Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

6 hamburguesas de vacuno y 6 de pollo adquiridas en cadenas de comida rápida, analizadas: Hamburguesas: no todas son iguales y su estado sanitario es mejorable

Hay diferencias importantes en cantidad y calidad de la carne, además de en aportación de calorías y en contenido de las grasas menos saludables: saturadas y trans. El estado higiénico-sanitario fue mejorable en la mayoría

Una a una, 6 hamburguesas de vacuno y 6 de pollo

Burger King. Whopper con queso

 
  • 3,48 euros
  • Pesa 274 gramos, y es la de menor proporción de carne (34%) y la de mayor de vegetales (representan el 24% de la hamburguesa). El 29% es pan, el 8% tomate, otro 8% mayonesa, el 6% lechuga y otro 6% cebolla; el 4% es queso, el 3% pepinillo y casi el 1%, ketchup. Para ser de vacuno, tiene poca grasa (14%) y además, es la que en menor proporción la tiene saturada (el 35%). Aporta 234 calorías cada cien gramos, un poco menos que la mayoría. La única que añade ácido benzoico como conservante.
  • Estado higiénico-sanitario: dos de las 5 muestras analizadas de este producto presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: tiene un 21% de grasa, el doble que la carne picada comprada en carnicería cocinada, y algo menos proteína (24,5% frente al 27%), pero se sitúa en un nivel intermedio en ambos nutrientes respecto de las otras hamburguesas. La carne es 100% ternera. Casi la mitad de la grasa de la carne es saturada. Y además, es la de más grasas trans (4% del total de grasa), aún menos saludables. La calidad comercial de la carne es mediocre pero intermedia (19,6 de colágeno/proteína).

McDonald's. McRoyal de Luxe

 
  • 3,32 euros
  • Pesa 194 gramos, y no destaca en nada en su composición. Tiene un 42% de carne y los vegetales representan el 15% de la hamburguesa. Es una de las hamburguesas con más pan (34%), el 9% es tomate, el 6% mayonesa, otro 6% lechuga y el queso es sólo el 2%. De su grasa, el 2,7% son grasas trans, las menos saludables, proceden -de modo natural- de la propia carne, pero también de grasas vegetales parcialmente hidrogenadas o del propio aceite de fritura. Aporta 256 calorías cada cien gramos, un nivel intermedio.
  • Estado higiénico-sanitario: una de las 5 muestras analizadas de este producto presentó un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: tiene un 22% de grasa, más del doble que la carne picada comprada en carnicería cocinada, y algo menos proteína (24% frente al 27%), pero se sitúa en un nivel intermedio en ambos nutrientes respecto de las otras hamburguesas. La carne es 100% ternera. El 48% de la grasa de la carne es saturada. La calidad comercial de la carne es, con cierta diferencia, la mejor del comparativo (14 de colágeno/proteína, frente al casi 20 que tienen cuatro de las otras seis hamburguesas).

Fast Good. Italian Burger

 
  • 5,5 euros, la más cara de las "simples", sin patatas fritas ni similares.
  • Pesa 209 gramos, y es la de más carne (51%), una de las de menos vegetales (representan el 9% de la hamburguesa) y la de más pan (con sésamo, es el 35%). Sólo el 5% es tomate, otro 5% es queso. Es la única hamburguesa con rúcula (4%). Es la que menos grasa contiene (el 12% del producto), pero a su vez la que en mayor proporción la tiene saturada (el 47%) y trans (3,7% de la grasa). Las grasa trans son las menos saludables, y proceden -de modo natural- de la propia carne, pero también de grasas vegetales parcialmente hidrogenadas o del propio aceite de fritura. 237 calorías/ 100 gramos, algo menos que otras muestras. La de más sodio de las de vacuno (0,5%).
  • Estado higiénico-sanitario: las tres muestras analizadas presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto en todas ellas.
  • Calidad de la carne: sólo el 13% de grasa, mucho menos que las demás hamburguesas, que tienen entre el 19% y el 23%, y sólo un poco más que la carne picada comprada en carnicería cocinada, que tiene el 10%. La carne es 100% ternera. El 48% de la grasa de la carne es saturada, la menos saludable. La calidad de la carne es la segunda mejor del comparativo (16 de colágeno/proteína). Es la que contiene almidón en mayor proporción, pero sólo un 0,8%. Dio la mayor cantidad (147 ppm, partes por millón) de nitratos (conservante).

Tony Roma's. Roma Burger

 
  • 9,09 euros; incluye un huevo frito. Se analiza sólo lo que contiene la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 270 gramos. La carne representa el 40%, y es la de menos pan (26%) y menos vegetales (5% de todo el plato). Huevo, queso, bacon y mayonesa significan casi el 30% del plato (huevo frito: 13%; queso: 9%, bacon: 6%; mayonesa: 1,5%). La cebolla, el 5%, y carece de tomate o lechuga. Es de las de más grasa (17%), pero su proporción de saturadas es intermedia (el 41%). Aporta 281 calorías cada cien gramos, bastante más que otras, que se quedan en torno a 235 calorías/100 g. Sodio, el 0,4%: mejor si tuviera menos, aunque es un contenido intermedio.
  • Estado higiénico-sanitario: dos de las tres muestras analizadas presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto en ambas.
  • Calidad de la carne: tiene un 19% de grasa, el doble que la carne picada comprada en carnicería cocinada y algo menos proteína (25% frente al 27%), pero se sitúa en un nivel intermedio en ambos nutrientes respecto de las otras hamburguesas. La carne no es 100% ternera, contiene también porcino. El 44% de la grasa de la carne es saturada, la menos saludable. La calidad de la carne, en el grupo de las más mediocres (casi 21 de colágeno/proteína).

Foster's Hollywood. Le Grand Chef Burger

 
  • 9,08 euros. Se analiza sólo lo que contiene la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 308 gramos, la segunda que más.
  • De las de más carne (46%), menos pan (27%) y más vegetales (19%). El queso supone el 7% de la hamburguesa y es la única con pasas (1%). El tomate representa el 10%, la escarola supera el 4%, la cebolla el 3% y la lechuga roja es casi el 1%. Es una de las hamburguesas de menos grasa (13,5%), pero su proporción de saturadas (el 46%), las menos saludables, es superior a la media. Y además (3%), es una de las de más grasa trans (aún menos saludables que las saturadas). La de más fibra (4%). Aporta 234 calorías cada cien gramos, es de las menos energéticas. El sodio (0,3%) lo tiene en menor cantidad que otras hamburguesas.
  • Estado higiénico-sanitario: tres de las cuatro muestras analizadas presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto en ambas.
  • Calidad de la carne: un 19% de grasa, el doble que la carne picada comprada en carnicería cocinada, y la misma proteína (27%), pero se sitúa en un nivel intermedio en ambos nutrientes respecto de las otras hamburguesas. La carne es 100% ternera. El 45% de la grasa de la carne es saturada, la menos saludable. La calidad de la carne está en el grupo de las mediocres (18 de colágeno/proteína).

Vips. Hamburguesa Francesa

 
  • 9,56 euros. Se analiza sólo lo que contiene la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 328 gramos, la que más.
  • Tiene un 38% de carne, los vegetales representan el 13% de la hamburguesa y el pan casi el 30%; destaca su mucho queso (15%) y los champiñones (6%). El resto: bacon (4%), cebolla (4%) y lechuga (3%). Es la de más grasa (17%), de ella el 42% saturada. Aporta 284 calorías cada cien gramos, lo que la convierte en una de las más energéticas (las hay que aportan 50 calorías menos cada cien gramos).
  • Estado higiénico-sanitario: las 5 muestras analizadas de este producto presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: tiene un 23% de grasa, la que más de todas las hamburguesas y más del doble que la carne picada comprada en carnicería cocinada, y algo menos proteína (24% frente al 27%) que ésta. La carne es 100% ternera. El 44% de la grasa de la carne es saturada. La calidad comercial de la carne es mediocre pero intermedia (casi 20 de colágeno/proteína).

Burger King. Crispy Chicken

 
  • 3,17 euros
  • Pesa 184 gramos.
  • Materia prima: preparado de pollo.
  • El rebozado que cubre la carne de pollo representa el 15% de la hamburguesa; la carne propiamente dicha, el 31%, y los vegetales, el 15%. El pan de hamburguesa supone el 37%, la lechuga el 8% y el tomate el 7%. Tiene también mayonesa (3%). Poca proteína (10%) y la de más grasa (18%). Aporta 282 calorías cada cien gramos, es la más energética de las seis hamburguesas de pollo analizadas.
  • Estado higiénico-sanitario: dos de las 5 muestras estudiadas de este producto presentaron un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: al ser preparado de pollo (y no pechuga de pollo) la materia prima, esta carne contiene poca proteína (16%, cuando la pechuga cocinada utilizada como referencia tiene un 31%), y mucha grasa (19%, cuando la pechuga de referencia tenía sólo un 3%). La carne de esta hamburguesa aporta 272 calorías cada cien gramos, cuando la pechuga de referencia aporta 150 calorías. El 5,5% de esta carne es almidón. La carne es 100% pollo.

McDonald's. Chicken Supreme

 
  • 4,35 euros
  • Pesa 277 gramos.
  • Materia prima: preparado de pollo.
  • El rebozado que cubre la carne de pollo pesa más (el 21% de la hamburguesa) que la carne propiamente dicha (el 19%). Los vegetales (lechuga y tomate, a partes casi iguales), el 15%. El pan de hamburguesa supone el 31%. Tiene también queso (8%) y mayonesa (7%). Poca proteína (9%) y mucha grasa (15%). Aporta 252 calorías cada cien gramos, es una de las más energéticas.
  • Estado higiénico-sanitario: una de las 4 muestras analizadas de este producto presentó un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: al ser preparado de pollo (y no pechuga de pollo) la materia prima, esta carne contiene poca proteína (14%, cuando la pechuga cocinada utilizada como referencia tiene un 31%), y mucha grasa (17%, cuando la pechuga de referencia tenía sólo un 3%). La carne de esta hamburguesa aporta 268 calorías cada cien gramos, cuando la pechuga de referencia aporta 150 calorías. El 10% de esta carne es almidón. La carne es 100% pollo.

Kentucky Fried Chicken (KFC). Kentucky Supreme

 

  • 5,25 euros
  • Pesa 200 gramos.
  • Materia prima: preparado de pollo.
  • La de composición nutricional más saludable de las tres hamburguesas de preparado de pollo. El rebozado que cubre la carne de representa el 13% de la hamburguesa, y la carne propiamente dicha el 34%. Los vegetales (tomate y lechuga), el 24%. El pan de hamburguesa supone el 29%. Tiene la mitad de grasa que las otras dos de preparado de pollo, sólo el 7%. Y el 14% de proteína, bastante más que las otras dos. Y es la de menor proporción de grasa saturada (15% de la grasa) de las 12 hamburguesas. Aporta 190 calorías cada cien gramos, es la segunda menos energética. Pero la de más sal (0,6% de sodio).
  • Estado higiénico-sanitario: una de las 5 muestras analizadas presentó un estado microbiológico incorrecto, fuera de norma, pero sin peligro para la salud del consumidor. Y en otras dos, fue mejorable aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: la mejor de las tres de preparado de pollo. Tiene -aunque más que las otras dos de su clase - poca proteína (21%, cuando la pechuga cocinada tiene un 31%), y bastante -aunque la mitad que las otras dos- grasa (9%, cuando la pechuga de referencia tenía un 3%). Destaca su baja proporción de grasas saturadas (14%, el resto tienen entre 23% y 40%). La carne aporta 209 calorías/100 g; la pechuga de referencia, 150 calorías, pero la de las otras dos de preparado de pollo, unas 270 calorías/100 g. El 7,5% de esta carne es almidón. 100% pollo.

Tony Roma's. Sandwich Club

 
  • 8,24 euros. Se analiza sólo el contenido de la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 232 gramos.
  • Materia prima: pechuga de pollo.
  • La carne representa el 50% de la hamburguesa (con diferencia, es la de más carne) y el pan el 33%. Carece de vegetales, y, sin embargo, contiene bastante queso (6%), bacon (7%) y mayonesa (4%). Es la hamburguesa más proteica (20%), pero tiene más grasa (12%) que las otras dos de pechuga de pollo. Además, su perfil lipídico es el menos saludable de las hamburguesas de pollo: un 35% de la grasa es saturada, e incluso tiene un 1,6% de grasas trans, aún menos saludables que las saturadas. Aporta 260 calorías cada cien gramos, cuando las otras dos de pechuga de pollo se quedan en 175 y 223 calorías.
  • Estado higiénico-sanitario: una de las 3 muestras analizadas de este producto presentó un estado microbiológico mejorable, aun siendo correcto.
  • Calidad de la carne: tiene la misma cantidad de proteína (30%) que la pechuga de pollo cocinada de referencia, pero el doble de grasa (6%). Y el perfil lipídico de su carne es, con diferencia, el menos saludable de las seis hamburguesas de pollo (40% de grasa saturada, y 1,9% de grasas trans). La carne es 100% pollo.

Foster's Hollywood. Caesar Sandwich

 
  • 8,50 euros. Se analiza sólo el contenido de la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 216 gramos.
  • Materia prima: pechuga de pollo.
  • La carne representa sólo el 27,5% del bocadillo, pero es la hamburguesa en la que los vegetales (sobre todo tomate, pero también lechuga) suponen mayor proporción del contenido total, el 32%. El pan supone el 30,5%. Contiene bacon (3%) y mucha mayonesa (7%). Es la hamburguesa con menos grasa (sólo el 4%) de las comparadas, incluidas las de vacuno. Y la de más fibra (casi el 3% del producto, por el sésamo del pan) de las de pollo. Aporta 175 calorías cada cien gramos, es la menos energética de todo el comparativo.
  • Estado higiénico-sanitario: dos de las 5 muestras analizadas presentaron un estado microbiológico incorrecto, fuera de norma, aunque no representara riesgo grave para la salud del consumidor.
  • Calidad de la carne: composición nutricional muy parecida (un poco más de grasa, únicamente) a la pechuga de pollo cocinada de referencia, lo que indica su buena calidad. La carne es 100% pollo.

Vips. Rusty Mediterráneo

 
  • 9,08 euros. Se analiza sólo el contenido de la hamburguesa, y no otros componentes de este plato.
  • Pesa 290 gramos.
  • Materia prima: pechuga de pollo.
  • El pan (52% del producto) dobla en peso a la carne (25%), y su contenido en vegetales es modesto (12%). El tomate sólo representa el 2,5% de la hamburguesa, la cebolla otro tanto, la lechuga el 5,5% y el pimiento el 2%. Contiene queso (4,5%), bacon (4%) y salsa (2,5%). Destaca en fibra (2,5%). Aporta 223 calorías cada cien gramos, ni la que más ni la que menos de las tres hamburguesas de pechuga de pollo.
  • Estado higiénico-sanitario: una de las 5 muestras analizadas de este producto presentó un estado microbiológico incorrecto, fuera de norma, aunque no presentara mayor riesgo para la salud del consumidor.
  • Calidad de la carne: tiene una composición nutricional muy parecida (incluso algo más de proteína y un poco menos de grasa) a la pechuga de pollo cocinada de referencia, lo que indica su buena calidad. La carne es 100% pollo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto