Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Λ

¡Oh, verde Navidad!

Celebrar las navidades de manera ecológica contribuye a preservar el medio ambiente y permite que las familias puedan ahorrar dinero

  En contra de lo que se dice en los mentideros más recurrentes en estas fechas, las fiestas navideñas no tienen por qué ser sinónimo de despilfarro. Asumir una serie de pautas de consumo ecológicas no solo permitirá reducir nuestro impacto en el medio ambiente, sino que también se traducirá en un importante ahorro para nuestro bolsillo.

Un primer paso en el consumo ecológico y económico navideño consiste en evitar el gasto compulsivo y realizar una lista sobre los productos necesarios que de verdad se vayan a utilizar. En el momento de la compra, siempre que se pueda, hay que rechazar las bolsas de plástico de usar y tirar o bien aprovecharlas al máximo y usarlas de una manera continuada. Por otro lado, en los desplazamientos, utilizar el transporte público o compartir el vehículo ayuda a mitigar la contaminación causada por el uso del vehículo privado.

En el apartado de alimentación, las copiosas comidas y cenas navideñas no solo pueden pasar factura a nuestros bolsillos y estómagos, sino también al medio ambiente: según Ecologistas en Acción, en estas fechas se tiran hasta un 40% de los alimentos producidos y se generan dos kilos de basura al día, de los que la mitad son envoltorios y embalajes. Con el fin evitar en lo posible el impacto ambiental y ahorrar dinero es preferible consumir productos frescos y de temporada. Regalos ecológicos para niños y mayores

Regalos ecológicos para niños y mayores

  Los niños son los destinatarios estrella de los regalos. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) estima que en estas fechas se compra el 75% de los juguetes que se venden durante todo el año. Por ello, una buena opción es la adquisición de los juguetes ecológicos, elaborados de forma respetuosa con el medio ambiente, y cargados de valores educativos para los más pequeños.

Ahora bien, si la opción final es un juguete convencional, se deben seleccionar aquellos que estimulen la creatividad del menor y no contengan valores sexistas, bélicos o discriminatorios. Su impacto medioambiental se reducirá si se siguen los siguientes consejos: elegir productos locales, que no requieran un embalaje excesivo, que no precisen de pilas y que se encuentren elaborados con materiales no contaminantes y reciclables. No hay que olvidar que la imaginación, el cariño y la compañía de otros niños y de los propios adultos son regalos inmejorables que los más pequeños siempre agradecen.

Respecto a los mayores, éstos tienen a su disposición una variedad, cada vez mayor, de productos ecológicos. El paladar se puede agradar gracias a un largo listado de alimentos ecológicos, incluso de tipo "delicatessen" para los más sibaritas. Las personas que prefieran viajar disfrutarán del ecoturismo, con una oferta cada vez mayor, desde casas rurales a hoteles ecológicos. Los amantes de las dos ruedas, pueden elegir, además de las clásicas bicicletas, entre una amplia gama de motocicletas ecológicas, bicicletas plegables o eléctricas, mientras que los más hogareños pueden decorar su casa con todo tipo de complementos y muebles ecológicos de distintas composiciones, tamaños y precios.

La ropa y los complementos son otra opción que goza de una gran popularidad, también con una gran variedad ecológica. La ecorropa, tanto la elaborada con productos naturales y sostenibles, como la reciclada, puede adquirirse en diversas tiendas especializadas o de Comercio Justo. Los productores de colonias y cosméticos ecológicos también ofrecen un amplio surtido con todo tipo de elementos y esencias naturales, no tóxicas y respetuosas con el medio ambiente. Los complementos también pueden ser ecológicos, y en algunos casos, llamativos y originales.

Regalar juguetes que no requieran embalaje excesivo o que no necesiten pilas contribuye a cuidar el medio ambiente

Los más aficionados a la tecnología tienen en el mercado multitud de productos elaborados con materiales reciclables e, incluso, reciclados que se caracterizan por consumir poca electricidad gracias a sus sistemas de eficiencia energética. En este sentido, para los más concienciados con el ahorro en el hogar, un buen regalo puede ser un contador inteligente que avisa en todo momento del consumo eléctrico.

Son cada vez más numerosos los productos que llevan instalados paneles solares para autoabastecerse de energía, desde radios hasta mochilas o cargadores para aparatos electrónicos. Otro curioso regalo pueden ser unas pilas que se recargan directamente mediante conexión USB. Así como los libros y películas de naturaleza o contenido medioambiental, con temas muy variados y actuales, como el cambio climático y, por qué no, atreverse con una suscripción a una asociación ecologista.

Más responsabilidad requiere el regalo de una mascota, por eso se recomienda la adopción. La protectora de animales El Refugio estima que más de 250.000 animales se podrían regalar durante las navidades en España.

Símbolos navideños

Árbol de Navidad natural o artificial: ésa es la cuestión. Ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes medioambientales. En cualquier caso, una utilización responsable ayudará a reducir su impacto. Si se elige un árbol natural, conviene conseguirlo con raíces y suficiente cepellón (tierra adherida), regarlo y alejarlo de la calefacción para mantenerlo con vida hasta devolverlo a un punto de recogida tras el periodo festivo. Por su parte, un árbol artificial de buena calidad y elaborado con materiales respetuosos con el ambiente puede durar muchos años.

En cuanto a los adornos navideños, una opción es elaborarlos en casa a partir de materiales reciclados. Los pequeños de la casa pueden así disfrutar de esta distracción que sirve además de estímulo para proteger el medio ambiente.

Las luces navideñas pueden dosificarse mediante temporizadores y lámparas de bajo consumo. En el momento de enviar tarjetas de felicitación, los más tradicionales pueden decantarse por ejemplares elaborados con materiales reciclados y de carácter solidario, mientras que los usuarios de Internet pueden utilizar el correo electrónico o las felicitaciones virtuales.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto