Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

EROSKI CONSUMER analiza 170 centros de salud en 18 provincias del país y la duración de la consulta, el tiempo de espera y la satisfacción de 4.250 pacientes: Los pacientes están satisfechos con la atención médica, pero la facilidad para conseguir cita es el aspecto que peor valoran

Los ambulatorios se hallan en buen estado aunque la información al usuario continúa siendo deficiente. La duración media de cada consulta es de diez minutos

18 ciudades una a una

 

A Coruña

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en A Coruña, así como los tiempos de espera y la valoración de 4.250 pacientes (250 coruñeses)

Los pacientes coruñeses se encuentran entre los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es de notable alto (8,6 puntos sobre 10). La mejor nota de todo el estudio
  • Los centros de salud visitados presentan algunas carencias en la dotación de servicios, en la información que se facilita a los usuarios y en las medidas de seguridad

  En el caso de A Coruña, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital coruñesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

La demora media en la consulta de 250 pacientes sobre los que se realizó el seguimiento fue de 10 minutos, por debajo de la media nacional que se acerca al cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera es de 12 minutos, dos más que la media global del estudio que es de 10 minutos. En comparación con el estudio elaborado en 2006 por EROSKI CONSUMER, el tiempo de espera ha mejorado considerablemente ya que se ha reducido en 22 minutos (la mayor reducción de las 18 provincias), mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se ha incrementado en tres minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios coruñeses encuestados fue sobresaliente: una media de 8,6 puntos sobre 10 (por encima del promedio del conjunto del informe, cifrado en un 8). Los aspectos con mejores calificaciones fueron: la capacidad de escucha del médico, el horario de atención de las consultas, las explicaciones e información facilitada por el médico en la consulta, el trato del personal de enfermería y el conocimiento por parte de los profesionales sanitarios del historial de cada paciente (con notas que oscilan entre los 8,9 puntos y los 8,7 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 8,4 puntos cuando se trataba de valorar, cómo se conseguía una cita para una consulta médica y el equipamiento del centro de salud. En comparación con una encuesta similar elaborada en 2006, la opinión de los usuarios coruñeses acerca del funcionamiento de estos centros de salud era algo más baja pero igualmente satisfactoria (8,1).

La visita a los centros de salud: calidad mejorable

Ninguno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, sin embargo, las carencias presentes dejan buena muestra de la mediocre calificación global que se merecen estos centros de salud ('aceptable'), inferior a la media del estudio ('bien'). Si comparamos esta nota con la obtenida por los centros de salud coruñeses analizados en 2006, se ha experimentado un ligero empeoramiento ya que por aquel entonces, los ambulatorios visitados recibieron una buena calificación ('bien').

Por apartados, las peores valoraciones correspondieron a la seguridad de estos centros de salud así como la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios de estos espacios. Así, las carencias más evidentes se resumen en que la mitad de los centros no cuentan con mangueras, las puertas de emergencia observadas estaban cerradas y no había vigilante de seguridad. Por su parte, en el caso de la dotación de servicios, en la mitad de los centros falta al menos un teléfono público y solo existe sistema de megafonía para llamar a consulta a los pacientes en cuatro de los diez centros. Por último, la información que se facilita a los usuarios resultó deficiente debido a que no hay ni rastro de carteles con el horario del centro o el horario de consulta de cada médico en ninguno de los diez visitados en A Coruña, y tampoco se vio indicación alguna sobre la existencia de buzón de sugerencias o libro de reclamaciones.

No obstante, estos diez centros de atención primaria gallegos pueden presumir de las óptimas medidas de accesibilidad así como de la limpieza de los recintos. El estado interior no era deficiente, todos los aseos disponían de jabón y no se detectaron olores desagradables en ningún ambulatorio; además de que todos los centros son accesibles y solo uno de ellos no contaba con todos sus aseos adaptados para una persona en silla de ruedas.

Alava

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Álava, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 usuarios en territorio alavés)

Los pacientes alaveses esperan 12 minutos para acceder a la consulta del ambulatorio, un cuarto de hora menos que hace cuatro años

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7,4 puntos sobre 10), aunque inferior a la media nacional (8 puntos)
  • La buena calidad de los centros alaveses queda patente en la limpieza, seguridad, accesibilidad, dotación de servicios e información facilitada al usuario en estas instalaciones

  En el caso de Álava, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital alavesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

En el caso de Álava, la demora media en la consulta se encuentra entre las más bajas del estudio: 12 minutos, por debajo de la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera mejora la media nacional (10 minutos) y se concreta en 12 minutos. En comparación con las cifras obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha reducido cerca de un cuarto de hora, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha mejorado en cinco minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios alaveses encuestados ha sido notable: una media de 7,4 puntos sobre 10 (algo menos que el promedio del conjunto del informe, cifrado en 8 puntos), apenas 0,1 puntos más que en 2006. Los aspectos con mejores calificaciones en esta ocasión han sido: el trato del personal de enfermería, las explicaciones, los consejos y la información facilitada por el médico en la consulta, la capacidad de escucha de éste de sus pacientes y la cercanía del centro (con notas que oscilan entre los 8 puntos y los 7,5 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 6,6 puntos cuando se trataba de valorar la facilidad para conseguir cita para una consulta médica.

La visita a los centros de salud: buena calidad

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER; esto da cuenta de la óptima calidad tras la visita a estas instalaciones ('bien'), nota que comparte con la media global del resto de provincias estudiadas. Si comparamos esta calificación con la obtenida por los centros de salud alaveses analizados en 2006, la nota ha experimentado un ligero empeoramiento ya que entonces obtuvo un 'bien-muy bien'.

Con todo, las valoraciones fueron igualmente positivas y satisfactorias ('bien') en todos los apartados analizados por los técnicos de la revista: limpieza y mantenimiento de las instalaciones, seguridad, accesibilidad, dotación de servicios e información al usuario. Buen ejemplo de ello es que todos los centros son accesibles desde la calle y una vez dentro, prácticamente la mayoría de los ambulatorios tienen sus aseos adaptados, el número de asientos de la sala de espera es suficiente, así como la dotación de papeleras repartidas por todos los centros de salud. Además, los técnicos no detectaron olores desagradables durante la visita a estos ambulatorios, las dependencias de casi todos los centros están bien señalizadas y las salidas de emergencia (presentes en todos los centros de salud) estaban correctamente indicadas.

Sin embargo, se detectaron carencias en la visita realizada por parte de los técnicos de EROSKI CONSUMER: en tres de cada cuatro ambulatorios el pavimento no era antideslizante; la temperatura no era la idónea en la mitad de ellos; faltaba jabón en los aseos de un centro y se encontró un baño sucio en una instalación.

Alicante

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Alicante, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 usuarios en la provincia alicantina)

Los pacientes alicantinos están más satisfechos con sus ambulatorios que hace cuatro años, cerca de dos puntos más que entonces

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8 puntos sobre 10)
  • Los centros visitados únicamente presentan carencias en la dotación de servicios y en la información que se facilita a los usuarios

  En el caso de Alicante, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital alicantina y otras localidades de la provincia. Se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

La demora media en la consulta se encuentra por debajo de la media del estudio: 13 minutos. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera no cambiaba de la media global del estudio ya que se mantiene en los 10 minutos. En comparación con las cifras obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha acortado en ocho minutos mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se ha reducido en dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios alicantinos encuestados fue notable: una media de 8 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En cuatro años, esta valoración ha aumentado 1,7 puntos: de un 6,3 ha pasado al 8 actual (la segunda subida más importante por detrás de la de Guipúzcoa 2,1 puntos). Los aspectos con mejores calificaciones en esta ocasión han sido: los consejos, la información y las explicaciones dadas por el médico, así como su capacidad de escucha de las inquietudes de los pacientes; el conocimiento por parte de los profesionales sanitarios del historial de cada paciente y el horario de consultas del centro médico (con notas que oscilan entre los 8,4 puntos y los 8,1 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 7,1 puntos en la valoración de la facilidad para conseguir cita para la consulta médica

La visita a los centros de salud: calidad óptima

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, la valoración final de estos centros de atención primaria es de un 'bien', igual que la media nacional. Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud alicantinos analizados en 2006, la calificación ha mejorado en los últimos cuatro años, ya que entonces obtuvo un 'aceptable'.

Con todo, la peor nota se reservó para el apartado de dotación de servicios e información, ya que no consiguen superar un 'aceptable'. La limpieza, por su parte, es valorada con un satisfactorio 'bien', mientras que la seguridad de las instalaciones y la accesibilidad resultan sobresalientes ('muy bien').

Entre las carencias presentes en estos centros de salud alicantinos, destaca que la mitad de ellos no contaban con teléfono público, en tres de cada cuatro ambulatorios no se usa megafonía para llamar a los pacientes y que pasen a la consulta, tampoco había buzón de sugerencias en cinco espacios y en ninguno de los ocho centros de atención primaria se pudo conocer el horario de consulta de cada médico, ya que no se indicaba.

Algo mejor es la limpieza de estos centros de salud, la temperatura era adecuada en todas las instalaciones, todos los aseos observados contaban con jabón, no se percibieron olores desagradables y todo el mobiliario estaba en correcto estado y no era anticuado. Sin embargo, las valoraciones más sobresalientes recaen en la accesibilidad y seguridad de estas instalaciones: todos los centros son accesibles desde la calle, cuentan con plazas de aparcamiento para discapacitados en las inmediaciones y sus baños son accesibles para una persona en silla de ruedas. En lo que respecta a la seguridad, a ninguno de los ocho centros le faltan extintores, mangueras y puertas de emergencia bien señalizadas.

Asturias

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Asturias, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes, 200 de ellos asturianos

Los pacientes asturianos se encuentran entre los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7,9 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados destacan en su limpieza pero tienen carencias localizadas en accesibilidad, seguridad, información y dotación de servicios

  En el caso de Asturias, se visitaron ocho centros de salud repartidos entre la capital ovetense y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

La demora media en la consulta se encuentra entre las más bajas del estudio: 11 minutos, inferior a la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera no variaba de la media global del estudio ya que se mantiene en los 10 minutos. Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera ha mejorado en nueve minutos mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se ha reducido en un minuto.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios asturianos encuestados fue notable: una media de 7,9 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). Los aspectos con mejores calificaciones en esta ocasión han sido: la cercanía del centro de salud, el equipamiento de las instalaciones, el trato dado por el personal de enfermería y la capacidad de escucha del médico; además, del tiempo dedicado en cada consulta, la facilidad para coger cita previa y la información, consejos y explicaciones dadas por el médico en la consulta (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...). Todo ello con notas que oscilan entre los 8,1 puntos y los 8,2 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 4,8 puntos en la valoración del horario de atención de estos centros de salud. En comparación con el estudio realizado en 2006, la opinión global expresada entonces era muy similar a la actual (7,5 puntos sobre 10).

La visita a los centros de salud: calidad mejorable

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, sin embargo la calificación final demuestra las carencias presentes en estos centros de atención primaria, ya que no logran más que un 'aceptable', cuando la media general es algo mejor ('bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud asturianos analizados en 2006, la nota ha empeorado en los últimos cuatro años, ya que entonces obtuvo un 'bien'.

Con todo, las peores valoraciones se reservaron para los apartados de accesibilidad, seguridad y la dotación de servicios e información que se facilita a los usuarios de estos centros ya que no superan el 'aceptable'. Más de la mitad de los centros cuentan con sus aseos sin adaptar, no hay ni rastro de carteles escritos en braille en ninguno de los ocho ambulatorios y en dos instalaciones no se vieron en las inmediaciones plazas de aparcamiento reservadas a personas discapacitadas. En cuanto a la seguridad, solo en la mitad de los centros visitados se observaron salidas de emergencia bien señalizadas.

En cuanto a la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios: no hay indicaciones de que haya un libro de reclamaciones en alguno de estos ocho ambulatorios ni tampoco carteles con el horario de las consultas. Asimismo, más de la mitad de los centros no usan la megafonía para llamar a consulta a los pacientes y solo tres disponen de teléfonos de uso público.

Sin embargo, el estado de limpieza de estos ambulatorios es óptimo (la nota es de un 'bien'). En este último caso, los ejemplos más satisfactorios se refieren a que no había olores desagradables ni baños sucios en ninguno de los ocho ambulatorios y a que además, tanto la fachada como el interior de estas instalaciones se encontraban en perfecto estado de mantenimiento.

Barcelona

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 15 de ellos en Barcelona, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (375 usuarios en la capital condal)

Los pacientes barceloneses son los que más tiempo permanecen en la consulta

  • El tiempo medio que estos pacientes permanecen en la consulta de su médico de cabecera es de 13 minutos, 3 más que la media global del estudio (10 minutos)
  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7,8 puntos sobre 10), algo menos que la media nacional

  En el caso de Barcelona, se visitaron 15 centros de salud repartidos entre la ciudad condal y otras localidades de la provincia. Se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 375 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 375 pacientes.

La demora media en la sala de espera de 375 pacientes cronometrados en este territorio es de un minuto por encima de la media del estudio: 16 minutos. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera es de 13 minutos, el mayor del estudio. Si comparamos estas cifras con las obtenidas en 2006 cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha reducido en tres minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha mejorado en dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 375 usuarios de Barcelona encuestados fue notable: una media de 7,8 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe), apenas 0,1 puntos más que la valoración de 2006. Los aspectos con mejores calificaciones fueron: las explicaciones e información facilitada por el médico, así como su capacidad de escucha; la cercanía del centro de salud, el trato del personal de enfermería y el horario de atención de los ambulatorios (con notas que oscilan entre los 8,2 puntos y los 7,9 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 7,4 puntos en la valoración del equipamiento del centro de salud.

La visita a los centros de salud: una buena calidad

Ninguno de los 15 ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER. La calificación final de estos centros de atención primaria es de 'bien', igual que la media nacional. En comparación con la nota obtenida en 2006, la nota no ha cambiado en los últimos cuatro años.

Con todo, las peores valoraciones se reservaron para los apartados de seguridad y la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios de estos centros ('aceptable' en todos los casos). Por su parte, logran un 'bien' cuando se trata de analizar si estos ambulatorios están en correctas condiciones de limpieza y mantenimiento y un 'muy bien' cuando se habla de accesibilidad.

Así, en lo que se refiere a la seguridad, los fallos más llamativos se concretan en que 12 de los 15 centros no contaban con cámaras de seguridad y en tres, los técnicos de la revista no vieron detectores de humo. En lo que se refiere a la dotación de servicios y a la información que se facilita a los usuarios, las carencias quedan patentes con estos ejemplos: más de la mitad de los centros no disponen de teléfono público, durante el análisis de los técnicos de EROSKI CONSUMER, se pudo comprobar que no había nadie la en recepción de uno en el tiempo que duró la visita; la mitad de las instalaciones no cuentan con señal alguna que indique el horario de atención del ambulatorio y en uno de cada cinco no se vio cartel con las normas de comportamiento.

No obstante, la limpieza y la accesibilidad son buenas. Así, apenas se vio mobiliario anticuado en un centro, el estado de mantenimiento interior era correcto en los 15 ambulatorios y en la misma proporción la temperatura era adecuada, no se detectaron olores desagradables y todos los baños contaban con jabón. Asimismo, todos los centros resultan accesibles en sus accesos desde la calle hacia el interior, cuentan con aseos adaptados a las personas en sillas de ruedas y más de la mitad de los ambulatorios cuentan con su recepción a una altura más baja para que resulte más cómoda para las personas en sillas de ruedas.

Córdoba

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos de Córdoba, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 de ellos cordobeses)

Los pacientes cordobeses se encuentran entre los que menos tiempo permanecen en la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7,9 puntos sobre 10)
  • La calidad de los centros de salud visitados es óptima pero tienen carencias en dotación de servicios e información al usuario

  En el caso de Córdoba, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital cordobesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

El tiempo medio de permanencia en la consulta se encuentra entre las más bajas del estudio: 6 minutos, por debajo de la media nacional que es de 10 minutos. Sin embargo, el tiempo medio de espera para que el médico atendiera a esos pacientes es inferior a la media del resto de provincias (13 minutos). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera ha mejorado en tres minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido tres minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios cordobeses encuestados fue notable: una media de 7,9 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). Los aspectos con mejores calificaciones fueron: la cercanía del centro de salud, el horario de atención, el equipamiento del centro y la facilidad para coger cita previa (con notas que oscilan entre los 8,5 puntos y 8 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 7,7 puntos en la valoración del tiempo dedicado por el médico así como la información facilitada por éste sobre tratamientos, salud, medicación, etc. En comparación con la valoración otorgada hace cuatro años, la opinión de los pacientes cordobeses sobre el funcionamiento de sus ambulatorios apenas ha cambiado (en 2006 era de 7,7 puntos sobre 10).

La visita a los centros de salud: calidad satisfactoria

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, por lo que la calificación final de estos centros de atención primaria es igual que la media ('bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud cordobeses analizados en 2006, la nota ha mejorado en los últimos cuatro años ya que entonces no pasaba del 'aceptable'.

Destaca de forma negativa el apartado de dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios ya que no logran más que un 'aceptable'. Sin embargo, se otorga un 'bien' a la seguridad de estas instalaciones y un 'muy bien' que comparten el análisis de la limpieza y la accesibilidad.

Así, en el primer caso los fallos más significativos fueron que en ningún centro se observó un cartel con el horario de apertura y cierre del centro, ni tampoco el de consulta del médico. Asimismo, los técnicos de la revista comprobaron que no se usa la megafonía para llamar a los pacientes en ningún ambulatorio y dos centros de salud no cuentan con paradas de transporte público cercanas. Las carencias son menos numerosas cuando se trata de analizar la seguridad de estas ocho instalaciones: un centro de los ocho analizados no dispone de cámaras de videovigilancia y otro de detectores de humo.

Con todo, los mejores resultados recaen en la limpieza y las medidas de accesibilidad. Todos los centros son accesibles desde la calle, también en su interior, y cuentan con aseos habilitados para personas con discapacidad; además de que no se percibieron olores desagradables ni aseos sucios ni mobiliario anticuado en ninguno de los ocho centros de atención primaria visitados por los técnicos de la revista.

Granada

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Granada, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 granadinos)

Los pacientes granadinos permanecen en la consulta cuatro minutos menos que hace cuatro años, una de las mayores bajadas del estudio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es muy notable (8,3 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados destacan por su limpieza, seguridad, dotación de servicios e información pero no resultan del todo accesibles

  En el caso de Granada, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital granadina y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

En el caso de Granada, la demora media se encuentra apenas un minuto por encima de la media del resto de provincias analizadas: 16 minutos, cuando el índice global es de un cuarto de hora. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera no difiere de la media global del estudio ya que se mantiene en los 10 minutos. Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado en un minuto, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se ha reducido en cuatro minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios granadinos encuestados fue notable: una media de 8,3 puntos sobre 10 (algo por encima del promedio del conjunto del informe). En comparación con los datos de 2006, la valoración global ha aumentado 1,3 puntos, entre las mayores subidas del informe (hace cuatro años, los usuarios granadinos calificaron los ambulatorios con un 7).

Los aspectos con mejores calificaciones en esta ocasión han sido: el horario de atención del centro de salud, el trato del personal administrativo y de enfermería, el tiempo que se toma el médico con cada paciente así como la facilidad para conseguir una cita médica y el equipamiento del centro (con notas que oscilan entre los 8,4 puntos y los 8,5 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 8 puntos en la valoración de la cercanía del centro.

La visita a los centros de salud: calidad óptima

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, por tanto, la nota final tras la valoración de estos ambulatorios es de un 'bien' (igual que la media nacional). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud granadinos analizados en 2006, la nota no ha cambiado en los últimos cuatro años.

Con todo, la peor valoración se reserva para el apartado de accesibilidad, ya que no logra más que un 'aceptable' debido, entre otras cosas, a que ninguno de los ambulatorios cuenta en las inmediaciones con plazas de aparcamiento reservadas para personas discapacitadas, en la misma proporción no se vieron carteles escritos en braille y de los siete ambulatorios que disponen de cabinas telefónicas, más de la mitad no estaban a una altura que resultara accesible.

Por su parte, mejora la valoración final que se otorgó a la seguridad de instalaciones, así como la dotación de servicios y la información que se facilita en estos centros de salud, ya que las dependencias de todos los centros están bien señalizadas y en cinco de ellos aparecen indicaciones con las normas de comportamiento dentro del centro. Asimismo, salvo en dos centros de salud, en el resto el número de asientos en las salas de espera son suficientes, la recepción de todos los ambulatorios estaba convenientemente atendida y prácticamente la mayoría de las instalaciones disponían de teléfono público. En lo que se refiere a si estos centros de atención primaria son seguros o no, lo cierto es que todos ellos cuentan con extintores visibles, todas las puertas de emergencia estaban abiertas y no se vio nada peligroso durante la visita.

Por último, el apartado más sobresaliente corresponde a la valoración de la limpieza y estado de mantenimiento de estos ambulatorios ya que no hay ni rastro de aseos sucios, mobiliario anticuado, olores desagradables o temperatura inadecuada en las distintas estancias de los ocho ambulatorios.

Guipúzcoa

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Guipúzcoa, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 usuarios en territorio guipuzcoano)

Los pacientes guipuzcoanos se encuentran entre los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio


  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria ha aumentado 2,1 puntos en cuatro años y es notable (7,9 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados presentan carencias en la dotación de servicios y en la información que se facilita a los usuarios

  En el caso de Guipuzcoa, se visitaron 8 centros de salud ubicados entre la capital donostiarra y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

La demora media en la consulta de 200 pacientes sobre los que se realizó el seguimiento en ocho ambulatorios de este territorio se encuentra entre las más bajas del estudio: 9 minutos, por debajo de la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera apenas es un minuto menos que la media global del estudio (9 minutos frente a los 10 globales). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, el tiempo en la sala de espera se ha reducido en siete minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se ha incrementado en un par.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios guipuzcoanos encuestados fue notable: una media de 7,9 puntos sobre 10 (similar al promedio del conjunto del informe). Es destacable, además, que en cuatro años esta valoración haya aumentado 2,1 puntos, la mayor subida del informe. Los aspectos con mejores calificaciones en esta ocasión han sido: el equipamiento del centro y las explicaciones y la información facilitada por el médico en la consulta con notas que oscilan entre los 8,3 puntos y los 8,2 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 7 puntos cuando se trataba de valorar la facilidad para conseguir cita para una consulta médica.

La visita a los centros de salud: buena calidad

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, la calificación final demuestra las escasas carencias en estos centros de atención primaria, ya que logran un 'bien', igual que la media del resto de provincias estudiadas. Si comparamos esta nota con la obtenida por los centros de salud guipuzcoanos analizados en 2006, la nota se mantiene sin cambios en los últimos cuatro años.

Con todo, merece la pena destacar las carencias encontradas en el apartado de dotación de servicios e información disponible para los usuarios, ya que no logran más que un 'aceptable'. Sin embargo, no puede decirse lo mismo del resto de apartados estudiados con la visita de estos centros de salud ya que el resultado final es muy óptimo: la limpieza, accesibilidad y seguridad se han valorado con un 'muy bien'.

Los fallos más significativos se refieren a que la mayoría de los ambulatorios no disponen de teléfono público, no hay servicio de megafonía en ninguno de los ocho centros y es el propio médico o el personal de enfermería los que avisan del turno de cada paciente y que los aseos de dos instalaciones no disponían de cambiador de bebés. Asimismo, en ningún centro se halló la recomendación de apagar el móvil dentro de las consultas, un centro no contaba con su correspondiente nombre a la entrada y falta el horario de la consulta del médico en dos ambulatorios visitados por el técnico de EROSKI CONSUMER.

Sin embargo, los centros estudiados en Guipúzcoa para este estudio pueden presumir de su estado de mantenimiento y limpieza: nada de suciedad ni de olores desagradables en estos ocho centros, espacios con iluminación y temperatura adecuada, jabón en todos los aseos y suelos antideslizantes. Lo mismo puede decirse de la seguridad presente en cada instalación, así como de las medidas de accesibilidad que pudieron verse, ya que todos resultan accesibles desde la calle y cuentan con aseos adaptados a una persona en silla de ruedas, todas las salidas de emergencia están bien señalizadas y hay extintores y cámaras de seguridad repartidas por los ocho centros de atención primaria visitados.

La Rioja

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en La Rioja, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 riojanos)

Los pacientes riojanos son los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8,1 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados destacan por su buena calidad, especialmente en limpieza y accesibilidad

  En el caso de La Rioja, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital riojana y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

La demora media en la consulta de 200 pacientes sobre los que se realizó el seguimiento en ocho ambulatorios de esta provincia es la más baja del estudio: 5 minutos, muy alejada de la media nacional que es un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera mejora la media del estudio, ya que se mantiene en los 11 minutos, uno más que el índice general. Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha reducido en 10 minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico se mantiene idéntico.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios riojanos encuestados fue notable: una media de 8,1 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En comparación con los resultados registrados en 2006, apenas hay diferencias, ya que por entonces la opinión se mantenía igualmente satisfactoria (8 puntos sobre 10).

En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones fueron: el trato del personal tanto administrativo como sanitario, el conocimiento que el médico tiene del historial clínico de cada paciente así como la información que facilita (sobre medicinas, tratamientos...) y el horario de atención del centro (con notas que oscilan entre los 8,5 puntos y los 8,2 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 7,4 puntos en la valoración de la facilidad para conseguir cita para una consulta.

La visita a los centros de salud: calidad satisfactoria

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, por eso, la nota final es igual que la media del resto de provincias estudiadas ('bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud riojanos analizados en 2006, la nota se mantiene idéntica que hace cuatro años.

Coinciden con la nota final las valoraciones otorgadas a los apartados de seguridad, la dotación de servicios e información al usuario. Así, apenas se encontró alguna que otra carencia reseñable: no hay carteles donde se indique el horario de consulta de los médicos en tres centros de salud y en seis no se ha habilitado un buzón de sugerencias; en dos de las instalaciones faltan mangueras y en tres faltan extintores que estén repartidos por todo el centro; y salvo un ambulatorio, el resto contaban con un teléfono público.

Por su parte, la limpieza y accesibilidad de estos ocho centros riojanos obtuvo una nota de 'muy bien', debido a que en todos los centros no se detectan olores desagradables, la temperatura es la adecuada, todos los baños están limpios y el mobiliario no es anticuado. Asimismo, en la misma proporción resultan accesibles tanto desde la calle como en el interior y lo mismo sucede con los aseos de estos ocho centros de atención primaria.

Madrid

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 15 de ellos en Madrid, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (375 de ellos madrileños)

Los pacientes madrileños esperan cerca del cuarto de hora para entrar en la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8 puntos sobre 10), como la media del estudio
  • Los centros de salud visitados fallan especialmente en accesibilidad y seguridad

  En el caso de Madrid, se visitaron 15 centros de salud repartidos entre la capital española y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 375 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 375 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los quince ambulatorios de este territorio es de 13 minutos, cercana a la media nacional (15 minutos). Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era de 9 minutos (apenas un minuto menos que la media global del estudio). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha mantenido en cuatro años, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido seis minutos, la mayor bajada del estudio.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 375 usuarios madrileños encuestados fue notable: una media de 8 puntos sobre 10, como la media global del estudio. Si se vuelve la vista al estudio de 2006, la opinión de los usuarios encuestados entonces era algo más baja, pero también satisfactoria (7,7).

Los aspectos con mejores calificaciones han sido: las explicaciones y la información del médico (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...) y su capacidad de escucha. Todo valorado con más de 8 puntos sobre 10. No obstante, las notas más bajas se otorgan al horario de atención al público, al trato del personal administrativo, a la facilidad de conseguir cita y al equipamiento del centro (valorados todos estos aspectos con menos de 8 puntos).

La visita a los centros de salud: calidad aceptable

Dos de los quince ambulatorios visitados suspenden la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, aunque la calificación final de los centros de atención primaria es de un ajustado 'aceptable', por debajo de la media ('bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud madrileños analizados en 2006, la calificación ha empeorado en los últimos cuatro años, puesto que entonces obtenía un 'bien'.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable' de nota media). Sin embargo, Madrid fue una excepción (obtiene un 'bien'). Y es que aunque 11 de los 15 no disponen de buzón de sugerencias y en doce, no se vieron carteles con el horario de atención al público; la dotación de papeleras y asientos en la sala de espera era suficiente en líneas generales y las diferentes dependencias de las instalaciones estaban bien señalizadas.

También la limpieza y el mantenimiento de los centros se ha valorado con un 'bien': el estado del exterior e interior de todos los centros es bueno, la temperatura es la adecuada y los aseos estaban limpios.

Por último, los apartados de accesibilidad y seguridad se califican con un ajustado 'aceptable'. Durante la visita, se comprobó que aunque el interior de todos los centros era accesible; en siete, no había aseos adaptados, en seis no se vieron plazas exclusivas para personas discapacitadas cercanas y en dos, la puerta de emergencia estaba cerrada.

Málaga

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en Málaga, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (250 de ellos malagueños)

Los pacientes malagueños son de los que más esperan a la hora de entrar en la consulta del médico

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8,6 puntos sobre 10), la nota más alta del estudio
  • Los centros de salud visitados fallan especialmente en información y servicios, y accesibilidad

  En el caso de Málaga, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital malagueña y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los diez ambulatorios de este territorio es de las más altas del estudio: 26 minutos (la media nacional son 15 minutos), solo por detrás de Zaragoza (30 minutos). Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era de 9 minutos (un minuto menos que la media global del estudio). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado casi un cuarto de hora (13 minutos), mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido tres.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios malagueños encuestados fue notable: una media de 8,6 puntos sobre 10. Se trata de la mejor nota del estudio (junto con A Coruña), 0,6 puntos por encima del promedio del conjunto del informe. Si se vuelve la vista atrás, al estudio de 2006, la opinión expresada entonces era más baja pero igual de notable (7,5 puntos sobre 10).

En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: la cercanía del centro, las explicaciones, consejos e información del médico (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...), su capacidad de escucha y conocimiento del historial. Todo valorado con un 8,8 sobre 10 puntos. No obstante, las notas más bajas se otorgan el equipamiento y al horario de atención al público del centro (valorados ambos aspectos con un 8,3).

La visita a los centros de salud: calidad aceptable

Solo uno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, aunque la calificación final de los centros de atención primaria es de un ajustado 'aceptable', por debajo de la media (un 'bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud malagueños analizados en 2006, la calificación ha empeorado en los últimos cuatro años, ya que entonces obtenía un 'bien'.

Los centros de salud analizados en las 18 provincias fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable' de nota media). Y Málaga no es la excepción: ocho instalaciones visitadas no disponían del cartel con los horarios de atención al público, en una no había personal en recepción ni tampoco la suficiente dotación de papeleras. Asimismo, la accesibilidad fue valorada con un 'aceptable': en cinco centros no había plazas de aparcamiento exclusivas para discapacitados cercanas al edificio y en tres, no se observaron aseos adaptados.

No obstante, la seguridad y la limpieza y el mantenimiento obtuvieron un 'bien', como la media global del estudio. No se percibieron olores desagradables, el interior del edificio y los aseos estaban limpios en todos los casos, la temperatura era la adecuada, y se observaron extintores y cámaras de seguridad en los diez centros de salud visitados.

Murcia

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Murcia, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 de ellos murcianos)

Los pacientes murcianos son de los que menos esperan para entrar en la consulta del médico

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados fallan especialmente en información, servicios y accesibilidad de sus instalaciones, valorados con un 'aceptable'

  En el caso de Murcia, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital murciana y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los ocho ambulatorios de este territorio es de las más bajas del estudio: 7 minutos (la media nacional son 15 minutos), cuatro veces menos que Zaragoza (30 minutos). Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era también de 7 minutos (tres menos que la media global del estudio) y entre los tiempos más bajos del estudio (solo Valencia y Córdoba tenían menos, 6 minutos de media). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera ha descendido cinco minutos. También el de permanencia con el médico, dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios murcianos encuestados fue notable: una media de 8 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). Si se compara la nota final otorgada por los pacientes murcianos encuestados con la opinión expresada hace cuatro años, cuando se hizo un estudio similar, apenas ha cambiado (8,1).

En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: el trato del personal de enfermería, las explicaciones y la información que el médico da a sus pacientes, el conocimiento de su historial, su capacidad de escucha y el tiempo que dedica a cada enfermo. Todo se valora con más de 8 puntos sobre 10. No obstante, la nota más baja se otorga al trato del personal administrativo (valorado con un 7,6).

La visita a los centros de salud: buena calidad

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER y la calificación final de los centros de Atención Primaria es de un 'bien', igual a la media global. Si comparamos esta nota con la obtenida por los centros de salud murcianos analizados en 2006, la nota no ha variado en los últimos cuatro años.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable' de nota media). Y Murcia no es una excepción. Durante la visita a las instalaciones de los centros de salud, no se vieron carteles con los horarios de consulta de los médicos, en siete no había buzón de sugerencias y en cinco no había indicaciones con el horario del centro salud ni con datos sobre servicios de urgencia.

En la provincia murciana, las instalaciones visitadas también fallaban en accesibilidad, apartado valorado con un 'aceptable', por debajo del 'bien' de la media: en una de cada cuatro no había aseos adaptados y en ninguno se vieron los carteles traducidos al braille.

Por el contrario, la limpieza y el mantenimiento se valoró con un 'muy bien', y la seguridad con un 'bien. No había olores desagradables y el estado interior de los centros estaba impecable. Además, había extintores por todas las dependencias, así como salidas de emergencia con la puerta abierta.

Navarra

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en el Navarra, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 usuarios en territorio navarro)

Los pacientes navarros se encuentran entre los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es muy notable (8,3 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados destacan en su accesibilidad y vigilancia pero no puede decirse lo mismo de las carencias localizadas en limpieza, información y dotación de servicios

  En el caso de Navarra, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre Pamplona y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

La demora media en la consulta se encuentra dos puntos por debajo de la media del estudio: 13 minutos, algo inferior a la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera es de 11 minutos, un minuto más que la media global del estudio (10 minutos). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado en tres, minutos mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha mejorado en dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios navarros encuestados es notable: una media de 8,3 puntos sobre 10 (por encima del promedio del conjunto del informe, 8 puntos). En comparación con el resultado de la encuesta realizada en 2006, en cuatro años, esta nota ha aumentado 0,7 puntos: ha pasado de un 7,6 a un 8,3.

En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: el trato de los enfermeros, el tiempo dedicado por el profesional sanitario a sus pacientes, sus explicaciones, la información y los consejos que proporciona, así como su capacidad de escucha y el conocimiento por parte de los profesionales sanitarios de la historia clínica de cada paciente (con notas que oscilan entre los 8,7 puntos y los 8,2 puntos sobre 10). No obstante, las notas bajaron hasta 7,7 puntos en la valoración del horario que ofrece el centro de salud.

La visita a los centros de salud: calidad regular

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, sin embargo la calificación final demuestra las carencias presentes en estos centros de atención primaria, ya que no logran más que un 'aceptable', cuando la media general es algo mejor ('bien'). Si comparamos esta nota con la obtenida por los centros de salud navarros analizados en 2006, la nota ha empeorado en los últimos cuatro años, aunque de forma anecdótica, ya que entonces obtuvo un 'aceptable-bien'.

Con todo, las peores valoraciones se reservaron para los apartados de limpieza y mantenimiento del centro de salud, así como la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios de estos centros ('aceptable' en todos los casos). Por su parte, logran un óptimo 'bien' cuando se trata de analizar si estos ambulatorios resultan accesibles para personas con discapacidad y si son seguros.

Así, en lo que se refiere a la limpieza, los fallos más llamativos se concretan en que en dos centros el mobiliario estaba anticuado, tres ambulatorios no contaban con una temperatura adecuada en sus salas, en la misma proporción no se vio jabón en los aseos y en uno de los centros lo más llamativo era el desagradable olor que se percibió en algunos baños. Por su parte, la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios resulta regular debido a que el número de papeleras era insuficiente en tres ambulatorios navarros y en la misma proporción no contaban con un teléfono público. En la mayoría de los centros, no se escuchaba la megafonía para llamar a los pacientes, en tres de cada cuatro ambulatorios no se indica el horario de consulta del médico y en cinco instalaciones no se vio un buzón de sugerencias.

No obstante, las medidas de accesibilidad y seguridad son buenas: todos los aseos están adaptados, salvo en dos centros; la mayoría de las recepciones se encuentran a baja altura para que puedan resultar cómodas para una persona en silla de ruedas, se vieron extintores en todos los centros de salud y solo uno de los ambulatorios carecía de puertas de emergencia.

Sevilla

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en Sevilla, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (250 de ellos sevillanos)

Los pacientes sevillanos se encuentran entre los que más esperan a la hora de entrar en la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8,2 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados fallan especialmente en seguridad y limpieza y mantenimiento de sus instalaciones

  En el caso de Sevilla, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital andaluza y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los diez ambulatorios de este territorio es de las más altas del estudio: 23 minutos (la media nacional son 15 minutos), solo por detrás de Zaragoza (30 minutos) y Málaga (26 minutos). Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era de 8 minutos (dos menos que la media global del estudio). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado casi un cuarto de hora, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido tres minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios sevillanos encuestados fue notable: una media de 8,2 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). Los aspectos con mejores calificaciones fueron: la cercanía de los centros de salud, las explicaciones que el médico da a sus pacientes, así como el conocimiento de su historial y su capacidad de escucha. Todo se valora con un 8,5. No obstante, las notas más bajas se otorgan al equipamiento del centro y al trato del personal administrativo (valorados ambos aspectos con un 7,9). Hace cuatro años la opinión era igualmente satisfactoria (8 puntos sobre 10).

La visita a los centros de salud: buena calidad

Ninguno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER y la calificación final de los centros de atención primaria es de un 'bien', igual a la media global. Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud sevillanos analizados en 2006, la calificación ha mejorado en los últimos cuatro años, puesto que entonces se encontraba entre el 'aceptable' y el 'bien'.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable de nota media). En Sevilla, sin embargo, la calificación es de 'bien' y se mantiene respecto a 2006. Durante la visita a las instalaciones de los centros de salud se vieron carteles con las normas de comportamiento y los derechos de los pacientes en todas ellas, así como indicaciones mostrando el lugar donde se encontraban las distintas dependencias del centro.

Los centros sevillanos destacan especialmente por su accesibilidad, apartado en el que obtienen un 'muy bien'. Todos eran accesibles tanto en el exterior como en el interior, sin barreras arquitectónicas que obstaculizasen el acceso a las diferentes dependencias. Entre otros fallos, en una de las instalaciones no se vieron aseos adaptados y los carteles no estaban traducidos al braille.

No obstante, la seguridad y la limpieza y el mantenimiento obtuvieron un 'aceptable' a diferencia de las medias del estudio en ambos apartados, que eran de 'bien'. Y es que pese que en todos los edificios los suelos eran antideslizantes, el interior estaba limpio y había extintores; en dos, sin embargo, los aseos estaban sucios y en cuatro, las puertas de emergencia estaban cerradas.

Valencia

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en Valencia, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (250 usuarios en la provincia valenciana)

Los pacientes valencianos permanecen en la consulta seis minutos de media, el tiempo más bajo del estudio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7 puntos sobre 10), la nota más baja del estudio
  • Los centros de salud visitados fallan en el estado de mantenimiento y seguridad

  En el caso de Valencia, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital valenciana y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los diez ambulatorios de este territorio se sitúa en la media del estudio: 17 minutos frente a los 15 de la media global. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era de 6 minutos (la más baja del estudio, junto con el de Córdoba). Si se comparan estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado diez minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido un minuto.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios valencianos encuestados fue notable: una media de 7 puntos sobre 10 (un punto menos que la media global del informe). Los centros valencianos son, junto a los de Murcia, los únicos del estudio que han visto reducido el grado de satisfacción de sus usuarios: en cuatro años, ha disminuido medio punto, mientras que en el resto de provincias ha aumentado.

Los aspectos con mejores calificaciones fueron: el trato del personal de enfermería, las explicaciones, los consejos y la información del médico (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...), el conocimiento del historial de cada paciente y su capacidad de escucha. Todo valorado con una puntuación de entre 7,1 y 7,4 puntos sobre 10. No obstante, las notas más bajas se otorgan a la facilidad para conseguir cita, el equipamiento y la cercanía del centro, el horario de atención al público, el trato administrativo y el tiempo que dedican los profesionales sanitarios a cada paciente (ninguno de los aspectos alcanza los 7 puntos).

La visita a los centros de salud: calidad 'aceptable'

Ninguno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, aunque la calificación final de los centros de atención primaria es de un ajustado 'aceptable', por debajo de la media global (un 'bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud valencianos analizados en 2006, la nota ha bajado de un 'bien' al 'aceptable' actual.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable de nota media). Valencia es una excepción, ya que obtiene un 'bien' en este apartado y también en el de accesibilidad. Y es que, durante la visita, se comprobó que siempre había personal en recepción para atender a los usuarios, la dotación de asientos en la sala de espera y de papeleras era suficiente, en la mayoría de las instalaciones las diferentes dependencias estaban bien señalizadas y solo en dos de los diez centros estudiados no se encontraron indicaciones sobre las normas de comportamiento y la obligación de apagar el teléfono móvil al entrar en la consulta. Además, la mayoría de las instalaciones eran accesibles desde el exterior y en el interior, sin barreras arquitectónicas que impidiesen el acceso a personas con algún tipo de discapacidad o con carritos de bebé.

Sin embargo, la limpieza, el mantenimiento y la seguridad se valoraron con un 'aceptable' (por debajo de la media global, que era de 'bien'). El motivo: solo en un centro de salud el suelo era antideslizante, en cuatro el mobiliario (puertas, asientos, etc.) era anticuado y en dos, los aseos estaban sucios. Además, en otros dos la puerta de emergencia no estaba bien señalizada y en seis, este acceso estaba cerrado.

Valladolid

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 8 de ellos en Valladolid, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (200 usuarios vallisoletanos)

Los pacientes vallisoletanos se encuentran entre los que más esperan a la hora de entrar en la consulta del médico

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (7,9 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados fallan especialmente en la información que ofrecen a sus pacientes y en la dotación de servicios

  En el caso de Valladolid, se visitaron 8 centros de salud repartidos entre la capital castellanoleonesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 200 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 200 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los ocho ambulatorios de este territorio es de las más altas del estudio: 22 minutos (la media nacional son 15 minutos), solo por detrás de Zaragoza (30 minutos), Málaga (26 minutos) y Sevilla (23 minutos). Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera era de 10 minutos (igual que la media global del estudio). Si comparamos estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado un cuarto de hora, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido cinco minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 200 usuarios vallisoletanos encuestados fue notable: una media de 7,9 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En cuatro años, esta valoración ha aumentado 0,3 puntos: de un 7,6 ha pasado al 7,9 actual. Los aspectos con mejores calificaciones han sido en esta ocasión: las explicaciones e información del médico (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...), su capacidad de escucha y conocimiento del historial, el equipamiento del centro y el tiempo dedicado por el profesional sanitario a cada enfermo. Todo se valora por encima de los 8 puntos. No obstante, las notas más bajas se otorgan a los consejos que proporciona el médico al paciente y al trato del personal administrativo (valorados ambos aspectos con menos de un 7,5).

La visita a los centros de salud: calidad mejorable

Ninguno de los ocho ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, aunque la calificación final de los centros de atención primaria es de un ajustado 'aceptable', por debajo de la media (un 'bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud vallisoletanos analizados en 2006, la calificación apenas ha variado en los últimos cuatro años, puesto que entonces se movían entre el 'aceptable' y el 'bien'.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable de nota media). En Valladolid, sin embargo, la calificación es de 'regular' (la única que suspende en esta materia) y se mantiene respecto a 2006. Y es que una de cada cuatro instalaciones visitadas no disponía de buzón de sugerencias y las diferentes dependencias estaban mal señalizadas. Además, tan solo en una se informaba mediante un cartel de los horarios de consulta de los médicos o la obligación de apagar el teléfono móvil a la entrada de la consulta.

También la seguridad y la limpieza y el mantenimiento obtuvieron un 'aceptable'. A pesar de que los aseos estaban limpios, tampoco se percibieron olores desagradables y se vieron extintores en todos los edificios; en tres de cada cuatro, los suelos no eran antideslizantes, y en uno de cada cuatro la temperatura no era la adecuada (hacía demasiado calor) y la salida de emergencia no se encontraba bien señalizada.

Con todo, destaca la accesibilidad de los ocho centros vallisoletanos gracias al 'bien' recibido en este apartado. Todos eran accesibles tanto en el exterior como en el interior, sin barreras arquitectónicas que impidiesen la entrada y el acceso a las diferentes dependencias del edificio.

Vizcaya

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en Vizcaya, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (250 usuarios vizcaínos)

Los pacientes vizcaínos se encuentran entre los que menos esperan para acceder a la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados destacan por su accesibilidad pero tienen carencias localizadas en limpieza, seguridad, información y dotación de servicios

  En el caso de Vizcaya, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital vizcaína y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios con la realización de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

La demora media en la consulta se encuentra entre las más bajas del estudio: 8 minutos, menos que la media nacional, que se acerca al cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera no cambiaba de la media global del estudio, ya que se mantiene en los 10 minutos. Si se comparan estas cifras con las obtenidas en 2006 cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado en dos minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha mejorado en cuatro minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios vizcaínos encuestados fue notable: una media de 8 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En cuatro años, esta valoración ha aumentado de manera significativa: nada menos que medio punto. En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: la cercanía del centro de salud, el equipamiento de las instalaciones, el horario de atención, la facilidad para coger cita previa para la consulta y la información facilitada por el médico en la consulta (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...) con notas que oscilan entre los 8,3 puntos y los 8,1 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 7,8 puntos en la valoración del trato administrativo que se ofrece a los usuarios.

La visita a los centros de salud: calidad mejorable

Ninguno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER, sin embargo la calificación final demuestra las carencias presentes en estos centros de atención primaria, ya que logran un 'aceptable', cuando la media general es algo mejor ('bien'). Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud vizcaínos analizados en 2006, la nota ha empeorado en los últimos cuatro años ya que entonces obtuvo un 'bien'.

Con todo, las peores valoraciones se reservaron para los apartados de limpieza y mantenimiento de los centros de salud, así como la seguridad, la dotación de servicios y la información que se facilita a los usuarios de estos centros ('aceptable' en todos los casos). Por su parte, logran un óptimo 'muy bien' cuando se trata de analizar si estos ambulatorios resultan accesibles para personas con discapacidad.

Así, en lo que se refiere a la limpieza, los fallos más llamativos se concretan en que en tres centros el mobiliario estaba anticuado y en la misma proporción, las fachada de estos edificios no estaban limpias; el suelo no era antideslizante en dos centros y en la misma proporción se percibieron olores desagradables.

En cuanto a las medidas de seguridad de esta decena de ambulatorios, faltan mangueras en uno de los diez centros de salud, en tres ocasiones no se vieron salidas de emergencia señalizadas y en siete no se vieron vigilantes de seguridad durante la visita. Igual de regular es la dotación de servicios e información de estos ambulatorios vizcaínos, ya que más de la mitad no cuentan con teléfono público, no hay megafonía en ninguno de los centros para que los médicos llamen a sus pacientes y solo en tres de ellos se habían habilitado máquinas de autoventa de bebidas y comidas. Además, en prácticamente la mayoría de los centros no se especifica mediante un cartel el horario de consulta de los médicos, no hay indicativo alguno de que haya libro de reclamaciones en ninguno de estos diez ambulatorios y en cuatro de ellos no exponen en una señal cuáles son los derechos de los pacientes.

Sin embargo, las medidas de accesibilidad son buenas tal y como reflejan estos ejemplos: todos los centros de salud resultan accesibles, todos los accesos al centro están adaptados (salvo en un caso) y no hay ni un solo aseo que no resulte accesible para una persona en silla de ruedas.

Zaragoza

Analizados 170 centros de salud en 18 provincias de todo el país, 10 de ellos en Zaragoza, así como los tiempos de espera y la opinión de 4.250 pacientes (250 usuarios en la provincia zaragozana)

Los pacientes zaragozanos son los que más esperan a la hora de entrar en la consulta del ambulatorio

  • El grado de satisfacción de los usuarios con los centros de salud de atención primaria es notable (8,2 puntos sobre 10)
  • Los centros de salud visitados se encuentran en buen estado de limpieza, mantenimiento, accesibilidad, seguridad, servicios e información

  En el caso de Zaragoza, se visitaron 10 centros de salud repartidos entre la capital aragonesa y otras localidades de la provincia. Así, se han analizado algunos parámetros fundamentales de la calidad del servicio de estos ambulatorios a través de una encuesta de satisfacción a 250 usuarios y una visita in situ de estas instalaciones. Además, se registraron los tiempos de espera y los minutos que cada médico concedía de consulta a 250 pacientes.

En el estudio, se concluyó que la demora media en la consulta de los diez ambulatorios de este territorio es la más alta del estudio: 30 minutos, dobla la media nacional que es de un cuarto de hora de espera. Por su parte, el tiempo medio que estos pacientes permanecían en la consulta de su médico de cabecera apenas cambiaba de la media global del estudio ya que son 9 minutos (el tiempo medio era de 10 minutos). Si comparamos estas cifras con las obtenidas hace cuatro años, cuando EROSKI CONSUMER hizo un estudio similar, el tiempo de espera se ha alargado nada menos que 25 minutos, mientras que el tiempo medio de permanencia con el médico ha disminuido dos minutos.

El grado de satisfacción con el funcionamiento de los ambulatorios de los 250 usuarios zaragozanos encuestados fue notable: una media de 8,2 puntos sobre 10 (en el promedio del conjunto del informe). En cuatro años, esta valoración ha aumentado medio punto: de un 7,7 ha pasado a un 8,2 actual. En esta ocasión, los aspectos con mejores calificaciones han sido: la cercanía del centro de salud, las explicaciones, consejos e información proporcionada por el médico al paciente (sobre tratamientos, problemas médicos, medicación...) y su capacidad de escucha. Son aspectos que se valoran con 8,4 puntos sobre 10. No obstante, las notas bajaron hasta 7,7 puntos en cuanto a la facilidad para pedir cita.

La visita a los centros de salud: buena calidad

Ninguno de los diez ambulatorios visitados suspende la prueba propuesta por EROSKI CONSUMER y la calificación final de los centros de atención primaria es de un 'bien', igual que la media. Si se compara esta nota con la obtenida por los centros de salud zaragozanos analizados en 2006, la nota no ha variado en los últimos cuatro años, puesto que entonces también obtuvo un 'bien'.

Los centros de salud analizados en las 18 ciudades fallaban especialmente en el apartado de información y servicios (con un 'aceptable' de nota media). Sin embargo, en Zaragoza la calificación es de un 'bien' y se mantiene respecto a 2006. Y es que, por regla general, las dependencias de casi todos los centros estaban bien señalizadas, en todos se indicaba la obligación de apagar el teléfono móvil al entrar en la consulta, la dotación de papeleras y asientos en la sala de espera era suficiente y siempre había personal en recepción. Aun así, se observaron algunas carencias: en cinco instalaciones no se vio el horario del centro de salud, y en la misma proporción no había buzón de sugerencias.

También en accesibilidad, seguridad, mantenimiento y limpieza las valoraciones son buenas (en estos casos, igual a la media nacional, un 'bien'). Todos los edificios de los centros sanitarios analizados se encontraban en buen estado y eran accesibles tanto en el interior como en el exterior, no había olores desagradables en ninguno de ellos, los aseos estaban limpios y todos tenían extintores y mangueras en caso de incendio. Eso sí, también se vieron algunas carencias: en cuatro instalaciones las puertas de emergencia estaban cerradas y el suelo no es antideslizante, y en ninguno, los carteles estaban traducidos al braille.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto