Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Familia

Λ

Navidad a prueba de accidentes

  Durante estas fiestas, miles de personas sufren accidentes domésticos con adornos y objetos navideños que, en la mayoría de los casos, son fáciles de prevenir

Las cajas con las palabras "Adornos de Navidad" se desempolvan como cada año de trasteros y desvanes cuando el calendario apura sus últimos días. Niños y mayores se reúnen alrededor de cajas llenas de bolas, adornos, guirnaldas, luces y espumillón, sin olvidar el belén y el árbol, los grandes protagonistas de la decoración navideña. Inofensivos en apariencia, muchos de estos complementos pueden ser la causa de numerosos accidentes domésticos. Por esta razón, con el fin de evitar sustos, no se debe dejar nada en manos de la improvisación a la hora de elegir e instalar estos y otros elementos decorativos.

El árbol, mejor artificial

  •   Más allá de las bondades que representa para el medio ambiente, los árboles artificiales están fabricados con materiales resistentes al fuego, de manera que ante un chispazo originado por las luces no habría riesgo de incendio. No olvide comprobar que en la etiqueta se indica tal circunstancia.
  • Si se decide por un árbol natural, la primera premisa es que esté recién cortado para que mantenga todo su verdor y frescor.
  • Antes de poner los adornos en un árbol natural, déjelo durante unos días en un cubo lleno de agua. De este modo la frescura del mismo será mayor y disminuirá el riesgo de incendio.
  • Coloque el árbol lejos fuentes de calor como radiadores, estufas o chimeneas.
  • Procure no bloquear las puertas con el árbol ni entorpecer la salida de las habitaciones.

Iluminación a prueba de fuego

  • Si desea que su casa y su árbol luzcan luminosos durante la Navidad, la opción más recomendable son las guirnaldas de baja tensión (de 12 ó 24 V) con transformador, las conocidas como de "clase III".
  • Lea con detenimiento las instrucciones de uso de cualquier dispositivo eléctrico o luces que pretenda utilizar como adorno navideño.
  • Tanto si guarda un juego de luces de años anteriores como si éstas son nuevas, revíselas y asegúrese de que no contienen alambres desgastados, cables pelados, bombillas rotas o conexiones sueltas. Si no están en perfectas condiciones intente repararlas, de lo contrario no dude en desecharlas.
  • Jamás instale luces eléctricas en un árbol metálico, ya que éste puede cargarse de electricidad y se corre riesgo de electrocución si se entra en contacto con el mismo. Evite que las luces estén en contacto con elementos decorativos de metal ya que se aumenta de forma innecesaria el riesgo de descargas eléctricas.
  • En su recorrido, no coloque las luces debajo de alfombras, muebles, cortinas, etc., pues las bombillas pueden alcanzar una temperatura elevada.
  • Asegúrese de que las luces y los interruptores están bien protegidos frente a la posible manipulación de los más pequeños de la casa.
  • Apague las luces cuando salga de casa o se vaya a dormir.
  • La mejor manera de colgar y sujetar las guirnaldas de luces es a través de las bridas de plástico. No utilice grapas, tachuelas o clavos, puesto que pueden perforar los cables.
  • Para adornar el exterior de su casa utilice sólo luces y adornos creados para tal fin, que se han de conectar a circuitos protegidos por interruptores de circuito de tierra.
  • Compruebe que las luces exteriores estén protegidas del agua, identificadas en las etiquetas como de uso exterior y que los cables son de goma o de caucho, no de PVC.

Antes de colocar los adornos en un árbol natural, conviene dejarlo unos días en un cubo lleno de agua para disminuir el riesgo de incendio

Adornos seguros y a prueba de niños

  • Cerciórese de que los adornos navideños contengan la etiqueta 'CE', indicativa de que el producto cumple con las normativas reglamentarias.
  • Los adornos no deben contener plomo ni ser inflamables.
  • Si hay niños muy pequeños en casa evite los adornos y figuritas pequeñas, desmontables o con aristas o puntas pronunciadas.
  • Si utiliza nieve artificial en aerosol siga a rajatabla las instrucciones de uso para evitar, entre otros peligros, una irritación de los pulmones.
  • Sepa que los envases de espuma de nieve, junto con el confeti y las serpentinas, pueden provocar incendios si permanecen en contacto con focos de calor.
  • Mantenga las plantas navideñas lejos de los más pequeños de la casa y de los animales. El muérdago y otras plantas navideñas son tóxicas.
  • Evite en lo posible el uso de velas encendidas. Si las utiliza, colóquelas en candelabros firmes que no se caigan con facilidad.
  • Sitúe las velas lejos de focos de calor, otras decoraciones y cortinas. Colóquelas fuera del alcance de los niños y de las mascotas.
  • No deje nunca a un niño solo en una habitación en la que haya una vela encendida.
  • Preste especial atención a los más pequeños si las velas son perfumadas, pues llaman más su atención.
  • No olvide apagarlas cuando salga de casa, aunque sólo vaya a estar fuera cinco minutos, o cuando se vaya a dormir.

Con la pirotecnia, toda precaución es poca

  •   Siempre que vayan a manejar artículos de pirotecnia conviene advertir de que un mal uso de los mismos puede ocasionarle desde intoxicaciones hasta quemaduras de manos o párpados, o perforaciones en los ojos. Sea prudente.
  • Lea con cuidado las instrucciones de uso de cada producto.
  • Utilice estos artículos sólo en espacios abiertos a una distancia prudencial de personas, animales y vehículos.
  • Nunca deje, bajo ningún concepto, que un niño manipule petardos, cohetes u otros artículos pirotécnicos.
  • Detonar petardos dentro de latas, botellas u otros recipientes puede producir graves heridas por las esquirlas. No dude en hacérselo saber también a su hijo.
  • No transporte artículos de pirotecnia en los bolsillos. El roce y el calor pueden hacerlos explotar de forma espontánea.
  • Nunca toque piezas que no hayan explotado o parezcan haberse apagado.
  • No deje que los niños manipulen ni abran los cohetes; se les pueden adherir en las manos restos de plomo, azufre o pólvora, con el consiguiente riesgo de intoxicación si se las llevan a la boca.
  • No encienda artículos aéreos (cohetes, bengalas, etc.) si hay viento.
  • Evite comprar en tiendas y puestos callejeros estos artículos de pirotecnia, ya que no cuenta con personal cualificado que explique su uso y las medidas básicas de seguridad de estos artículos.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto