Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas la seguridad, accesibilidad, limpieza, puntualidad y la información que proporcionan 31 líneas de metro y 23 de tranvía de nuestro país: Metro y tranvía: cumplen con su frecuencia y ofrecen un buen servicio de información

Destacan de manera positiva los suburbanos de Sevilla y Bilbao, una calificación que también comparte el tranvía de la capital vizcaina

Tranvía: buena información pero accesibilidad mejorable

Tras los viajes realizados en 23 líneas de tranvía y el examen exhaustivo de 46 paradas, la valoración global del servicio de tranvía en las 11 ciudades españolas que disponen de este transporte es de un 'bien'. Una nota que se reparte entre el 'muy bien' de información y servicios la usuario, el 'bien' de seguridad y limpieza y mantenimiento tanto del interior de los vagones como de las paradas, y la calificación más mediocre ('aceptable') cuando se trata de valorar la accesibilidad. Por ciudades, los mejores ejemplos de tranvías corresponden al de Bilbao, seguido de Vitoria, Madrid, Barcelona, Sevilla, Alicante, Tenerife y Parla. Por detrás están los servicios de tranvía de Valencia y Vélez-Málaga.

Facilitar al usuario una buena información, además de aportar una serie de servicios que satisfagan a los viajeros es esencial para la buena marcha de este servicio de transporte urbano. Así, este capítulo es el mejor valorado por la revista EROSKI CONSUMER. Lo demuestra que prácticamente la totalidad de las 46 paradas de tranvía ofrecen información sobre el origen y destino de la línea, las tarifas vigentes o el horario de funcionamiento.

La nota global del capítulo de información y servicios ('muy bien') es compartida por los tranvías de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Alicante, Vitoria y Parla. Algo más baja, pero no por ello negativa, es la nota que obtiene el tranvía de Tenerife en lo que a servicios e información al usuario se refiere ('bien'). Sin embargo, el tranvía de Sevilla y Vélez-Málaga se debe conformar con un 'aceptable'. Bastan algunos ejemplos: en las paradas de tranvía sevillanas hay máquinas expendedoras de billetes sin funcionar y dichos aparatos no cuentan con instrucciones de uso. Asimismo, apenas la mitad de los tranvías visitados dispone de un espacio reservado para dejar las bicicletas (las mejores ciudades en este caso son Barcelona, Sevilla y Tenerife) y en los tranvías de Parla y Madrid no se observaron indicativos donde se prohibiese fumar dentro de los vagones. En líneas generales, la información más completa en el interior de los tranvías corresponde a las visitas realizadas en Alicante y Valencia, ya que se vieron carteles con el plano de la red de tranvías, tarifas y precios, horario de funcionamiento del tranvía, cómo actuar en caso de emergencia, sanciones por viajar sin el billete correspondiente, además del horario y la temperatura exterior.

Sin embargo, no puede decirse lo mismo de la accesibilidad de este medio de transporte para las personas con discapacidad. Resulta insuficiente en las líneas de tranvía analizadas en Madrid, Barcelona, Tenerife, Vélez-Málaga, Valencia y Parla (comparten nota con la valoración general del capítulo, 'aceptable'). Algo mejor, aunque no del todo accesible, es el tranvía de Alicante (entre el 'aceptable' y el 'bien'). Con todo, las mejores medidas de accesibilidad se observaron en los viajes realizados en los tranvías de Sevilla ('bien'), Vitoria y Bilbao (estas dos últimas capitales comparten la nota de 'muy bien'). A nivel global, no llega a la mitad el número de vagones que disponen de un botón de aviso para que el conductor sepa que viaja en el tranvía una persona en silla de ruedas (no se vieron en los tranvías de Barcelona, Sevilla, Tenerife y Parla). Por ciudades, la accesibilidad no es del todo idónea debido a que los vagones son demasiado estrechos para que una persona en silla de ruedas esté cómoda en todas las líneas de Barcelona y en una de las tres analizadas en Madrid; falta pavimento de una textura diferente (útil para personas invidentes) en la mitad de las paradas de Madrid y en una de Alicante; mientras que las máquinas expendedoras y validadoras de billetes no están a una altura apropiada para alguien en silla de ruedas en la mitad de las paradas visitadas en Tenerife. Por último, falla la accesibilidad para personas con problemas auditivos en todas las paradas de Valencia, prácticamente la mayoría de las de Barcelona y tres de cada cuatro de Tenerife y Alicante; el motivo, la ausencia de sonido en las máquinas de venta de billetes y tickets de viaje.

Se cumple la frecuencia de paso en metros y tranvías?

  Además de la visita a cada una de las líneas de metro y tranvía de nuestro país, los técnicos de la revista contabilizaron, cronómetro en mano, cuál era la frecuencia de paso de cada una de ellas. Para ello, se tuvieron en cuenta 9 servicios (tanto en metro como en tranvía) distribuidos a partes iguales en tres tramos horarios previamente definidos: día laborable de 7 a 9 de la mañana, día laborable de 18 a 20 horas de la tarde y sábado de 18 a 20 horas de la tarde.

En el caso del metro, todas las líneas cumplen con la frecuencia de paso que las entidades gestoras de este transporte facilitaron, salvo en un tramo horario (de 7 a 9 de la mañana) de la línea 5 de Valencia, donde se anotó un retraso de hasta 5 minutos entre un convoy y otro. El servicio de metro de la capital valenciana ostenta el dudoso honor de tener algunas de las frecuencias de paso más largas, entre 15 y 40 minutos en las líneas 1 y 3 (la línea 5 tiene una frecuencia de menos de 10 minutos) según el tramo horario seleccionado. Le sigue los pasos el metro de Palma de Mallorca, ya que sus viajeros tienen que esperar entre 15 y 30 minutos, según sea día laborable o sábado, entre un servicio y otro. Por el contrario, las mejores frecuencias de paso se observaron en Madrid (2-4 minutos) y Barcelona, donde cada 3 minutos llega un metro a la estación, salvo en el caso de dos líneas (6 y 8) donde se cronometraron hasta 10-15 minutos de espera. Por último, los servicios de metro de Bilbao y Sevilla tienen la misma frecuencia de paso de sus vagones (entre 5 y 7 minutos en ambas ciudades).

La misma puntualidad que se registró en la mayoría de las líneas de metro se repite en el caso de los tranvías españoles salvo en uno de los tres tramos horarios de las líneas 2 de Madrid, 4 de Valencia y 6 de Barcelona con retrasos de 4,5 y 10 minutos respectivamente. Los tiempos de espera más largos se observaron en los servicios de tranvía de Vélez-Málaga (con frecuencias de paso de hasta 40 minutos) y Alicante (entre 20 y 30 minutos transcurrían hasta que el siguiente servicio llegaba a la parada). Sin embargo, el tiempo de espera del resto de tranvías analizados es menor: Sevilla (7 minutos), Madrid y Tenerife (de 6 a 10 minutos), Bilbao (10 minutos), Vitoria (entre 7 minutos en el centro de la ciudad y 15 en barrios periféricos), Barcelona (entre 5 y 15 minutos) y, por último, la capital valenciana (con esperas entre 10 minutos y un cuarto de hora).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto