Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Perreras: analizadas las instalaciones de acogida de animales gestionadas, contratadas o subvencionadas en 18 capitales españolas: Las perreras ofrecen un servicio aceptable, pero necesitan mejoras en información y servicios

- La limpieza y la seguridad, lo mejor de estas instalaciones
- El abandono de un animal puede costar a su dueño hasta 210 euros y la adopción, 85 euros
- Se han hallado grandes diferencias entre unas ciudades y otras
- Sólo en cuatro centros de los 18 visitados reconocen sacrificar los animales

Abandonar un animal también supone un coste

  Una media de 78 mascotas se abandonaron cada día del año pasado en las 15 capitales en las que se obtuvo la información (no están incluidas Alicante, Cádiz y Granada). Las razones: sus propietarios no tenían tiempo, ganas o dinero para cuidarlos. Dentro de ese grupo, el 34% de los dueños se acercaron hasta los centros analizados para entregar el animal. El resto los abandonaron en la vía pública, con el consiguiente riesgo para el resto de ciudadanos y para el propio animal. Por ciudades, en Bilbao, Madrid, Pamplona y A Coruña la mayoría de los abandonos se producen en la calle (un 90% en la capital bilbaína, un 84% en la madrileña y dos de cada tres en la navarra y la coruñesa). Sin embargo en Murcia y Oviedo la tendencia es la contraria: en un 72% y un 60% de las ocasiones se acude al centro.

El abandono de una mascota se considera en todas las ciudades una falta grave o muy grave por ser "un acto cruel y degradante", pero, sorprendentemente, dejarlo en el centro de acogida no sale gratis. En San Sebastián supone un coste de 210 euros, aunque los trabajadores aseguran que si el propietario del animal no puede hacer frente al pago, también se acepta sin abonar esa tasa. Eso sí, si se comprueba que se trata de un animal caro y exclusivo, el dueño estará obligado a pagar esa cantidad. La capital alavesa es la segunda ciudad más onerosa en este sentido (hay que desembolsar 86,70 euros por un animal adulto y 24,77 euros por un cachorro); le siguen Bilbao (entre 74,95 y 142,65 euros por un perro y entre 64,25 y 107 euros por un gato), Pamplona y A Coruña (ambas, 50 euros) y Madrid (32,75 euros). Por su parte, en Córdoba, Málaga, Murcia, Oviedo, Sevilla, Valladolid y Zaragoza dejar al animal en instalaciones de este tipo no tiene una repercusión económica para el dueño del animal porque, si la hubiera, aseguran que "se fomentaría el abandono en las calles". Por último, en Barcelona y Valencia no permiten al propietario dejar al animal en sus instalaciones. Sí se comprometen a buscar un hogar de acogida, pero, mientras tanto, el dueño debe mantener al animal en su casa.

Si la mascota se ha extraviado, cuando su dueño vaya a recogerla tendrá que pagar en la mayoría de las ciudades por su manutención y, en el supuesto de que haya sido necesario, por la colocación del microchip (obligatorio en 10 de las 18 ciudades analizadas) o de las vacunas pertinentes. Tan sólo en Murcia, Oviedo y Valladolid aseguran que no es preciso pagar estos gastos. Las tasas son muy diferentes entre unas ciudades y otras. La identificación electrónica del animal puede costar desde 10 euros en Madrid hasta 38 en San Sebastián, las vacunas pueden suponer un desembolso de entre 5,51 euros y 45,67 euros. Para evitar complicaciones, en A Coruña, Barcelona, Valencia y Zaragoza establecen un precio único: entre 40 euros y 53 euros. En la capital murciana, sólo se sanciona si se ha infringido la ordenanza municipal (por animal suelto en la vía pública, no identificado o sin vacuna obligatoria) y en la ovetense, si es una pérdida que se repite con asiduidad sí se cobra el mantenimiento del animal. A ello se suma el precio por recoger al animal en la calle. Únicamente en Oviedo no se exige esta tasa "por ser un servicio público" y en San Sebastián aplican el kilometraje de la furgoneta que lo recoge. Mientras, en el resto el precio va desde 11 euros a los 47 euros, siendo Málaga la más económica y Madrid la más onerosa. Por último, también se aplica un precio por día de estancia de la mascota en el centro de recogida. En Oviedo es gratuito, en A Coruña, el más económico, piden 4 euros por día de estancia y en San Sebastián, el más caro, reclaman 14,5 euros por jornada.

Cuando el animal llega al centro

Cuando llega un perro o un gato al centro se sigue un protocolo relacionado con la salud de estos animales. Lo conveniente es disponer de una zona de observación para comprobar que no es portador de alguna enfermedad que pueda afectar al resto de inquilinos o al propio personal del albergue. Una práctica que se lleva a efecto en tres de cada cuatro centros visitados por CONSUMER EROSKI. El segundo paso es su identificación mediante una ficha individual (donde figuran datos de su peso, raza, características...), una cartilla veterinaria, la desparasitación (no se hace en los casos de Murcia, Oviedo y Pamplona) y, si es conveniente, la esterilización, vacunación e instalación del microchip. Por centros, los de Barcelona, Bilbao y San Sebastián son los que cumplen con todas estas medias preventivas antes de buscar unos nuevos dueños para estos animales abandonados. Las instalaciones de Granada y Málaga son las que siguen en menor medida estos protocolos.

Si el perro ha llegado de la mano de su propietario, en más de la mitad de los centros se solicita tanto la documentación del dueño como del animal (en Córdoba y Zaragoza no se exige papel alguno). En el resto de instalaciones, este trámite se salva aportando sólo la del dueño o únicamente la del perro o el gato.

Los centros también facilitan un plazo para que el dueño que haya extraviado su mascota pueda recogerla en las instalaciones (entre tres días en el centro municipal de protección animal de Murcia y un mes en Bilbao, Cádiz y San Sebastián). En las 15 ciudades que facilitaron datos, se devolvieron 3.770 animales a sus propietarios, un 11% del total de animales recogidos (destaca Barcelona porque se devuelven un 30% de ellos, frente al 4% de Murcia y Valencia y al 5% de Córdoba).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto