Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residuos sólidos urbanos (RSU): COMPARADOS los sistemas de recogida y gestión de 18 ciudades: Generamos cada vez más basura y no todas las ciudades saben cuánto reciclan

Pamplona demostró ser la ciudad más comprometida con el reciclaje. En el otro lado de la balanza, ocho ayuntamientos aseguraron desconocer la cantidad de basura que recuperan. En estas 18 ciudades se produjo en 2008 un 2% más de basura por habitante que en 2004

Cuánta basura y de qué tipo

Demasiada basura

  Aunque el objetivo prioritario del Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos es generar cada vez menos basura las cifras indican que no se está consiguiendo: el año pasado se recogieron más de cinco millones de toneladas de residuos sólidos urbanos en las 18 ciudades estudiadas, casi un 4% más que hace cuatro años. Sólo tres consiguieron revertir esta tendencia: Bilbao, Granada y Barcelona que generaron un 6,7%, un 4,3% y un 1,5% menos de basura respectivamente. Sevilla, en el extremo contrario, aumentó la cantidad de residuos en un 16,2% y le siguieron Málaga con un 13,5% y Logroño con un 10,8%.

Si se atiende a la cantidad de basura que corresponde a cada ciudadano, los datos tampoco son alentadores. En 2004, los habitantes de las 18 ciudades estudiadas produjeron, de media, 1,29 kilos de residuos al día, mientras que en 2008 la cifra alcanzó 1,32 kilos, (es decir, 481 kilos al año, un 2% más). Cordobeses y sevillanos son los que más basura generan por habitante: 1,52 kilos y 1,48 kilos por ciudadano al día respectivamente, a gran distancia de Zaragoza y Vitoria, con 1,07 kilos por habitante al día. Cabe reseñar que en seis ciudades aumentó la población pero disminuyó la ratio de basura per cápita (en Granada disminuyeron ambas). Entre todas ellas, sobresale la capital vizcaína, ya que cada bilbaíno generó un 7% menos de basura que hace cuatro años. Le siguen de cerca Barcelona y Granada (con un 4% menos), Zaragoza (con un 3% menos), Vitoria y Alicante (con un 2% menos) y Madrid (con apenas un 1% menos). En el lado contrario, Sevilla registró un incremento del 17%, y Málaga y Valladolid del 10%.

Así es la bolsa de basura

El 88% de la basura que se genera en las 18 ciudades estudiadas es basura doméstica, es decir, se recoge en los contenedores urbanos y proviene de domicilios familiares, hostelería o comercios. Según el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos, casi la mitad de esta basura es materia orgánica (44%), le siguen papel y cartón (21%), plástico (casi un 11%) y vidrio (7%), además de otros residuos como madera, textiles o pilas, etc (17%). Sin embargo, la bolsa de basura de las 18 ciudades estudiadas es diferente: tiene menos residuos orgánicos (28,8%), menos papel y cartón (13%), menos envases (un 7%), menos vidrio (4,2%) y mayor cantidad de madera, textiles y otros residuos.

La mayor parte de esta basura se deposita en contenedores fijos situados en la calle, pero no faltan las excepciones. Oviedo cuenta con un sistema propio de recogida selectiva en los portales y cada vez son más las ciudades que incorporan en los barrios de reciente construcción y algunas zonas céntricas sistemas de recogida neumática (buzones donde los residuos son aspirados y conducidos vía subterránea hasta un centro de almacenamiento y retirada).

En la mayoría de ciudades la basura se puede dejar en los contenedores a partir de las ocho o nueve de la tarde-noche hasta las diez y doce de la noche y la recogida suele comenzar aproximadamente una hora después. De las 18 ciudades incluidas en el informe, sólo Vitoria y A Coruña tienen un horario de depósito de basuras especial en verano que empieza una y dos horas más tarde respectivamente. En la recogida, los horarios nocturnos responden a la necesidad de evitar las horas de mayor tráfico, aunque conllevan problemas de ruidos y suponen una mayor inversión en mano de obra. Sin embargo, hay varias ciudades que también tienen turnos diurnos, como Bilbao, Córdoba, Madrid, Pamplona, Sevilla, Valencia y Valladolid. En la mayoría de capitales, hay servicio de recogida todos los días del año excepto Navidad y Año Nuevo pero abundan las excepciones: en Granada no se retira la basura los domingos y festivos (siempre y cuando no coincidan dos días consecutivos) y en Valladolid los equipos de recogida no trabajan 10 días al año.

Pamplona: Un ejemplo a seguir

Un contenedor de vidrio y uno de papel-cartón por cada 500 habitantes y uno de envases por cada 300 ciudadanos. Ésos son los objetivos que impone a los ayuntamientos para el año 2015 el Plan Nacional Integrado de Residuos Urbanos. Aunque la media de las 18 ciudades estudiadas cumple con estos requisitos (1,84 contenedores de envases por cada 300 habitantes, 1,30 para el vidrio y 1,72 para el papel-cartón), hay algunas que deben mejorar sus dotaciones. Es el caso de Barcelona, única ciudad del informe con menos contenedores de vidrio y papel-cartón de los exigidos, aunque Madrid, San Sebastián y Valencia rozan la ratio o la superan por muy poco. En contenedores de envases, sólo Bilbao, Córdoba, Pamplona y Sevilla llegan al mínimo exigido de un recipiente cada 300 habitantes. Zaragoza y Granada se sitúan justo por debajo del límite (0,93 y 0,97 contenedores cada 300 ciudadanos) y el resto no llegan ni siquiera al 0,80, por lo que deberán hacer un esfuerzo los próximos seis años si quieren cumplir con la ley. El mejor despliegue, con amplia diferencia sobre los demás, es el de Pamplona y los municipios de su comarca mancomunada, donde cuentan con 2,90 contenedores para vidrio por cada 500 personas (la ley exige uno, pero Barcelona, por ejemplo, no llega a 0,75 y en Madrid se quedan en 0,95 contenedores por habitante), más de cinco para el papel (la que más se acerca es Córdoba con una ratio de 3,56 contenedores por ciudadano, muy lejos de la capital catalana donde la ratio es de 0,73) y tres para los envases. En este último apartado, Sevilla, con una ratio de 2,21 contenedores de envases por cada 300 habitantes, y Córdoba, con 3,84, también cumplen la normativa ampliamente, pero sobresale Madrid con nada menos que siete contenedores por cada 300 habitantes, aunque con menor capacidad que los recipientes habituales.

Para los residuos peligrosos o voluminosos todas las ciudades analizadas cuentan con una media de entre dos y ocho ecoparques (puntos limpios, deixalleries en Catalunya y garbigunes en el País Vasco). Destacó el despliegue de Barcelona con 28 ecoparques y Madrid con 20 puntos limpios.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto