Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Menús escolares: analizados, durante dos semanas consecutivas, los menús diarios de 211 colegios de 18 provincias españolas: Mejora la calidad nutricional de los menús escolares, pero uno de cada tres son mediocres o malos

Un 17% de los centros visitados no incluye verduras como mínimo un día a la semana y los alumnos de uno de cada diez colegios no comen una ración de pescado de lunes a viernes

Uno de cada seis centros, sin verdura en el plato

 Las verduras y las hortalizas son alimentos muy nutritivos y saludables que, sin embargo, no atraen en exceso a los más pequeños. CONSUMER EROSKI ha valorado los menús en los que aparecen verduras como mínimo una vez por semana. Por el contrario, se han penalizado los que no respetan esta frecuencia de consumo, algo que ocurrió en el 17% de los colegios que participaron en el análisis, un porcentaje en todo caso menor que el registrado en 2004. La proporción entonces ascendía al 36%.

La peor calificación en este apartado recayó en más de la mitad de los centros analizados en Granada, Asturias y Córdoba, y uno de cada tres de los que participaron en Alicante, A Coruña y Cantabria. Por el contrario, todos los centros tomados en cuenta en Álava, Barcelona, Madrid, Navarra, Sevilla, Valladolid, Vizcaya y Zaragoza sí ofrecían este alimento básico en la dieta infantil al menos una vez por semana.

Las legumbres sí aparecen en los menús escolares

El aporte de hidratos de carbono, proteínas, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes convierten a las legumbres en otro de los alimentos básicos en las dietas infantiles. Los expertos recomiendan consumir cuatro raciones semanales: dos como ingrediente del primer plato y otras dos como guarnición o ingrediente de ensaladas. En este apartado, los colegios españoles han evolucionado de forma muy positiva en cuatro años, ya que del 14% de los centros del informe de 2004 que no incluían legumbres en los menús escolares al menos una vez por semana se ha pasado al 6% que no lo hacen en la actualidad.

1 de cada 10 colegios, sin pescado fresco

El pescado es, al igual que las verduras y las frutas, un alimento básico pero de escasa aceptación entre niños y jóvenes. Debido a su composición (rico en proteínas y grasas saludables para los vasos sanguíneos y el corazón (insaturadas), así como por su aporte de vitaminas y de minerales como el hierro), resulta fundamental fomentar su consumo, tanto el pescado blanco como el azul. Así, los expertos en nutrición aconsejan incluir el pescado al menos 4 veces por semana, entre comidas y cenas. Sin embargo, uno de cada diez colegios analizados no incluyen el pescado entre sus menús escolares en una de las 2 semanas analizadas (situación que, no obstante, ha mejorado con respecto a 2004, cuando uno de cada cuatro colegios analizados no lo hacían).

Pautas para convertir la comida en una cita agradable y eficiente para niños y padres

Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena son momentos del día que los niños deben dedicar a alimentarse, y que han de entender como una cita imprescindible para asegurar el desarrollo de su organismo, y no solo para saciar el hambre o disfrutar del placer de comer. Padres y madres han de implicarse, y esforzarse cada día para que los pequeños aprendan a comer. Y lograr que vayan conociendo, asumiendo y aplicando las pautas de la alimentación equilibrada y saludable. Unos hábitos incorrectos pueden repercutir en un menor rendimiento escolar. Es conveniente crear un buen ambiente en la mesa. Estas medidas ayudan a lograrlo:

  1. Crear una atmósfera agradable, un espacio de tiempo tranquilo para compartir alimentos y charlar. Es positivo estimular al niño a que participe en la conversación familiar.
  2. Fomentar que los niños muestren una conducta apropiada durante la comida. Los padres han de enseñarles a comportarse de manera educada y a seguir unos hábitos de higiene.
  3. Ayudarles a que desarrollen buenos hábitos dietéticos en la mesa: los padres prestarán atención a que los niños coman de todo lo que se ha puesto en los platos, potenciarán la variedad en el color, sabor y textura de los alimentos, ofrecerán no solo alimentos y platos de éxito seguro sino también propuestas nuevas, sobre todo, los más convenientes, como fruta, pescado legumbres y verduras. También pueden proponer charlas sobre la comida en diversas zonas del mundo: comer es cultura.
  4. Fijar horas para las diversas comidas del día. Conocer los horarios a los que han de ajustarse para comer forma parte del aprendizaje.
  5. No comer de más, válido tanto para niños como para mayores. Ojo con las cantidades de comida. La obesidad infantil es ya un problema de salud pública. Los alimentos grasos y azucarados, consumirlos con moderación.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto