Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Obra social de entidades financieras: analizada la dotación a iniciativas sociales de 21 cajas de ahorro y cinco bancos españoles: Las grandes cajas refuerzan sus fondos de reserva a costa de la Obra Social

·Las cajas de ahorro destinan a iniciativas sociales una proporción de los beneficios 15 veces mayor que la de los bancos.
·El porcentaje de beneficios para obra social de las dos grandes cajas se ha reducido drásticamente en los cinco últimos años.
·El dinero dedicado al apartado sanitario-asistencial ha crecido un 63% en detrimento del ámbito cultural y de tiempo libre

  El destino de los beneficios de las cajas de ahorro se bifurca en dos vías: la de la garantía de solvencia y la de la solidaridad. Así lo marca la ley. Cuando la confianza y los resultados positivos imperan, el dinero fluye con más facilidad por la senda de las obras sociales. Cuando la incertidumbre y la inquietud brotan en la cuenta de resultados, la prudencia, la presión institucional y la de los propios clientes limitan la vertiente filantrópica. Ésta es precisamente la dirección que han tomado las principales cajas de ahorro de nuestro país, tal y como ha comprobado CONSUMER EROSKI tras el análisis de la cuantía y características de la obra social de 21 de las 46 entidades españolas. Si se comparan los datos con los obtenidos en un estudio similar elaborado en 2004, se observa una realidad con dos caras. Por un lado, el crecimiento de la inversión social en términos cuantitativos es más que notable: de 677 millones de euros a 1.654 millones (1.338 millones de euros si sólo se incluyen las 15 entidades evaluadas hace cinco años). Sin embargo, si se toma como referencia el porcentaje sobre beneficios, se comprueba una tendencia descendente generalizada, comportamiento que se acentúa en las dos grandes entidades del país: La Caixa y, sobre todo, en Caja Madrid. En ésta última, la proporción de resultados para la obra social en 2008, un 8,7%, es tres veces inferior a la de 2003, un 26,9%. En La Caixa, el porcentaje se ha reducido a la mitad, del 37,6% en 2003 al 18,7% en 2008. Otro dato: la suma de los beneficios de las dos entidades en 2008 representa el 58% del total de las 21 cajas analizadas. Sin embargo, en el total de gasto de obra social, el porcentaje se reduce a un 43% (28% de La Caixa y un 15% de Caja Madrid).

  Por lo tanto, el crecimiento de la inversión de las cajas de ahorro en iniciativas sociales se ha producido de manera fundamental por el aumento de los beneficios y no por el crecimiento de los porcentajes dedicados a estos fines, afectados por la necesidad de reforzar las reservas de las entidades. Según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), las 46 entidades españolas que se aglutinan en esta asociación, entre las que se encuentran las 21 seleccionadas para este informe, dedicaron el pasado año 2.060 millones de euros (1.941 millones proceden de la inversión de las mismas cajas y los 117 millones de euros restantes corresponden a los ingresos generados por actividades y subvenciones) para sufragar actividades de interés social de las que se beneficiaron más de 142 millones de personas. De esa cantidad, el 80% corresponde al gasto realizado por las cajas de ahorro incluidas en la muestra de CONSUMER EROSKI (1.654 millones de euros). El listado lo componen Caja Cantabria, Caja Rioja, Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), Kutxa, Caja Vital, Caixanova, Caixa Galicia, Caixa Catalunya, Caja Sur, Unicaja, Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), Ibercaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Caja Murcia, Caja España, Caja Duero, Caja Madrid, Cajastur, La Caixa, Bancaja y Caja de Ahorros de Navarra (CAN). Se consultaron sus memorias y cuentas anuales y se remitieron cuestionarios cerrados a los responsables de la Obra Social de cada una de ellas. Conviene matizar que en las cajas de ahorro, para acordar el presupuesto destinado a Obra Social de un año, se toman en cuenta los beneficios obtenidos el ejercicio anterior, es decir, las iniciativas sociales en 2008 se financian con una parte de los beneficios de 2007. En el caso de los bancos, el dinero destinado a actividades filantrópicas se estima basándose en los beneficios de ese mismo año. La única excepción en este último caso es el BSCH, que funciona como una caja de ahorros.

A diferencia de las cajas, los bancos no están obligados a reservar parte de sus dividendos para fines sociales. Sin embargo, la mayor concienciación ciudadana y el valor creciente de la Responsabilidad Social de las empresas redundan en un mayor compromiso social del sector bancario. Pese a ello, y a tenor de los datos recogidos por CONSUMER EROSKI en tres de los grandes bancos del país, BSCH, BBVA y Banco Popular (Bankinter y Banco Sabadell no habían cerrado en el momento de elaboración del estudio los datos requeridos), la apuesta, al menos en términos porcentuales, es muy limitada. Mientras las cajas de ahorro dedicaron en 2008 de media un 26% de sus beneficios anuales (entre el 42% Caixa Galicia y Caja Rioja y el 8,7% de Caja Madrid) a actividades e iniciativas de índole social, la media de los bancos apenas superó el 1,7%. Esta distancia, lejos de reducirse, se ha visto incrementada en comparación con las cifras de hace cinco años, cuando las cajas de ahorro destinaban casi diez veces más dinero que los bancos.

La crisis también ha incidido en la orientación de la obra social. A diferencia del estudio de hace cinco años, en el que la mitad de los recursos se dirigían al ámbito de cultura-tiempo libre, el principal destino de los fondos recae ahora en la atención social-sanitaria, con un 39%, un 63% más que en 2004. Las iniciativas de cultura-tiempo libre pasan de representar un 52% a un 35% y, tras ellas, aparecen las vinculadas con educación-investigación (17%) y las de recuperación del patrimonio histórico-artístico y medio ambiente (11%).

¿Cómo ha cambiado la Obra Social?

La inversión en Obra Social de las cajas de ahorro ha ido modificándose con el paso de las décadas, y lo ha hecho siguiendo el ritmo de los cambios y demandas de la sociedad. Así, desde principios del siglo pasado hasta finales de los años 60, esta labor se centraba la cobertura de las necesidades básicas de la población más desfavorecida. Tareas benéficas y asistenciales, como la atención sanitaria, el reparto de alimentos para indigentes, la rehabilitación de mutilados... Se trataba de facilitar el acceso de gran parte de la población a las necesidades básicas que el Estado por sí solo no cubría. A partir de la década de los 70 y los 80, con la llegada del denominado Estado de bienestar, el papel asistencial y benéfico de las cajas de ahorro pierde fuerza y gran parte de la dotación de Obra Social se encamina hacia los ámbitos cultural y educativo (construcción y mantenimiento de colegios, bibliotecas, salas de exposiciones, reconstrucción de edificios históricos o rehabilitación de obras de arte, entre otras).

En los últimos cinco años, y en especial a raíz de la crisis económica, se asiste a un regreso a las iniciativas de marcado carácter asistencial y sanitario, especialmente hacia los colectivos sociales más vulnerables (inmigrantes, discapacitados, desempleados...) y para la tercera edad. En la mayoría de los casos, las cajas de ahorro complementan las acciones sociales organizadas desde la Administración pública.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto