Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Menús escolares: analizados, durante dos semanas completas, el menú diario de 209 colegios de 19 provincias españolas: Empeora la calidad de los menús y uno de cada tres presenta carencias dietéticas

Cerca del 30% de los centros visitados no incluye verduras, como mínimo, un día a la semana y se abusa de los precocinados en dos de cada diez

19 provincias una a una

 

A Coruña

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 9 de A Coruña

Suspenso para la calidad nutricional de los menús escolares de A Coruña

Cuatro de los nueve centros analizados en la provincia coruñesa se quedan en el 'mal' o el 'regular' y el resto aprueba con un ajustado 'aceptable'. El precio medio diario de los menús estudiados (4,9 euros) ronda la media del estudio

  En A Coruña, 9 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'regular', peor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Sin embargo, mejora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (cuando la calificación fue de 'mal').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque más de la mitad de los centros analizados logra un 'aceptable', el resto (4 de 9) suspenden el examen nutricional propuesto por la revista. Las razones son variadas: en seis hay un exceso de productos precocinados como los san jacobos, las empanadillas, las croquetas o las hamburguesas; en cuatro no se incluye legumbre en la frecuencia exigida; y en uno tampoco verdura y se abusa de los dulces.

El precio medio (4,9 euros por día) de los centros analizados en A Coruña ronda la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros coruñeses (4,7 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad apenas ha variado y solo ha aumentado un 4% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En ocho de los nueve centros gallegos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, casi todos los centros estudiados en A Coruña se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, ocho de ellos adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito, tal y como exige la normativa vigente.

Álava

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Álava

Todos los menús escolares analizados en Álava aprueban en calidad nutricional

Cuatro de los centros analizados en la provincia alavesa logran una calificación de 'bien', aunque el resto se queda en el 'aceptable'. El precio medio diario de los menús estudiados se encuentra por encima de la media del estudio, 5,3 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Álava, 10 centros (cinco de titularidad concertada y cinco públicos) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es buena, aunque con algunas carencias. Por ello, se mueve entre el 'aceptable' y el 'bien', rondando la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Aún así, ha empeorado la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue también un holgado 'muy bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Cuatro dos de los diez centros analizados logra una nota de 'bien', mientras que el resto se queda en el 'aceptable'. Aunque es, junto a Navarra, Barcelona y Madrid, una de las provincias en la que no suspenden ninguno de los menús analizados (normalmente se cumplen los requisitos mínimos exigidos), se percibieron algunas carencias en tres colegios por abusar de los precocinados, como los san jacobos, las empanadillas, las croquetas o las hamburguesas.

El precio medio (5,3 euros por día) de los centros analizados en Álava supera la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros alaveses (también 5,3 euros) se encontraba muy por encima de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad no ha variado, a pesar de que el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. En cuatro de cada cinco centros alaveses analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Álava se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, trimestralmente todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito tal y como lo exige la normativa vigente.

Alicante

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Alicante

La calidad nutricional de los menús escolares de Alicante es aceptable

Solo tres de los doce centros analizados en la provincia alicantina obtiene un 'bien', ocho aprueban con un ajustado 'aceptable' y uno suspende con un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa por debajo de la media del estudio, 4,6 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Alicante, 12 centros (dos de titularidad concertada, nueve públicos y uno privado) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es 'aceptable', igual que la media del conjunto del estudio y similar a la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'aceptable-bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque más de la mitad de los centros analizados logra un 'aceptable' (8 colegios), otros tres aprueban con un holgado 'bien', pero uno suspende el examen nutricional propuesto por la revista. La deficiencia más destacada en lo dietético es la ausencia de verduras como parte del primer plato (en siete de los colegios estudiados), si bien es habitual la presencia de ensaladas como entrante o como acompañamiento de segundos platos. Lo más negativo que se desprende del análisis es la escasez de preparaciones culinarias más elaboradas como guisos o estofados.

El precio medio (4,6 euros por día) de los centros analizados en Alicante se sitúa por debajo de la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros coruñeses (4,1 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad ha aumentado un 12% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En diez de los doce centros alicantinos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Alicante se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito tal y como exige la normativa vigente.

Almería

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Almería

La calidad nutricional de los menús escolares de Almería es aceptable

Aunque seis de los diez centros analizados en la provincia almeriense obtiene un 'bien' o un 'muy bien', uno aprueba con un ajustado 'aceptable' y tres suspenden con un 'regular' o con un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa entre los más bajos del estudio, 4,4 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Almería, 10 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es 'aceptable', igual que la media del conjunto del estudio.

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Seis de los diez centros analizados en la provincia almeriense obtienen un 'bien' (4) o un 'muy bien' (2). Solo uno de ellos se queda en el 'aceptable', pero tres suspenden con un 'regular' (1) o con un 'mal' (2). Y es que la planificación de las comidas en los centros escolares almerienses no es del todo correcta. En este sentido, las deficiencias más destacadas hacen referencia a la ausencia de verduras al menos una vez por semana, el exceso de precocinados y la falta de legumbres al menos una vez cada siete días. Sin embargo, son más numerosos los ejemplos positivos: presencia indiscutible de ensaladas y guisos, variedad de guarniciones y salsas de acompañamientos en los segundos platos y fruta casi todos los días. Con todo, el dato más positivo en comparación con el resto de menús analizados es que dos centros escolares ofrecen siempre pan integral como única alternativa.

El precio medio (4,4 euros por día) de los centros analizados en Almería es de los más bajos del estudio, muy por debajo de la media, 5,1 euros por jornada. De hecho, tan solo en Cantabria ofrecen menús diez céntimos más baratos. Además, en nueve de los diez centros almerienses analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Almería se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, la mayoría facilitan mensualmente y por escrito los menús a los padres de los alumnos tal y como lo exige la normativa vigente.

Asturias

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Asturias

Suspenso para la calidad nutricional de los menús escolares de Asturias

Siete de los diez centros analizados en la provincia asturiana se quedan en el ajustado 'aceptable', y el resto suspende con un 'regular' o un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados supera la media del estudio, 5,7 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Asturias, 10 centros (siete de titularidad concertada y tres públicos) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'regular', peor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Mantiene la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación también fue de un 'regular').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Siete de los diez centros analizados en Asturias logra un 'aceptable', el resto suspenden el examen nutricional propuesto por la revista: uno con un 'regular' y dos con un 'mal'. Y es que como fallos más comunes en estos menús estudiados hay que apuntar la falta de verdura en cinco de los colegios, la abundancia de precocinados en cuatro (san jacobos, empanadillas, croquetas o hamburguesas) y, en uno fallaba la oferta de pescado fresco. En líneas generales, la nota predominante de los menús asturianos es que se ofrece a los niños un menú que supera las calorías recomendadas para esa comida del día, donde el alimento animal está presente tanto en los primeros platos (marmitako, garbanzos con calamares; paella de ternera, patatas con carne?) como en los segundos de ración de carne o pescado.

El precio medio (5,7 euros por día) de los centros analizados en Asturias supera la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era bien diferente: el precio medio diario de los centros asturianos (4,2 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad ha aumentado un 36% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En seis de los diez centros asturianos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Asturias se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito tal y como lo exige la normativa vigente.

Barcelona

Menús escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 13 de Barcelona

La calidad nutricional de los menús escolares de Barcelona continúa siendo buena

Más de la mitad de los centros analizados en la provincia barcelonesa logran una calificación de 'bien' o 'muy bien'. El precio medio diario de los menús estudiados se encuentra entre los más caros del estudio, 6,2 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Barcelona, 13 centros (diez de titularidad pública y tres concertados) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es buena y mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). De hecho, junto a los estudiados en Álava, Madrid y Navarra, son los únicos que no tienen suspensos. Además, mantiene la misma valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue también un holgado 'bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Tan solo dos de los centros analizados logra una nota de 'muy bien', mientras que otros 5 se valoraron con un 'bien'. Los menús barceloneses analizados destacan, además, por la variedad y vistosidad de sus guarniciones: lechuga y queso fresco; lechuga, atún y olivas; patatas y guisantes; puré de manzana; lechuga y maíz.

Los seis centros restantes se quedan en un mediocre 'aceptable'. Las razones: en dos no se incluye legumbre, en uno la verdura no está presente y en otros dos se abusa de productos como san jacobos, empanadillas, croquetas, hamburguesas? ya que los ofrecen más de dos días por semana.

El precio medio (6,2 euros por día) de los centros analizados en Barcelona supera con amplitud la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros barceloneses (6,4 euros) se encontraba muy por encima de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad apenas ha variado, incluso ha disminuido un 3%. En dos de cada tres centros barceloneses analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Barcelona se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente o cada 3 meses todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Cantabria

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Cantabria

Los menús escolares estudiados en Cantabria suspenden en calidad nutricional

Siete de los diez centros analizados en la provincia cántabra se quedan en el 'mal' o el 'regular', dos aprueban con un ajustado 'aceptable' y solo uno con un 'bien'. El precio medio diario de los menús estudiados es el más bajo del estudio, 4,3 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Cantabria, 10 centros (nueve de titularidad concertada y uno público) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados se valora con un 'mal', la peor nota del estudio muy por debajo de la media ('aceptable'). Además, empeora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'aceptable-bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Solo tres de los diez centros analizados en Cantabria aprueban el examen nutricional propuesto por EROSKI CONSUMER, uno con un 'bien' y dos con un 'aceptable'. El resto suspendían con un 'regular' (1) o con un 'mal' (6). Estas malas notas se deben a que esos menús se consideran excesivamente grasientos y energéticos por la abundancia de precocinados y fritos en los segundos platos: lomo empanado, nuggets de pollo, varitas de pescado, merluza romana, croquetas o empanadillas especialmente en 6 centros; a lo que habría que añadir la falta de verdura (en otros seis colegios) y pescado (en 3). Lo único positivo, en este sentido, es que la empresa de catering encargada de la comida en uno de los centros educativos escolares elabora la mayoría de los platos con alimentos locales propios de la región, y abre un hueco a la presencia de alimentos ecológicos en el menú.

El precio medio (4,3 euros por día) de los centros analizados en Cantabria es el más bajo de todo el estudio y se sitúa muy por debajo de la media, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros cántabros (4 euros) se encontraba muy por debajo de la media (4,9 euros) y solo los de Granada y Valladolid eran algo más económicos entonces. En tres años esa cantidad ha aumentado un 7% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En cuatro centros cántabros analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, casi todos los centros estudiados en Cantabria se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, ocho de ellos adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito, normalmente con una frecuencia mensual.

Córdoba

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Córdoba

La calidad nutricional de los menús escolares analizados en Córdoba es buena

Siete de los centros analizados en la provincia cordobesa logran una calificación de 'bien' o 'muy bien'. Solo uno se queda en el 'aceptable' y dos suspenden con un 'regular' o un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa por debajo de la media del estudio, 4,5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Córdoba, 10 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es en general buena y mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Mejora con creces la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue un 'mal-regular').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Seis de los diez centros analizados logra una nota de 'muy bien', mientras que uno obtiene un 'bien'. Otro más se queda en el 'aceptable' y dos suspenden uno con un 'regular' y otro con un 'mal'. En general, la buena calidad nutricional de estos menús se debe en parte a la presencia diaria de ensaladas, la oferta de guisos y estofados en alternancia con el resto de preparaciones culinarias, la variedad de las guarniciones de los segundos platos y la abundancia de fruta entre 3 y 4 días a la semana. Con todo, también se observan algunos deficientes hábitos en estos menús como la falta de verdura (en tres de los menús estudiados) y pescado (en uno).

El precio medio (4,5 euros por día) de los centros analizados en Córdoba se sitúa por debajo de la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros cordobeses (4,1 euros) se encontraba muy por debajo de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 10%, muy por encima del IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año, un 4,7% según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. Todos los centros cordobeses analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Córdoba se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente casi todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Granada

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Granada

Mejora la calidad nutricional de los menús escolares de Granada

Siete de los centros analizados en la provincia granadina logran una calificación de 'bien' o 'muy bien'. Solo uno se queda en el 'aceptable' y dos suspenden con un 'regular'. El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa por debajo de la media del estudio, 4,5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Granada, 10 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es en general buena y mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Mejora algo la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue un 'aceptable-bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Cinco de los diez centros analizados logra una nota de 'muy bien', mientras que dos obtienen un 'bien'. Otro más se queda en el 'aceptable' y dos suspenden con un 'regular'. En general, la buena calidad nutricional de estos menús se debe en parte a la presencia de ensaladas al menos dos veces por semana en la gran mayoría de los menús estudiados, fruta como postre casi todos los días de la semana o que un centro sirva frutas y verduras ecológicas algunos días. Sin embargo, conviene mejorar algunos aspectos como el hecho de que varias comidas resultan hiperproteicas porque incluyen proteína animal como ingrediente de primeros platos y ración de carne, pescado o huevo, como segundo plato.

El precio medio (4,5 euros por día) de los centros analizados en Granada se sitúa por debajo de la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros granadinos (3,8 euros) se encontraba muy por debajo de la media (4,9 euros) y era el más económico del estudio. Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 18%, muy por encima del IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año, un 4,7% según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. Todos los centros granadinos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Granada se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Guipúzcoa

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Gipuzkoa

Los menús escolares estudiados en Gipuzkoa no cumplen con los requisitos dietéticos mínimos

Solo una tercera parte de los centros analizados en la provincia guipuzcoana logra una calificación de 'bien', el resto se quedan en el 'aceptable' (4) o suspenden con un 'regular' (1) o un 'mal' (2). El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa por encima de la media del estudio, 5,3 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Gipuzkoa, 10 centros (nueve de titularidad concertada y uno privado) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados se encuentra entre el aprobado y el suspenso, rondando la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Empeora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue un holgado 'bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Solo una tercera parte de los 10 centros analizados en la provincia guipuzcoana logra una nota de 'bien', mientras que cuatro se quedan en el 'aceptable' y tres suspenden con un 'regular' (1) o un 'mal' (2). Las razones principales son: en dos no se incluye verdura, en otro pescado fresco, en otros dos hay un exceso de precocinados y en uno abusan de los dulces. Con todo, el denominador común de estas comidas para los más pequeños es que faltan ensaladas como parte del primer plato o de la guarnición, los precocinados tienen su hueco una vez por semana, la fruta no está presente a diario sino que se alterna con yogures y, por último, resulta frecuente ofrecer un lácteo dulce a la semana (natillas, flanes, helados).

El precio medio (5,3 euros por día) de los centros analizados en Gipuzkoa supera la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era diferente: el precio medio diario de los centros guipuzcoanos (4,1 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 29% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En tres de cada cinco centros guipuzcoanos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Gipuzkoa se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente o trimestralmente todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Madrid

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 15 de Madrid

Empeora la calidad nutricional de los menús escolares de Madrid

Ninguno de los 15 centros analizados en Madrid suspende el examen de la revista, pero nueve de ellos no logran más que un mediocre 'aceptable' como valoración. El precio medio diario de los menús estudiados ronda la media del estudio, 4,9 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Madrid, 15 centros (ocho concertados, seis de titularidad pública y uno privado) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'aceptable-bien', algo mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Sin embargo, empora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'muy bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque ninguno de los centros analizados suspende el examen propuesto por la revista, se observaron algunas carencias en la calidad nutricional de estos menús. En primer lugar, llama la atención el exceso de productos precocinados como san jacobos, empanadillas, croquetas o hamburguesas en tres menús analizados. Por ejemplo, uno incluye: bonito empanado, albóndigas, rabas, patatas fritas y chips, recetas todas ellas que requieren fritura. Esto se traduce en que los niños madrileños están ingiriendo con frecuencia menús grasientos y con demasiadas calorías por comida. En segundo lugar, debe mejorar la presencia de fruta en los postres, que aunque ofrecida dos veces por semana, lo común es que comparta espacio con yogures y dulces (natillas, helados, gelatinas).

El precio medio (4,9 euros por día) de los centros analizados en Madrid ronda la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros madrileños (5 euros) solo era diez céntimos más económico que la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad apenas ha variado (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En 14 de los 15 centros analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, casi todos los centros estudiados en Madrid se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, catorce de ellos adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente o trimestralmente, en la mayoría de los colegios, facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Málaga

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Málaga

La calidad nutricional de los menús escolares de Málaga es satisfactoria

Solo dos de los 12 centros analizados en la provincia malagueña suspenden el examen de la revista con un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados es algo menor que la media del estudio, 4,5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Málaga, 12 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'bien', mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable') y algo peor que la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'muy bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Únicamente dos centros de los 12 estudiados en Málaga suspenden con un 'mal' el examen propuesto por la revista. La deficiencia dietética más importante es la falta de verdura en tres de ellos. Sin embargo, en Málaga la mayoría se ajustan a los criterios exigidos: 4 alcanzan el ?muy bien? y otros 5 el 'bien'. Destacan por ofrecer dos veces por semana legumbres, pescados y verduras. Las guarniciones son variadas y se apuesta por combinaciones inteligentes de alimentos, como ensaladas de primero y legumbres con arroz o paellas mixtas de segundos. Asimismo, en dos centros se ofrecen alimentos ecológicos varios días por semana y en cuatro ofrecen pan de fibra o integral en días alternos.

El precio medio (4,5 euros por día) de los centros analizados en Málaga es algo menor que la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación no era diferente: el precio medio diario de los centros malagueños (4,7 euros) se acercaba a la entonces media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad apenas ha variado y solo ha disminuido un 4% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En los 12 centros de Málaga analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, en todos los centros estudiados en Málaga, salvo en uno de ellos, se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación como problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente, todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito (excepto en un caso que lo hacen al principio de cada curso y otro cada trimestre).

Murcia

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Murcia

La calidad nutricional de los menús escolares de Murcia no escapa del suspenso

Cuatro de los 10 centros analizados en la provincia murciana se quedan en el 'mal', mientras otros dos aprueban con un ajustado 'aceptable' y los cuatro restantes obtienen un satisfactorio 'bien'. El precio medio diario de los menús estudiados ronda la media del estudio, 4,8 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Murcia, 10 centros (todos de titularidad pública, salvo dos concertados) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'regular', peor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Asimismo, empeora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'aceptable').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque más de la mitad de los centros analizados logra superar el examen propuesto por la revista, el resto (4 de 10) suspenden el examen nutricional con un 'mal'. Las razones son variadas: en dos colegios hay un exceso de productos precocinados como los san jacobos, las empanadillas, las croquetas o las hamburguesas; en cinco no se incluye legumbre en la frecuencia exigida, en tres ocurría con la verdura y en dos con las legumbres. Además, en uno abusan de los dulces. Por su parte, destacan algunos aspectos positivos: casi todos los menús ofrecen ensalada a diario y la presencia de fruta es muy abundante.

El precio medio (4,8 euros por día) de los centros analizados en Murcia ronda la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el análisis realizado en 2008 la situación era diferente: el precio medio diario de los centros murcianos (5,9 euros) se encontraba entre los más caros del informe. De hecho, en tres años, esa cantidad ha disminuido un 23% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En nueve de los diez centros murcianos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Murcia se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación como problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito (salvo en un caso que lo hacen al principio de cada curso).

Navarra

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Navarra

Todos los menús escolares analizados en Navarra aprueban en calidad nutricional

Nueve de los centros analizados en la provincia navarra logran una calificación de 'bien' o 'muy bien'. Solo uno se queda en el 'aceptable'. El precio medio diario de los menús estudiados es el más caro del estudio, 6,5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Navarra, 10 centros (seis de titularidad concertada y cuatro públicos) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de todos los menús analizados es buena y mejor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Mantiene la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue también un holgado 'bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Solo uno de los diez centros analizados logra una nota de 'muy bien', mientras que ocho obtienen un 'bien' y el último se queda en el 'aceptable'. Es, junto a Álava, Barcelona y Madrid, una de las provincias en la que no suspenden ninguno de los menús analizados, en parte gracias a la presencia de pescados y verduras dos veces por semana. La única nota discordante es la falta de más guarniciones como acompañamiento de segundos platos, así como de ensalada.

El precio medio (6,5 euros por día) de los centros analizados en Navarra supera con creces la media del estudio, 5,1 euros por jornada. De hecho, es la provincia más onerosa. En el estudio realizado en 2008 la situación era diferente: aunque el precio medio diario de los centros navarros (5,7 euros) se encontraba muy por encima de la media (4,9 euros), no era el más caro (le superaban Barcelona, Murcia y Zaragoza). Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 12%, muy por encima del IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año, un 4,7% según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. Todos los centros navarros analizados ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, casi todos los centros estudiados en Navarra se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, nueve adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Sevilla

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Sevilla

La calidad nutricional de los menús escolares de Sevilla es aceptable

Nueve de los 12 centros analizados en la provincia andaluza aprueban el examen de la revista (cinco con un 'bien' y cuatro con un 'aceptable'), mientras que los tres restantes no superan el 'regular'. El precio medio diario es más económico que la media del estudio, 4,5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Sevilla, 12 centros (todos de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'aceptable', igual que la media del conjunto del estudio. Sin embargo, empeora de forma considerable la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'muy bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque más de la mitad de los centros analizados logra un aprobado, el resto (3 de 12) suspenden el examen nutricional propuesto por la revista debido a una razón de peso: no se cumplen la frecuencia exigida en materia de verduras en tres de cada cuatro colegios analizados. Sin embargo, como notas positivas hay que destacar el hecho de que haya abundancia de ensaladas, guarniciones variadas, además de ser la provincia donde más común resulta la presencia de alimentos ecológicos (en la mitad de los menús escolares).

El precio medio (4,5 euros por día) de los centros analizados en Sevilla es más barato que la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros sevillanos (también 4,5 euros) se sitúa cerca de la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad no ha variado y (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En todos los centros sevillanos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, casi todos los centros estudiados en A Sevilla se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación como problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito (salvo en un caso que se informa solo al principio del curso escolar).

Valencia

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Valencia

Suspenso en la calidad nutricional de los menús escolares de Valencia

La mitad de los centros suspende con un 'regular' (2) o con un 'mal' (3). Solo uno de ellos logra un 'bien', mientras que el resto se queda en el 'aceptable'. El precio medio diario de los menús estudiados ronda la media del estudio, 5,6 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Valencia, 12 centros (todos concertados salvo uno de ellos que es de titularidad pública) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'regular', peor que la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Además, empeora considerablemente la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Cinco de los 12 centros analizados en Valencia no aprueban el examen propuesto por EROSKI CONSUMER y las razones son variadas: hay un exceso de precocinados en cinco centros escolares, se abusa de los dulces en dos y no se cumplen las frecuencias de consumo mínimo exigidas de verdura en cuatro colegios, de legumbre en dos y de pescado en uno.

Malos ejemplos que, sin embargo, se contrarrestan con la correcta oferta de ensaladas y fruta. Aun así, la presencia diaria de ensaladas no justifica el omitir un plato semanal de verduras para educar el hábito y el gusto de los más pequeños a estos alimentos. De hecho, un aspecto saludable de la dieta es la familiarización con el mayor número y variedad de alimentos, como las verduras; y esta deficiencia ya se repitió en los menús valencianos del estudio de 2008.

El precio medio (5,6 euros por día) de los centros analizados en Valencia supera la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008, la situación era la misma: el precio medio diario de los centros (5,4 euros) era mayor que la media (4,9 euros). De hecho, en tres años esa cantidad apenas ha variado y solo ha aumentado un 4% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En siete de los 12 centros analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Valencia se preocupan por ofrecer diferentes menús para alumnos con necesidades especiales como diabéticos, celíacos, u obesos. Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Valladolid

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 10 de Valladolid

La calidad nutricional de los menús escolares de Valladolid es aceptable

La mitad de los centros se merecen un satisfactorio 'bien', otros cuatro se tienen que conformar con un mediocre 'aceptable' y el resto no escapa del suspenso ('mal'). El precio medio diario de los menús estudiados ronda la media del estudio, 4,8 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Valladolid, 10 centros (todos de titularidad pública, salvo dos concertados) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'aceptable', igual que la media del conjunto del estudio. Sin embargo, empeora considerablemente la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'muy bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque prácticamente nueve de los diez centros analizados aprueban el examen propuesto por EROSKI CONSUMER, cuatro de ellos solo aprueban con un mediocre 'aprobado' y uno suspende el examen nutricional propuesto por la revista. Las razones son variadas: no se cumplen las frecuencias exigidas a la hora de incluir verduras en los menús de uno de los centros, en los de otro ocurre con las legumbres y en un tercero, se abusa de los dulces. Estas deficiencias junto a la presencia de lácteos en lugar de frutas como postre y a la oferta de dulces una vez por semana, hacen que la mitad de los menús necesite mejorar

El precio medio (4,8 euros por día) de los centros analizados en Valladolid ronda la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era similar: el precio medio diario de los centros vallisoletanos (3,9 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros) y era de los más económicos. Pero en tres años esa cantidad ha aumentado mucho, un 26% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En nueve de los diez centros analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Valladolid se preocupan por ofrecer diferentes menús para alumnos con necesidades especiales como diabéticos, celíacos, u obesos. Además, mensualmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito y a través de la página web del centro educativo.

Vizcaya

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Vizcaya

Los menús escolares estudiados en Vizcaya no cumplen con los requisitos dietéticos mínimos

Solo una tercera parte de los centros analizados en la provincia vizcaína logra una calificación de 'bien', el resto se quedan en el 'aceptable' (5) o suspenden con un 'mal' (3). El precio medio diario de los menús estudiados se sitúa en la media del estudio, 5 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Vizcaya, 12 centros (nueve de titularidad concertada, dos públicos y uno privado) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados se encuentra entre el aprobado y el suspenso, rondando la media del conjunto del estudio ('aceptable'). Empeora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue un holgado 'bien').

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Tan solo una tercera parte de los 12 centros analizados logra una nota de 'bien', mientras que cinco se quedan en el 'aceptable' y tres suspenden con un 'mal'. Las razones principales son: en uno no se incluye legumbre, en otro pescado fresco y en otro hay un exceso de precocinados.

Aunque, los menús vizcaínos estudiados han mejorado en la variedad de las guarniciones y en la oferta de carnes y pescados guisados como ración, su carencia más importante es que los yogures y otros alimentos lácteos (especialmente natillas) ocupan un lugar destacado entre los postres, pero desplazan a la fruta fresca que ha de ser el alimento de elección. De hecho, las tentaciones dulces como postre dos o más días por semana han supuesto un suspenso en 3 centros.

El precio medio (5 euros por día) de los centros analizados en Vizcaya se asemeja a la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era diferente: el precio medio diario de los centros vizcaínos (4,3 euros) se encontraba por debajo de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 16% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). Solo en uno de los centros vizcaínos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Vizcaya se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensualmente o trimestralmente todos facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito.

Zaragoza

Menús Escolares: analizados, durante dos semanas, los menús diarios de 209 centros educativos en 19 provincias del país, entre ellos, 12 de Zaragoza

La calidad nutricional de los menús escolares de Zaragoza es aceptable

Cinco de los doce centros analizados en la provincia zaragozana logran un satisfactorio 'bien', pero en la misma proporción aprueban con un ajustado 'aceptable' y dos merecen un 'mal'. El precio medio diario de los menús estudiados es mayor que la media del estudio, 5,6 euros frente a los 5,1 euros del conjunto del informe

  En Zaragoza, 12 centros (todos de titularidad pública excepto dos que son concertados) remitieron los datos requeridos: dos menús semanales que incluían primer plato, segundo y postre. La calidad dietética de los menús analizados es de 'aceptable, igual que la media del conjunto del estudio. Sin embargo, empeora la valoración lograda en un estudio similar elaborado en 2008 (la calificación fue de un 'bien).

A la hora de establecer los criterios dietéticos, el equipo de nutricionistas de EROSKI CONSUMER tuvo muy en cuenta las recomendaciones de la 'Guía de comedores escolares' del programa Perseo, capitaneado por el Ministerio de Sanidad. Así, los menús escolares analizados debían incluir un mínimo de una vez por semana verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado; no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

Aunque prácticamente la mayoría de los centros analizados (10 de los 12) aprueba, solo cinco de ellos ofrecen buenos menús. El resto se queda en el ajustado 'aceptable' y dos suspenden con un 'mal'. Las penalizaciones responden a aspectos básicos en la alimentación infantil, como la falta de pescado fresco al menos una vez por semana (en 4 de los 12 colegios), el exceso de productos precocinados (en 2) y la falta de verdura (en uno). Asimismo, llama la atención que casi la mitad de los colegios no incluyan ensalada al menos dos veces por semana en cualquiera de sus formas: como entrante, primer plato, en guarnición de los segundos platos. Es una de las deficiencias más comunes que ya se detectó en los menús escolares estudiados hace tres años.

El precio medio (5,6 euros por día) de los centros analizados en Zaragoza supera la media del estudio, 5,1 euros por jornada. En el estudio realizado en 2008 la situación era bastante similar: el precio medio diario de los centros zaragozanos (5,8 euros) se encontraba muy por encima de la media (4,9 euros). Sin embargo, en tres años esa cantidad apenas ha variado y solo ha disminuido un 4% (el IPC acumulado desde noviembre de 2008 hasta mayo de este año ha sido de un 4,7%, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística). En 11 de los 12 centros analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Por otra parte, todos los centros estudiados en Zaragoza se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, los 12 adecuan sus menús a aquellos niños con problemas de colesterol, alergias, diabéticos, celíacos, obesidad o pequeños que no toman ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, se informa mensualmente o trimestralmente por escrito a los padres sobre la alimentación que se ofrece a sus hijos en el comedor.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto