Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades españolas: Generamos menos basura aunque los ayuntamientos facilitan poca información sobre su gestión

La cantidad de residuos ha descendido un 4% desde 2008. La mitad de las ciudades analizadas no quiso facilitar el porcentaje de recuperación de la basura recogida

17 ciudades, una a una

 

A Coruña

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de A Coruña

A Coruña genera un 4% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,26 kilos de desperdicios al día, aproximadamente en la media del estudio, 1,24

  A Coruña fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado. La ciudad gallega produjo 112.771 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 3,7% menos que en 2008. Se sitúa muy cerca de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, cada ciudadano generó en A Coruña 1,26 kilos de basura al día el año pasado, un 4% menos que hace dos años y en la media del estudio (1,24).

El Ayuntamiento coruñés recoge los residuos con contenedores dispuestos en la calle. No cuentan con un sistema de recogida neumática (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada), aunque el vidrio lo recogen puerta a puerta. Los ciudadanos pueden depositar, entre las ocho de la tarde y la medianoche sus residuos domiciliarios en los contenedores, excepto en verano cuando el horario de depósito es de diez a doce de la noche.

A Coruña cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,20 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 2 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Sin embargo, no hay contenedores de envases, sino que se tiran al recipiente destinado a la fracción resto. Aun así, existen, 5 ecoparques o puntos limpios destinados para residuos voluminosos que no cuentan con contenedor propio, son 4 fijos y 1 móvil.

La materia orgánica se recoge de manera selectiva todos los días de la semana a través de contenedores específicos de color naranja o marrón. Este sistema está implantado en toda la ciudad, un aspecto que la diferencia del resto de capitales analizadas (solo ocurre en Barcelona, Valencia y Valladolid). Estos desperdicios orgánicos se llevan a una planta de biometanización y compostaje y se convierten en compost y biogás para generar energía eléctrica.

La ciudad gallega fue una de las pocas ciudades que proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Así, se recupera el 35% del total de papel y cartón recogidos, el 39% de vidrio, el 20% de envases, el 34% de pilas y el 51% de materia orgánica.

Lo mejor y lo peor en A Coruña

  • Lo mejor: con respecto a 2008, ha disminuido en casi un 4% la cantidad total de basura recogida en la ciudad. Además, la capital gallega cuenta con la segunda mejor proporción de contenedores de papel-cartón por cada 500 habitantes (dos).
  • Lo peor: no hay contenedores de recogida selectiva de envases, se recogen con la fracción resto.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año en función de la categoría fiscal de la calle: entre 58,59 y 66,86 euros.

Alicante

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Alicante

Alicante genera un 11% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano tiró 1,23 kilos de desperdicios al día, aproximadamente en la media del estudio, 1,24

  Alicante fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado en estos dos años. La ciudad alicantina produjo 149.728 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, casi un 11% menos que en 2008. Se sitúa así muy por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. En este sentido, en la capital alicantina, cada ciudadano generó 1,23 kilos de basura al día el año pasado, un 11% menos que hace dos años y en la media del estudio (1,24).

En la capital alicantina el principal sistema de recogida de residuos es el de los contenedores en la calle. Los ciudadanos pueden depositar entre las nueve y medianoche sus residuos domiciliarios y la recogida se lleva a cabo todos los días del año.

Así, Alicante cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,66 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,24 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Sin embargo, la dotación de contenedores de envases no es suficiente, ya que cuenta con 0,69 por cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 3 ecoparques (o deixalleries) para residuos voluminosos, 1 fijo y 2 móviles, aunque existen 10 puntos fijos más destinados a los residuos de pequeño tamaño.

En la ciudad alicantina, sin embargo, no se recoge de manera selectiva la materia orgánica y fue una de las nueve capitales analizadas donde no se proporcionaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que se crean año tras año.

Lo mejor y lo peor en Alicante

  • Lo mejor: ha reducido en casi un 11% la cantidad de basura recogida el pasado 2010 con relación a los datos obtenidos en 2008; un porcentaje por encima de la media. Otro de los puntos satisfactorios es que hay recogida de residuos todos los días.
  • Lo peor: el número de contenedores para la recogida de envases por cada 300 habitantes no llega a la media del estudio ni a lo exigido por el PNIR. Alicante solo cuenta con un ecoparque o punto limpio fijo, cuando una ciudad más pequeña como Oviedo dispone de dos.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año según la categoría fiscal de la calle y el tamaño de la vivienda: entre 20,38 y 51,79 euros.

Barcelona

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Barcelona

Barcelona genera un 2% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Sin embargo, cada ciudadano tiró 1,43 kilos de desperdicios al día, por encima de la media del estudio (1,24) y una de las ratios más altas del estudio

  Barcelona fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que desde el último estudio la población ha aumentado. La ciudad condal produjo 844.140 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 2% menos que en 2008. Sin embargo, se sitúa por debajo de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, en la capital catalana, cada ciudadano generó 1,43 kilos de basura al día el año pasado, un 2% menos que hace dos años, pero una de las ratios más altas del estudio.

La capital catalana es una de las pocas ciudades que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. Los ciudadanos pueden dejar en los contenedores, entre las ocho de la tarde y las diez de la noche, sus residuos domiciliarios (la fracción orgánica y resto). Mientras que el horario de depósito del vidrio es durante el día, de ocho de la mañana a diez de la noche.

Sin embargo, la ciudad condal no cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 0,94 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 0,95 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 0,56 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 39 ecoparques (o deixalleries) para residuos voluminosos, 29 fijos y 10 móviles, el mayor equipamiento del estudio.

En este sentido, la materia orgánica se recoge de manera selectiva todos los días de la semana a través de contenedores específicos de color naranja o marrón. Este sistema está implantado en toda la ciudad, un aspecto que la diferencia del resto de capitales analizadas (solo ocurre en A Coruña, Valencia y Valladolid). Estos desperdicios orgánicos se llevan a los ecoparques y se convierten en compost y energía.

La capital catalana fue una de las pocas ciudades que proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Así, se recupera el 57% del total de papel y cartón generado, el 56% de vidrio, el 21% de envases y el 46% de materia orgánica.

Lo mejor y lo peor en Barcelona

  • Lo mejor: es la capital, de todas las estudiadas por la revista, que tiene el mayor número de ecoparques o puntos limpios (39). La materia orgánica se recoge de manera selectiva en toda la ciudad.
  • Lo peor: apenas ha reducido un 2% (la media es 4%) la cantidad de desperdicios recogidos durante el pasado año y es la tercera ciudad que más kilogramos de basura genera por habitante al día (1,43).
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos está englobada en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que pagan los ciudadanos.

Bilbao

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Bilbao

Bilbao genera casi un 10% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,25 kilos de desperdicios al día, aproximadamente en la media del estudio, 1,24

  Bilbao fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, y eso que la población prácticamente se ha mantenido en estos dos años. La ciudad vizcaína produjo 160.653 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 10% menos que en 2008. Se sitúa así muy por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, en la capital bilbaína, cada ciudadano generó 1,25 kilos de basura al día el año pasado, casi un 10% menos que hace dos años y en la media del estudio (1,24).

La capital vizcaína es una de las pocas ciudades que ha implantado en algunas zonas de la ciudad un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. Eso sí, el principal sistema de recogida se realiza mediante islas o puntos con contenedores. Los ciudadanos pueden depositar entre las ocho y media de la tarde y las diez y media de la noche sus residuos domiciliarios.

Así, Bilbao cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,13 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 1,49 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 1,22 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 6 ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, 4 fijos y 2 móviles.

En este sentido, la materia orgánica se recoge de manera selectiva los martes y los viernes a través de contenedores específicos de color gris o marrón. Sin embargo, este sistema tan solo es una experiencia piloto y no está implantado en toda la ciudad, como ocurre en otras ciudades más avanzadas en esta materia como A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid. Estos desperdicios orgánicos se convierten finalmente en compost.

La capital bilbaína fue una de las pocas ciudades que proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Así, se recupera el 36% del total de papel y cartón recogido, el 57% de vidrio, el 20% de envases, el 45% de pilas y el 4% de materia orgánica.

Lo mejor y lo peor en Bilbao

  • Lo mejor: la cantidad total de residuos urbanos recogidos en 2010 con respecto a 2008 ha descendido en un 10% (la media general es de una reducción de un 4%). Asimismo, hacen recogida selectiva de la materia orgánica doméstica.
  • Lo peor: el número de contenedores para la recogida de vidrio por cada 500 habitantes y de envases por cada 300 vecinos no llega a la media general. La materia orgánica no se recoge de forma selectiva en toda la ciudad, tan solo en un barrio.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al trimestre según la categoría fiscal de la calle: entre 10,04 euros y 42,25 euros.

Granada

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Granada

Granada genera un 11% más de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,58 kilos de desperdicios al día, la ratio más alta del estudio (la media global es de 1,24 kilos)

  Granada fue una de las pocas ciudades del estudio que no cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población haya aumentado. La ciudad andaluza produjo 137.683 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 12,5% más que en 2008. Se sitúa muy lejos de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, cada ciudadano generó en Granada 1,58 kilos de basura al día el año pasado, un 11% más que hace dos años, la mayor proporción del estudio (la media global es de 1,24 kilos).

El Ayuntamiento granadino recoge los residuos en contenedores dispuestos en la calle. No cuentan con un sistema de recogida neumática (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada). Los ciudadanos pueden depositar sus residuos domiciliarios en los recipientes entre las ocho de la tarde y las once de la noche.

Granada cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,30 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,38 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Sin embargo, en materia de contenedores de envases no alcanza la dotación recomendada y se queda en 0,96 por cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Aun así, existen, 2 ecoparques, 1 fijo y 1 móvil, para los residuos voluminosos.

En la ciudad granadina no se recoge de manera selectiva la materia orgánica, aunque en la planta de tratamiento de la fracción resto dependiente del consorcio de residuos provincial sí se hace separación de este tipo de residuos. Por otro lado, la ciudad andaluza fue una de las nueve capitales estudiadas donde no se proporcionaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que se crean año tras año.

Lo mejor y lo peor en Granada

  • Lo mejor: cumple los objetivos del PNIR en dotación de contenedores de vidrio y papel-cartón.
  • Lo peor: no facilitaron información sobre el porcentaje de residuos recuperados y la cantidad de basura recogida en 2010 con respecto a 2008 ha aumentado en un 12,5%, cuando la media general apunta a un descenso del 4%. Por habitante y día, el aumento fue de un 11%.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año en función de la categoría fiscal de la calle: entre 57,48 y 134,52 euros.

Logroño

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Logroño

Logroño genera casi un 12% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,01 kilos de desperdicios al día, la ratio más baja del estudio (la media es de 1,24 kilos)

  Logroño fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado en dos años. La ciudad riojana produjo 56.069 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, casi un 11% menos que en 2008. Se sitúa así muy por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. En este sentido, en la capital logroñesa, cada ciudadano generó 1,01 kilos de basura al día el año pasado, casi un 12% menos que hace dos años y la proporción más baja del estudio.

En la capital riojana, el principal sistema de recogida de residuos es el de los contenedores en la calle y soterrados. Los ciudadanos pueden depositar entre las ocho de la tarde y las diez de la noche sus residuos domiciliarios y la recogida se lleva a cabo todos los días del año.

Así, Logroño cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,54 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,43 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Sin embargo, la dotación de contenedores de envases no es suficiente, ya que cuenta con 0,82 por cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 3 ecoparques para residuos voluminosos, 1 fijo y 2 móviles.

En la ciudad riojana, sin embargo, no se recoge de manera selectiva la materia orgánica, aunque en la separación se realiza después en los ecoparques. Por otro lado, la ciudad logroñesa fue una de las nueve capitales estudiadas donde no se proporcionaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que se crean año tras año.

Lo mejor y lo peor en Logroño

  • Lo mejor: se ha reducido en algo más de un 10% la cantidad total de residuos urbanos recogidos en 2010. Es la ciudad que menos kilos de desperdicios por habitante genera, 1,01.
  • Lo peor: no facilitaron información sobre el porcentaje de residuos recuperados. No hacen recogida selectiva de materia orgánica, aunque la separación se realiza después en los ecoparques.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año según la categoría fiscal de la calle: entre 20,58 y 130 euros.

Madrid

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Madrid

Madrid genera casi un 10% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,23 kilos de desperdicios al día, aproximadamente en la media del estudio, 1,24

  Madrid fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado en dos años. La ciudad produjo 1.470.461 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, casi un 8% menos que en 2008. Se sitúa así por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. En este sentido, en la capital madrileña, cada ciudadano generó 1,23 kilos de basura al día el año pasado, casi un 10% menos que hace dos años y en la media del estudio (1,24).

En Madrid, el sistema mayoritario de recogida de basura es el de contenedores en la calle. Los ciudadanos pueden depositar sus residuos domiciliarios a partir de las diez de la noche. En este sentido, la empresa de recogida de desperdicios cumple con la dotación de recipientes de este tipo que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,45 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 8,41 de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Estos últimos son menores en tamaño (entre 800 litros y 240 litros, mientras que lo común son recipientes de unos 3.000 litros) y se han instalado en función de las necesidades de los vecindarios.

Las carencias se perciben en materia de contenedores de vidrio cuentan con 0,93 por cada 500 habitantes, cuando la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24. Existen, además, 21 ecoparques para residuos voluminosos, 16 fijos y 5 móviles, el segundo mayor equipamiento del estudio.

Madrid fue una de las nueve ciudades que no facilitó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Aun así, el tratamiento de la basura urbana se realiza en tres plantas de compostaje, tres de clasificación y una incineradora. Además, en el Centro de tratamiento de Valdemingómez también hay dos plantas de biometanización y una de tratamiento de biogás. El resto se tira a un vertedero controlado.

Lo mejor y lo peor en Madrid

  • Lo mejor: la cantidad de desperdicios urbanos recogidos en 2010 por los servicios de limpieza municipal se ha reducido en un 7,5% con respecto a las cifras de 2008.
  • Lo peor: no cumple con el objetivo de PNIR de tener un contenedor de vidrio por cada 500 habitantes, aunque no está lejos de lograrlo (0,93).
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año en función del valor catastral de la vivienda: entre 4 y 173 euros.

Málaga

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Málaga

Málaga genera un 3% más de basura por habitante y día que hace dos años

Cada ciudadano desechó 1,52 kilos de desperdicios al día, lejos de la media del estudio, 1,24, y entre las proporciones más altas del estudio

  Málaga fue una de las ciudades del estudio que no cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. La ciudad malagueña, cuya población ha aumentado en estos dos años, produjo 314.521 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 3% más que en 2008. Se sitúa así lejos de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. En este sentido, en la ciudad andaluza, cada ciudadano generó 1,52 kilos de basura al día el año pasado, un 3% más que hace dos años y la segunda proporción más alta del estudio.

En la capital malagueña el principal sistema de recogida de residuos es el de los contenedores en la calle. Los ciudadanos pueden depositar entre las nueve y las once de la noche sus residuos domiciliarios y la recogida se lleva a cabo todos los días del año.

Así, Málaga cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,18 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,32 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Sin embargo, la dotación de contenedores de envases no es suficiente, ya que cuenta con 0,68 por cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 2 ecoparques para residuos voluminosos, 1 fijo y 1 móvil.

En la ciudad andaluza, sin embargo, no se recoge de manera selectiva la materia orgánica, aunque se trata posteriormente para convertirla en compostaje. Además, fue una de las nueve capitales analizadas donde no se proporcionaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que se crean año tras año.

Lo mejor y lo peor en Málaga

  • Lo mejor: hay servicio de recogida de residuos los 365 días del año.
  • Lo peor: no facilitaron información sobre el porcentaje de residuos recuperados y la cantidad de basura recogida en 2010 con respecto a 2008 ha aumentado en un 3%, cuando la media general apunta a un descenso del 4%.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se engloba dentro del IBI.

Murcia

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Murcia

Cada habitante de Murcia produjo en 2010 un total de 1,27 kilos de residuos al día

Una cantidad similar a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  Cada habitante de Murcia generó el pasado año un total de 1,27 kilos de basura al día, un porcentaje que se acerca a la media de 1,24 del resto de ciudades analizadas. En concreto, en 2010 se recogieron 204.436 toneladas de desperdicios, aunque no se puede comparar con 2008, ya que entonces la ciudad no facilitó información para elaborar el anterior estudio.

En la capital murciana el principal sistema de recogida de desperdicios es mediante contenedores en la calle. El horario de depósito de los residuos domiciliarios es de ocho de la tarde a once de la noche y se recogen todos los días del año. Así, Murcia cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,41 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 1,24 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 1,16 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 5 ecoparques para residuos voluminosos, 1 fijo y 4 móviles.

Sin embargo, en la capital murciana no se hace recogida selectiva de la materia orgánica, como ya se hace en otras ciudades como A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid, donde se ha implantado en toda la ciudad. En general, los residuos sólidos urbanos se tratan en plantas de clasificación y de compost.

Lo mejor y lo peor en Murcia

  • Lo mejor: cuenta con cuatro ecoparques móviles. Tiene un contenedor de vidrio y otro de papel y cartón por cada 500 habitantes. Además, cumple también la normativa en materia de recipientes de envases y dispone de uno por cada 300 vecinos. Todos los días se recoge la basura.
  • Lo peor: No es posible hacer comparaciones con 2008, ya que entonces no facilitaron datos.
  • En la tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra una cantidad fija de 19,05 euros cada dos meses.

Oviedo

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Oviedo

Oviedo genera un 6% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,11 kilos al día de residuos sólidos, una de las proporciones más bajas del estudio

  La ciudad de Oviedo cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, ya que se recogieron 91.194 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 4% menos que en 2008. Se sitúa así en la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Asimismo, cada ciudadano generó 1,11 kilos de basura al día el año pasado, por debajo de la media del estudio (1,24), lo que se traduce en un 6% menos de basura por habitante y día.

Oviedo es la única ciudad que dispone para la basura de un sistema de recogida puerta a puerta mediante cubos que cada comunidad de vecinos saca a la vía pública con un horario de depósito desde las 21.00 horas y las 22.30 horas (salvo los domingos y los días 24 y 31 de diciembre que no hay servicio de recogida).

Además de esa recogida puerta a puerta en cada comunidad de vecinos, hay instaladas otras 21 islas de contenedores soterrados para la recogida selectiva que sirven de apoyo a esa acción que se realiza en los domicilios. A esto hay que añadir dos ecoparques fijos para residuos voluminosos.

Asimismo, la capital asturiana no hace una recogida selectiva de materia orgánica (desperdicios que finalmente se convierten en compost), como ya se hace en otras ciudades como A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid, donde es un sistema que se ha implantado en toda la ciudad. Se desconoce la proporción de residuos recuperados o reciclados, pero tratan la basura en dos plantas de clasificación y una de compostaje.

Lo mejor y lo peor en Oviedo

  • Lo mejor: es la única ciudad en la que se recoge la basura puerta a puerta, además de contar con 21 islas de contenedores soterrados para la recogida selectiva. En los últimos dos años ha disminuido en un 4% la cantidad de basura recogida.
  • Lo peor: se desconoce la proporción de residuos recuperados o reciclados porque no se facilitó esta información.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se paga en función de si se recicla o no: entre 67,44 y 77,10 euros.

Pamplona

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Pamplona

La Mancomunidad de Pamplona genera un 7% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,16 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad inferior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  Los municipios pertenecientes a la Mancomunidad de Pamplona cumplieron con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado en dos años. La zona produjo 148.209 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, casi un 4% menos que en 2008. Se sitúa así en la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, cada ciudadano generó 1,16 kilos de basura al día el año pasado, por debajo de la media del estudio (1,24), que se traduce en un 7% menos de basura por vecino y día comparado con 2008.

La Mancomunidad de Pamplona es una de las pocas zonas que ha implantado este año en algunos puntos un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. Eso sí, el principal sistema de recogida se realiza mediante islas o puntos con contenedores. Los ciudadanos pueden depositar sus residuos domiciliarios durante todo el día, excepto el vidrio que no puede tirarse entre las diez de la noche y las ocho de la mañana.

Así, las localidades pertenecientes a la Mancomunidad cumplen con creces con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que disponen de 3,38 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 5,78 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 2,89 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 6 ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, 2 fijos y 4 móviles.

La única materia orgánica que se recoge de manera selectiva es la que procede de la poda, que se traslada a una planta para convertirla en compostaje. Aun así, en este momento se redacta un proyecto para poner en marcha la recogida selectiva de la fracción orgánica de usuarios domésticos y grandes generadores.

Lo mejor y lo peor en Pamplona

  • Lo mejor: tiene la mejor dotación de contenedores del estudio: 3 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes, casi 6 de papel-cartón por cada 500 personas y casi 3 de vidrio por cada 300 ciudadanos. Ha descendido en dos años la cantidad de residuos generados. Además, ha aumentado el número de ecoparques móviles: de dos en 2008 a cuatro en la actualidad.
  • Lo peor: la única materia orgánica que se recoge de manera selectiva es la que procede de la poda, aunque en este momento se redacta un proyecto para poner en marcha la recogida selectiva de la fracción orgánica de usuarios domésticos y grandes generadores.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año en función del valor catastral de la vivienda: entre 33,22 y 95,96 euros.

San Sebastian

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de San Sebastián

San Sebastián genera un 10% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,26 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad algo superior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  San Sebastián fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, a pesar de que la población ha aumentado en estos dos años. La ciudad guipuzcoana produjo 85.440 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 9% menos que en 2008. Se sitúa así por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Cada ciudadano generó 1,26 kilos de basura al día el año pasado, similar a la media del estudio (1,24), lo que supone un descenso del 10% en la cantidad de basura generada por vecino y día.

La capital guipuzcoana es una de las pocas ciudades que ha implantado en dos barrios de la ciudad un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. Eso sí, de momento, el principal sistema de recogida se realiza mediante contenedores. Los ciudadanos pueden depositar sus residuos domiciliarios entre las siete y media de la tarde y las diez y media de la noche, excepto en el centro histórico, donde el horario de depósito es de nueve y media a diez de la noche.

En San Sebastián, no se proporcionaron datos sobre el número de contenedores de vidrio, papel-cartón y envases con los que cuenta la ciudadanía. Por el contrario, se logró saber que la materia orgánica se recoge de manera selectiva a través de 81 contenedores específicos de color naranja o marrón, aunque se desconoce dónde se encuentra implantado este sistema o en qué se convierten este tipo de desperdicios domiciliarios orgánicos. Asimismo, la capital guipuzcoana fue una de las nueve ciudades que no facilitaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año.

Lo mejor y lo peor en San Sebastián

  • Lo mejor: disminuyeron en casi un 9% las toneladas de residuos recogidas en la capital guipuzcoana. Cuentan con sistema de recogida neumática en determinadas zonas de la ciudad.
  • Lo peor: no facilitaron datos fundamentales como el porcentaje de recuperación de residuos, ni el número de contenedores de recogida selectiva o los equipamientos municipales donde se tratan los residuos.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos es fija: se pagan 19,39 euros cada dos meses.

Sevilla

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Sevilla

Sevilla genera un 3% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,43 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad superior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  La ciudad de Sevilla cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, ya que se recogieron 368.145 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 2,8% menos que en 2008. Se sitúa así por debajo de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Sin embargo, cada ciudadano generó 1,43 kilos de basura al día el año pasado, por encima de la media del estudio (1,24). Con respecto a hace dos años, se ha reducido en un 3% la cantidad de basura generada por habitante y día.

Sevilla es una de las pocas ciudades que dispone de un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con total libertad horaria. Pero tan solo está implantado en dos barrios de la ciudad. A esto se suman los contenedores convencionales, donde los sevillanos pueden depositar la basura entre las ocho de la tarde y las once de la noche. Todos los días del año hay recogida de basuras. Además, en el casco antiguo hay cubos individuales en cada vivienda.

Sevilla cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que disponen de 1,23 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 1,42 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 1,96 recipientes para envases (como mínimo uno por cada 300 personas y cuando la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 4 ecoparques para residuos voluminosos, todos ellos fijos y ninguno móvil.

Asimismo, la capital andaluza no hace una recogida selectiva de materia orgánica (desperdicios que finalmente se convierten en compost), sino que se separa posteriormente en una planta de tratamiento. Sin embargo, la capital sevillana fue una de las pocas ciudades que proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Así, se recupera el 35% del total de vidrio recogido, el 24% de papel y cartón y el 17% de envases.

Lo mejor y lo peor en Sevilla

  • Lo mejor: facilitó datos de residuos recuperados: 35% de vidrio, 24% de papel y cartón y 17% del total de envases recogidos en 2010. Ha descendido casi un 3% la cantidad de basura generada por los sevillanos, aunque por debajo de la media.
  • Lo peor: no cuenta con ecoparques móviles. Ha disminuido la dotación de contenedores de envases de dos a uno por cada 300 habitantes, aunque se cumple la norma.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se paga en función del consumo de agua de la vivienda.

Valencia

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Valencia

Valencia genera un 9% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,26 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad algo superior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  La ciudad de Valencia cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura, ya que 371.045 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 8% menos que en 2008. Se sitúa por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Así, cada ciudadano generó 1,26 kilos de basura al día el año pasado, algo más que la media del estudio (1,24) y un 9% menos que hace dos años.

En Valencia se utilizan principalmente los contenedores como sistema de recogida de residuos urbanos, donde los vecinos depositan la basura desde las ocho de la tarde y hasta el paso del camión recolector. No hay ningún día al año en el que no haya recogida de desperdicios.

Valencia cumple, de forma ajustada, con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que disponen de 1,10 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,05 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). No sucede lo mismo con los contenedores para envases (como mínimo uno por cada 300 personas) ya que en la capital valenciana la ratio es de 0,61 recipientes (la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 4 ecoparques (o deixalleries) para residuos voluminosos, 1 fijos y 3 móviles; estos últimos se duplicarán antes de que finalice el presente año.

En este sentido, la materia orgánica se recoge de manera selectiva por medio de contenedores específicos de color naranja o marrón. Además, este sistema está implantado en toda la ciudad, como ocurre en otras ciudades del estudio como A Coruña, Barcelona y Valladolid. Por otra parte, la capital valenciana fue una de las nueve ciudades que no facilitaron datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año.

Lo mejor y lo peor en Valencia

  • Lo mejor: ha disminuido en un 8%, en los últimos dos años, las toneladas de residuos urbanos generados por los valencianos. Tienen tres ecoparques móviles.
  • Lo peor: no llega a tener un contenedor de envases por cada 300 habitantes, incumpliendo el II Plan Nacional Integrado de Residuos. Se desconoce la proporción de residuos recuperados o reciclados.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos está englobada dentro de los presupuestos del Ayuntamiento.

Valladolid

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Valladolid

Valladolid genera un 6% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,06 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad inferior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  Valladolid fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. La ciudad castellana produjo 122.469 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 6,7% menos que en 2008. Asimismo, se sitúa por encima de la media de las ciudades analizadas que produjeron un 4% menos de basura en ese mismo periodo de tiempo. Los vecinos de Valladolid generaron cada día del año pasado un total de 1,03 kilogramos de basura cada uno de ellos, una de las ratios más bajas del estudio, lo que se traduce en un 6% menos que hace dos años.

Es, además, una de las ciudades que no ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada), con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto, sino que su sistema mayoritario es a través de contenedores en la vía pública. Los ciudadanos pueden depositar en ellos entre las ocho de la tarde y las once de la noche sus residuos domiciliarios. La recogida no se efectúa 10 días festivos al año además de los domingos, cuando no se recoge la fracción orgánica.

La ciudad cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,41 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,62 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). En el caso de los contenedores para envases (de nuevo, se establece que haya al menos uno por cada 300 habitantes), los ciudadanos vallisoletanos disponen de un contenedor diferenciado para la fracción resto o inorgánica, en el que se recogen los envases. Existen, además, 7 ecoparques (o deixalleries) para residuos voluminosos, 5 fijos y 2 móviles.

En este sentido, la materia orgánica se recoge de manera selectiva de lunes a sábado a través de contenedores específicos de color marrón. En el caso de Valladolid, este sistema está implantado en toda la ciudad, un aspecto que la diferencia del resto de capitales analizadas (solo ocurre en la capital castellana, en A Coruña, Barcelona y en Valencia). Estos desperdicios orgánicos se llevan a una planta de tratamiento y se convierten en compost y biogas.

Lo mejor y lo peor en Valladolid

  • Lo mejor: tiene en total siete ecoparques (cinco fijos y dos móviles). La basura generada por los vallisoletanos ha disminuido en los últimos dos años casi un 7%.
  • Lo peor: no hay recogida de basura diez días al año (festivos) y los domingos tampoco se recoge la fracción orgánica.
  • La tasa por la recogida y gestión de los residuos urbanos se engloba dentro del recibo del IBI

Vitoria

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Vitoria

Vitoria es la ciudad vasca donde menos desperdicios por habitante y día se generan

Cada ciudadano crea 1,06 kilos de basura por habitante al día (una de las ratios más bajas del estudio)

  Vitoria produjo 92.407 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, un 2% más que en 2008. Sin embargo, la población ha aumentado un 2,5% durante dos años, de modo que la proporción de basura creada por habitante y día ha disminuido casi un 1% desde 2008, alcanzando la cifra de 1,06 kilos. Con esta ratio, la capital alavesa se convierte en la ciudad vasca donde menos residuos sólidos urbanos por ciudadano y día se genera, y la tercera a nivel nacional.

La capital alavesa es una de las pocas ciudades que ha implantado en algunas zonas de la ciudad un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. Eso sí, de momento, el principal sistema de recogida se realiza mediante islas o puntos con contenedores. Los ciudadanos pueden depositar sus residuos domiciliarios desde las nueve de la noche en invierno y desde las diez de la noche en verano.

Así, Vitoria cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,48 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24) y 1,44 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47). Pero falla en cuanto a recipientes de envases, ya que cuenta con 0,85 por cada 300 personas, cuando se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36. Existen, además, 4 ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, 2 fijos y 2 móviles.

En este sentido, la materia orgánica se recoge de manera selectiva a través de contenedores específicos de color naranja o marrón cuatro días a la semana, y recogida neumática todos los días de la semana. Sin embargo, este sistema no está implantado en toda la ciudad, como ocurre en otras ciudades más avanzadas en este aspecto como A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid. Estos desperdicios orgánicos se convierten finalmente en biogás y compost.

La capital vitoriana fue una de las pocas ciudades que proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que crea año tras año. Así, se recupera el 26% del total de papel y cartón recogido, el 56% de vidrio, el 19% de envases y el 40% de materia orgánica.

Lo mejor y lo peor en Vitoria

  • Lo mejor: debido al aumento de la población, la proporción de basura generada por habitante y día es la mejor del País Vasco, 1,06 kilos. Cuenta con una correcta dotación de contenedores de vidrio y papel-cartón: uno por cada 500 habitantes respectivamente. También dispone de cuatro ecoparques. Hace recogida selectiva de materia orgánica, aunque este sistema no está implantado en toda la ciudad.
  • Lo peor: apenas roza el contenedor de envases por cada 300 habitantes.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra al año en función del tamaño de la vivienda: entre 46,52 euros y 87,59 euros.

Zaragoza

Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Zaragoza

Zaragoza genera casi un 5% menos de basura por habitante y día que hace dos años

Cada habitante produjo el año pasado 1,02 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad inferior a la media de 1,24 kilos diarios del resto de ciudades

  Zaragoza fue una de las ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. La ciudad produjo 251.493 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2010, casi un 4% menos que en 2008. Asimismo, cada ciudadano generó 1,02 kilos de basura al día el año pasado, una de las ratios más bajas del estudio junto con Logroño (1,01 kilos), y que se traduce en cerca de un 5% menos que hace dos años.

La capital aragonesa es una de las pocas ciudades que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura se aspira y se conduce de forma subterránea a un centro de almacenaje y retirada) con el que no es necesario ajustarse a un horario de depósito concreto. El otro sistema implantado es el de los contenedores, en los que los ciudadanos pueden depositar entre las nueve de la tarde y las once de la noche sus residuos domiciliarios. Únicamente los días 25 de diciembre y 1 de enero no hay servicio de recogida de basuras en la ciudad.

La ciudad cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,17 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la norma recomienda que sea uno y la media del estudio es de 1,24), 1,20 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,47) y 0,92 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, se establece que haya al menos uno y la media de las ciudades analizadas es de 1,36). Existen, además, 8 ecoparques para residuos voluminosos, 4 fijos y 4 móviles (la tercera dotación más amplia del estudio).

En este sentido, en el caso de Zaragoza no se recoge la materia orgánica de manera selectiva a través de contenedores específicos de color naranja o marrón, como ya se hace en otras ciudades como A Coruña, Barcelona, Valencia y Valladolid, donde está implantado en toda la ciudad.

Lo mejor y lo peor en Zaragoza

  • Lo mejor: ha descendido la basura generada en los últimos dos años, tiene sistema de recogida neumática y cuenta con 8 ecoparques (4 fijos y 4 móviles).
  • Lo peor: no alcanza el mínimo exigido en dotación de contenedores de envases, aunque lo roza: cuenta con 0,92 por cada 300 habitantes.
  • La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se paga en función del consumo de agua de la vivienda entre 32,13 y 35,38 euros cada año.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto