Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 125 gimnasios en 18 capitales de nuestro país: La atención al cliente y el asesoramiento médico-deportivo continúan siendo deficientes

Las diferencias son significativas: un 14% de los establecimientos no supera el examen de la revista, mientras que uno de cada tres logra el "muy bien" o "excelente"

Matrícula y cuota mensual

  Las tarifas de los gimnasios dependen en gran medida de sus características y de la enorme variedad de servicios que ofrecen, pero también influye la ciudad en la que se ubiquen. El pago de la matrícula de inscripción, que se abona una única vez, es obligatoria en casi tres de cada cuatro centros (proporción similar a la del anterior estudio), aunque en el momento en el que se hizo la visita, septiembre, un 17% de los gimnasios que la tienen establecida no exigía su pago y un 20% ofrecía distintos descuentos. El coste medio de la inscripción en los gimnasios que disponen de zona de aguas o SPA (por ejemplo piscina, sauna o jacuzzi) asciende a 83 euros (90 euros era el precio en 2008), aunque existen diferencias considerables entre las capitales. El importe medio más caro se encontró en los gimnasios de Vitoria y Bilbao, con 135 euros de media, los menos onerosos se localizaron en Córdoba y Valladolid, con 35 euros de media. La matrícula en los gimnasios sin SPA tiene un coste medio de 48 euros (44 euros en 2008). En este caso, las variaciones entre capitales son menores (de los 60-70 euros de media en Vitoria, Zaragoza, San Sebastián y Valencia, a los escasos 20 o 30 euros de Granada y Murcia).

El coste medio de la mensualidad de los gimnasios es de 56 euros, pero de nuevo influye si el centro cuenta o no con zonas de aguas: si disponen de ella la cantidad asciende a 63 euros. La mensualidad más cara se encontró en un gimnasio de Madrid, donde había que pagar 125 euros todos los meses (en otro de Bilbao la cuota era de 115 euros). Los más económicos se localizaron en Valladolid (un gimnasio solo cobra 33 euros al mes), Córdoba (35 euros) y otro de Barcelona (37 euros). Por tanto, conviene comparar los precios de los gimnasios en cada ciudad, ya que una persona puede llegar ahorrarse hasta 89 euros en la capital madrileña, 50 en Bilbao y unos 40 euros en capitales como Valencia, Barcelona y Zaragoza. En los gimnasios que no cuentan con SPA la mensualidad media es de 53 euros. En este caso, también se recomienda al consumidor que compare precios antes de inscribirse porque en ciudades como Valencia se puede llegar ahorrar 125 euros al mes. En Madrid también hay una importante diferencia entre el gimnasio más caro y el más barato (65 euros al mes), mientras que en el resto de capitales las diferencias encontradas son menores, van de los 10 a los 30 euros al mes, aunque al cabo del año suponen una cantidad importante.

El pago de la matrícula es obligatorio en tres de cada cuatro centros visitados

EROSKI CONSUMER ha comparado la relación entre la calidad y el precio de los veinte gimnasios más caros y los veinte más económicos. Se han encontrado disparidades, aunque no excesivamente sustanciales: los veinte más caros (cobran una media de 90 euros mensuales) obtienen una nota media de 7,2 puntos, mientras que los veinte más baratos, que apenas cobran 36 euros mensuales de media, consiguen una nota de 6,3 puntos. Incluso entre los más baratos hay 3 gimnasios que obtienen notas medias superiores a los 7,5 puntos. Es decir, se trata de gimnasios con una más que atractiva relación calidad-precio, ubicados en Córdoba, Valladolid y Alicante. Respecto a los más caros, dos de ellos ni siquiera llegan al aprobado, es decir, su relación calidad/precio es muy mala (son caros y no superan el análisis de calidad). No obstante, dos de los veinte más caros consiguen una calificación de "excelente" y otros doce llegan al "muy bien".

Tarifas y horarios a la carta

No siempre se dispone del tiempo necesario para acudir al gimnasio. Por eso, algunos establecimientos ofrecen tarifas reducidas para estos casos: el 44% disponen de planes de precios reducidos si el cliente opta por acudir solo en horario de mañana. Esta práctica es habitual en localidades como Barcelona, Granada, Sevilla y Málaga (lo ofertan más de tres de cada cuatro gimnasios de estas capitales) o Valladolid (dos de cada tres) y nada común en Murcia, Oviedo y San Sebastián (ningún gimnasio analizado lo ofrece). El precio en este caso se reduce a los 45 euros de media mensuales. El horario reducido de tarde es aún menos habitual: solo lo contemplan el 14% de los centros. La tarifa mensual en este caso es de 58 euros, poco menos que la media de 65 euros. Además, se ofrecieron a los técnicos de esta revista en su visita otra serie de descuentos u ofertas: desde el 10% al 20% de la cuota mensual si se pagan por adelantado unos meses o incluso un año. Muy habitual en los gimnasios de Murcia (la mitad lo ofrece), Málaga, Alicante y Madrid (en torno al 40%-45% de los centros lo recoge); algo más de uno de cada cuatro centros ofrece descuentos en el caso de ser mayores de 60 años, menores de 15, por apuntarse más de un miembro de la familia, etc., o si se es estudiante (un 7% lo contempla).

Así todo, los horarios que ofrecen este tipo de centros son amplios: siete de cada diez gimnasios abren tanto sábados como domingos (aunque muchos cierran un día por la tarde), solo el 15% de los visitados no abre los fines de semana y otros tantos abren solo los sábados.

Los gimnasios permanecen abiertos al público casi 15 horas de media en días laborables (misma media que en 2008) y 8 horas los sábados y domingos (7 horas fue la media en 2008). Los que mayores facilidades ofrecen son los gimnasios de Barcelona (16 horas de media permanecen abiertos los laborables y 10 los sábados y domingos), así como los de Madrid, Granada y Valencia. Los que menos horario de apertura tienen son los gimnasios de Oviedo y Logroño (abren de media 13 horas en días laborables y solo durante 5 los fines de semana).

Para elegir bien: conocer antes de contratar

En ocasiones, la decisión de ir a un gimnasio se toma a la ligera: después de las vacaciones, como primer propósito del año... Sin embargo, la elección del local en cuestión no debe ser tan rápida, conviene tomarla con calma y atender a una serie de cuestiones:

Localización

  • Ubicación: no es uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un gimnasio, pero las instalaciones deben estar a una distancia razonable de los lugares que más se frecuentan en la rutina diaria. Eso evitará que se encuentren excusas para dejar de ir.
  • Horarios: es importante saber cuáles son para conocer la disponibilidad de las actividades deportivas en las que se está interesado. También las fechas en las que cierra: festivos, vacaciones de verano, etc.

Actividades, servicios y tarifas

  • Contrato de adhesión: es fundamental leer bien la letra pequeña antes de firmarlo para conocer todos los compromisos que se adquieren: por ejemplo, cuál es la forma de pago (algunos obligan a domiciliar la cuota), qué ocurre si se da de baja temporalmente, etc.
  • Instalaciones, material y actividades: hay que asegurarse de que se ofrecen las clases y actividades deseadas. Además, también conviene fijarse en si hay suficiente material (más de una máquina para cada ejercicio), de calidad, en buenas condiciones de uso y ordenado. También es importante ver si las instalaciones son espaciosas y tienen la suficiente iluminación.
  • Examen médico: es imprescindible que los centros presten atención al estado de salud de sus usuarios. Por eso, es importante confiar en los establecimientos que realicen un chequeo médico completo.
  • Coste: es fundamental comprobar las tarifas y realizar una comparación entre los diferentes centros. Hay que fijarse en los servicios y actividades que incluye la mensualidad.

Limpieza e higiene

  • Limpieza y conservación: es uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir bien un gimnasio, ya que todo centro debe cumplir unas normas de higiene. Los vestuarios, los baños y las instalaciones deben estar en buen estado de conservación y limpieza para prevenir riesgos.
  • Ventilación: hay que asegurarse de que las instalaciones tienen los suficientes sistemas de ventilación para evitar que el ambiente esté muy cargado, malos olores o temperaturas excesivas.

Personal cualificado

  • Titulación: el personal supervisa la actividad de las salas de máquinas, dirige las clases, resuelve dudas y asesora. Debido a su importancia, tiene que tener la titulación adecuada: licenciado en educación física, técnico superior en actividades físicas, título homologado y oficial de entrenador deportivo, etc.
  • Visita: es recomendable conocer cómo son las instalaciones y en qué situación se encuentran. Es posible solicitar al personal realizar una visita guiada por las diferentes salas del local antes de decidirse por un establecimiento u otro.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto