Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Comer de chiringuito

Los platos y tapas de los bares playeros no son necesariamente de peor calidad o menos saludables, pero conviene elegir con criterio y componer cada día menús equilibrados

  Protagonistas involuntarios de una polémica veraniega -la Administración pretende eliminar los más cercanos a la orilla, en aplicación de la Ley de Costas-, los chiringuitos forman parte indisoluble del pack playero de buena parte de quienes vacacionan en las costas españolas. Los platos contienen las mismas propiedades nutricionales y se cocinan de la misma forma, pero nos saben mejor en verano, fuera de casa y al aire libre después de un día de playa. El pescadito frito, las paellas, el gazpacho y las ensaladas, acompañadas de sangría, tinto de verano y todo tipo de refrescos, son los platos estrella que presiden las mesas y las barras de los chiringuitos. La tentación de tomarse una ración de pulpo a media mañana acompañada de una jarra fría de cerveza, después de jugar un partido en la playa, de hacer un sinfín de castillos en la arena mojada con los niños o, simplemente, después de disfrutar de una jornada sobre la tumbona tomando el sol, es mayor que la reflexión sobre el tipo de aceite con el que se han frito esos calamares, la cantidad de sal con la que se disfraza un pescado no muy fresco y las calorías de tanta "fritanga". Ahora bien, comer o cenar en el chiringuito puede ser tan saludable como hacerlo en casa. La clave está en saber elegir bien. Por eso, los expertos en alimentación de EROSKI CONSUMER explican que una herramienta básica para que la opción de comer de chiringuito resulte saludable durante las vacaciones es la de aprender a elegir y a confeccionar un menú equilibrado. La multitud de platos que incluye la carta o la "pizarra" del establecimiento en cuestión es uno de los primeros escollos que conviene salvar.

Consejos saludables para comer en el chiringuito

  Pescados. Decidirse por guarniciones vegetales en platos cuya base son pescados y mariscos de temporada es una buena forma de acogerse al programa mundial "Cinco al día" que propone consumir cinco porciones de hortalizas y frutas cada jornada. Además, por su proximidad al mar, el chiringuito puede convertirse en un buen medio para disfrutar de un pescado de calidad y para educar a los más pequeños en el hábito de comer este alimento. Pescado y marisco y sus derivados son ricos en proteínas de calidad y en ácidos grasos omega 3 y omega 6, y fuente de minerales como fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierro, yodo. Además, contienen vitaminas B1, B2, B3, B12, A y D. Por todo ello, el consumo de pescado no debe ser inferior a tres veces por semana.

Hay que desconfiar de los platos con exceso de salsas, aliolis o mayonesas

Algunos establecimientos ofrecen la posibilidad de que el cliente elija el pez vivo, o le enseñan el que acaban de pescar, para servirlo a continuación asado o la plancha. En estos casos desaparece la duda de si se consume un pescado fresco y de calidad. Recordemos, de todos modos, que la textura de la carne de un pescado de frescura correcta será firme y consistente, y seca y menos jugosa si lleva varios días en la nevera. Si lo sirven entero con la cabeza y es muy fresco, la forma de los ojos será convexa o ligeramente aplastada; y la pupila, de color negro.

  Mayonesas y salsas. Desconfíe de los platos adornados en exceso con salsas, aliolis y mayonesas: su fin puede ser disfrazar la escasa frescura de ciertos alimentos. Por otro lado, los chiringuitos deben garantizar que la mayonesa es comercial o que, si se ha hecho en el propio establecimiento, se ha empleado huevo pasteurizado. Con el objetivo de evitar intoxicaciones alimentarias, en nuestro país está prohibido, desde 1991, elaborar mayonesa con huevo crudo en restaurantes y establecimientos similares.

Tortilla de patata. Al igual que ocurre con la mayonesa, para elaborar tortillas y revueltos se debe usar un ovoproducto pasterizado, popularmente conocido como huevina. Sólo podrá elaborarse la tortilla con huevos frescos cuando el conjunto alcance temperaturas superiores a 75ºC en todos sus puntos, es decir, cuando quede del todo cuajada. Si no es posible, debe sustituirse el huevo por un ovoproducto pasterizado. Cualquier plato que incluya el huevo como ingrediente o algún derivado, bien sea la clara o la yema por separado, debe mantenerse a temperaturas no superiores a 8ºC, y no guardarse más de 24 horas tras su elaboración. Lo que significa que no es seguro comer la tortilla del día anterior, salvo que cumpla estos requisitos.

  ¿Aceitunas o patatas fritas? Ambos son muy salados y aportan una buena dosis de energía en forma de grasas vegetales. Una decena de aceitunas verdes con hueso (60 gramos) aportan unas 66 calorías, la mitad que la misma cantidad de aceitunas negras y casi 3 veces menos que una bolsa pequeña de patatas fritas chips (30 gramos), que suponen 165 calorías. Son productos que deben consumirse en pequeñas cantidades, nada de abusos. Las patatas fritas light reducen de forma significativa (del 15% al 30%) su aporte calórico, pero siguen siendo muy energéticas. La ventaja de las aceitunas es que la grasa que aportan es saludable, por rica en ácidos grasos monoinsaturados, mientras que no siempre se conoce el tipo de aceite con que se fríen las patatas. Por otro lado, la gran cantidad de sal de aceitunas y patatas fritas las convierten en nada convenientes para quienes padecen hipertensión o problemas cardiacos.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto