Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Elegir colchón: Más comodidad, mayor descanso, mejor salud

Los materiales, el tamaño y el precio determinan una decisión muy personal en la que deben primar los criterios que garanticen un buen reposo

Gomaespuma, látex o viscoelástico

Dentro de la segunda familia se hallan los colchones de espuma de poliuretano, los de látex y los de material viscoelástico. Los primeros, también conocidos como colchones de gomaespuma, están formados por una sola pieza de material sintético cubierta por una funda. Son muy económicos y se comercializan de diferentes densidades; alta y baja. Los colchones de espuma de baja densidad pierden la firmeza con el uso y se hunden demasiado y tampoco regulan bien la temperatura.

El núcleo de estos colchones está formado por un bloque continuo de goma látex que incluye un conjunto de perforaciones para facilitar la aireación y crear zonas de resistencia. A diferencia de otros países europeos donde se ha establecido que al menos el 85% del látex debe proceder del árbol del caucho y sólo un 15% puede ser sintético, obtenido a partir de petróleo, en nuestro país todavía no se ha acordado una denominación natural para este componente. Por esta razón, es recomendable que antes de comprar un colchón de látex, el consumidor se preocupe por saber en qué proporción se hallará esta goma en su nuevo elemento de descanso.

Sus cualidades ergonómicas son muy similares a las de un colchón de muelles, con la desventaja de que eliminan peor el sudor. Eso sí, su enorme elasticidad hace que se amolden a la perfección al cuerpo y a las articulaciones. La principal ventaja es que en la goma látex no anidan los ácaros, por lo que es una fórmula recomendada por los especialistas para crear un entorno de descanso antibacteriano e hipoalergénico. Además, la durabilidad de un colchón de látex es mayor. Sin embargo, es, como mínimo, un 25% más caro que los modelos de muelles (de 700 euros a 1.200 euros en un modelo de 135x190 cm) aunque la calidad de sueño que ofrecen ambos colchones es muy similar.

Por último, el poliuretano viscoelástico es otro tipo de colchón cuyo núcleo está formado por una espuma semejante a un gel que cambia de forma combinando la presión y la temperatura del cuerpo. La deformación del colchón tarda unos segundos en desaparecer siempre que el usuario cambie de postura, de ahí que se suela conocer como el colchón con memoria corporal térmica. Esta misma característica lo sitúa como un elemento apropiado de descanso para aquellas personas que, por problemas de salud, deben pasar mucho tiempo en la cama. En este punto radica su principal desventaja, ya que el resto de personas pueden sentir cierta sensación de agobio al descansar en ellos ante la dificultad para cambiar de posición. Otro aspecto negativo es su precio, más caro que el resto (entre 840 euros y 1.385 euros por un modelo de 135x190 cm).

Cada colchón con su somier correspondiente

  De poco sirve renovar el viejo colchón si se vuelve a colocar sobre una base que no es la más apropiada. Está demostrado que estrenar un colchón sobre un viejo somier repercute no sólo en la propia vida útil del colchón sino en la futura calidad del descanso de una persona. Por ello, los fabricantes insisten en que ambas partes se conciban como una sola unidad en el momento de compra, ya que un buen somier garantiza una columna vertebral sana y favorece su correcta posición. Tres son los tipos de somieres que se ajustan en gran medida a cada familia de colchones:

  • La base de láminas. Formada por listones de madera, es la base comodín de todos los colchones por su facilidad para combinarse con cualquier material.
  • Somier articulado. Tanto la parte superior de la base como la inferior se pueden elevar. Debe ir combinado con colchones de muelles embolsados, de látex y viscoelástica.
  • Base canapé. Impide la correcta ventilación del colchón pero crea nuevos rincones donde guardar enseres. Ahora bien, este modelo exige la utilización de un colchón no muy pesado.

Palabras clave en la compra de un colchón

  • Precio: Los colchones de muelles y los de espuma de poliuretano son más baratos que los de látex y viscoelástica (esta última resulta la opción más cara).
  • Firmeza: El colchón debe ser firme para que las curvas de la espalda reciban apoyo y la columna se mantenga recta. Se debe elegir en función del peso corporal: cuanto más elevado sea su peso, más firmeza necesitará para obtener un buen apoyo.
  • Elasticidad: La base debe ceder sin excesos bajo las partes con más peso del cuerpo -hombros y pelvis-, ofreciendo a su vez un soporte firme para las zonas menos pesadas.
  • Acabados: No debe tener defectos como costuras interrumpidas, hilos sueltos ni manchas.
  • Recambio: Por norma general, la vida útil de un colchón ronda los 12 años.
  • Transpiración: El látex y la espuma se ventilan peor que los colchones de muelles, aunque mantienen mejor el calor.
  • Alergia: El látex crea un entorno hipoalergénico. Eso sí, hay personas que son alérgicas a este material, por lo que deberán desechar la idea de usarlo.
  • Larga estancia: El colchón viscoelástico es el más apropiado para las personas que por motivos de salud deben permanecen largas temporadas en la cama.
  • Somier: El colchón debe renovarse de manera conjunta con el somier porque colocar la nueva superficie sobre un somier viejo acorta la vida útil del nuevo colchón.
  • Momento de comprar: Jamás se debe comprar un colchón por catálogo, sin probarlo. Tampoco se debe emprender esta tarea a la vuelta del trabajo o en momentos en los que se encuentra cansado porque cualquiera podría parecer el adecuado.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto