Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas 4 bandas de cera, 4 ceras y 4 cremas depilatorias: Las bandas de cera son la opción más barata para depilarse en casa

Depilarse de la rodilla al tobillo con ceras de depilación cuesta, de media, el doble que hacerlo con bandas o cremas depilatorias. La depilación definitiva exige un desembolso mínimo de 600 euros, equivalente a 5 años de depilación a la cera en un centro estético

 Los hombres prehistóricos utilizaban navajas de hierro y cobre, las mujeres egipcias se valían de ceras fabricadas con azúcar y los griegos usaban piedra pómez. Distintos medios para un mismo fin: cortar el pelo o el vello. La Humanidad ha buscado desde sus albores métodos para hacer desaparecer la parte visible del pelo. La industria médica y cosmética ha conseguido crear sistemas de eliminación del cabello más duradera (fotodepilación, depilación eléctrica, láser…) y ha avanzado en la creación de ceras frías y semifrías fáciles de aplicar, aunque no ha logrado acabar con el dolor que produce arrancar el pelo desde su vulva o papila pilosa.

CONSUMER EROSKI ha analizado tres sistemas de depilación de las marcas Veet, Taky, Byly y Daen: bandas depilatorias, cera de depilación y cremas depilatorias. Además, se ha preguntado el precio de una sesión de depilación a la cera en tres salones de belleza y se han visitado 30 centros estéticos y médicos para conocer las tarifas por fotodepilación con luz pulsada y depilación láser. Para quienes optan por depilarse en casa, la opción más barata son las bandas, ya que depilarse de la rodilla al tobillo cuesta 1,75 euros con este sistema frente a los 3,60 euros que cuesta hacerlo con ceras. Las cremas tienen un precio intermedio, 3,28 euros, pero la duración del depilado es menor, ya que no arrancan el pelo de raíz. En cremas y ceras la mejor relación calidad-precio fue Byly y en bandas depilatorias sobresalió Daen. La depilación duradera exige un desembolso superior a los 600 euros en caso de fotodepilación y cercano a los 1.000 euros si se opta por el láser y es una opción interesante para quienes se depilan habitualmente a la cera en un salón de belleza, ya que la inversión se amortiza en tan sólo 5 años.

Bandas: la opción más barata

Las bandas son "ceras frías" que no necesitan ser calentadas para su utilización. Debido a su consistencia semisólida se mantienen estables dentro de su envase original, dos láminas flexibles que se adhieren a la piel y arrancan el vello de raíz al tirar de ellas. Es el método de depilación casero más económico ya que, de media, depilarse medias piernas con bandas de cera fría cuesta 1,75 euros y tan sólo 1 euro si se utilizan bandas depilatorias Daen. Todas las muestras incluyen dos toallitas post-depilación, tres en el caso de Veet (la tercera de regalo). Además, Daen ofrece una toallita retardante y Taky dos toallitas predepilación.

Byly fue la banda con mayor longitud de cera (14,8 centímetros, dos más que la media), mientras que Daen resultó ser más ancha (6,6 centímetros, frente a la media de 5,9 centímetros). Byly tenía mayor superficie de cera (78,4 centímetros cuadrados) y mayor gramaje de cera (235,9 gramos/cm2), es decir mayor cantidad de cera por área de piel y por tanto, mayor eficacia. En la prueba de uso no se registraron diferencias significativas, las notas se movieron entre el 6,4 de Veet y el 6 de Daen y Byly. La mejor relación calidad-precio fue para Daen, la más barata en precio por banda y sesión, la más ancha, la segunda con mayor superficie de cera y la única que ofrecía toallitas retardantes.

Ceras: mejor con rodillo

Las ceras de depilar son productos químicos de aspecto similar a la cera de abeja que se aplican calientes sobre la piel, abren los poros y facilitan la extracción del cabello mediante un tirón enérgico. En la prueba con 30 consumidoras se concluyó que se trata del método de depilación doméstico más caro: depilarse desde el tobillo a la rodilla cuesta de media 3,60 euros. No obstante, las diferencias de precio entre las marcas son notables (con Daen cuesta 1,63 euros y con Taky 5,89 euros). En todo caso, depilarse en casa es tres veces más barato que hacerlo en un salón de belleza, donde se cobran de media algo más de 14 euros.

En todos los casos el etiquetado fue correcto, aunque Bily al chocolate y Taky frutos rojos tienen un etiquetado que se asemeja a productos de alimentación y podría resultar atractivo para los niños. Daen indica en el etiquetado que incluye una toallita que retrasa la aparición del vello, pero algunas de las unidades adquiridas para realizar el comparativo carecían de ella.

La cera Taky se retira de la piel tirando directamente de ella, mientras que las otras tres incluyen bandas de tejido que se pueden aplicar sobre la cera extendida para retirarla. Daen y Byly fueron bien valoradas en la prueba de uso porque tienen un rodillo o sistema de aplicador roll-on que ayuda a extender el producto sobre la piel.

Byly, Daen y Veet son ceras tibias, ya que sus ingredientes principales, la sacarosa y la glucosa, se funden a baja temperatura. Además, son solubles en agua y por tanto, se eliminan de la piel y se pueden reutilizar con más facilidad. Taky, sin embargo, utiliza una base de resina que no se reblandece hasta que no alcanza los 55ºC, sus compuestos no son solubles en agua (por lo que resulta más complicado limpiarlos) y es la referencia más viscosa. Además, como no es un producto con base acuosa no se pudo determinar su pH. En las otras tres referencias, éste fue más ácido que el de la piel sana (5,5). Finalmente, Taky fue la referencia con más extracto seco (mayor porcentaje de ingredientes activos), aunque todos mostraron porcentajes muy elevados, superiores al 90%.

En la prueba de uso no hubo diferencias significativas y aunque Taky obtuvo mejor calificación (7,1 sobre 9), el galardón de mejor relación calidad-precio fue para Byly. Es el más económico de los cuatro, resulta fácil de aplicar y obtuvo una buena calificación por parte de las consumidoras (6,3 puntos sobre 9).

Cremas: depilación química

Las cremas depilatorias eliminan la parte visible del pelo gracias a la acción del ácido tioglicólico y a un pH muy superior al de la piel sana que hidrata el vello rápidamente y lo rompe. Su ventaja frente al rasurado es que evitan cualquier peligro de cortes o abrasión de la piel en zonas como las axilas, donde es difícil guiar la máquina de afeitar o la cuchilla, aunque conviene aplicarlas sobre la piel siguiendo estrictamente los tiempos establecidos por el fabricante, ya que una exposición más larga a un producto tan alcalino (tienen un pH cercano o superior a 12) podría dañar la piel.

De media, depilarse las dos medias piernas con una crema cuesta 3,28 euros, la segunda opción más barata para depilarse en casa después de las bandas depilatorias. La crema más barata fue Byly (1,86 euros por sesión) que mereció, además, el galardón de mejor relación calidad-precio. Byly fue la referencia con más tioglicolatos (4,2%) y, junto con Veet, la de mayor extracto seco, es decir, mayor contenido de ingredientes y menos agua. Además, Byly destacó también como la menos viscosa y la de menor pH. En la prueba de uso, sin embargo, sólo obtuvo 5,2 puntos sobre 9.

¿Cuánto se tarda en amortizar la depilación definitiva?

Quienes ansían una solución para librarse del vello para siempre pueden recurrir a la depilación eléctrica o, si optan por una tecnología más avanzada y menos dolorosa, a la depilación con láser o luz pulsada (un haz de luz policromático similar al láser y con el que se obtienen idénticos resultados). Se trata de métodos que requieren un notable desembolso económico: unos 600 euros cuesta la fotodepilación en un centro estético siempre teniendo en cuenta que se trata de la tarifa mínima y pueden ser necesarias más sesiones. Si se opta por un centro médico, el mínimo a abonar son 757 euros y, en el caso de la depilación láser, unos 900 euros en un centro estético y alrededor de 1.000 en un centro médico.

Con estas tarifas, puede estimarse que una persona que se depila en casa con bandas amortizaría su inversión, aproximadamente, en 41 años, mientras que le bastarían 20 años si utilizara ceras y 11 si se depilara con cremas. A quien se depile habitualmente con cera en un centro estético le bastarán 5 años para amortizar lo que cuesta olvidarse d ela depilación para siempre.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto