Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 160 establecimientos de tatuajes y perforaciones corporales (piercing) en 18 capitales: Los tatuajes y 'piercing' se siguen realizando sin la información imprescindible

Las condiciones higiénicas y de limpieza han mejorado, aunque aún están lejos de ser las deseables

Buena higiene, pero con carencias

 La higiene y la limpieza en este tipo de centros es una máxima ineludible, ya que está en juego la salud del cliente. La calificación global del estudio en este aspecto fue de un "bien", aunque se hallaron también aspectos que conviene mejorar.

Una de las premisas que deben cumplir todos lo establecimientos, según las distintas normativas autonómicas, es que deben estar divididos en diferentes zonas que posibiliten una correcta atención al cliente. Todos los centros estudiados disponían de alguna zona diferenciada, pero es reseñable que en el 30% de los casos la zona de esterilización no se encontraba separada del resto de instalaciones.

Las áreas de espera, de trabajo y aseo para uso de los clientes deben estar limpias, desinfectadas y en buen estado. Se limpiarán al menos una vez al día y siempre que se halle suciedad aparente. Además, se realizará una desinfección de todas sus superficies de forma periódica.

El 82% de los 160 establecimientos analizados conservaban la recepción en buen estado de conservación, orden y limpieza. En el 75% de los casos, el área de trabajo se hallaba ordenada y con todos los materiales de trabajo almacenados en un armario. Las distintas legislaciones obligan a que los objetos y utensilios de trabajo sean guardados en armarios cerrados y sean de un material que permita su fácil limpieza y desinfección. En más del 86% de los lugares visitados, los armarios donde se guardaban los objetos de trabajo estaban limpios y cerrados, y los suelos, paredes y muebles eran lisos para facilitar su limpieza (las normativas dicen que los suelos y paredes de las zonas de trabajo deben ser lisos, revestidos de materiales no porosos que soporten una limpieza y desinfección adecuada). Tampoco se encontró suciedad ni manchas de sangre.

A pesar de que la gran mayoría cumplía con las normas de higiene, algunos establecimientos suspendían en este apartado. De hecho, el orden era una tarea pendiente en tres centros de Córdoba, Málaga y Valladolid, y se hallaron manchas y suciedad en otros tres también de la capital cordobesa, pamplonesa y alicantina. A ello hay que añadir que en el 8% de los establecimientos no se permitió al técnico de CONSUMER EROSKI acceder a estas instalaciones.

La perforación corporal o el tatuaje deben realizarse con la garantía absoluta de privacidad. De los 160 comercios visitados, la intimidad estaba asegurada en el 85% de los casos, no así en el 13% (suspende un centro de A Coruña, dos de Almería, otro de Barcelona, tres de Córdoba, uno de Granada, uno de Madrid, uno de Málaga, tres de Murcia, uno de Oviedo y dos de Valladolid).

Una de las obligaciones principales que deben cumplir este tipo de centros es que los elementos destinados a penetrar en la piel, las mucosas u otros tejidos como agujas o maquinillas de afeitar estén herméticamente cerrados y esterilizados, y ser desechados después de cada uso. En la mayoría de los centros visitados se encontraban herméticamente cerrados (87,5%). No lo estaban, sin embargo, en una tienda de Pamplona, y en el 12% de los casos ni siquiera mostraron a los técnicos de la revista estos instrumentos.

Los materiales de trabajo destinados a estar en contacto con la piel sin atravesarla (por ejemplo, la pistola) se esterilizaban cada vez que se usaban con un cliente. De nuevo, es destacable que en el 11% de los casos (seis en Barcelona, uno de Almería, uno de Córdoba, tres de Málaga, uno de Oviedo, uno de Vitoria y cinco en Zaragoza) no los mostrasen.

La sala de esterilización estaba aislada en casi el 60% de los casos estudiados, pero no en el 16%: vuelven a destacar negativamente Alicante, Valladolid y Oviedo, y no se quiso enseñar o no se pudo ver en el 25% de los 160 lugares visitados. El orden y la limpieza imperaban en la sala de esterilización en el 73% de los casos (destacaban positivamente A Coruña, Bilbao, Madrid y San Sebastián), no así en tres tiendas de Alicante, Málaga y Pamplona. Menos satisfactorio es que la camilla estaba limpia o utilizaban una sabana de un solo uso apenas en la mitad de los 160 centros.

Por último, la normativa vigente obliga al profesional tatuador o anillador a utilizar ropa adecuada y específica (bata de color blanco o claro) para realizar su actividad. En la mitad de los casos estudiados no se pudo ver en acción al tatuador o anillador. De los 80 profesionales a los que sí se pudo observar, el 26% no llevaban mascarilla, en el 30% ni siquiera portaba la ropa adecuada, y en el 4% no se lavaron las manos ni antes, ni después, ni tampoco cuando interrumpía la actividad.

Criterios de calidad en un centro de perforaciones corporales y tatuajes

 

Los riesgos que supone hacerse un tatuaje o un piercing en condiciones inadecuadas convierten en crucial la elección del centro. Éstas pistas pueden ayudar a decidir con criterio:

  1. Espacios amplios: El establecimiento debe tener diferenciadas correctamente la zona de recepción, de trabajo y de esterilización de los materiales. Además, estas salas deben ser espaciosas para que el profesional trabaje con comodidad y con una iluminación adecuada.
  2. Ni rastro de suciedad: La limpieza y la higiene serán una máxima en todo el establecimiento, en especial en la zona donde se hace el tatuaje o el piercing. Nada de manchas o materiales y objetos desordenados o fuera de lugar.
  3. Ajeno a las miradas: La zona de trabajo debe ser una zona que respete la intimidad del cliente que ha decidido hacer un piercing o tatuaje.
  4. Utensilios de trabajo: Los materiales deben incluir su correspondiente precinto, ya que serán de un solo uso, y correctamente guardados en armarios cerrados. Cuando se vayan a emplear, se abrirán delante del propio cliente, mientras que las herramientas que se usan, como la pistola, deben esterilizarse con cada persona. También de un solo uso será el papel o sábana que cubra la camilla o la silla donde se coloca el paciente, así como la maquinilla en el caso de que sea necesario depilar la zona del cuerpo a tatuar.
  5. El profesional: El tatuador o perforador, asimismo, debe respetar unas pautas de indumentaria: usará una bata blanca y un calzado específico, mascarilla y guantes de un solo uso que se quitará y se pondrá delante del cliente. Además, antes y después de hacer el tatuaje o el piercing y siempre que el trabajo se interrumpa, se lavará las manos.
  6. Información: Antes de realizar el tatuaje o el piercing, el profesional informará acerca de los riesgos que conlleva (alergias, problemas de cicatrización...); sobre cómo debe acudir el cliente al centro (sin haber ingerido en fechas recientes alcohol, drogas, aspirinas y en ayunas); sobre los factores que influyen en la colocación de un piercing o un tatuaje en una zona u otra del cuerpo y, por último, explicará los cuidados posteriores necesarios (pomadas, gasas, lavados, no tomar el sol o bañarse en la piscina o el mar hasta pasado un tiempo, usar cremas hidratantes...)

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto