frescos y protegidos de la luz del sol directa. Con la cocción se reduce hasta en un 50% la concentración de alcaloides, aunque puede resultar insuficiente para individuos sensibles.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto