Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Menús escolares: analizados, durante dos semanas completas, el menú diario de 209 colegios de 19 provincias españolas: Empeora la calidad de los menús y uno de cada tres presenta carencias dietéticas

Cerca del 30% de los centros visitados no incluye verduras, como mínimo, un día a la semana y se abusa de los precocinados en dos de cada diez

Uno de cada diez sin pescado fresco

  El pescado se suele ?atragantar? a los más pequeños. Sin embargo, debido a su composición (rico en proteínas y grasas saludables para los vasos sanguíneos y el corazón, así como por su aporte de vitaminas y de minerales como el hierro), es fundamental consumir, al menos, cuatro raciones a la semana entre pescado blanco y azul, moluscos y crustáceos. Pero EROSKI CONSUMER ha constatado que uno de cada diez colegios todavía no lo hace. Esta deficiencia se ha hallado especialmente en Murcia (la mitad de los centros no lo ofertan en las dos semanas), y en tres de cada diez colegios de Zaragoza y de Cantabria. Aun así, tan solo se han encontrado tres colegios que omitiesen el pescado fresco o congelado en las dos semanas de menús analizadas (en Asturias, Murcia yZaragoza), pero proponían como alternativa precocinados de pescado frito tipo varitas de merluza, delicias de pescado o calamares. Son un buen ejemplo los menús analizados en A Coruña, Álava, Almería, Barcelona, Granada, Navarra, Sevilla y Valladolid. Especialmente, los estudiados en Navarra: más de la mitad incluyen pescado dos veces por semana, alternando entre merluza (el más demandado), limanda, mero y bacalao.

Sin embargo, las preparaciones culinarias de los pescados son mejorables: en la mayoría de las ocasiones el pescado se cocina a la romana, empanado o frito, técnicas que suman frituras y calorías a los menús.

Demasiados precocinados

Cerca del 20% de los menús analizados incluyen dos o más precocinados en alguna de las dos semanas evaluadas (muy por encima del 5% de 2008). El menor coste de esta comida (san jacobos, croquetas, empanadillas, varitas y/o delicias de pescado y similares, calamares romana...), su sencilla y rápida preparación, y su gran aceptación entre los más pequeños explican el lugar que se le concede en los menús escolares, en ocasiones desmedida e injustificadamente. Por territorios, este exceso se observó en más de la mitad de los colegios de A Coruña y Cantabria, el 40% de los de Asturias y Valencia, el 30% de los de Álava y Almería, y el 20% de Gipuzkoa, Madrid, Murcia.

Los centros públicos superan a los concertados en aprobados

Sin embargo, no se consumen estos alimentos, ni siquiera una vez por semana, en los menús estudiados de Alicante, Córdoba, Navarra, Sevilla y Valladolid, hábito sano que podría servir de ejemplo. Y es que se pueden conseguir menús apetitosos y sabrosos para los más pequeños, a la par que equilibrados, sin necesidad de recurrir con tanta frecuencia a este tipo de preparaciones.

¿Dulce como postre? Mejor no

Los dulces son un capricho difícil de eliminar en los menús. Sin embargo, deberían reducirse a ocasiones especiales (días festivos, por ejemplo). A diferencia del estudio realizado en 2008 cuando ninguno de los colegios incluía como postre bollería, tartas, helados o chocolates, en la actualidad uno de cada diez colegios suspende en este apartado al incluirlos dos o más veces por semana en el menú escolar. Los menús peor valorados por ello son los de Bizkaia, Valencia, A Coruña, Cantabria, Gipuzkoa, Murcia y Valladolid. Como ejemplo, los menús de Granada, Álava, Alicante, Asturias, Almería, Barcelona, Córdoba, Málaga, Navarra, Sevilla y Zaragoza no incluyen este tipo de dulces.

Como nota positiva, todos cumplen con la recomendación dietética mínima de incluir fruta fresca en las dos semanas de menú.

Si comen en el comedor, ¿qué les pongo para cenar?

  • Ha de ser ligera. Conviene huir de preparaciones culinarias muy calóricas (precocinados fritos, guisos...) y que no añadan mucha grasa (mejor plancha, horno, etc.).
  • Siempre que sea posible es recomendable cenar en familia porque según numerosos estudios se ingieren más frutas y verduras, en definitiva, más nutrientes (vitaminas, minerales, fibra, etc.).
  • Debe estar compuesta por grupos de alimentos que no se hayan consumido en la comida.

Ejemplo:

Si en la comida se ha consumido: La cena tendrá:
Cereales (arroz o pasta), féculas (patatas) o legumbres Verduras cocinadas u hortalizas crudas
Verduras Cereales (arroz o pasta) o féculas
Carne Pescados o huevo
Pescado Carne magra o huevo
Huevo Pescado o carne
Fruta Lácteo o fruta
Lácteo Fruta

Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo. Ministerio de Educación, Política Social y Deporte

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto