Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Λ

Invertir con red en la jubilación

El mercado dispone de productos de ahorro a largo plazo que sacrifican una mayor rentabilidad para limitar el riesgo y proteger el capital

  La realidad ha transformado las expectativas de las personas que dedican sus ahorros para asegurar su jubilación. La esperanza de una jugosa rentabilidad ha dado paso al miedo de no sólo no ganar, sino de perder parte del dinero invertido. Por ello, los supuestos filones han cedido su puesto a los productos que, por encima de todo, ofrecen seguridad. El instrumento por antonomasia para complementar las pensiones públicas de jubilación son los planes de pensiones. Sin embargo, la mayoría no garantiza el capital invertido, por lo que muchos inversores giran la vista hacia otro tipo de productos que sí que protegen el ahorro y se comprometen, con independencia de lo que suceda en el mercado, a devolver todo lo invertido. PIAS, PPA´S, variable annuities, planes de pensiones garantizados... La oferta es amplia y muy variada. Sus particularidades son también significativas. ¿Cuál es el mejor producto? La respuesta depende de numerosos factores: la edad, el ahorro acumulado, la mayor o menor aversión al riesgo, la experiencia como inversor, la formación financiera... Le ofrecemos una guía para no perderse en la elección de un producto para complementar la jubilación.

Planes de pensiones garantizados

Cuentan con todas las características de los planes de pensiones y con la peculiaridad de que si se mantiene el dinero hasta la fecha fijada por la entidad, el capital está asegurado.

Ventajas

 

  • Es un producto de ahorro para la jubilación que cuenta con una fiscalidad ventajosa, ya que las aportaciones realizadas anualmente se deducen de la base imponible general del contribuyente, es decir, permite pagar menos impuestos o, en su caso, recibir ingresos por parte de la Agencia Tributaria.
  • Protegen el capital invertido a vencimiento. El objetivo de estos productos es que el cliente mantenga su dinero hasta el final, en cuyo caso no perderá.
  • Las inversiones mínimas que exigen las entidades son bajas. Se puede invertir en ellos desde 300 euros anuales.
  • El ahorro se puede traspasar a otro plan de pensiones o PPA cuando se desee.
  • La variedad de opciones es amplia: los garantizados de renta fija protegen el capital y ofrecen un interés anual fijo (en torno al 2-3% en la actualidad). Los garantizados de renta variable dan la posibilidad de ganar, siempre que una serie de valores o índices bursátiles se comporten bien en el periodo en el que se mantiene la inversión. Si su evolución es negativa a vencimiento, el inversor no perderá dinero, pero tampoco recibirá ganancias.

Inconvenientes

  • Entre sus desventajas destaca el hecho de no ser líquidos, con lo que el capital sólo puede rescatarse en situaciones excepcionales como ser desempleado de larga duración, caer enfermo, sufrir un estado de dependencia severa, quedar inválido o, la más habitual, jubilarse. Si el inversor no puede acreditar ninguna de estas circunstancias, no podrá rescatar su dinero. No obstante, los planes garantizados cuentan con un aspecto adicional: protegen el capital invertido.
  • Nacen, en general, con un periodo de inversión definido. Son productos con plazo. Un inversor debe hacer cálculos y tratar de encajar el garantizado en los cinco, siete, diez... años inmediatamente anteriores a su jubilación. Si tiene 55 años y piensa jubilarse a los 65, deberá contratar un garantizado a diez años. Si tiene 60 años, debería suscribirlo por un periodo de cinco años... Lo importante es que el garantizado no se mantenga más tiempo que el que le resta para jubilarse.

La ley que regula los fondos de pensiones permite traspasar el ahorro de un producto a otro sin coste alguno. No obstante, en los garantizados, si el inversor no está conforme con su instrumento y decide traspasarlo o rescatarlo antes de que finalice (porque se den algunas de las contingencias contempladas en la ley) se pierde la garantía. En ese supuesto, la valoración del fondo dependerá totalmente de la evolución de los activos en los que invierta en el mercado. Es decir, el inversor puede asumir pérdidas.

PPA´S

Los PPA´s son seguros de ahorro que cuentan con la misma fiscalidad que los planes de pensiones y con las mismas condiciones para el rescate: jubilación, desempleo, enfermedad...

Ventajas

  • Su principal atractivo es que garantizan el capital invertido y un tipo de interés anual. Frente a los planes de pensiones garantizados, una de sus ventajas es que se puede traspasar el ahorro a otro producto sin perder la garantía del capital invertido.
  • Los PPA´s consiguen ganancias. Cada año pagan el cupón con el interés prometido y ese dinero ya no lo pierde el cliente.
  • El ahorro se puede traspasar a otro PPA o plan de pensiones cuando se desee.
  • Las inversiones mínimas para invertir en ellos son también bajas. Oscilan entre los 300 y los 600 euros anuales.
  • Una de sus características más destacadas es que pueden contemplar una cobertura por fallecimiento.
  • Cuentan con las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones.

Inconvenientes

 

  • Las rentabilidades que permiten conseguir no son muy elevadas. En estos momentos se mueven entre un 2,5 y un 3% anual.
  • Las comisiones que aplican pueden ser elevadas. Por lo general, cuando se contrata el producto las aseguradoras cobran una comisión de establecimiento y otra para crear la garantía.

PIAS

Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático son más conocidos por las siglas PIAS. Están regulados por la reforma fiscal que entró en vigor en enero de 2007. En ellos, se puede invertir hasta 8.000 euros anuales y 240.000 euros en toda la vida del producto.

Ventajas

  • Son seguros de ahorro que también, por lo general, garantizan el capital invertido más un interés fijo (situado en estos momentos entre el 2,5 y el 3% anual).
  • Tienen liquidez. El inversor puede decidir rescatar su dinero en cualquier momento (en contra de lo que ocurre con los planes de pensiones o los PPA´s).
  • Estos productos interesan, de manera especial, a personas que deseen rescatar su ahorro en forma de renta vitalicia, es decir, que quieran reembolsar su ahorro acumulado poco a poco y no de golpe. Esto es así porque la principal peculiaridad de este vehículo financiero es que las ganancias están exentas de tributación, siempre que se haya mantenido la inversión durante un plazo de, al menos, diez años y se rescate en forma de renta vitalicia. Fiscalmente, la renta mensual obtenida tributa en el IRPF como una pensión vitalicia inmediata, con importantes reducciones fiscales, en función de la edad del cliente en el momento de contratar dicha pensión. Por ejemplo, los mayores de 70 años tributan sólo por el 8% de la renta obtenida. Los mayores que cuenten entre 66 y 69 años de edad, tributarán por el 20% de la renta mensual.
  • Otra de sus ventajas es que se pueden hacer aportaciones a estos productos de forma independiente a las realizadas en los planes de pensiones (un contribuyente podrá aportar a su plan de pensiones y desgravarse hasta 10.000 euros anuales e invertir otros 8.000, como máximo, en un PIAS).

Inconvenientes:

  • Las aportaciones a los PIAS no reducen la base imponible en el Impuesto sobre la Renta.
  • Las rentabilidades que ofrecen son bastante reducidas. En ocasiones, las comisiones que aplica el producto se comen más de la mitad de las ganancias.
  • Sólo se puede suscribir un PIA (por contra, un inversor puede suscribir todos los planes de pensiones que desee).
  • Las entidades obligan, por lo general, a realizar aportaciones de forma periódica, con lo que el cliente debe tener claro a lo que se compromete. En realidad, funcionan como un plan de ahorro. También permiten hacer suscripciones extraordinarias siempre que se respeten los límites fiscales establecidos.

Variable annuities

Como los PIAS, éste es un producto relativamente reciente que llegó a España el año 2007. Un variable annuitie es un seguro de ahorro de rentas variables que garantiza todo el capital invertido, siempre que se mantenga hasta su vencimiento. Además, su principal atractivo y peculiaridad frente a los PPA´S o los PIAS (que suelen invertir en renta fija) es que permiten invertir en bolsa y fondos de inversión, con lo que dan la posibilidad de obtener rentabilidades adicionales más altas.

Ventajas

Todos los variable annuities que se comercializan en España garantizan el capital invertido, más una rentabilidad adicional, que puede ser la mayor entre dos opciones:

Los intereses de estos productos se mueven entre el 2% y el 3% anual

  • Un interés anual garantizado de entre el 2 y el 3% o la revalorización que experimente una cesta de inversión elegida por el cliente (que suele invertir en bolsa o fondos de inversión).
  • Las entidades dan al cliente la posibilidad de elegir entre varias cestas de inversión (desde las más conservadoras a las más arriesgadas), aunque nunca perderán el capital invertido. El cliente no asume ningún riesgo de inversión.Se puede cambiar de opción de inversión tantas veces como se desee (el inversor puede decidir en el momento que quiera dejar de invertir en bolsa para pasarse a renta fija o al contrario), siempre con el capital garantizado.
  • El plazo de inversión mínimo es de cinco años, aunque las ventajas son mayores si el inversor mantiene su dinero más tiempo (entre 15 y 20 años).
  • Es un producto líquido, que puede rescatarse en cualquier momento.

Inconvenientes

Como los planes de pensiones garantizados, el variable annuitie mantiene un plazo de inversión. Si se desea reembolsar el dinero antes de tiempo, el inversor perderá la garantía del capital, lo que puede suponer asumir pérdidas.

  • No permiten ventajas fiscales por las aportaciones.
  • Es un producto que tiene numerosas comisiones: de gestión de las inversiones, de establecimiento, para crear la garantía, de reembolso... Las comisiones de reembolso rondan el 5%.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto