Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residuos sólidos urbanos (RSU): COMPARADOS los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades: Generamos cada vez más basura y no todas las ciudades saben cuánto reciclan

Pamplona demostró ser la ciudad más comprometida con el reciclaje. En el otro lado de la balanza, ocho ayuntamientos aseguraron desconocer la cantidad de basura que recuperan. En estas 18 ciudades se produjo en 2008 un 2% más de basura por habitante que en 2004

17 ciudades, una a una

 

A Coruña

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de A Coruña

A Coruña genera un 2% más basura por habitante y día que hace cuatro años

 Cada habitante produjo el año pasado 1,31 kilos al día de residuos sólidos, una cantidad similar a la media de 1,32 kilos diarios del resto de ciudades. La capital coruñesa fue una de las ciudades que menos recicló: sólo recuperó un 16% del total del papel, vidrio, aluminio, tetra-brik y acero que se generó en la ciudad

A Coruña por su parte, produjo 117.067 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 3,1% más que en 2004 y un crecimiento similar a la media del informe, que fue de 3,7%. Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia generalizada y producir menos residuos sólidos urbanos el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Asimismo, cada habitante de la capital coruñesa generó 1,31 kilos de basura al día en 2008, un 2% más que hace cuatro años y una cantidad similar al índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Los datos tampoco son más alentadores en materia de reciclaje. De toda la basura recogida en A Coruña, se recicla o recupera el 16% del papel, el vidrio, el aluminio, el tetra-brik y el acero, lo que significa que la capital coruñesa está muy lejos de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), pero se desconoce el porcentaje de residuos de comida y jardín que se recuperó el año pasado con este sistema.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores desde las ocho de la tarde (desde las diez de la noche en verano) hasta la medianoche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y se vacían a partir de las doce de la noche todos los días del año, excepto en Navidad y Año Nuevo. La ciudad destaca negativamente por no contar con contenedores específicos para envases y plásticos. Sin embargo, sí cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,14 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,80 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Para los residuos voluminosos existen, además, cuatro ecoparques fijos, pero ninguno móvil.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 13% los últimos cuatro años y varía entre 58,69 euros y 66,86 euros en función de la categoría fiscal de la calle.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en A Coruña

  • Lo mejor: Cumple con la normativa de despliegue de contenedores, ya que cuenta con un recipiente de vidrio y casi dos de papel-cartón por cada 500 habitantes.
  • Lo peor: No hay contenedores de recogida selectiva de envases y plásticos, ni tampoco ecoparques móviles.

Alicante

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Alicante

Alicante es una de las pocas ciudades que genera menos basura por habitante que hace cuatro años

 La capital alicantina generó un 2% menos de basura por habitante que en 2004, 1,38 kilos por ciudadano, por encima de la media de las 18 ciudades, que fue de 1,32 kilos. Alicante no cumple con las exigencias de la normativa en equipamiento de contenedores de plásticos y envases

Alicante , por su parte, produjo 167.672 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 4,2% más que en 2004 (similar al aumento del 3,7% de la media del informe). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia generalizada y producir menos residuos sólidos urbanos el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Por el contrario, cada habitante de la capital alicantina generó 1,38 kilos de basura al día en 2008, un 2% menos que hace cuatro años, aunque por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Además, la capital alicantina fue una de las ocho ciudades que no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. Es más, ni siquiera facilitó cifras sobre la cantidad de materia orgánica, es decir, restos de comida y jardín que convierte en compost (abono o regenerador de la tierra).

Los alicantinos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las nueve de la tarde-noche hasta la medianoche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y la recogida se realiza durante la noche y hasta las 6 de la mañana todos los días del año.

La ciudad cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 1,54 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,27 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, el equipamiento de contenedores de envases es insuficiente: Alicante dispone de 0,69 recipientes de envases cada 300 personas, cuando la ley obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Existen, además, tres ecoparques para residuos voluminosos, uno fijo y dos móviles.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 10% los últimos cuatro años y varía entre 20,38 euros y 51,79 euros en función de la categoría fiscal de la calle y el tamaño de la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Alicante

  • Lo mejor: Pese al aumento de población y el consiguiente aumento de toneladas de basura, los residuos generados por habitante entre 2004 y 2008 disminuyeron un 2%.
  • Lo peor: Sólo cuenta con 0,69 contenedores de envases por cada 300 habitantes (el mínimo es uno). No se facilitó información sobre la proporción de los residuos recuperados ni sobre la gestión de la materia orgánica.

Barcelona

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Barcelona

Barcelona es una de las pocas ciudades que genera menos basura que hace cuatro años

  En la capital catalana, cada ciudadano produjo el año pasado 1,46 kilos de residuos urbanos al día, un 4% menos que hace cuatro años. Barcelona fue la única ciudad del estudio que no cumplió la normativa en equipamiento de contenedores

Barcelona, fue una de las pocas ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. Produjo 861.096 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 1,5% menos que en 2004. De media, las 18 ciudades estudiadas produjeron un 4% más de basura que hace cuatro años y las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia, además de la capital catalana, fueron Bilbao y Granada, con un 6,7% y un 4,3% menos de basura respectivamente. Cada barcelonés generó 1,46 kilos de basura al día en 2008, un 4% menos que hace cuatro años, aunque por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Por otra parte, la capital catalana fue una de las ocho ciudades que no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. Es más, la capital catalana tampoco facilitó cifras sobre la cantidad de materia orgánica, es decir, restos de comida y jardín que convierte en compost (abono o regenerador de la tierra).

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las ocho de la tarde-noche hasta las diez de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe y los contenedores se vacían todos los días del año. La capital catalana es una de las pocas ciudades (junto con Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Vitoria y Zaragoza) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio a los vecinos del casco antiguo, el barrio Gótico y la Villa Olímpica. La ciudad, sin embargo, no cumple con el número de contenedores que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que dispone de 0,74 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30); 0,73 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72), y 0,43 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, la ley obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Aun así, los datos proporcionados por el Ayuntamiento de Barcelona corresponden a 2007, por lo que no es posible saber si cumplía los requisitos el año pasado. Existen, además, 28 ecoparques (o deixalleries) para residuos voluminosos, veinte fijos y ocho móviles, el mayor equipamiento del estudio.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos se cobra en función de los puntos de suministro de agua que existen en cada vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Barcelona

  • Lo mejor: Algunas zonas disponen de recogida neumática de residuos. En 2008 se produjo un 1,5% menos de basura que en 2004. Cuenta con 28 ecoparques.
  • Lo peor: Menos contenedores de recogida selectiva de los que exige la ley. No se facilitó información sobre la proporción de los residuos reciclados.

Bilbao

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades españolas, entre ellos el de Bilbao

Bilbao es la ciudad que más ha reducido la cantidad de basura que genera respecto de la que produjo en 2004

  Bilbao fue una de las pocas ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. Produjo 178.331 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 6,7% menos que en 2004. De media, las 18 ciudades estudiadas produjeron un 4% más de basura que hace cuatro años y las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia, además de la capital vizcaína, fueron Granada y Barcelona, con un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Cada bilbaíno generó 1,38 kilos de basura al día en 2008, un 7% menos que hace cuatro años, aunque por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Bilbao, sin embargo, debe mejorar en materia de reciclaje. De toda la basura recogida, se recicla o recupera el 53% del vidrio, el 51% del papel-cartón y el 15% de envases y pilas, por debajo de los objetivos exigidos por el Plan Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). La ciudad cuenta con una planta para convertir materia orgánica en compost (abono o regenerador de la tierra) pero sólo recicló el año pasado el 3% de todos los residuos de comida y jardín que generó-.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las ocho y media de la tarde-noche hasta las diez y media de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe. La basura se recoge en dos turnos, el nocturno comienza a las diez de la noche y el diurno a las siete de la mañana. Los contenedores se vacían todos los días del año, excepto Navidad, Año Nuevo y el 3 de noviembre (patrón del servicio). La capital vizcaína es una de las pocas ciudades (junto con Barcelona, San Sebastián, Sevilla, Vitoria y Zaragoza) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio a 3.500 vecinos. La ciudad cumple con el número de contenedores que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos ya que dispone de 1,12 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de es de 1,30); 1,31 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72), y 1,35 contenedores de envases cada 300 personas (de nuevo, la ley obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Existen, además, seis ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, cuatro fijos y dos móviles. La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma trimestral (en la mayoría de ciudades es anual), se ha incrementado un 14% los últimos cuatro años y varía entre 40,16 euros y 169 euros en función de la categoría fiscal de la calle.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Bilbao

  • Lo mejor: en 2008, se generó un 7% de residuos menos que en 2004 y se recuperó un 53% del vidrio reciclado.
  • Lo peor: cada bilbaíno generó el año pasado 1,38 kilos de basura al día, cuando la media de las 18 ciudades fue inferior: 1,32 kilos. Sólo un 3% de la materia orgánica se recupera mediante técnicas de compostaje.

Córdoba

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Córdoba

Córdoba es la ciudad que más basura genera por habitante de las 18 ciudades comparadas en un informe

  En ese año, Córdoba produjo 180.085 toneladas de residuos sólidos urbanos, un 8% más que en 2004 (el incremento medio en las 18 ciudades estudiadas fue de un 4%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos residuos sólidos el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Si se atiende a la cantidad de residuos sólidos que produjo cada ciudadano al día, los datos tampoco son alentadores. Cada cordobés generó 1,52 kilos de basura al día en 2008, un 7% más que hace cuatro años y muy por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Además, la capital cordobesa fue una de las ocho ciudades no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. El único dato que sí facilitó la Administración local fue el de la materia orgánica recuperada. En 2007 Córdoba convirtió en compost (abono o regenerador de la tierra) un 43% de los restos de comida y jardín que se tiraron en la basura, la mayor proporción del estudio.

Por otro lado, los cordobeses pueden depositar la basura en los contenedores desde las ocho de la tarde hasta las diez de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y los contenedores se vacían todos los días del año, excepto en Navidad y Año Nuevo, en dos turnos de mañana y tarde. La ciudad cumple con el número de contenedoresstrong> que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,15 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30); 3,56 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72) y 3,84 recipientes de envases por cada 300 habitantes (la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Para los residuos voluminosos existen, además, tres ecoparques fijos.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 22% los últimos cuatro años y varía entre 43,87 euros y 153,37 euros en función de la categoría fiscal de la calle.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Córdoba

  • Lo mejor: Cuenta con una gran cobertura de contenedores de recogida selectiva, ya que dispone de 3 contenedores de papel-cartón por cada 500 habitantes y casi 4 de envases por cada 300 ciudadanos.
  • Lo peor: La que más residuos genera (1,52 kilos por habitante al día). No tiene ecoparques móviles. El Ayuntamiento no facilitó la proporción de los residuos que se recuperan.

Granada

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Granada

Granada es una de las pocas ciudades que genera menos basura que hace cuatro años

  En la capital granadina, cada ciudadano produjo el año pasado 1,42 kilos de residuos urbanos, un 4% menos que en 2004 aunque por encima de la media del estudio que fue de 1,32 kilos.

Granada fue una de las pocas ciudades del estudio que cumplió con el objetivo prioritario de generar cada vez menos basura. Produjo 122.434 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 4,3% menos que en 2004. De media, las 18 ciudades estudiadas produjeron un 4% más de basura que hace cuatro años y las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia, además de la capital granadina, fueron Bilbao y Barcelona, con un 6,7% y un 1,5% menos de basura respectivamente. El dato de basura que generó cada habitante al día también fue alentador: 1,42 kilos en 2008, un 4% menos que hace cuatro años, aunque todavía debe mejorar, ya que se encuentra por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

La capital granadina fue una de las ocho ciudades que no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. Es más, ni siquiera facilitó cifras sobre la cantidad de materia orgánica, es decir, restos de comida y jardín que convierte en compost (abono o regenerador de la tierra).

Los granadinos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las ocho de la tarde hasta las once de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de capitales, los contenedores no se vacían todos los días del año: no hay recogida los festivos ni los domingos (siempre que no coincidan dos días seguidos). El servicio funciona durante la noche de las 23 horas a las 5.00 de la madrugada.

La ciudad cumple de forma ajustada con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,30 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,37 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de plásticos y envases se queda en 0,97 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Por otra parte, el Consistorio granadino no facilitó datos sobre el equipamiento de ecoparques con los que dispone la ciudad.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma mensual (en la mayoría de ciudades es anual), se ha incrementado un 3% los últimos cuatro años y varía entre 4,72 euros y 11,06 euros en función de la categoría fiscal de la calle.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Granada

  • Lo mejor: En 2008, se generó un 4% menos de basura que en 2004 y la tasa municipal que se cobra por gestión y tratamiento de basuras aumentó en estos cuatro años sólo el 3% (la media de las ciudades estudiadas fue del 16%).
  • Lo peor: No se facilitó información sobre los residuos recuperados. El despliegue de contenedores de plásticos y envases es ligeramente inferior al establecido como mínimo por la normativa.

Logroño

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Logroño

Logroño, con un 5% de incremento, es una de las ciudades que más ha aumentado su producción de basura por habitante

  Cada ciudadano de Logroño produjo el año pasado 1,14 kilos al día de residuos sólidos, lo que la sitúa por debajo de la media de 1,32 kilos diarios del resto de ciudades. La capital riojana recuperó un 54% del total del vidrio recogido, un 36% del papel y cartón y un 20% de plásticos y envases

Logroño produjo 62.683 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, casi un 11% más que en 2004 (un porcentaje que casi triplica la media del informe, un aumento del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Si se atiende a la cantidad de basura generada por cada habitante al día los datos tampoco son alentadores: 1,14 kilos de basura al día en 2008, un 5% más que hace cuatro años, aunque muy por debajo del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

En materia de reciclaje también queda mucho por hacer. De toda la basura recogida en Logroño, se recicla o recupera el 54% del vidrio, el 36% del papel-cartón y el 20% de envases, lo que significa que la capital logroñesa está lejos de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), pero se desconoce el porcentaje de residuos de comida y jardín que se recuperó el año pasado con este sistema.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores desde las ocho de la tarde hasta las diez de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y los contenedores se vacían todos los días del año entre las 22 horas y las 5 horas de la mañana. La ciudad cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,44 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,35 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de envases se queda en 0,76 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Para los residuos voluminosos existen, además, tres ecoparques o puntos limpios, uno fijo y dos móviles.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma semestral (en la mayoría de ciudades se hace anualmente), se ha incrementado un 15% los últimos cuatro años y varía entre 19,80 euros y 125 euros anuales en función de la categoría fiscal de la calle.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Logroño

  • Lo mejor: Cada habitante genera 418 kilos de residuos al año, algo menos que la media. Se recupera y recicla el 54% del vidrio.
  • Lo peor: En 2008, Logroño generó un 11% más de residuos que en 2004. El Ayuntamiento no facilitó información sobre cómo gestiona la materia orgánica y qué cantidad de restos de comida y jardín se recuperan mediante técnicas de compostaje.

Madrid

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Madrid

Madrid es una de las pocas ciudades que genera menos basura por habitante que hace cuatro años

  La tasa de residuos por ciudadano fue de 1,36 kilos, un 1% inferior a la de hace cuatro años. La ciudad recuperó un 50% del total del vidrio recogido, un 29% del papel y cartón, y un 14% de materia orgánica

Madrid, por su parte, produce cada vez más basura, una tendencia generalizada en el resto de ciudades del estudio: el año pasado generó 1.590.131 toneladas de residuos sólidos urbanos, un 2,7% más que en 2004, un punto porcentual por debajo de la media (un incremento del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Por el contrario, cada madrileño generó 1,36 kilos de basura al día en 2008, un 1% menos que en 2004, aunque por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Madrid, sin embargo, debe mejorar en materia de reciclaje. De toda la basura recogida, se recicla o recupera el 50% del vidrio y el 29% del papel-cartón. Respecto a las pilas, envases y plásticos el Ayuntamiento no proporcionó información. Con todo, estas cifras se sitúan por debajo de los objetivos exigidos por el Plan Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). La ciudad cuenta con tres plantas para convertir materia orgánica en compost (abono o regenerador de la tierra), pero el año pasado sólo recuperó con este sistema el 14% de los residuos de comida y jardín que generó.

Los madrileños pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las diez de la noche en horario nocturno, aunque en algunas calles se hace en horario diurno, en cuyo caso la basura debe tirarse un cuarto de hora antes de que pase el camión. Los contenedores se vacían todos los días del año, excepto Navidad y Año Nuevo, entre las 7.00 y las 14.00 horas por la mañana y las 23.00 y las 6.00 por la madrugada. La ciudad cumple de forma ajustada con el número de contenedores que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que dispone de 0,95 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30); 1,26 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72), y nada menos que 7,67 contenedores de envases cada 300 personas (la ley obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). En este último caso, hay que señalar que se trata de contenedoreses de menor capacidad (entre 240 y 800 litros, mientras que los comunes son de 3.000 litros). Existen, además, veinte ecoparques para residuos voluminosos, 15 fijos y 5 móviles.

El Ayuntamiento de la capital madrileña cobra una tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos de forma anual (como en la mayoría de ciudades) que varía entre 4 euros y 190 euros en función del valor catastral de la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Madrid

  • Lo mejor: Recupera un 50% del vidrio. Dispone de casi ocho contenedores de envases por cada 300 habitantes, la mejor cobertura a este respecto de todo el estudio aunque se trata de contenedores más pequeños que los habituales.
  • Lo peor: No alcanza, por muy poco, la ratio de contenedores de vidrio exigidos por la normativa: 1 por cada 500 habitantes. Se queda en 0,95.

Málaga

Residuos sólidos urbanos (RSU): comparados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Málaga

Málaga es una de las ciudades que más ha aumentado su producción de basura estos últimos cuatro años, un 10% más por cada habitante

  Cada ciudadano malagueño produjo el año pasado 1,47 kilos al día de residuos sólidos, muy por encima de la media de 1,32 kilos diarios del resto de ciudades. Al igual que Valladolid, el Ayuntamiento de Málaga no cobra tasa de basura como tal

En el caso de la capital malagueña, CONSUMER EROSKI trató de obtener información a través del Ayuntamiento y de la empresa concesionaria sobre la cantidad de residuos sólidos urbanos que se generan en la ciudad, sobre el equipamiento de contenedores, sobre las instalaciones con las que cuentan y sobre las proporciones de reciclado o recuperación del vidrio, el papel-cartón, los envases, las pilas y la materia orgánica. Sin embargo, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista, ninguno de los dos organismos proporcionó ningún dato.

Sin embargo, CONSUMER EROSKI sí pudo comprobar que Málaga produjo 304.389 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 13,5% más que en 2004. Después de Sevilla es el mayor aumento del estudio, ya que la media de las 18 ciudades se sitúa en un incremento del 3,7%. Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Concretamente, cada malagueño generó 1,47 kilos de basura al día en 2008, un 10% más que hace cuatro años y muy por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Málaga, igual que Valladolid, no cobra como tal una tasa municipal por gestión y tratamiento de basuras desde 2001. La mayoría de las ciudades estudiadas, cobran un importe que varía en función de la categoría fiscal de la calle (A Coruña, Bilbao, Córdoba, Granada, Logroño), el consumo de agua (Barcelona, Sevilla, Zaragoza) o el valor catastral de la vivienda (Madrid, Pamplona). Así, mientras en Sevilla la cantidad mínima a abonar es de 24 euros anuales, en Madrid se pueden llegar a pagar 190 euros al año.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Málaga

  • Lo mejor: Tanto el Ayuntamiento como la empresa concesionaria no facilitaron datos sobre la recogida de basuras y sobre el despliegue de contenedores por lo que no es posible destacar nada positivo.
  • Lo peor: En 2008, se generó un 13% más de residuos que en 2004. No se facilitó información de cuánta de esta basura se recupera o recicla.

Oviedo

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Oviedo

En Oviedo se genera un 2% más de basura por habitante al día que hace cuatro años

  Aún así, cada ovetense produjo el año pasado 1,18 kilos al día de residuos sólidos, menos que la media nacional que fue de 1,32 kilos diarios. Oviedo es la única capital que cuenta con un sistema de recogida puerta a puerta en toda la ciudad

Oviedo, por su parte, produjo 94.914 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 7,5% más que en 2004 (un porcentaje que duplica el incremento medio de las 18 ciudades del informe que fue del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Aunque parte de este incremento fue debido al aumento de población, lo cierto es que el dato de basura que genera cada habitante tampoco es alentador: 1,18 kilos de basura al día en 2008, un 2% más que hace cuatro años, aunque muy por debajo del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Además, la capital ovetense fue una de las ocho ciudades que no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. El único dato que sí facilitó la Administración local fue el de la materia orgánica recuperada. En 2008 Oviedo convirtió en compost (abono o regenerador de la tierra) un 12% de los restos de comida y jardín que se depositaron en la basura.

Oviedo es una excepción, ya que es la única ciudad del estudio en la que se recoge la basura puerta a puerta, incluso la basura seleccionada (en algunas otras ciudades existen sistemas así pero no generalizados en todo el municipio). Además, como apoyo, los vecinos disponen de 20 islas de contenedores soterrados para la recogida selectiva y dos ecoparques fijos (ninguno móvil) para los residuos voluminosos. Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las nueve de la tarde-noche hasta las diez y media de la noche y al igual que en la mayoría de ciudades del informe se recoge durante la noche todos los días del año excepto Navidad y Año Nuevo.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 12% los últimos cuatro años y varía entre 65 euros y 68 euros en función si se recicla o no.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Oviedo

  • Lo mejor: Única ciudad en la que se recoge la basura puerta a puerta. Hay 20 islas de contenedores soterrados para la recogida selectiva.
  • Lo peor: En 2008, se generó un 7% más residuos sólidos que en 2004. No se facilitó información de cuánta de basura se recupera o recicla.

Pamplona

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de la Mancomunidad de Pamplona

Pamplona es la ciudad más comprometida con el reciclaje de basura

  La capital navarra recuperó el año pasado el 53% del total del vidrio recogido, el 69% del papel y cartón, el 28% de los envases y plásticos y el 17% de la materia orgánica. Sin embargo, la ciudad aumentó un 9% los residuos urbanos generados en cuatro años.

Pamplona, por su parte, produce cada vez más basura, una tendencia generalizada en el resto de ciudades del estudio: el año pasado generó 153.968 toneladas de residuos sólidos urbanos, un 9,3% más que en 2004. Este porcentaje dobla la media de las 18 ciudades estudiadas que produjeron casi un 4% más de basura que hace cuatro años. Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Además, cada pamplonés generó 1,25 kilos de basura al día en 2008, un 1% más que en 2004, aunque muy por debajo del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

La capital navarra es, sin embargo, la ciudad referencia del estudio en materia de reciclaje. De toda la basura recogida, se recicla o recupera el 53% del vidrio, el 69% del papel-cartón y el 28% de envases y el 68% de pilas, muy cerca de los objetivos exigidos en esta materia por el Plan Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). La ciudad cuenta además con una planta para convertir materia orgánica en compost (abono o regenerador de la tierra), pero el año pasado sólo recuperó con este sistema el 17% del total de los residuos de comida y jardín.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a cualquier hora (excepto el vidrio que no se puede tirar entre las diez de la noche y las ocho de la mañana) y la recogida se realiza en tres turnos (mañana, tarde y noche) todos los días del año, excepto Año Nuevo y Navidad. La capital navarra aún no ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada), como ya han hecho Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Vitoria y Zaragoza. La ciudad cumple ampliamente con el número de contenedores de vidrio, papel-cartón y envases que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 2.90 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30); 5,48 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72) y 3,02 recipientes de envases por cada 300 habitantes (la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Existen, además, cuatro ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, dos fijos y dos móviles.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 14% los últimos cuatro años y varía entre 32,73 euros y 94,54 euros en función del valor catastral de la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Pamplona

  • Lo mejor: Es la ciudad con más contenedores de vidrio de recogida selectiva. Y la que recupera y recicla una mayor proporción de basuras.
  • Lo peor: La cantidad de residuos generada en 2008 aumentó un 9% respecto a 2004.

San Sebastián

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de San Sebastián

En San Sebastián se genera un 3% más de basura por habitante al día que hace cuatro años

  Cada habitante produjo el año pasado 1,40 kilos al día de residuos sólidos, por encima de la media nacional de 1,32 kilos diarios. La capital guipuzcoana fue una de las ciudades más comprometidas con el reciclaje: recuperó un 62% del vidrio recogido, un 64% del papel y cartón y un 21% de plásticos y envases

San Sebastián, por su parte, produjo 93.815 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 4% más que en 2004 (un porcentaje similar a la media del informe). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Asimismo, cada habitante de la capital guipuzcoana generó 1,40 kilos de basura al día en 2008, un 3% menos que hace cuatro años y muy por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

Los datos, sin embargo, son más alentadores en materia de reciclaje. De toda la basura recogida en San Sebastián, se recicla o recupera el 62% del vidrio, el 64% del papel-cartón y el 21% de envases, lo que significa que la capital guipuzcoana está cerca de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), pero se desconoce el porcentaje de residuos de comida y jardín que se recuperó el año pasado con este sistema.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las siete y media de la tarde-noche hasta las diez y media de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe. La recogida tiene lugar entre las once de la noche y las seis de la mañana y los contenedores se vacían todos los días del año, excepto en Navidad y Año Nuevo. La capital guipuzcoana es una de las pocas ciudades (junto con Barcelona, Bilbao, Sevilla, Vitoria y Zaragoza) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio a los vecinos que habitan en los barrios de reciente construcción como Riberas de Loiola. La ciudad cumple de forma ajustada con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,08 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,10 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de envases se queda en 0,67 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Para los residuos voluminosos existen, además, dos ecoparques (o garbigunes), uno fijo y uno móvil.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado nada menos que un 91% los últimos cuatro años y se trata de una cantidad fija de 109,03 euros (en el resto de ciudades suele ser variable en función de la categoría fiscal de la calle, el consumo de agua o el valor catastral de la vivienda).

Lo mejor y lo peor de la recogida y gestión de las basuras en San Sebastián

  • Lo mejor: Recupera el 62% del vidrio y el 64% del papel-cartón. Cuenta con sistema de recogida neumática y de puerta a puerta en algunas zonas de la ciudad.
  • Lo peor: Sólo 0,67 contenedores de envases cada 300 habitantes (la norma exige llegar a uno) y apenas 1,08 contenedores de vidrio cada 500 habitantes (el mínimo es uno).

Sevilla

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Sevilla

Sevilla fue la ciudad en la que más creció el número de basura por habitante y día, un 17% en cuatro años

  Cada sevillano produjo el año pasado 1,48 kilos al día de residuos sólidos, muy por encima de la media de 1,32 kilos diarios del resto de ciudades. La capital andaluza recuperó un 30% del total del vidrio recogido, un 22% del papel y cartón, un 15% de plásticos y envases, 42% de pilas y un 15% de materia orgánica

Sevilla, por su parte, produjo 378.844 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 16,2% más que en 2004 (un porcentaje que cuadruplica la media del informe, un aumento del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Cada habitante de la capital andaluza generó 1,48 kilos de basura al día en 2008, un 17% más que hace cuatro años y muy por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

En materia de reciclaje también queda mucho por hacer. De toda la basura recogida en Sevilla, se recicla o recupera el 30% del vidrio, el 22% del papel-cartón, el 15% de envases y el 42% de pilas, lo que significa que la capital sevillana está lejos de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), con la que recuperó apenas un 15% del total de residuos de comida y jardín que se generaron el año pasado.

Los sevillanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las ocho de la tarde-noche hasta a las once de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y los contenedores se vacían todos los días del año, generalmente entre las 23.00 horas y las 6.00 de la madrugada. La capital sevillana es una de las pocas ciudades (junto con Bilbao, Barcelona, San Sebastián, Vitoria y Zaragoza) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio al centro y zona norte de la ciudad, así como al barrio de Pino Montano.

La ciudad cumple con el número de contenedores que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,21 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30), 1,37 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72) y de envases la dotación es muy amplia: 2,21 recipientes de envases (la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84). Para los residuos voluminosos existen, además, cuatro ecoparques, todos fijos.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma mensual (en la mayoría de ciudades se hace anualmente), se ha incrementado un 11% los últimos cuatro años y varía entre 2,02 euros y 24,12 euros en función del consumo de agua en la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Sevilla

  • Lo mejor:Dos contenedores de envases por cada 300 habitantes (el doble de lo exigido).
  • Lo peor: La ciudad que menos basura recupera o recicla: un 30% de vidrio y un 22% de papel y cartón. En 2008, produjo un 16% más basura que cuatro años antes.

Valencia

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Valencia

Valencia genera un 3% más de basura por habitante que hace cuatro años

  Cada valenciano produjo el año pasado 1,38 kilos al día de residuos sólidos, por encima de la media nacional de 1,32 kilos diarios. La capital valenciana recuperó un 44% del total del vidrio recogido, un 31% del papel y cartón, un 22% de plásticos y envases, un 21% de materia orgánica y un 24% de pilas

Valencia, por su parte, produjo 405.228 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 5,8% más que en 2004 (un porcentaje superior al incremento medio del informe que fue de 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura el año pasado que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Asimismo, cada habitante de la capital valenciana generó 1,38 kilos de basura al día en 2008, un 3% más que hace cuatro años y por encima del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

En materia de reciclaje los datos de Valencia tampoco son alentadores. De toda la basura recogida en la ciudad, se recicla o recupera el 44% del vidrio, el 31% del papel-cartón, el 22% de envases y el 24% de pilas, lo que significa que la capital valenciana está lejos de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón, 30% de los plásticos y otros envases y 60% de pilas). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), con la que recuperó un 21% del total de residuos de comida y jardín que se generaron el año pasado.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir a las ocho de la tarde hasta a las diez de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y los contenedores se vacían todos los días del año en dos turnos: el nocturno empieza a las diez de la noche y finaliza a las cuatro de la madrugada y el segundo comienza a las seis de la mañana y acaba cuatro horas después, a las diez.

La ciudad cumple de forma ajustada con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,03 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,10 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de envases se queda en 0,60 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Para los residuos voluminosos existen, además, cuatro ecoparques, uno fijo y tres móviles.

A diferencia del resto de ciudades incluidas en el estudio, en Valencia la tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos está incluida en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Valencia

  • Lo mejor: Cuenta con tres ecoparques móviles. Recupera el 44% del vidrio recogido.
  • Lo peor: No cumple con el equipamiento mínimo exigido de contenedores de envases, se queda en 0,60 cada 300 habitantes. La cantidad de basura en 2008 fue un 6% superior a la de 2004.

Valladolid

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Valladolid

Valladolid es una de las ciudades que más ha aumentado su producción de basura estos últimos cuatro años, un 10% más por cada habitante

  Cada ciudadano produjo el año pasado 1,13 kilos al día de residuos sólidos, por debajo de la media nacional de 1,32 kilos diarios. La capital castellana recuperó un 31% del total del vidrio recogido, un 55% del papel y cartón, un 3% de plásticos y envases y un 22% de materia orgánica

Valladolid, por su parte, produjo 131.236 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 2,2% más que en 2004 (un punto por debajo de la media del informe, un incremento del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia y producir menos basura en 2008 que hace cuatro años fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. El aumento más significativo, sin embargo, se produjo en la cantidad de basura que genera cada ciudadano: creció un 10%, el mayor incremento después del de Sevilla (donde se produjo una subida del 17%). Aún así, cada vallisoletano produjo 1,13 kilos de basura al día en 2008, menos que la media de las 18 ciudades del informe, que fue de 1,32 kilos por habitante y día.

En materia de reciclaje, queda mucho por hacer. De toda la basura recogida en Valladolid, se recicla o recupera el 31% del vidrio, el 55% del papel-cartón y apenas un 3% de plásticos y envases, la cantidad más pequeña en este último apartado de las diez ciudades que proporcionaron este dato. Por tanto, la capital vallisoletana está lejos de cumplir con los objetivos en materia de reciclaje exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de los plásticos y otros envases). Respecto a la materia orgánica, la ciudad cuenta con una planta para producir compost (abono o regenerador de la tierra), con la que recuperó apenas un 22% del total de residuos de comida y jardín que se generaron el año pasado.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores entre las ocho de la tarde y las once de la noche. Mientras que en la mayoría de capitales la basura se recoge todos los días del año en tres turnos de mañana tarde y noche. No hay servicio en Navidad y Año Nuevo (igual que en el resto de ciudades) y, además, el equipo de recogida tiene diez días libres al año. Valladolid cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,29 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,46 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, uno de los aspectos más negativos de la capital vallisoletana es que no haya contenedores específicos para los envases. Por otro lado, para los residuos voluminosos existen, además, seis ecoparques, cinco fijos y tan sólo uno móvil.

Valladolid, igual que Málaga, no cobra como tal una tasa municipal por gestión y tratamiento de basuras. La mayoría de las ciudades estudiadas, cobran un importe que varía en función de la categoría fiscal de la calle (A Coruña, Bilbao, Córdoba, Granada, Logroño), el consumo de agua (Barcelona, Sevilla, Zaragoza) o el valor catastral de la vivienda (Madrid, Pamplona). Así, mientras en Sevilla la cantidad mínima a abonar es de 24 euros anuales, en Madrid se pueden llegar a pagar 190 euros al año.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Valladolid

  • Lo mejor: Es la segunda ciudad que más basura orgánica convierte en compost, un 22% de la que recoge.
  • Lo peor: No tiene contenedores de recogida selectiva de envases. Diez días al año no hay recogida de basura.

Vitoria

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Vitoria

Vitoria es una de las pocas ciudades que genera menos basura por habitante que hace cuatro años

  Cada habitante produjo un 2% menos de basura que en 2004, 1,07 kilos al día, la menor cantidad de todo el informe. La capital alavesa recuperó un 51% del total del vidrio recogido, un 40% del papel y cartón, un 22% de envases y plásticos y un 12% de materia orgánica

Vitoria generó, en total, más basura que hace cuatro años: produjo 90.565 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 8,1% más que en 2004. Este porcentaje dobla la media de las 18 ciudades estudiadas que produjeron casi un 4% más de basura que hace cuatro años. Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Pero el dato de la cantidad de basura por habitante al día es alentador: 1,07 kilos en 2008, un 2% menos que hace cuatro años y muy por debajo del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día).

La ciudad debe mejorar en materia de reciclaje, ya que se recupera el 51% del vidrio, el 40% del papel-cartón y el 22% de envases y plásticos, por debajo de los objetivos exigidos por el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos (70% del vidrio, 65% del papel-cartón y 30% de plásticos y otros envases). La ciudad cuenta con una planta para convertir materia orgánica en compost (abono o regenerador de la tierra), pero sólo recicló el año pasado el 12% de los residuos de comida y jardín.

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores entre las nueve y las diez de la noche (una hora más tarde en verano) y la recogida comienza una hora más tarde. Los contenedores se vacían todos los días del año.

La capital alavesa es una de las pocas ciudades (junto con Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Sevilla y Zaragoza) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio a los vecinos que habitan en el centro histórico de la ciudad y en los barrios de reciente construcción como Salburua, Zabalgana e Ibaiondo. La ciudad cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Integral de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,39 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,35 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de plásticos y envases se queda en 0,79 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Existen, además, cuatro ecoparques (o garbigunes) para residuos voluminosos, dos fijos y dos móviles.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), se ha incrementado un 5% los últimos cuatro años y varía entre 43,16 euros y 73,42 euros, en función del tamaño de la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Vitoria

  • Lo mejor: La basura producida por habitante y año es la menor de todas las ciudades comparadas: 1,07 kilos. Se recupera el 51% del vidrio. Existe sistema de recogida neumática en algunas zonas de la ciudad.
  • Lo peor: Faltan contenedores de envases, sólo hay 0,79 por cada 300 habitantes (la ley exige que haya, al menos, uno).

Zaragoza

Residuos sólidos urbanos (RSU): analizados los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades, entre ellos el de Zaragoza

Zaragoza es una de las pocas ciudades que genera menos basura por habitante que hace cuatro años

  Cada habitante produjo 1,07 kilos al día, la cifra más baja del estudio junto con la de Vitoria y muy por debajo de la media nacional de 1,32 kilos diarios

Zaragoza generó el año pasado más basura que hace cuatro años: produjo 260.640 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2008, un 0,5% más que en 2004 (por debajo de la proporción media de las 18 ciudades del estudio, un incremento del 3,7%). Las únicas ciudades que consiguieron revertir esta tendencia fueron Bilbao, Granada y Barcelona, con un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Pero el dato de basura que genera cada habitante por día es más alentador: 1,07 kilos de basura al día en 2008, un 3% menos que hace cuatro años y muy por debajo del índice general de estudio (1,32 kilos por habitante y día). El dato de Zaragoza es el mejor del estudio, sólo igualado por el de Vitoria. El aumento de la cantidad de basura en Zaragoza se explica, por tanto, por el aumento de población.

La capital aragonesa fue una de las ocho ciudades que no proporcionó datos sobre la recuperación y reciclaje de los residuos que genera año tras año, pese a la reiteración en la solicitud por parte de esta revista. Es más, ni siquiera facilitó cifras sobre la cantidad de materia orgánica, es decir, restos de comida y jardín que convierte en compost (abono o regenerador de la tierra).

Los ciudadanos pueden depositar la basura en los contenedores a partir de las ocho de la tarde hasta las once de la noche, al igual que en la mayoría de ciudades del informe, y los contenedores se vacían durante la noche todos los días del año, excepto en Navidad y Año Nuevo. La capital zaragozana es una de las pocas ciudades (junto con Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Sevilla y Vitoria) que ha implantado un sistema de recogida neumática de residuos (buzones donde la basura es aspirada y conducida vía subterránea a un centro de almacenaje y retirada) que da servicio a los vecinos que habitan en los barrios de reciente construcción como Valdespartera y Milla Digital.

La ciudad cumple con el número de contenedores de vidrio y papel-cartón que exige el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, ya que cuenta con 1,19 recipientes de vidrio por cada 500 habitantes (la ley exige que sea uno y la media del estudio es de 1,30) y 1,22 contenedores de papel y cartón cada 500 ciudadanos (tiene que haber uno, como mínimo, y la media nacional es de 1,72). Sin embargo, en el caso de los contenedores de plásticos y envases se queda en 0,93 recipientes por cada 300 personas, cuando la normativa obliga a que haya al menos uno y la media de las 18 ciudades es de 1,84. Existen, además, ocho ecoparques para residuos voluminosos, cuatro fijos y cuatro móviles.

La tasa municipal por recogida y tratamiento de los residuos urbanos, que se cobra de forma anual (como en la mayoría de ciudades), ha disminuido un 15% los últimos cuatro años (la única ciudad en la que hay un descenso tan notable) y varía entre 29,99 euros y 33,02 euros en función del consumo de agua en la vivienda.

Lo mejor y lo peor del sistema de recogida y gestión de las basuras en Zaragoza

  • Lo mejor: En 2008, se generó sólo un 0,5% más basura que en 2004. Los barrios más nuevos cuentan con un sistema de recogida neumática de residuos.
  • Lo peor: No cumple con la ratio exigida de contenedores de envases. No se facilitó la proporción de los residuos que se recuperan.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto