Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Economía solidaria

^

Ayuda domiciliaria: los mejores cuidados, en casa

La ayuda domiciliaria a las personas mayores hace posible que vivan y disfruten la vejez en su propia casa, pero conviene contratar personal titulado y experimentado

Tipos de ayudas y cómo solicitarlas

Cómo solicitar la ayuda

  Antes de lanzarse a la aventura de contratar los servicios de una empresa privada o de un particular, conviene acudir a los servicios sociales del Ayuntamiento de la localidad en la que reside el mayor. La asistencia a domicilio es competencia de las administraciones públicas que, por norma general, la prestan mediante personal municipal encargado de este cometido o con empresas privadas y organizaciones como Cáritas o Cruz Roja con las que se han firmado acuerdos.

Ésta es la mejor manera de recibir asesoramiento y conocer plazos, requisitos y trámites a seguir para solicitar la ayuda. La principal ventaja de ser beneficiario de este servicio público es contar con las garantías y el respaldo en seguridad que aporta saber que detrás de la persona que entra en casa está el Ayuntamiento u otra entidad pública. Además, es la opción más barata, las tarifas pueden ser gratuitas o representar una pequeña proporción del coste total de la ayuda.

Ahora bien, no todas las personas mayores son candidatas a la concesión de esta ayuda pública, ya que los servicios sociales exigen el cumplimiento de una serie de requisitos. El grado de autonomía para valerse por sí mismo, la disponibilidad de familiares que puedan prestar ayuda y su grado de parentesco, además de la capacidad económica del solicitante, son los principales criterios que se manejan para baremar las solicitudes. Si al solicitante se le deniega la asistencia domiciliaria pública, es hora de analizar la oferta privada especializada en estos cuidados.

Atención privada, mejor empresas especializadas

Se debe confiar el cuidado de las personas mayores preferentemente a empresas que cuentan con la autorización administrativa para ofrecer el servicio. El primer paso es consultar los servicios que prestan varias compañías y comparar, como siempre, calidad y precio. Un primer requisito es que el personal de la empresa en general y el cuidador que se asigne en concreto a la persona mayor estén cualificados; para ello, debe contar con la titulación de Auxiliar de Enfermería, Clínico o de Geriatría, y con la experiencia suficiente para atender a una persona en las circunstancias de nuestro familiar o similares. Hay exigir el título de capacitación del cuidador.

Conviene desconfiar de las empresas que dan largas a la hora de mostrar esta documentación. Siempre que la ayuda domiciliaria se contrate con una empresa privada, se debe exigir un contrato: formaliza la relación y evita malentendidos y sorpresas desagradables. En el contrato figurarán las prestaciones que se incluyen en el servicio, los horarios estipulados y el precio total por la ayuda asistencial. Las tarifas dependen sobre todo del número de horas contratadas y del tipo de servicios solicitados. Un ejemplo: por una asistencia a domicilio de cuatro horas a la semana que comprenda cuidados personales y apoyo en las labores domésticas se cobra, según ha comprobado EROSKI CONSUMER, desde 12 hasta 20 euros por hora. El presupuesto, obviamente, es muy oneroso: desde unos 1.000 euros hasta unos 1.750 euros mensuales.

Teleasistencia: otra opción

  Las nuevas tecnologías también juegan su papel en los cuidados que precisan las personas mayores. La teleasistencia permite ayudar al anciano a distancia durante las 24 horas del día mediante diversos dispositivos. Con una pulsera, un llavero o un receptor más pequeño que un teléfono móvil colgado al cuello, el anciano se puede comunicar con una central telefónica de auxilio preparada para ayudar en lo que el usuario necesite.

El manejo de estos mecanismos no es complicado, basta con pulsar un botón -de grandes dimensiones, resulta más ergonómico- para que el mayor se ponga en comunicación con la central. Caídas, accidentes domésticos o simplemente una breve conversación cuando los ancianos se sienten demasiado solos son las solicitudes más atendidas por los servicios de teleasistencia.

Además, las empresas hacen llamadas de control para supervisar que todo está en orden y ofrecer servicios de recordatorio y agenda para citas médicas o fechas destacadas, como cumpleaños o aniversarios . Este es un servicio que se puede solicitar a través de la vía pública y la privada.

Para contratar la mejor ayuda domiciliaria

  • Acuda a los servicios sociales de su Ayuntamiento. Allí le asesorarán y le facilitarán toda la información para solicitar esta ayuda.
  • Pese a ser un servicio público, es posible que el solicitante deba costear un porcentaje del gasto de acuerdo a su situación económica.
  • Asegúrese de que el cuidador que le van a asignar sea experimentado y tenga una titulación que le cualifique para prestar ayuda a domicilio a un anciano.
  • Desconfíe de las empresas que no facilitan facturas y de las que no proporcionan la documentación válida para verificar que su personal es titulado.
  • Exija un contrato por los servicios de ayuda domiciliaria y compruebe que en él se incluyan los horarios, los servicios a desempeñar y su coste.
  • Recuerde que un cuidador sin experiencia ni formación en el ámbito sociosanitario no está capacitado para administrar inyecciones, realizar curas o manipular sondas.
  • Si la persona mayor no se adapta a los cuidadores porque quiere continuar viviendo solo, la teleasistencia es una opción a valorar.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto