Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Λ

La enseñanza musical: una sinfonía de cuatro movimientos

Canto, cuerda, viento y percusión. Manos precisas y oído fino. Ritmo y armonía. Capacidad de traducir un lenguaje gráfico a un lenguaje universal. Talento para provocar emociones. Disciplina y constancia. La primera nota en la niñez. El solo magnífico en la edad adulta. Una carrera ligada a la vida, que es profesión y, sobre todo, pasión.

Preludio

La base más sólida de la enseñanza musical se construye durante la infancia, paralela al desarrollo del habla y de la escritura. Se imparte desde los tres hasta los seis años mediante recursos lúdicos como juegos y dramatizaciones, canciones y audiciones, movimiento y uso de instrumentos de percusión. Este método concreto de iniciación musical ha sido desarrollado por dos escuelas de música de Navarra y transporta al alumno desde la intuición a la comprensión. Su objetivo es desarrollar aspectos como la percepción, la creatividad y la expresión.

  
Grupo de 4º de Iniciación Musical (6 años). Expresión instrumental con xilófonos y metalófonos. Rubén García Blázquez
  
4º de Iniciación Musical (6 años). Actividad de Audición Musical. Rubén García Blázquez

Adagio

Los estudios de grado elemental se imparten en las escuelas de música, tanto públicas como privadas, y cada centro tiene cierta libertad para elaborar su plan de formación. El programa, que puede comenzarse con seis años, se compone de cursos comunes y de varios años de preparación para el conservatorio de grado profesional. Los alumnos que no tienen proyección o intención de ingresar en el conservatorio, pueden continuar formándose en las escuelas privadas o comenzar sus estudios a cualquier edad.

  
1º de Lenguaje Musical (8 años). Rubén García Blázquez
  
Clase de violín. Ana Garay, y Andrea Oteiza siguen las indicaciones del profesor Daniel Sádaba. Rubén García Blázquez
  
Julen Beloki en clase de trombón. Rubén García Blázquez
  
Clase de Guitarra clásica. El profesor Alberto Martín con el alumno Aimar Beloki. Rubén García Blázquez
  
Coro infantil. En primer plano Irene Ramos y Daniel Piñeiro. Rubén García Blázquez
  
Agrupación de cuerda (violines y violoncellos). En primer plano Carla León afinando el violín. Rubén García Blázquez
  
Igor Saénz dirigiendo la agrupación de cuerda en la Escuela de Música Lino Otano del Valle de Aranguren (Navarra). Rubén García Blázquez
  
Andrea Sola, alumna de Nivel III, interpretando el Vals de Amelie. Rubén García Blázquez
  
Agrupación de cuerda de la Escuela Lino Otano y la violoncelista Alba Rodríguez, de 5º curso. Rubén García Blázquez

Minuetto

El examen de acceso al conservatorio de grado profesional se compone de varias pruebas. La más importante es la instrumental, que representa el 70% de la nota. Es la más difícil, ya que hay un límite de plazas por cada instrumento. El resto de pruebas son de lenguaje musical: el alumno debe transcribir en un pentagrama la melodía que ha escuchado, analizar una partitura y también cantar y entonar. Los que superan el examen comienzan los estudios de grado profesional, que duran seis años y coinciden con los de ESO y Bachillerato. El sacrificio de compaginar las dos enseñanzas fuerza a algunos escolares a dejar el conservatorio, ya que a las horas de instituto hay que sumar las nueve semanales de educación musical, más las infinitas horas dedicadas en casa a estudiar y tocar el instrumento.

  
Laura Ridruejo y sus alumnos/as en clase de Lenguaje Musical. Primero de Grado Profesional. Rubén García Blázquez
  
Plano detalle de una marimba y baquetas durante una interpretación. Rubén García Blázquez
  
Leire Colomo, Uxua Echeverría e Irene Elía en clase de percusión. Rubén García Blázquez
  
Ángela Escauriaza y Aida Scavuzzo. Alumnas de 6º de violoncello. Rubén García Blázquez
  
Sofía Esparza. 6º de Arpa. Rubén García Blázquez
  
Sofía Esparza y la profesora de arpa Estíbaliz Aldecoa. Rubén García Blázquez
  
Koldo Pastor dirigiendo la orquesta en las nuevas instalaciones del Conservatorio Profesional de Pamplona. Rubén García Blázquez
  
De izquierda a derecha y de arriba abajo: trompas, flauta travesera, violoncellos y fagot. Rubén García Blázquez
  
Alumnos y alumnas de Grado profesional salen de la clase de orquesta. Rubén García Blázquez

Finale

Tras quince años de enseñanza, aproximadamente, el alumno que quiera dedicarse profesionalmente a la música puede cursar estudios de grado superior. Equivalen a una carrera universitaria y hay varias especialidades llamadas itinerarios: composición, interpretación, musicología, pedagogía, etc. Se imparten 16 horas de clase presencial a la semana y cada itinerario encamina al estudiante para trabajar como intérprete, investigador o profesor. En realidad, la progresión musical nunca termina, es un modo de entender la vida.

  
Clase de Batería Jazz en el Conservatorio de Grado Superior. Carlos Cía, en primer término, y el profesor Juan Mari Urriza. Rubén García Blázquez
  
Luis San Martín impartiendo clase de Sociología de la Música. Rubén García Blázquez
  
Clase de interpretación de 2º de Viola de Grado Superior. Fernando López dando clase a Mario García. Rubén García Blázquez
  
Imágenes de la Big Band del Conservatorio Superior de Navarra. Contrabajo a la izquierda y saxofón tenor y trombones a la derecha. Rubén García Blázquez

Otros 'En imagenes' que pueden interesarte

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto