Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 4 tampones y 4 compresas: Compresas o tampones: cuestión de gustos, que no de eficacia

Exceptuando los 100% algodón, inferiores en calidad, tanto compresas como tampones cumplen con la función que tienen asignada. Los tampones se prefieren compactos, pequeños y con aplicador de plástico

  Se han analizado cuatro compresas (Evax fina y segura, Evax, Ausonia y Silvercare) y otros tantos tampones (Tampax Compak, Tampax, O.B. y Silvercare) para un flujo "normal", "moderado" o "regular". En las compresas, sólo Evax fina y segura era "sin alas", las otras tres eran "con alas"; por otro lado, tres envases contenían 16 compresas y la restante, Silvercare, sólo 10 unidades. Entre los tampones había diferencias en el formato (su envase tenía desde 16 hasta 40 unidades) y en el precio, salían desde 12,3 céntimos de euro la unidad (Tampax) hasta 19,8 céntimos (Tampax Compak). Los dos productos Silvercare son distintos a los demás porque están compuestos exclusivamente de algodón. El resto de tampones se fabrican con fibras de viscosa o con mezcla de viscosa y algodón; y, salvo Sivercare, las compresas emplean celulosa mezclada con SAP, un polímero superabsorbente. Esta diferencia no es banal, está detrás de los inferiores resultados de Silvercare. Los precios de las compresas difirieron mucho, sobre todo por los 29,5 céntimos de cada Silvercare, ya que en las otras tres el precio fue más parecido, desde los 12,2 céntimos de Evax fina y segura hasta los en torno a 15 céntimos por unidad de Evax y Ausonia. Los tampones no son en general más caros que las compresas, pero tampoco al revés. Por tanto, el criterio para inclinarse por uno u otro tipo de producto no es el precio. Pero tampoco lo es la eficacia.

Así lo demuestra este comparativo, que permite concluir que lo que hace decantarse a las usuarias por tampones o compresas (aunque no pocas combinan el uso de ambos productos) pertenece al ámbito de lo subjetivo, las preferencias personales. Se ha comprobado que tanto compresas como tampones están bien fabricados y etiquetados, que resultan seguros y que su diseño, composición, absorción y, en general, su eficacia son satisfactorios. Con una excepción: los dos productos Silvercare (únicos 100% algodón), que ofrecieron resultados inferiores, particularmente la compresa, que absorbe la tercera parte de las otras. Silvercare declara "algodón ecológico certificado, sin perfumes, libre de cloro y dioxín, sin viscosa, biodegradable e hipoalergénico". Con estas alegaciones parece indicar que sus productos son más ecológicos, naturales o saludables pero CONSUMER EROSKI considera que no puede asegurarse que el algodón sea más compasivo que la celulosa con el medio ambiente ni con la piel. Los productos Silvercare, eso sí, pueden ser útiles para las usuarias con intolerancia a los materiales que emplean las otras marcas.

La prueba de uso reveló una clara preferencia por los tampones compactos, pequeños y con aplicador de plástico, como Tampax Compak. En la prueba de compresas, las usuarias coincidieron en la calidad inferior de Silvercare, mientras que las demás se valoraron de modo parecido. El análisis confirmó que (en contra de lo que se ha especulado) los tampones no contienen dioxinas. Se comprobó que la calidad microbiológica de tres era correcta, pero la de Silvercare fue "mejorable": aunque sus microorganismos no eran patógenos, su cantidad era superior al que esta revista entiende admisible (no hay normativa). La mejor relación calidad-precio de los tampones es Tampax Compak aunque sean los más caros; y entre las compresas, Evax fina y segura, las más baratas y pequeñas, y bien valoradas por las usuarias en la prueba práctica.

Compresas y tampones: los materiales

Por su estructura y materiales, las compresas son similares a los pañales para bebés, mientras que los tampones tienen forma de cilindro y son de fibras prensadas de rayón (viscosa) o algodón. Las compresas más vendidas tienen un núcleo de celulosa (airlaid) mezclada con SAP (polímero superabsorbente) que cuando se moja adopta la forma de gel y no deja pasar el líquido aunque se presione la compresa. La capa en contacto con la piel es de un tejido sintético que hace que el líquido pase hacia el núcleo. Así, no penetra en las fibras sintéticas, con lo que se logra que la piel de la usuaria se mantenga seca. Los tampones son preferentemente de fibras como la viscosa. Los pequeños son más preferidos por las usuarias y reducen costes de producción e impacto medioambientales. La celulosa es, junto con el SAP, el absorbente más usado en las compresas. El rayón o viscosa de los tampones se obtiene de la celulosa, pero también se puede utilizar solo algodón tanto en compresas como tampones, así lo hace Silvercare.

El SAP o polímero superabsorbente es uno de los materiales más absorbentes que se conoce, retiene 800 veces su peso en líquido, lo que explica su uso en compresas; no se utiliza SAP en tampones porque niveles de absorción tan elevados se vinculan (sólo en tampones,) al Síndrome de Shock Tóxico, enfermedad muy infrecuente que puede ser mortal. Los fabricantes, que dejaron de producirlos con SAP, acordaron que sus envases informarían sobre este síndrome; las cuatro muestras, en efecto, incluían estas advertencias. El material de Tampax Compak y O.B. es viscosa (rayón), Tampax mezcla viscosa y algodón; y Silvercare usa solo algodón.

Tampones

Si bien algunas usuarias prefieren tampones sin aplicador, son las menos. Lo más común es que valoren que cuente con un aplicador (puede ser de plástico y de cartón) que facilite su inserción. El de plástico no se estropea si se moja, por lo que hace más fácil la introducción del tampón cuando la usuaria está, por ejemplo, en la playa o piscina. Los cuatro estudiados son tampones para flujos intermedios, y cuando el producto ofrecía dos niveles de absorción para flujos moderados se eligió el de capacidad inferior. Tres de los cuatro recomiendan para flujos moderados-ligeros un nivel de absorción dos gotas (6-9 gramos), siendo O.B. el único que sugiere un tres gotas (9 a 12 gramos). Los cuatro absorben más que suficiente, por lo que cumplen con su función principal. El de mayor absorción era O.B, pero no constituye una virtud en si misma, porque el mejor tampón es el que con la menor capacidad de absorción satisface las necesidades de su usuaria. Destacó O.B., con un coeficiente de absorción de 4,9 gramos por cada gramo de tampón. Sin embargo, el tampón más pequeño es Tampax Compak, que mide 44 mm de largo cuando los otros alcanzan 47, 48 y 50 mm; y sólo 10 mm de diámetro, cuando los demás llegan a 13 mm. El tampón ideal absorbería todo el flujo sin apenas deformarse, pero en el mundo real todos aumentan de tamaño. Tampax Compak fue el tampón cuyo diámetro más creció: aumentó en un 117%, mientras que Tampax, con un 28%, apenas lo incrementó. En longitud, volvió a ser Tampax Compak el que más crecía (44%); y, en el otro extremo, el de O.B. (3%) casi no se alargó.

Otro elemento a examinar era el cordón, ya que su rotura puede convertir en desagradable la experiencia de quitarse el tampón. Se comprobó que los cuatro tenían cordones incluso más resistentes de lo necesario.

Tampones con dioxinas, un bulo

El doble rumor, nacido hace años, de que los tampones podrían tener dioxinas (compuestos tóxicos con posibles efectos nocivos, cancerígenos y sobre la reproducción) y de que los fabricantes podrían utilizar asbestos para promover el sangrado menstrual y aumentar así su negocio, adquirió relevancia en medios de comunicación de EEUU. Tanta que la FDA (Food and Drug Administration) emitió un documento en el que aseguraba que en la producción de tampones no se utilizan asbestos y advertía de que su empleo sería un delito. La FDA comunicó también que había trabajado con los productores de celulosa para desarrollar métodos de blanqueo que no generaran dioxinas.

CONSUMER EROSKI, tras el análisis, puede afirmar que la concentración de dioxinas en los cuatro tampones es insignificante, y muy inferior a las 0,75 partes por trillón,el máximo más exigente para productos alimentarios.

Las compresas

Se considera que una compresa ideal será pequeña y fina, pero en la prueba de uso no se anotaron preferencias por Evax Fina y Segura, la más corta y estrecha de las cuatro comparadas. Si bien la mayoría son ya bastante finas: las nuevas fibras y materiales superabsorbentes han hecho que las gruesas compresas de celulosa hayan pasado a la historia. Silvercare, la más gruesa (2,8 mm), fue la única criticada por su grosor en la prueba de uso.

La prueba de uso resultó decisiva en este análisis

Por otra parte, cuanto mayor sea su superficie adhesiva, con mayor firmeza se unirá la compresa a la braguita impidiendo que se mueva. En tres de las cuatro esta superficie fue de 64 a 79 cm2, mientras que en Silvercare era de solo 27 cm2. Esta compresa fue la única mal calificada en "sujeción a la braga". También valoran las usuarias que la capa superficial, que entra en contacto con la piel, sea suave. En todas menos Silvercare esta capa era de plástico. En la prueba de uso Silvercare fue la única con mala nota en "suavidad de superficie".

La eficacia de una compresa se mide atendiendo a su comportamiento en tres frentes: escapes, retorno y retención. Se utilizaron maniquíes a los que se colocó en posición sentado y de pie, para a continuación liberar 12 gramos de una solución que simula el flujo menstrual y determinar el grado de eficacia de absorción. Evax, Evax Fina y Segura y Ausonia absorbieron los 12 gramos de flujo sin que se escapara nada en ninguna posición, pero con Silvercare se filtraron 1,6 gramos en posición de pie y 1,5 gramos en sentado.

Una compresa eficiente deberá, también una vez absorbido el flujo, retenerlo en su interior impidiendo su salida y manteniendo seca la piel que permanece en contacto con la compresa. En Evax, Evax Fina y Segura y Ausonia, el retorno de flujo hacia la superficie apenas suponía uno de esos 12 gramos (resultado satisfactorio), pero en Silvercare representaba 7,5 gramos, lo que revela que no puede retener el líquido en el interior de la compresa. Este retorno era superior cuando la compresa se utilizaba en posición de sentado.

Por último, cuanto mayor sea el flujo retenido, más segura será la compresa y habrá menos riesgo de salida del flujo, por ejemplo, cuando se dobla para desecharla. Evax, Evax fina y segura y Ausonia retenían 6-7 gramos, mientras que Silvercare solo podía con 2,3 gramos. En la prueba de uso, Silvercare fue la única deficiente en "protección durante el uso".

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto