Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Mochilas ligeras, espaldas sanas

Son la mejor opción para cargar el material escolar, por delante de carteras y carritos, siempre que no pesen más del 10% del peso corporal del niño

  El saber no ocupa lugar, pero sí que pesa. Muchos niños en edad escolar lo sufren a diario. Cada día deben transportar cuadernos, diccionarios y libros demasiado pesados para unas espaldas aún inmaduras. Se estima que un 50% de los niños y un 70% de las niñas de entre 13 y 15 años ya ha sufrido en alguna ocasión dolor de espalda. Algo que eleva considerablemente el riesgo de que lo padezcan de forma crónica en la etapa adulta, tal y como alerta la Fundación Kovacs, especializada en el cuidado de la espalda. Los porcentajes varian de un sexo a otro porque las niñas tienen, por norma general, menos masa muscular y tienden a quejarse en voz alta sobre el dolor de espalda al ser más comunicativas. En ocasiones incluso, interpretan como dolor lumbar un dolor de origen menstrual.

Para evitar estas situaciones, los expertos insisten en que es necesario aligerar el peso de las mochilas, que en ningún caso debe exceder el 10% del peso corporal del niño, y apostar por alternativas como los libros por fascículos o los soportes digitales.

La mochila más apropiada y su uso

Mientras se fraguan las futuras aulas digitales, los padres deben prestar atención a las recomendaciones de los expertos en espalda para que la de sus hijos no se resienta. Las elaboradas por la Escuela de Espalda de EROSKI CONSUMER (http://escuelas.consumer.es/web/es/espalda), la Fundación Kovacs en la web de la Espalda (http://www.espalda.org) y las diversas asociaciones de padres y madres son algunas de ellas. Todas insisten en que más allá de que los libros y el material escolar se puedan llevar en carteras, carritos, bandoleras o bolsos, la mejor opción es la mochila. Las carteras no son las más recomendables ya que cargan todo el peso sobre un solo hombro y obligan a adoptar posturas asimétricas. En cuanto a las mochilas de ruedas o carritos, aunque no están desaconsejadas del todo, deben tener un asa regulable a la altura del niño para que pueda transportalos de forma cómoda y ergonómica. Además, en lugar de tirar del carrito con una sola mano, el niño debe aprender a empujar con las dos manos hacia delante. Es la forma menos dañina para su salud lumbar ya que de lo contrario se tiende a torcer la espalda.

No más del 10% del peso corporal

Uno de cada tres escolares de más de seis años transporta un peso, entre la mochila y su contenido, equivalente al 35% de su peso corporal. Lo aconsejable es que el niño no cargue con más del 10% de su peso corporal. Esto significa que un estudiante de 40 kilos no puede llevar más de 4 kilos sobre su espalda. Cuando se sobrepasa este límite máximo recomendado, se incrementan entre 1,3 y 3,4 veces las molestias lumbares.

La inactividad física de los escolares conlleva una pérdida de fuerza en los músculos de la espalda y eleva el riesgo de padecer dolor en esta zona

Por esta razón, la Fundación Kovacs y la Organización Médica Colegial (OMC) diseñaron el pasado año la campaña "No le des la espalda a tu espalda", dirigida a estudiantes de entre 13 y 15 años. Este año han lanzado una campaña dirigida a escolares de menor edad. Aunque el dolor de espalda sea menos frecuente en niños más pequeños (afecta al 10% antes de los 10 años), su incidencia aumenta a partir de la primera década de la vida. Por esta razón, han difundido consejos de prevención a edades más tempranas. Para ello, mientras que en la ocasión anterior utilizaron el "Tebeo de la espalda" para concienciar a los adolescentes sobre este problema, el objeto de esta campaña es un cuento, titulado "El lumbago de Juan", dirigido a niños de entre 6 a 8 años. La herramienta se puede consultar a través de la Web de la Espalda (www.espalda.org).

Consejos frente al pupitre y el ordenador

  •   Postura: el niño tiene que sentarse lo más pegado posible a la silla. Su postura es correcta si al apoyar los pies en el suelo, las rodillas se mantienen al mismo nivel o por encima de las caderas. Es recomendable cambiar de postura con frecuencia y levantarse y caminar, si es posible, cada 45-60 minutos.
  • Mesa de estudio: su diseño debe permitir introducir las piernas por completo bajo la misma y la altura tienen que ser la adecuada para que el estudiante pueda apoyar los antebrazos en ella.
  • Silla: es preferioble que sea regulable en altura y con ruedas, ya que se puede adaptar en función del crecimiento del niño y permite que apoye los pies en el suelo. El respaldo ha de sdr alto para que el cuello también descanse. Frente al ordenador, la silla debe situarse lo más cerca posible del teclado con el fin de que el niño no tenga que inclinarse hacia adelante.
  • Pantalla: debe colocarse a 45 cm de distancia respecto a la cabeza respecto al cuerpo del niño, a la altura de los ojos o incluso un poco por debajo.
  • Teclado: la elevación del teclado sobre la mesa no debe superar los 25 ° ni se debe trabajar con él sobre las rodillas. Su correcta colocación debe permitir apoyar en línea recta las muñecas y los antebrazos respecto a éste, con los codos flexionados unos 90°.

Ratón: hay que elegir el ratón adecuado para el tamaño de las manos de los niños.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto