Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Zonas peatonales: estudiadas 100 de las principales calles restringidas al tráfico de 18 ciudades: Mobiliario urbano, limpieza e invasión de vehículos, carencias de una de cada cinco calles peatonales

La proporción de suspensos ha bajado del 54% de 2004 al 19% de 2009, pero la valoración media no pasa de un discreto 'aceptable'

Seguridad, tráfico y multas

  Cerca de 50 de las calles peatonales estudiadas se cruzan con otra vía que sí tiene tráfico. En la mitad de esas calles con cruces no se había instalado un semáforo para el paso seguro de los peatones; ni siquiera un dispositivo sonoro para las personas con discapacidad visual (sólo se observaron en Murcia, Pamplona, Valladolid y Vitoria). En dos de cada tres calles con cruces tampoco se hallaron sistemas para obligar a los conductores a aminorar la velocidad.

En el 18% de las calles, los técnicos vieron elementos de riesgo para la integridad física de los peatones (pavimento resbaladizo, adoquines sueltos y en mal estado, coches a excesiva velocidad, alcantarillas sueltas, papeleras rotas, cableado fuera de lugar, obras sin proteger o mobiliario urbano mal colocado y que entorpece a los viandantes). En la mitad de las calles de Valencia las alcantarillas obstaculizaban el paso (porque estaban abiertas y/o deterioradas); las papeleras estorbaban en dos calles de Vitoria y Granada (en la mitad de las vías de la capital granadina también molestaban las jardineras allí ubicadas) y los contenedores estaban mal colocados en tres de las siete arterias peatonales de Madrid y en una de cada tres de las seleccionadas en Pamplona.

Las terrazas de bares o cafeterías ocupaban parte del espacio de cuatro de cada diez calles. En la mitad de vías con terrazas en Pamplona y Granada, las mesas y sillas estaban dispuestas de tal manera que molestaban a los viandantes (tenían que dejar paso a otros peatones para pasar, andaban en zig zag sorteando las terrazas e incluso pasaban entre las mesas y las sillas).

Automóviles fuera de hora

Si hay algo que distingue a una zona peatonal de cualquier otra de la ciudad es la ausencia de vehículos circulando y estacionados. Para comprobarlo, los técnicos de esta revista observaron durante varias horas el tránsito de las calles analizadas y también intentaron entrar con un coche en estas zonas preservadas del tráfico para después, si lo conseguían, estacionarlo durante algunos minutos y comprobar qué sucedía. En líneas generales, la nota media de 'bien' ofrece una clara pista de lo satisfactorio que resultó el análisis de este apartado. 13 ciudades aprueban el examen de la revista (entre el 'muy bien' de Almería, Córdoba y Sevilla; el 'bien' otorgado a Barcelona, Granada, Madrid, Málaga, Oviedo y Zaragoza; y el 'aceptable' que se merecieron las zonas peatonales visitadas en A Coruña, Bilbao, Murcia y Valladolid). No se puede decir lo mismo en las localidades de Alicante, San Sebastián, Valencia y Vitoria ('regular'), pero especialmente en Pamplona ('mal').

En el 18% de las calles se observaron elementos de riesgo para la integridad física de los peatones

En dos de cada diez calles peatonales había coches estacionados o circulando en franjas horarias no autorizadas para carga y descarga (en aquellas donde había). Tan sólo en las calles visitadas en las localidades de Almería, Barcelona, Córdoba, Granada, Oviedo, Sevilla y Zaragoza no se vieron automóviles aparcados en horario no permitido (en esta prueba no se tuvo en cuenta a vehículos autorizados como los de la policía, de obra o limpieza, servicios sanitarios o de discapacitados). En la mayoría de las calles de Pamplona se observaron coches mal aparcados, como así sucedió en tres de las cinco visitadas en San Sebastián y en cuatro de las seis de Valencia. Ninguno de estos automóviles mal estacionados lucía multa alguna.

Con el fin de comprobar el control del acceso en coche a estas zonas, los técnicos intentaron entrar fuera del horario de carga y descarga a todas las calles peatonales y, una vez en cada vía, aparcar su coche durante 15 minutos. En seis de cada diez calles no fue posible entrar (lo impedían pivotes inmóviles, bordillos, mobiliario urbano, la policía, los vecinos de la zona o la cantidad de viandantes). Las calles peor valoradas en esta prueba fueron las de San Sebastián y Pamplona, ya que en todas las analizadas se pudo acceder y aparcar sin ningún problema. Por su parte, las mejores (las únicas ciudades en las que no se pudo entrar con el coche en ninguna de las calles peatonales estudiadas) fueron Málaga, Córdoba y Almería.

Respecto a la cuantía de las multas por estacionar en una calle peatonal, la variación es notable: de entre 300 y 600 euros en Valencia a los 42 euros de San Sebastián. Hay que reseñar que estas cantidades se reducen por pronto pago.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto