Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Λ

Vender una casa, ¿misión imposible?

Mantener una actitud negociadora respecto al precio final y mostrar un aspecto inmejorable del inmueble es fundamental para que el comprador se decida por la compra del inmueble

  "Te vendo mi piso. Recién reformado. Buena ubicación. Urge. Precio negociable". Este es uno de los tantos anuncios que desde hace un tiempo invaden farolas, periódicos, webs especializadas, marquesinas de autobús... No hay duda de que se ha producido un cambio de ciclo en el sector inmobiliario, y que atrás quedaron los años de bonanza económica cuando todo se vendía "casi" al precio que al propietario se le antojaba.

Y es que ya no basta con el típico cartel de colores llamativos colgado en el balcón o en el portal de la vivienda, el vendedor debe exprimir todas las posibilidades para seducir al comprador, que ahora más que nunca tiene donde elegir. La cuenta atrás ha comenzado para muchos: el tiempo pasa pero su cartel de "Se vende" no desaparece de la ventana. Es el momento de replantearse la estrategia. ¿El primer paso? Revisar el precio de venta del inmueble.

La respuesta está en el precio

No hay duda de que el precio del piso es una de las cuestiones que quita el sueño a un gran número de propietarios. Es obvio que es el elemento clave para que un inmueble se venda o no, y hoy ese valor no debe estar sobredimensionado sino que ha de ajustarse al máximo.

Para calcular el precio real del piso, el propietario debe hacer un estudio de mercado de otras casas cercanas también en venta

El vendedor tiene que saber que de nada sirve compararse con el vecino de arriba, y con el precio que él consiguió por la venta de su piso el año pasado. Pero, como es lógico, los propietarios aún arrastran las técnicas de venta que funcionaban antes de que comenzara la crisis del ladrillo. En ese momento reinaba la máxima de "esperar es ganar". Sin embargo, hoy esta estrategia ya no vale. Esperar, en estos momentos, significa no vender. Para solucionarlo, los precios sobrevalorados que tienen algunos inmuebles deben ajustarse hasta encontrar comprador, siempre y cuando el propietario necesite vender a toda prisa. Si, por el contrario, goza de un margen de tiempo considerable, puede esperar sin rebajar el precio de salida y mantenerlo.

Otro de los errores más comunes es fijar el precio de venta de la casa con el único criterio de "¿cuánto me hace falta?". En muchas ocasiones, al intentar responder a esta pregunta los propietarios eligen precios que están por encima del verdadero valor del inmueble, que cubren sus necesidades pero que resultan irreales.

¿Cómo calcular la rebaja?

  Los expertos inmobiliarios estiman que un piso de segunda mano tarda entre nueve y 12 meses en venderse, una vez que su propietario se ha visto obligado a rebajar su precio. Pero la pregunta es: ¿cuánto tiene que bajarlo? Es muy aconsejable que el propietario que se encuentra en esta tesitura elabore por sí mismo un pequeño estudio de mercado que le ayude a calcular el verdadero valor de su vivienda. En el precio de un inmueble influyen múltiples factores: el tamaño de la vivienda, el barrio y la calle donde se encuentra, la antigüedad de la finca, la calidad del portal y las escaleras, el estado de conservación del interior de la vivienda, si tiene terraza o no...

Por ello, para decidir cuál es el precio justo de su casa, quien desee vender tiene que acotar su estudio de mercado a la zona en la que está ubicado su inmueble y seleccionar un conjunto de viviendas similares que se encuentren en venta. Después, deberá intentar conocer los precios que han fijado sus respectivos propietarios y comparar el importe y las prestaciones de cada una de ellas con la que él mismo posee. Llegados a este punto, hay que ser muy estricto y juzgar con absoluta imparcialidad. Además, se debe de ser crítico y observar la propia vivienda con los ojos con los que la mirarían los posibles compradores. Todo esto será de gran ayuda para que el vendedor fije un precio de mercado razonable. Porque hay mucha gente que tiende a sobrevalorar su casa por el mero hecho de que es suya.

Adiós al cartel fosforito

Hasta hace relativamente poco tiempo, el cartel de colores llamativos era el instrumento indispensable al que los particulares acudían para hacer saber que su propiedad estaba a la venta. Los hay de colores, reimpresos, de tela de hule específicos para exteriores... Pero, tal es la saturación de anuncios en portales y ventanas que muchas veces pasan inadvertidos al ojo humano.

  Este es el momento para que los vendedores se esfuercen un poco y realicen inversiones para dar publicidad a su casa. El cartel convencional de "Se vende" se debe mantener pero hay que ir más allá y confiar en otros soportes. Para conseguirlo, es muy recomendable elaborar un buen anuncio que recoja todo aquello que los vendedores quieren transmitir de su vivienda y colgarlo en portales web especializados en el mercado inmobiliario, sin olvidar otros medios como la prensa escrita o los cuadernillos especializados. El texto debe incluir: el precio, el tamaño construido y útil de la vivienda, el número de habitaciones y el estado del inmueble, así como información sobre medios de transporte, si hay colegios cerca o cualquier otro mensaje positivo del barrio en el que se encuentra la vivienda. Por último, un teléfono o e-mail de contacto.

Otro punto interesante es saber explotar las posibilidades que brinda Internet y ofrecer de esta manera mucha más información útil. Así, el anuncio debería ir acompañado de un buen número de fotografías de calidad. En ellas se deben mostrar todos los espacios de la vivienda, y en especial, la cocina y el baño con detalle del estado de los electrodomésticos y sanitarios. Incluso muchas de estas webs permiten a los vendedores colgar vídeos de sus inmuebles que recrean con un alto grado de realismo las estancias de la casa.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto