Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

La primera comunión: Cómo preparar una comunión "low cost"

Realizar un presupuesto, comparar precios y no dejarse influir por el consumismo compulsivo son aspectos básicos para aminorar el gasto de esta celebración, que ronda los 3.000 euros

  Hablar de la primera comunión se ha convertido para muchos en un polémico tema con menciones obligadas al despilfarro y al carácter comercial, más que religioso de este tipo de celebraciones. En muchos casos, el dispendio en trajes, banquetes y regalos llega a equiparar la primera comunión con una boda en miniatura. En los últimos años, algunos expertos cifran en 12.000 euros el coste de algunas de estas ceremonias. Sin embargo, en paralelo a este tipo de fiestas ostentosas, la crisis ha diseñado otro modelo de comuniones que va ganando adeptos año a año: las "primeras comuniones low cost". El ahorro se convierte en la máxima para muchas familias, algo que obliga a optar por las fórmulas más tradicionales: celebrar almuerzos o meriendas con pocos invitados, alquilar o "reciclar" los trajes de algún pariente y reducir los regalos a obsequios útiles y prácticos. Según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), el coste de estas celebraciones se redujo un 15,6% en 2010. La Federación calcula que, de media, las familias gastan unos 2.327 euros en este día tan especial para sus hijos. La cifra, no obstante, contrasta con los datos de la Unión de Consumidores de España, que estima que la primera comunión tiene un coste medio de 3.000 euros en España. ¿Cómo se pueden rebajar estas cifras sin escatimar en seriedad y buen gusto?

Princesas o marineros, pero de reciclaje

La mayoría de los niños sueñan con la llegada del día de su primera comunión como una gran cita para vestirse con estupendos trajes. Según datos de 2010 de la Unión de Consumidores de España, el vestido cuesta unos 300 euros, de media, para las niñas y 250 euros en el caso de los niños. La cifra asciende un poco más en el caso de las féminas, ya que los complementos pueden llevarse otros 100 euros del presupuesto familiar. De media, las familias gastan unos 25 euros en adornos para el pelo, 40 euros en guantes y "limosneras" (esos pequeños bolsitos específicos para la primera comunión de las niñas) y hasta 40 euros en peluquería. A esto, en muchos casos hay que sumar otros 200 euros, de media, que es lo que puede costar la típica cadena con medalla o cruz de oro incluidas. Son gastos que muchas familias no pueden hacer frente en momentos como el actual donde alguno de los miembros están en paro, en ERE, o en situaciones más difíciles. Por eso conviene seguir muchos pequeños trucos para aminorar la factura.

Para empezar, no está de más, ni desmerece en nada una primera comunión en la que el niño o la niña luzca el traje de algún pariente cercano, como hermanos, primos o incluso aquel traje guardado en el desván de su propio padre o madre. Unos sencillos arreglos (por no más de 30 euros) pueden solucionar este primer capítulo de la celebración. Si no se dispone de ningún vestido heredado, otra opción puede ser recurrir a alguna institución benéfica. Cáritas, por ejemplo, ha prestado trajes de comunión en algunas comunidades autónomas a familias con problemas económicos. Además, con la crisis también han proliferado los establecimientos de moda que alquilan o venden trajes de comunión de segunda mano, con costes por debajo de la mitad de la media (en torno a los 100 euros o 50 si se opta por el alquiler).

Un banquete sin agobios

  Dónde celebrar la primera comunión (tras la ceremonia religiosa) es uno de los mayores quebraderos de cabeza por el desembolso dinerario que supone. De media, el convite suele costar entre 20 y 40 euros (según comunidades autónomas) por persona y los invitados suelen rondar los 50. Esto implica un gasto medio por esta partida de unos 1.500 euros. En Madrid o Barcelona, no obstante, el precio puede incrementarse ya que los menús pueden elevarse a 90 euros por comensal.

En muchas ocasiones, como ocurre con las bodas, los menús se encarecen de forma considerable cuando el restaurante en cuestión escucha las palabras primera comunión. La proliferación de celebraciones ostentosas en los años anteriores a la crisis hizo que numerosos establecimientos de hostelería especializados en este tipo de eventos equipararan precios con los de las bodas y a incorporar el mismo tipo de menús. El marisco y el cordero han ganado muchos enteros en las comuniones de los últimos años, con el encarecimiento que eso conlleva.

Para ahorrar en el coste del banquete se debe reducir el número de invitados a los familiares más allegados o elegir un restaurante tradicional en lugar de uno especializado en eventos

Sin embargo, aminorar el coste del banquete es también sencillo. Basta con reducir el número de invitados a los familiares más allegados, de elegir un restaurante tradicional (no especializado en eventos), con un salón sencillo y un menú asequible (pueden encontrarse interesantes opciones a 15 euros). Otra estrategia para ahorrar es celebrar la primera comunión de varios hijos a la vez o incluso de primos, con lo que el gasto del banquete podría repartirse entre varios familiares y quedar reducido a la mitad.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto