Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

7 grifos termostáticos para ducha y baño: Sólo uno proporciona el caudal de ducha y baño que exige la norma

No se hallaron fugas de agua y los siete grifos soportaron bien los cambios de presión y temperatura. El más barato funciona igual que el más caro y cuesta menos de la mitad

  La temperatura del agua es clave para disfrutar de una ducha o un baño confortables. Con los grifos clásicos, el calor deseado se obtiene abriendo y cerrando los grifos del agua caliente y del agua fría para regular la válvula interna que mezcla los dos caudales. Con los grifos termostáticos el mismo proceso exige un solo gesto, ya que la temperatura se elige mediante un preselector con escala de grados. Este sistema nos permite ahorrar tiempo y ganar en comodidad. Con independencia de que alguien abra otro de los grifos de la casa, la temperatura permanece estable y lo mismo ocurre si cerramos el caudal para enjabonarnos y lo abrimos de nuevo al acabar, una práctica muy recomendable desde el punto de vista medio ambiental, ya que nos permite ahorrar un recurso tan preciado como el agua.

Se han analizado en laboratorio siete grifos termostáticos para ducha y baño cuyos precios van desde los 95,45 euros de Argo a los 244,99 euros de Grohe. La mejor relación calidad-precio corresponde a Argo, la referencia más barata, la que proporciona mayor caudal de agua y una de las que mejor mantiene la temperatura cuando se abre otro grifo.

Funcionan sin fugas

Antes de someter a los grifos a las pruebas de laboratorio, se comprobó con una inspección visual de la superficie la ausencia de defectos de revestimiento. A continuación y para constatar que los grifos están preparados para soportar la corrosión del agua, se realizó una prueba de envejecimiento acelerado durante 200 horas en una cámara de niebla salina. Tras la prueba, se observó la aparición aislada de ampollas en el revestimiento del grifo Rousseau. En los seis grifos restantes no se hallaron. Tampoco se detectaron manchas, descamaciones, ni rugosidades.

Todas las muestras superaron además las pruebas de estanquidad y demostraron que funcionaban sin fugas de agua en las condiciones previsibles de uso. El ensayo consistió en aplicar presión a la cañería cerrando el obturador primero y el orificio de salida del grifo después, en todas las gamas de maniobra del dispositivo regulador de temperatura. Se realizó también una prueba de estanquidad con el inversor, el mecanismo interno que regula las posiciones de baño y de ducha. Los resultados fueron correctos en los siete casos, ya que la salida ducha permaneció estanca al aplicar presión con el inversor en posición baño y viceversa. Además, tal y como exige la norma, cuando se cerraba el grifo en posición ducha el inversor volvía de manera instantánea a la posición baño. Los resultados también fueron correctos en la prueba de resistencia a la torsión. Se aplicó un par de torsión (una fuerza giratoria) de 6 y 3 newton/metro, respectivamente en la llave del caudal y en la llave de temperatura durante cinco minutos y no se observaron alteraciones, de modo que las siete muestras soportan los esfuerzos de apertura y cierre tal y como pide la norma.

Menos caudal del que establece la norma

La normativa regula el caudal de los grifos y establece que, para el baño, el caudal debe ser superior a 20 litros por minuto con el grifo abierto al máximo a las temperaturas de 34, 38 y 42 ºC y con una presión de agua de tres bares (0,3 MPa). Cuatro de los siete grifos analizados (Tebisa, Grohe, Tres y Rousseau, que fue el peor en este apartado (11,8 l/m)se quedaban muy por debajo de lo exigido por la norma. La mejor referencia y por tanto el grifo que permite llenar antes la bañera fue Argo (20,6 l/m). En posición ducha el incumplimiento de la norma es aún más extendido. Para garantizar una agradable sensación de confort, la norma establece que el caudal de ducha debe ser igual o superior a 12m/l. Ni Rosseau ni Tres alcanzaron este caudal en ninguna de las condiciones estudiadas.

Uno de los mayores problemas para el que deben estar preparados los grifos es que suba bruscamente la temperatura por un corte en el suministro de agua fría. Para comprobar su respuesta, se cortó el paso del agua fría y se midió el volumen y la temperatura del agua que salía durante los siguientes segundos. Los resultados fueron correctos en todos los casos: tal y como indica la norma, durante los primeros cinco segundos, no se recogieron más de 200 mililitros y durante los siguientes treinta segundos, no más de 300 mililitros. Cuando se abrió de nuevo el agua fría y se midió la temperatura la diferencia no superó los 2ºC. Por tanto, los siete grifos termostáticos analizados son capaces de garantizar que el usuario no se quemará en caso de que se corte el agua fría. El mejor fue Grohe, seguido de Rousseau y los grifos con resultados más pobres en esta prueba fueron Argo y Tres.

La temperatura del agua también puede subir si se abre otro grifo en la casa y disminuye la presión de agua fría. Los grifos termostáticos deben ser capaces de regular el caudal de manera que la diferencia de temperatura, a pesar del cambio de presión, sea mínima. Los técnicos de laboratorio realizaron una segunda prueba regulando el agua a 38ºC y reduciendo progresivamente la presión del agua fría (a 0,25 MPa) para después volver a estabilizarla (hasta 0,3 MPa). La referencia más pobre fue la de Tebisa, aunque todos los resultados fueron correctos, ya que la desviación de la temperatura en ningún caso superó los 2ºC.

Los resultados también fueron correctos en todos los grifos cuando fue reduciendo 10ºC la temperatura del agua caliente para comprobar cómo respondían ante un posible fallo de la caldera. Ninguno se desvió más de 2ºC de la temperatura que indicaba el regulador y los grifos que mejor respondieron fueron Roca y Rousseau. Argo fue la peor referencia en este campo.

Algunas marcas ofrecen tres años de garantía adicional

Se han detectado tres incumplimientos de la norma de etiquetado: Argo, Forma y Rousseau no indicaban el domicilio de ningún responsable de la comercialización del producto. Tres grifos, de las marcas Roca, Tres y Rousseau, ofrecían una garantía adicional de tres años, que se suma a los dos años de garantía obligatorios por ley. Sin embargo, en el caso de Rousseau puede que el consumidor se encuentre con dificultades para hacer valer esta garantía, ya que este grifo no indica ni en el embalaje ni en la documentación adjunta ninguna dirección ni número de teléfono al que el cliente pueda dirigirse para reclamarla.

Consejos para ducharse de manera ecológica

 
  • Sustituir el baño por la ducha ahorra entre cuatro y seis veces la cantidad de agua necesaria para llenar una bañera.
  • Cinco minutos de ducha son suficientes para una correcta higiene, y a la hora de enjabonarse, cerrar el grifo ahorrará agua.
  • Jabones, champús, acondicionadores y geles perjudican el medio ambiente y conviene utilizarlos con sentido de la medida.
  • Una buena idea en casos en los que escasee el agua puede ser llenar un recipiente con el agua que sale del grifo nada más abrirlo, cuando aún no tiene la temperatura deseada y utilizarla después para regar las plantas o alguna tarea de limpieza.
  • Cuanto más alta sea la temperatura, más energía habrá que consumir: mantenerla entre 30 y 35ºC debería ser suficiente para una ducha confortable.
  • Debemos evitar toda clase de fugas y goteos, incluso los más pequeños. Una gota por segundo se convierte en 30 litros de agua al día (más de 10.000 litros al año).
  • Además de los grifos monomando y los termostáticos, se ofrecen otros elementos tecnológicos que ayudan a ahorrar en la ducha: interruptores de caudal, perlizadores (filtros que mezclan aire y agua), rociadores de bajo consumo, sensores de movimiento o sistemas de reutilización de aguas grises (las que se pierden por el desagüe cuando nos lavamos).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto