Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Imagen y sonido

Λ

Televisor plano: el tamaño no es lo único que importa

  En la compra de un televisor de pantalla plana intervienen numerosos factores, como el tamaño de la habitación en la que se instalará, los usos que se le quieran dar, la calidad de su imagen y el precio

La obsesión por el tamaño de los televisores cada vez es mayor, hasta el punto de pocos se acuerdan ya de las 20 pulgadas (50 centímetros en la diagonal del televisor) con las que muchas familias han convivido durante décadas, atraídas ahora por los ansiados modelos con un mínimo de 32 pulgadas (diagonal de 80 centímetros). La razón es que estos nuevos monitores se abaratan incluso por debajo de lo previsible hace apenas año y medio. En mayo de 2007 la revista tecnológica Wired anunciaba que los precios para los aparatos de 32 pulgadas habían tocado suelo en los 700 euros. Sin embargo, hoy se pueden encontrar televisores de este tamaño por 480 euros. Y nadie se sorprende.

Aunque las televisiones de tamaño mediano o grande son cada vez más asequibles, conviene no perder la cabeza fascinados sólo por este factor y atender a otros que a su vez determinarán la comodidad y la calidad del usuario para ver los canales de televisión, películas en DVD o Blu-ray, o la imagen de las partidas de los videojuegos, los tres principales usos de los televisores.

La distancia óptima de visionado

El tamaño del televisor debe ser armónico de acuerdo al espacio disponible. La instalación y el disfrute de las imágenes desde una televisión de grandes dimensiones en una habitación pequeña puede llegar a marear y que la imagen se vea distorsionada. Es una sensación equivalente a la de sentarse en la primera fila del cine, con una diferencia: en casa, la imagen, lejos de percibirse como enfocada, se ve pixelada y con una resolución baja. Sin embargo, a medida que el usuario se aleja, la imagen cobra definición.

Para disfrutar de una película grabada en dvd, es suficiente una televisión con una resolución 'hd ready'

Con el fin de evitar este efecto, los expertos han diseñado un rango de distancias óptimas para ver las imágenes de un televisor desde casa en función de su número de pulgadas:

Entre 20 y 27 pulgadas: la distancia debe ser de 75 centímetros y un metro y medio. Entre 30 y 37 pulgadas: la distancia debe ser de 1,8 metros y 2,4 metros. Entre 40 y 50 pulgadas: la distancia debe ser de 3 y 4 metros. Para las pantallas de más de 50 pulgadas: nunca se debe estar a menos de cuatro metros.

El uso del televisor

La mayoría de canales de televisión emiten con una calidad que está muy por debajo de la que ofrecen hasta las peores televisiones planas. Eso hace que en muchos casos la calidad de imagen sea peor que la que se emitía desde los televisores de tubo. Su nivel de resolución máximo en emisión digital terrestre es de 720 líneas, lo que corresponde a la homologación 'HD Ready', una cifra que en España muy pocos canales alcanzan. Del mismo modo, para disfrutar de una película de DVD, el formato más común, no son necesarios televisores con una definición 'Full HD', dispositivos que son más caros que los de 'HD Ready' y con un tamaño mínimo que ronda las 40 pulgadas.

No obstante, crece el número de usuarios que también utilizan el televisor para reproducir películas en el nuevo formato Blu-ray, así como para jugar a videojuegos. En estos casos sí es recomendable la instalación de monitores 'Full HD', capaces de reproducir la imagen en la misma calidad que la ofrecida por este formato, 1.080 líneas frente a las 720 líneas del 'HD Ready'.

  La definición y la portabilidad son los referentes si el objetivo es jugar a videojuegos, sobre todo los de la PS3, mediante la conexión de la consola a la pantalla. Respecto a la conexión, los gráficos de los videojuegos para esta consola son de alta definición y su formato óptimo es 'Full HD'. En cuanto a la portabilidad, si se desea jugar en la intimidad, sin molestar al resto de la familia, un televisor de más de 32 pulgadas resulta muy incómodo, de ahí que optar en estos casos por un tamaño menor sea una ventaja. El resto de consolas (sobre todo la Wii de Nintendo) ofrecen un nivel inferior de gráficos.

¿Plasma o LCD?

Hay dos tecnologías que dominan el mercado de los televisores planos:

La tecnología LCD: es la que más ha madurado y ha superado sus limitaciones iniciales: mala visión angular, bajo contraste de imágenes claras y oscuras, y rastro difuso de color ante el movimiento rápido de imágenes.

La tecnología Plasma: destaca por su excelente respuesta en color, resolución a grandes tamaños de pantalla y buena visión angular. Pero ahora que se pueden adquirir modelos LCD de gran tamaño a precios muy competitivos, el plasma se ha convertido en una tecnología en vías de extinción. Por ello, y salvo que se desee un televisor de gran tamaño, es aconsejable inclinarse por un televisor LCD.

El futuro más inmediato

Dos incipientes tecnologías están a punto de dar el salto de los laboratorios a los hogares. Y amenazan en pocos años con revolucionar de nuevo el mercado:

  • Pantallas OLED: su funcionamiento se basa en una serie de puntos situados sobre una superficie que se iluminan y cambian de color en función de la intensidad del estímulo eléctrico que reciben. No necesitan iluminación posterior (ellos son los emisores de luz), por lo que pueden ser muy delgadas e incluso flexibles. Su definición también es muy superior respecto a los mejores televisores actuales, igual que su precio.
  •   SED-TV: esta tecnología combina la calidad de color de un televisor de tubos catódicos (CRT, todavía superior a las mejores pantallas planas) con el tamaño y diseño de las pantallas de plasma y LCD. De esta manera se sustituye el tubo de gran tamaño por millones de microscópicos tubos de rayos catódicos que forman a su vez una pantalla plana. Mayor definición, mejor visión angular y un menor consumo energético son sus principales características.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto