Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Caldos de pollo: líquidos y deshidratados: Los cubitos deshidratados son similares a los caldos líquidos y salen mucho más baratos

En lo nutricional son parecidos. Los deshidratados, que gustaron más en la cata, no son más salados pero tienen aditivos, mientras los caldos líquidos carecen de ellos

Uno por uno, siete caldos de ave

Caldos deshidratados (cubitos, pastillas) Knorr "Caldo deshidratado de pollo con verduras"

  •  Alegaciones nutricionales: "-30% sal", "Sin conservantes" 12 pastillas, 120 gramos.
  • El litro de caldo (se necesitan dos pastillas) sale a 0,23 euros. Mejor relación calidad-precio.
  • Es uno de los de menos sal (sólo el 0,7%; hay dos que llegan al 1,1%). Añade azúcar. Contiene gluten, pero lo advierte en su etiqueta.
  • Usa almidón de patata y extracto de levadura como espesantes. Añade aromas.
  • Aditivos: tres potenciadores del sabor, entre ellos el glutamato (0,11 g/ml, diez veces menos de lo admitido). El único con ácido cítrico.
  • En cata logró 6,5 puntos, el que más, y fue uno de los dos más preferidos. Gusta por su "color" pero es criticado por "mucha grasa" y "poca consistencia".

Maggi "Caldo de pollo deshidratado"

  •  24 pastillas, 252 gramos.
  • El litro de caldo (dos pastillas) sale a 0,13 euros. El más barato. Una opción interesante. Peca de exceso de aditivos.
  • Es uno de los dos con más sal (1,1%; un alimento es demasiado salado cuando el 1,5% de sal) y el de menos grasa (0,1g/100 ml). En sodio (0,4%), contenido de los más altos.
  • Usa maltodextrina como espesante. Añade aromas.
  • Aditivos: cuatro potenciadores del sabor, entre ellos el glutamato (0,10 g/ml, diez veces menos de lo admitido por la norma). Él único con antioxidantes (BHA y galato de propilo). Adiciona también colorantes (naturales).
  • En cata logró 6,3 puntos, el segundo que más, y fue uno de los dos más preferidos. Gusta por su "sabor" y "color", pero es criticado por su "poca consistencia".

Avecrem (Gallina Blanca) "Caldo de pollo, producto deshidratado"

  •  12 pastillas, 120 gramos.
  • El litro de caldo (dos pastillas) sale a 0,24euros.
  • Se ha encontrado gluten y no lo declara, aunque lo contiene en una cantidad tan ínfima que su consumo no repercutiría en la salud de las personas celiacas.
  • Tiene más sal (el 1%) que la mayoría de los demás caldos, y menos proteína (el 0,2%). En sodio (0,4%), de los que más. Usa almidón de trigo y de maíz como ingrediente espesante. Añade aromas.
  • Aditivos: sólo uno, el potenciador de sabor glutamato, en cantidad -0,11 g/100 ml- diez veces inferior a la admitida.
  • En cata logró 5,6 puntos. No fue elogiado ni criticado en ningún parámetro de los estudiados.

Caldos líquidos en tetrabrik Knorr "Caldo de la abuela, pollo con verduras"

  •  Alegaciones nutricionales: "Menos grasa más sabor", "Este caldo mantiene todo el sabor y aroma sin ayuda de conservantes y colorantes".
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,48 euros, el más barato de los caldos líquidos. La mejor elección para quien prefiere el caldo líquido.
  • Etiquetado conforme a norma, pero mejorable: la alegación "menos grasa" confunde, ya que ninguno de estos caldos es graso: el que más tiene un 0,6% de grasa, y Knorr llega al 0,5%, cuando cinco de los otros seis tienen menos del 0,5% y uno se queda en el 0,1%; además, la etiqueta destaca el aceite de virgen extra con imágenes, cuando este ingrediente, lo dice la etiqueta, representa sólo el 0,2% del producto.
  • Es el de más proteína (1%, lo que puede equivaler a que es el que más carne de pollo incorpora a su producto) y uno de los de más grasa (0,5%). En sal (0,9%) y sodio (0,3%), es similar a la mayoría de los demás. Añade azúcar.
  • Usa almidón de trigo y extracto de levadura como espesante (pero, a tenor de su 0,1% de hidratos, en poca cantidad). Añade aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata logró 5,9 puntos. Gusta por su "sabor natural".

Gallina Blanca "El caldo de pollo"

  •  Alegaciones nutricionales: "Bajo en grasas", "Contiene sólo 0,3% de materia grasa".
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,71 euros.
  • Etiquetado incorrecto: destaca sus ingredientes con imágenes pero no indica sus cantidades, cuando la norma obliga a hacerlo.
  • Es uno de los dos con más sal (1,1%), el de menos proteína (0,2%) y el de más grasa (0,6%). Y el único que usa manteca de cerdo.
  • Usa extracto de levadura como espesante (pero, a tenor de ese 0,1% de hidratos, en poca cantidad). Añade aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata recibe 5,2 puntos: gusta por su "olor" y "viscosidad" pero es criticado por el "color".

Aneto "Caldo de pollo"

  • Dice no contener gluten, y se comprobó que no lo tenía.
  •  Brik de 1 litro. Cuesta 3,30 euros, el más caro, y con mucha diferencia. Es el más natural, pero en la cata resultó mediocre.
  • De los de más proteína (0,8%) y de los de menos sal (0,7%).
  • El único que no emplea espesantes (su contenido en hidratos de carbono es 0) ni aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata logró 5,3 puntos: gusta por su "olor" pero es criticado por su "color pálido".

Don Simón "Caldo de pollo con jamón de jabugo"

  •  Alegación nutricional: "Bajo en grasa"
  • Brik de 1 litro. Cuesta 1,59 euros.
  • Etiquetado incorrecto: destaca sus ingredientes con imágenes, pero no indica sus cantidades, cuando la norma obliga a hacerlo. Y no indica en el mismo campo visual denominación de venta, peso neto y fecha de consumo preferente. La etiqueta destaca el aceite de oliva, cuando este ingrediente tiene un contenido sólo testimonial.
  • Destaca por su poca proteína (sólo el 0,3%, a pesar de que dice usar jamón Jabugo) y en que tiene un 1% de hidratos de carbono cuando los otros tres caldos líquidos no superan el 0,1%. Contenido en sal intermedio (0,9%).
  • Usa fécula de maíz como espesante (y bastante: basta con fijarse en su 1% de hidratos de carbono). Añade también aromas.
  • Sin aditivos, al igual que los otros tres caldos líquidos.
  • En cata recibe 3,7 puntos, el peor: gusta por su "olor" pero es criticado por "poco sabor".

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto