Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados los precios de 100 funerarias en 18 provincias: Los funerales casi han duplicado su precio en los últimos diez años

El IPC subió el 36% en el periodo 98-08, pero el coste medio de un funeral económico ha aumentado un 90%, al pasar de 1.040 euros a 1.978 euros. Las diferencias entre funerarias de una misma ciudad superan con frecuencia los mil euros: conviene comparar precios

18 provincias, una a una

A Coruña

El funeral más económico en A Coruña cuesta 2.000 euros de media

La diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más cara y la más barata de las seis estudiadas en la provincia coruñesa asciende a 879 euros (de 1.590 euros a 2.469)

En el caso de A Coruña se han tomado como referencia seis funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio obtenido, 2.001 euros, es muy similar al de la media global del estudio, 1.978 euros. No obstante, se constataron diferencias notables entre unas empresas y otras: entre la funeraria más cara y la más barata de A Coruña la diferencia por idéntico servicio (el más económico) alcanzó los 879 euros (de 1.590 euros a 2.469).

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, se comprueba que en A Coruña se han registrado los mayores precios medios en la contratación de una esquela en los dos periódicos de mayor tirada de la zona (463 euros frente a los 277 de la media del estudio) o para celebrar un oficio religioso en recuerdo del fallecido (115 euros en comparación a los 73 de la media de las provincias analizadas).

Sin embargo, el precio medio del féretro más barato se sitúa en A Coruña en 572 euros, por debajo de los 660 euros que de media cuesta en el resto de provincias que engloban el informe. Para el traslado de ese ataúd en un coche fúnebre, se deberán desembolsar de media 148 euros, en la media del estudio. El precio de la corona de flores más común (con claveles, crisantemos, algún gladiolo, alguna rosa...etc) supone en las funerarias visitadas en A Coruña un gasto medio de 133 euros (también dentro del promedio general). Aunque los familiares pueden encargarse de los trámites burocráticos que suceden a un fallecimiento, las empresas funerarias se hacen cargo de esas gestiones por un precio que, en la provincia gallega, asciende a 139 euros de media.

Velar el cuerpo del difunto en algunas de las salas acondicionadas de que disponen los tanatorios trae aparejado un coste medio de 289 euros en A Coruña (la media nacional es de 36 euros más). A todo ello hay que sumar los 76 euros que, de media, cuesta el acondicionamiento sanitario del cadáver (por debajo de la media del estudio nacional).

Para aquellos que quieran dar el último adiós a sus allegados con un sepelio en el que no falte ni un detalle, las empresas funerarias ofrecen, además, un servicio de capilla ardiente (cuyo coste medio en A Coruña es de 102 euros, 34 más que la media del estudio) o una mesa de firmas (31 euros en las funerarias coruñesas frente a los 43 del resto de provincias).

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información facilitada por las funerarias coruñesas visitadas, la tasa de inhumación se encuentra, de media, en los 61 euros (algo menos de la mitad de la media del resto de provincias estudiadas, 141 euros).

Si, en lugar de un entierro, se opta por la incineración, se debe tener en cuenta que, además del coste de la cremación, hay que abonar otra cantidad aparte por la urna donde se depositarán las cenizas posteriores. Con todo, se ahorrará los gastos del enterramiento así como la concesión o adquisición de la sepultura, la fosa o el nicho. En las empresas funerarias consultadas de A Coruña, el precio de este servicio más la urna correspondiente es de unos 322 euros, por debajo de los 470 euros que de media cuesta en el resto de España.

La cantidad de los servicios ofrecidos por las empresas de pompas fúnebres de nuestro país ha sufrido un aumento considerable en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (destinadas a retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (por ejemplo álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Álava

El funeral más económico en Álava cuesta cerca de 2.000 euros de media

Los precios se han incrementado más del doble en los últimos diez años (de 806 euros a 1.922). La diferencia del coste por el mismo servicio entre las funerarias visitadas en la provincia es la menor del estudio: 276 euros separan el precio de la empresa más cara (2.019 euros) de la más económica (1.743 euros)

En el caso de Álava, CONSUMER EROSKI estudió cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio del sepelio más económico ascendió a 1.922 euros (muy similar a la media de las 18 provincias, 1.978 euros). Sin embargo, la alavesa ha sido una de las provincias en las que se ha constatado un mayor incremento del coste de este servicio en los últimos diez años. En concreto, los 806 euros (entonces 134.000 pesetas) registrados en un estudio similar realizado en 1998 han subido más del doble (han crecido en un 138% cuando el IPC acumulado en el mismo periodo ha sido de un 36%).

Las diferencias no son tales si se comparan los precios de las distintas funerarias visitadas. De hecho, el margen entre la funeraria más cara y la más económica de las analizadas en Álava es de 276 euros (de 1.743 euros a 2.019), el menor de todo el estudio, en el que la disparidad media de los precios ronda los 1.000 euros.

Las empresas funerarias visitadas en Álava destacan por tener el precio más caro del país en el acondicionamiento sanitario del cadáver (126 euros frente a la media general de 91 euros). Además, en la adquisición de una corona de flores y en los gastos de gestión, el territorio histórico se sitúa en el segundo puesto del informe, con 175 euros (la media es de 131 euros) y 215 euros (la media es de 132 euros).

El precio medio del féretro representa casi un tercera parte del coste total del sepelio más modesto, 512 euros de los 1.922 que supone la factura final. En cuanto al resto de servicios, los desembolsos se sitúan más o menos en la media del estudio. Así, el tanatorio supone una media de 300 euros (la global es de 325), el coche fúnebre 146 euros (144 la media nacional), la publicación de esquelas en medios de comunicación 242 euros (la global es de 277) y el oficio religioso 67 euros (la media es de 73 euros).

Las funerarias alavesas visitadas cobran 46 euros por el servicio de capilla ardiente y 16 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

Inhumación o incineración

El precio medio de la tasa de inhumación en el territorio histórico alavés supone pagar 135 euros de media, ligeramente por debajo de la media global del estudio, 141 euros.

Respecto a la incineración, el coste medio (incluyendo la urna) es de 487 euros (27 más que la media). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 414 euros, la más cara supone un desembolso de 136 euros más.

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Alicante

El funeral más económico en Alicante cuesta casi 2.200 euros de media, uno de los precios más caros del país

La diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más cara y la más barata de las estudiadas en la provincia asciende a 2.223 euros, la mayor del informe. En la última década, los costes sólo se han incrementado un 20% (de 1.821 euros a 2.175) frente a una media del 90%

En el caso de la provincia de Alicante, la revista CONSUMER EROSKI evaluó el servicio de cinco funerarias, todas ellas de titularidad privada. En el estudio, se observó que el sepelio más económico en esa provincia cuesta 2.175 euros de media, una de las cantidades más onerosas del país. Lo más destacable en Alicante es que la diferencia del precio por el mismo servicio (el más económico) entre la funeraria más cara y la más barata de las estudiadas asciende a 2.223 euros, la mayor del estudio.

Estas tarifas se han incrementado desde 1.998, cuando CONSUMER EROSKI elaboró un estudio similar, pero muy por debajo del aumento medio de las 18 provincias. El aumento registrado ha sido de un 19% (de una cantidad equivalente a 1.821 euros a 2.175 euros), por debajo incluso del IPC acumulado en este periodo, un 36%.

Siempre teniendo en cuenta que el estudio refleja los precios más económicos, los servicios más caros en un sepelio alicantino son la compra del féretro y el acondicionamiento sanitario del cadáver. La adquisición de un ataúd implicadesembolsar en Alicante casi el 40% de la factura final, es decir, 837 euros, de los más caros a nivel nacional. Además, preparar el cuerpo del fallecido para la ceremonia cuesta 114 euros (la media global del estudio es de 91).

En la factura final del sepelio más económico, casi el 17% del importe va a parar al pago de la sala del tanatorio (362 euros) y el 14% para la publicación de esquelas en uno de los dos diarios con mayor difusión de la provincia (294 euros). A estos gastos se suman elalquiler del coche fúnebre (una media de 149 euros), la compra de una corona de flores (133 euros de media), los gastos de gestión (129 euros) y el oficio religioso (75 euros).

Las empresas de pompas fúnebres alicantinas cobran 70 euros por el servicio de capilla ardiente y 31 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en la provincia alicantina supone un coste de 76 euros de media, cifra muy inferior a la media global del estudio, que se sitúa en 141 euros.

En la actualidad, el 20% de las familias españolas opta por incinerar a sus difuntos. En Alicante, el precio medio por incinerar al fallecido -incluyendo la urna- es de 527 euros (la media del estudio es de 470 euros). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 488 euros, la más cara supone un desembolso de 600 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Almería

El funeral más económico en Almería cuesta más de 1.900 euros de media

La diferencia del precio por el mismo servicio entre las funerarias visitadas en la provincia asciende a 955 euros (de 1.323 a 2.279 euros). Los precios se han incrementado un 21% en los últimos cinco años (de 1.590 euros a 1.917)

En el caso de Almería, se han tomado como referencia cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio del sepelio más económico ascendió a 1.917 euros de media, por debajo de la media de las 18 provincias, 1.978 euros. Si se comparan estos datos con los obtenidos en un estudio similar elaborado por CONSUMER EROSKI en 2003, el aumento registrado ha sido del 21% (de 1.590 euros a 1.917 euros),cuando el IPC acumulado en ese mismo periodo ha sido de un 14%). El precio medio de un sepelio (siempre el más modesto) varía, y de forma notable, según las funerarias visitadas. El margen entre la funeraria más cara (2.279 euros) y la más económica (1.323 euros) de las analizadas en Almería es de 955 euros.

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, los precios medios en los alquileres de coches fúnebres registrados en Almería se sitúan entre los más caros del país (186 euros frente a los 144 euros del conjunto del estudio). La compra del féretro (602 euros), el alquiler de una sala en el tanatorio (410 euros) y la publicación de la esquela en uno de los diarios de mayor difusión de Almería (248 euros) suponen casi el 66% de la factura final del sepelio, siempre tomando como referencia los precios más económicos. Después de los tres gastos más importantes, el resto de prestaciones: la compra de la corona de flores (137 euros), los gastos de gestión (120 euros) y el oficio religioso (80 euros) se llevan el 18% del importe total. A ello se suma el acondicionamiento sanitario de cadáver (69 euros).

Las funerarias almerienses visitadas cobran 50 euros por el servicio de capilla ardiente (el coste medio en el resto de provincias es de 68 euros) y 28 euros más por instalar la mesa de firmas (la media del informe es de 43 euros).

La posibilidad de ahorro en el sepelio más modesto es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. De hecho, en la adquisición de un féretro el abanico de precios es muy diverso, y entre una funeraria y otra pueden generarse diferencias de hasta 214 euros. Lo mismo ocurre con los gastos de gestión, servicio en el que entre una funeraria y otra la disparidad de precios puede alcanzar los 209 euros.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en Almería supone un coste de 62 euros de media (entre las más baratas del informe), una cifra muy inferior a la media global (141 euros) y muy alejada de cánones más caros como los de Madrid (271 euros), y Málaga y Guipúzcoa (cerca de 250 euros).

Respecto a la incineración, el precio por incinerar al fallecido (incluyendo la urna) cuesta una media de 530 euros (la media es de 470 euros). Mientras que en las funerarias más caras cuesta 650 euros, la incineración con urna más económica alcanza los 400 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Asturias

El funeral más económico en Asturias cuesta 1.960 euros de media

La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.596 euros) y la más cara (2.173 euros) de las visitadas en el Principado asciende a 577 euros

En el caso de Asturias, se han evaluado seis tanatorios del Principado, todos ellos de titularidad privada. El coste medio de un funeral modesto en Asturias alcanza los 1.960 euros, en la media del conjunto del informe (1.978 euros). Sin embargo, las diferencias entre funerarias son significativas: por el mismo servicio, la empresa más cara (2.173 euros) cobra 577 euros más que la más barata (1.596 euros).

Los mayores desembolsos corresponden al féretro (653 euros de media), el alquiler una sala de un tanatorio para velar el cuerpo del difunto (375 euros) y la publicación de una esquela en uno de los diarios de mayor difusión de la comunidad (204 euros). La factura final aumenta con la corona de flores común (con claveles, crisantemos, algún gladiolo o alguna rosa), que asciende a 146 euros, más 136 euros en concepto de gastos de gestión, el traslado en coche fúnebre (127 euros), otros 97 euros más para sufragar el acondicionamiento sanitario del cadáver y, finalmente, 80 más por celebrar una ceremonia u oficio religioso.

Las funerarias asturianas visitadas cobran 71 euros por el servicio de capilla ardiente y 56 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario se aprecia también en los servicios que ofrece. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en las empresas visitadas en la comunidad asturiana es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 428 euros; mientras que las tasas por un oficio religioso tienen el mismo precio, 80 euros, en todas las funerarias visitadas en Asturias.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información dada por las funerarias de Asturias analizadas, la tarifa de inhumación que ofrecen se encuentra, de media, en los 138 euros, únicamente 3 euros por debajo de la media del informe.

Respecto a la incineración, en las empresas funerarias visitadas en el Principado de Asturias, el precio de este servicio más la urna correspondiente es de unos 703 euros, muy por encima de los 470 euros de media de las 18 provincias analizadas. Mientras que la incineración más económica tiene un costo de 625 euros, la más cara supone un desembolso de 760 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Barcelona

El funeral más económico en Barcelona cuesta 1.600 euros de media, uno de los precios más baratos del país

Los costes se han incrementado en un 93% en diez años (casi tres veces más que el IPC acumulado en ese periodo), de 832 a 1.604 euros. La diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.166 euros) y la más cara (2.110 euros) de las visitadas asciende a 944 euros

En el caso de Barcelona, se tomaron como referencia ocho tanatorios de la provincia, todos ellos privados. El precio medio de un sepelio modesto en la provincia barcelonesa (1.604 euros) es el más bajo de todo el estudio (la media es de 1.978 euros) y está muy lejos del precio medio más oneroso del informe, registrado en Madrid (2.566 euros). Las diferencias también son notables si se comparan las distintas empresas estudiadas en la provincia: entre la funeraria más barata (1.166 euros) y la más cara (2.110 euros) de las visitadas, el precio por el mismo servicio registra una variación de casi 1.000 euros.

A todo ello cabe añadir que los precios se han incrementado en un 93% en diez años, casi tres veces más que el IPC acumulado en el mismo periodo. De los 832 euros registrados en un estudio similar realizado por CONSUMER EROSKI en 1998 se ha pasado a los 1.604 actuales.

Barcelona destaca por tener uno de los precios más baratos en el alquiler de una sala del tanatorio (220 euros frente a los 325 de la media), los gastos de gestión burocrática (75 euros en comparación a los 132 del informe) y el pago de 39 euros de media por la ceremonia u oficio religioso, 34 euros inferior a la media.

Féretro, tanatorio y la esquela se llevan, respectivamente, el 33%, el 16% y el 14% del coste total de un sepelio, según se desprende de este estudio. El precio medio del féretro más barato se sitúa en Barcelona en 462 euros, muy por debajo de los 660 euros que de media cuesta en el resto de provincias. A esto hay que sumar el acondicionamiento sanitario del cadáver (73 euros). Por el contrario, las coronas de flores para acompañar al féretro del difunto cuestan en Barcelona, de media, 144 euros, 13 más que la media del informe. Otro de los servicios que ofrecen estas ocho funerarias y que supera la media nacional es el relativo a la publicación de la correspondiente esquela en uno de los dos diarios de mayor tirada de la provincia, 339 euros (la media es de 277 euros). Por último, el traslado del ataúd para su posterior entierro tiene un coste de 113 euros en concepto de alquiler del coche fúnebre.

Las funerarias barcelonesas visitadas cobran 44 euros más por instalar una mesa con un libro de firmas donde los asistentes al velatorio dan el pésame a los familiares del difunto.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario se aprecia, también, en los servicios que ofrece. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en esta provincia es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 860 euros; mientras que los oficios religiosos apenas varían en 27 euros de una funeraria a otra.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información facilitada por las funerarias de Barcelona analizadas, la tasa de inhumación se sitúa, de media, en los 134 euros, 7 euros inferior a la media del informe.

Enterrar a los difuntos sigue siendo la opción más elegida: así lo hacen el 80% de las familias, frente a un 20% que prefieren incinerar los restos de su ser querido. Si uno se decanta por esta última posibilidad, debe tener en cuenta que, además del coste de la propia incineración, hay que abonar otra cantidad aparte por la urna donde se depositarán las cenizas posteriores. En las empresas funerarias de la provincia de Barcelona, el precio es de unos 409 euros (inferior a los 470 euros de media del conjunto del estudio). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 270 euros, la más cara supone un desembolso de 515.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Córdoba

El funeral más económico en Córdoba cuesta 1.750 euros de media, uno de los precios más baratos del país

La diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más cara (1.885 euros) y la más barata (1.440 euros) de las cuatro estudiadas en la provincia cordobesa es de 445 euros

En el caso de Córdoba, se han tomado como referencia cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio del sepelio más económico ascendió a 1.755 euros, uno de los más modestos de las 18 provincias analizadas (la media del informe es de 1.978 euros). Quizá por esta razón, las diferencias de costes por el mismo servicio entre unas empresas y otras no son muy amplias. De hecho, apenas 445 euros separaban el precio por el mismo servicio de la funeraria más cara (1.885 euros) del de la más barata (1.440 euros).

Si se realiza un desglose del precio de los elementos incluidos en el servicio, puede comprobarse que Córdoba destaca sobre la media nacional por ser una de las provincias con los precios más bajos para adquirir un féretro o ataúd, 500 euros (la media del estudio es de 660 euros), y una corona de flores común, 103 euros (en el resto de provincias pagan, de media, 28 euros más).

El féretro (500 euros), el alquiler de una sala en el tanatorio (289 euros) y la publicación de esquelas en uno de los diarios de mayor difusión de la provincia (257 euros) se llevan, respectivamente el 28%, el 16% y el 14% del coste total de un sepelio modesto. Además, la tarifa por el traslado en coche fúnebre ronda los 154 euros y los pagos por los gastos de gestión, 110 euros. Por el acondicionamiento sanitario del cadáver hay que abonar 103 euros, a lo que hay que añadir 79 euros más por el oficio religioso en recuerdo del fallecido.

La diferencia de precios por un servicio idéntico entre una y otra empresa funeraria en Córdoba se aprecia, también, en los servicios que ofrece. Donde se encuentra el mayor abanico de tarifas es en el acondicionamiento sanitario del cadáver, con diferencias de hasta 182 euros; mientras que el pago por la celebración de un servicio religioso apenas varía 7 euros de una funeraria a otra.

Las funerarias cordobesas estudiadas también ofrecen un servicio de capilla ardiente por el que cobran 50 euros (la media es de 68 euros), y 60 más por instalar una mesa de firmas (en el resto de provincias se paga de media 43 euros).

Inhumación o incineración

El precio medio de la tasa de inhumación o enterramiento en Córdoba supone pagar 155 euros, 14 euros más que lo que se paga de media en el resto de las provincias estudiadas.

Respecto a la incineración, el coste medio (incluyendo la urna) es de 435 euros, ligeramente inferior a la media global, que es de 470 euros. Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 345 euros, la más cara supone un desembolso de 520 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Granada

El funeral más económico en Granada cuesta 1.800 euros de media

La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.013 euros) y la más cara (2.096 euros) de las visitadas asciende a 1.083 euros

En el caso de la provincia de Granada, la revista CONSUMER EROSKI ha tomado como referencia cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada. En el estudio, se observó que el coste medio de un funeral modesto en Granada asciende a 1.831 euros, inferior al promedio del estudio (1.978 euros). Las diferencias entre el funeral más caro y el más barato -siempre teniendo en cuenta que se trata de los precios más económicos- son de 1.083 euros, por encima de los cerca de 1.000 de la media global.

Como ocurre en la mayoría de las provincias, la compra del féretro (696 euros), el alquiler de una sala en el tanatorio (417 euros) y la publicación de una esquela en uno de los dos diarios de mayor tirada de la provincia granadina (249 euros) suponen una parte muy importante de la factura final del sepelio -siempre tomando como referencia los precios más económicos-. De hecho, en el caso granadino estos conceptos representan el 74% del importe total.

A estos tres gastos se suman el resto de prestaciones: el alquiler del coche fúnebre (93 euros), la compra de la corona de flores (103 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (73 euros) y el oficio religioso (80 euros), se llevan el 19%. Además, las funerarias granadinas visitadas cobran de media 30 euros por el servicio de capilla ardiente y 73 euros por los gastos de gestión y trámites burocráticos.

La posibilidad de ahorro de las familias granadinas en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. Una muestra: en la adquisición un féretro el abanico de precios es muy diverso, y entre una funeraria y otra pueden generarse diferencias de hasta 588 euros. Por el contrario, es característico que en los oficios religiosos no se genere disparidad alguna: el importe es de 80 euros.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en la provincia granadina tiene un coste medio de 44 euros (la más barata del informe), una cifra muy inferior a la media global del estudio que se sitúa en 141 euros.

En la actualidad el 20% de las familias españolas opta por incinerar a sus difuntos. En Granada, el precio por incinerar al fallecido -incluyendo la urna- cuesta una media de 600 euros (muy superior a la media de las 18 provincias, que se queda en 470 euros).

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Guipúzcoa

El funeral más económico en Guipúzcoa cuesta 1.807 euros de media

Los precios han subido un 60% en una década (casi el doble del IPC acumulado en ese periodo) de 1.126 a 1.807 euros. La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.447 euros) y la más cara (1.962 euros) de las visitadas asciende a 515 euros

En el caso de Guipúzcoa, se tomaron como referencia seis tanatorios de la provincia, todos de titularidad privada. El coste de un sepelio económico en Guipúzcoa cuesta de media 1.807 euros, casi un 10% (171 euros) más barato que la media del conjunto del informe (1.978 euros). El precio, sin embargo, no es uniforme: la diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.447 euros) y la más cara (1.962 euros) de las visitadas en Guipúzcoa asciende a 515 euros. En todo caso, el coste medio de este servicio ha subido un 60% en una década (casi el doble del IPC acumulado en ese periodo), de 1.126 euros a los 1.807 euros actuales. No obstante, el incremento ha sido menor que la media del estudio (un 90%).

Guipúzcoa destaca frente al resto de provincias analizadas por tener unos de los precios más bajos para alquilar un coche fúnebre (93 euros de media, 51 menos que la media) o comprar una corona de flores en recuerdo del difunto (108 euros frente a los 131 de la media del informe).

Féretro, tanatorio y la esquela se llevan, respectivamente, el 33%, el 16% y el 14% del coste total de un sepelio. El precio medio del féretro más barato se sitúa en Guipúzcoa en 566 euros, muy por debajo de los 660 euros que de media cuesta en el resto de provincias. Aunque los familiares pueden hacer ellos mismos los trámites burocráticos que suceden a un fallecimiento, las empresas funerarias se hacen cargo de estas gestiones por un precio medio que, en las empresas consultadas en Guipúzcoa, asciende a 162 euros. Velar el cuerpo del difunto en algunas de las salas acondicionadas de que disponen los tanatorios trae aparejado un coste medio de 280 euros en la provincia guipuzcoana (la media nacional es de 45 euros más). Por si fuera poco, a todo esto hay que sumar los 97 euros que, de media, vale el acondicionamiento sanitario del cadáver en Guipúzcoa dentro de este estudio que analiza el sepelio más barato de estas 18 provincias. Por último, algunas de las seis funerarias visitadas no han facilitado información alguna sobre el coste de los oficios religiosos y otras incluían este servicio dentro de otro concepto.

Las funerarias guipuzcoanas visitadas cobran 42 euros por el servicio de capilla ardiente y 44 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario se aprecia, también, en los servicios que ofrecen. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en esta provincia es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 214 euros; mientras que los traslados en coches fúnebres apenas varían en 43 euros de una funeraria a otra. Una posibilidad de ahorrar una suma importante de dinero en el elevado desembolso que se afronta con la muerte de un ser querido.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información dada por las funerarias guipuzcoanas analizadas, la tarifa de inhumación que ofrecen se encuentra, de media, en los 246 euros, de las mayores del estudio, cuya media se encuentra en 141 euros.

Enterrar a los difuntos sigue siendo la opción más elegida, con un 80%, frente a un 20% que prefieren incinerar los restos de su ser querido. Si uno se decanta por esta última posibilidad, debe tener en cuenta que, además del coste de la propia incineración, hay que abonar otra cantidad aparte por la urna donde se depositarán las cenizas posteriores. En las empresas funerarias de Guipúzcoa, el precio de este servicio más la urna correspondiente es de unos 378 euros, casi 100 euros menos que lo que cuesta de media en el resto de España. Mientras que la incineración más modesta cuesta 360 euros, la más cara supone un desembolso de 412 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Madrid

El funeral más económico en Madrid cuesta 2.600 euros de media, uno de los precios más caros del país

El coste se ha incrementado un 33% (de 1.928 a 2.566 euros) en los últimos cinco años. La diferencia del precio por el mismo servicio entre las funerarias visitadas en Madrid es de las mayores del estudio: 1.772 euros separan a la más cara (3.040 euros) de la más económica (1.269)

En el caso de Madrid, se han tomado como referencia ocho tanatorios de la comunidad, todo ellos de titularidad privada. Los datos obtenidos constatan que el coste medio por organizar un funeral modesto en la comunidad es el más caro de todo el informe, 2.566 euros, 588 euros por encima de la media de las 18 provincias analizadas. El margen aún es mayor si se compara con el precio medio registrado en la provincia de Barcelona, que apenas supera los 1.600 euros, un 37% menos que el desembolso medio necesario en Madrid. Además, si se comparan estos precios con los registrados en un estudio similar elaborado por CONSUMER EROSKI en 2003, se constata un aumento de un 33% (de 1.928 euros a 2.566 euros) en los cinco últimos años, cuando el IPC acumulado en este periodo es de un 14%.

No obstante, las tarifas que rigen en las empresas madrileñas visitadas son bien distintas y se han comprobado diferencias en el mismo servicio (el funeral más económico ofertado) de hasta 1.772 euros entre laempresa más cara (3.040 euros) y la más económica (1.269 euros).

Féretro, tanatorio y la esquela representan el 65% del coste total de un sepelio. El precio medio del féretro más barato se sitúa en Madrid en 883 euros, la tarifa más cara del país. Otro de los apartados en el que supera con creces la media obtenida en las otras 17 provincias es en el cobro por incluir una esquela en uno de los dos periódicos de mayor venta de la comunidad, una cifra media de 435 euros. Los abultados costes que se pagan en Madrid se observan también en el alquiler de una sala del tanatorio para velar al difunto (359 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (119 euros), el traslado del ataúd en coche fúnebre (166 euros) o los 88 euros que, de media, cuesta un oficio religioso en estos ocho tanatorios. Sin embargo, no todo está por encima de la media: la coronas de flores (117 euros frente a los 131 de la media) y los gastos de gestión (124 euros en comparación a los 132 de la media del estudio) son dos ejemplos.

Las funerarias madrileñas visitadas cobran 29 euros por el servicio de capilla ardiente y 53 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario se aprecia, también, en los servicios que ofrece. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en esta comunidad es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 909 euros; mientras que el traslado del ataúd en coche fúnebre apenas varía en 32 euros de una funeraria a otra.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información dada por las funerarias de Madrid analizadas, la tasa de inhumación que ofrecen se encuentra, de media, en los 271 euros, 130 euros por encima de la media del informe.

Respecto a la incineración, el coste medio (incluyendo la urna) es de 526 euros (56 más que la media). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 362 euros, la más cara supone un desembolso de 383 euros más.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Málaga

El funeral más económico en Málaga cuesta 1.650 euros de media, casi un 20% menos del promedio del estudio

Los precios se han incrementado un 31% en los últimos cinco años (de 1.264 a 1.650 euros). La diferencia por el mismo servicio entre la funeraria más cara (2.327 euros) y más barata (957 euros) es de las mayores del estudio: 1.370 euros

En el caso de Málaga, se han tomado como referencia seis funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio del sepelio más económico ascendió a 1.650 euros, casi un 20% menos que la media del estudio (1.978 euros). Si se comparan los resultados de este estudio con uno similar elaborado por esta revista en 2003, se comprueba que la tarifa se ha incrementado un 31% en los últimos cinco años (de 1.264 euros a 1.650), más del doble del IPC acumulado en este periodo, un 14%.

El precio medio por el mismo servicio (el funeral más económico) varía de forma considerable entre las distintas empresas consultadas. El margen entre la funeraria más cara (2.327 euros) y la más económica (957 euros) de las analizadas en Málaga es de 1.370 euros, una de las mayores diferencias del estudio.

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, se constata que los precios registrados en Málaga se encuentran entre los más económicos del estudio. Dos muestras: los gastos de gestión, con un precio medio de 94 euros (la media global es de 132 euros), y el coste medio de la publicación de una esquela en uno de los dos diarios de mayor tirada de la provincia, 165 euros frente a los 277 del promedio del informe, son los menores de las 18 provincias.

En cuanto al féretro, el principal gasto de un sepelio, el costemedio en Málaga es de 585 euros. Considerablemente menor es el desembolso necesario para el alquiler de una sala para velar al difunto en el tanatorio (180 euros). A ellos se suma el alquiler del coche fúnebre (100 euros de media), la compra de la corona de flores (120 euros), en el oficio religioso (64 euros) y el acondicionamiento sanitario del cadáver (90 euros).

Las funerarias malagueñas visitadas cobran además 85 euros por el servicio de capilla ardiente (el coste medio en el resto de provincias es de 68 euros) y 53 euros más por instalar la mesa de firmas (la media del informe es de 43 euros).

La posibilidad de ahorro en el sepelio más modesto es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. De hecho, en la adquisición de un féretro el abanico de precios es muy diverso y se constatan diferencias de hasta 737 euros entre el más asequible y el más caro. También es característica la disparidad de costes en el alquiler de la sala de un tanatorio y en la tasa de inhumación, 434 euros y 419 euros respectivamente.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en Málaga es uno de los escasos elementos en los que la provincia andaluza no se encuentra entre las más económicas. Todo lo contrario. El coste medio asciende a 248 euros (entre las más caras del informe), una cifra muy superior a la media global (141 euros) y muy cercana a cánones más caros como los de Madrid (271 euros).

Respecto a la incineración, el precio por incinerar al fallecido (incluyendo la urna) es de 513 euros (la media es de 470 euros). Mientras que en las funerarias más caras cuesta 605 euros, la incineración con urna más económica alcanza los 410 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Murcia

El funeral más económico en Murcia cuesta 2.181 euros de media, uno de los más caros del país

Los precios en la comunidad han subido en los últimos diez años más del doble (de 1.026 a 2.181 euros). La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.607 euros) y la más cara (2.786 euros) de las visitadas asciende a 1.179 euros

En el caso de Murcia, se han analizado seis tanatorios de la comunidad, todos ellos de titularidad privada, y se ha podido constatar que el coste medio por organizar un sepelio modesto asciende a 2.181 euros, 203 euros por encima de la media del informe (1.978 euros) y uno de los más caros del país. Sin embargo, las tarifas que rigen son bien distintas: la diferencia de precio por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.607 euros) y la más cara (2.786 euros) alcanza los 1.179 euros.

Estas tarifas han registrado un incremento notable desde 1998, cuando CONSUMER EROSKI elaboró un estudio similar. Así, en diez años, el precio de un funeral modesto ha subido más del doble (de 1.026 euros a 2.181 euros), en concreto, un 113%, cuando el IPC acumulado en este periodo ha sido de un 36%.

En el desglose de los diferentes elementos, sobresale el precio medio del alquiler de una sala acondicionada en uno de estos seis tanatorios, 500 euros, la mayor cantidad del estudio. A nivel nacional, el féretro, el tanatorio y la esquela son las prestaciones que se llevan, respectivamente, el 33%, el 16% y el 14% del coste total de un sepelio. El precio medio del féretro más barato se sitúa en Murcia en 704 euros, mientras que en la media nacional ronda los 660 euros. En el resto de servicios que ofrecen en la comunidad también superan la tarifa media del país: pago por un coche fúnebre (169 euros frente a los 144 de la media nacional), publicar una esquela en uno de los dos diarios de información de mayor tirada de la comunidad (293 euros por los 277 de la media), coste del acondicionamiento sanitario del cadáver (14 euros más que los 91 que de media se abonan en el resto de provincias del informe) y los 80 euros (73 en la media) de la celebración de una ceremonia religiosa. Tan sólo reduce la media nacional en el apartado de coronas de flores (122 euros frente a los 131 de la media) y gastos de gestión (112 euros en comparación a los 132 de la media del estudio).

Las funerarias murcianas visitadas cobran 35 euros por el servicio de capilla ardiente y 40 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario se aprecia, también, en los servicios que ofrece. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en esta comunidad es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 802 euros; mientras que el pago por la celebración de un servicio religioso apenas varía 11 euros de una funeraria a otra.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información dada por las funerarias estudiadas en Murcia, la tarifa de inhumación que ofrecen se encuentra, de media, en los 92 euros, 49 euros por debajo de la media del informe.

Respecto al precio de la incineración, en el que se incluye el coste por la urna donde se depositarán las cenizas posteriores, es de 666 euros en la Comunidad de Murcia, en comparación a los 470 euros que se desprenden de la media del resto de provincias españolas analizadas. Mientras que la incineración más onerosa tiene un costo de 1.000 euros, la más económica supone un desembolso de 450 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Navarra

El funeral más económico en Navarra cuesta 1.853 euros de media

Los precios se han incrementado más del doble en los últimos diez años (de 819 euros a 1.853). La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más cara y la más barata de las cuatro estudiadas en la comunidad foral asciende a 803 euros (de 1.422 a 2.225 euros)

En el caso de Navarra, se han tomado como referencia cuatro funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio registrado, 1.853 euros, es inferior a la media global del estudio, 1.978 euros. Sin embargo, el coste medio de este servicio en la comunidad foral ha subido más del doble en los últimos diez años. En concreto, de los 819 euros (entonces 136.270 pesetas) registrados en un informe similar realizado en 1998 se ha pasado a los 1.853 euros actuales (han crecido en un 126%, cuando el IPC acumulado en el mismo periodo ha sido de un 36%).

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, se comprueba que Navarra es el lugar más caro del país para adquirir una corona de flores (187 euros frente a los 131 de media del conjunto del estudio). Sin embargo,oficiar un funeral cuesta 37 euros, una cifra muy lejana de la media del estudio (73 euros). Además, acondicionar el cadáver del difunto para la ceremonia implica un desembolso de 63 euros (la media es de 91 euros), y alquilar el coche fúnebre para trasladar al fallecido 78 (cuando la media es de 144 euros).

En la factura final del sepelio más económico, más de la mitad del importe se destina a la compra del féretro (661 euros) y a la publicación de esquelas en uno de los dos periódicos de mayor tirada del territorio (336 euros). Velar al difunto en las salas acondicionadas del tanatorio (280 euros) y los gastos de gestión (130 euros) se lleva el 22% del coste final.

La posibilidad de ahorro de las familias navarras en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. La diferencia más reseñable se encuentra en la adquisición del féretro, servicio en el que los costes entre una funeraria y otra pueden llegar a variar en más de 500 euros.

Las empresas funerarias consultadas en Navarra ofrecen un servicio de mesa de firmas (33 euros frente a los 43 del resto de provincias).

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información facilitada por las funerarias navarras visitadas, la tasa de inhumación se encuentra de media en los 76 euros (la mitad de la media del resto de provincias estudiadas, 141 euros).

Respecto a la incineración, el coste medio (incluyendo la urna) es de 334 euros (la media global es de 470 euros). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 267 euros, la más cara supone un desembolso de 460 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Sevilla

El funeral más económico en Sevilla cuesta 2.100 euros de media, uno de los más caros del país

La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.457 euros) y la más cara (2.385 euros) de las visitadas asciende a 928 euros

En el caso de Sevilla, se han tomado como referencia seis tanatorios de la provincia, todos ellos de titularidad privada. El coste medio por organizar un sepelio modesto en la provincia asciende a 2.105 euros, uno de los mayores del país (el precio medio de las 18 provincias analizadas es de 1.978 euros). Además, las tarifas de las empresas sevillanas consultadas son bien distintas: la diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.457 euros) y la más cara (2.385 euros) de las visitadas asciende a 928 euros

Pese a ser una de las provincias más caras a nivel nacional, destaca por tener el coste más bajo para publicar una esquela en uno de los dos diarios de mayor tirada de la zona, apenas 110 euros, cuando la media es de 277 euros. En el extremo contrario, las familias sevillanas son de las que más tienen que gastarse del país para comprar un ataúd (829 euros frente a los 660 de media del informe), alquilar una sala de un tanatorio (479 euros por los 325 de la media) o costear la ceremonia de un oficio religioso (87 euros frente a los 73 de la media nacional)

El resto de servicios, dentro del sepelio más económico, que estas seis empresas ofrecen a las familias sevillanas tienen un coste medio de 106 euros para el coche fúnebre que traslada el féretro, los 117 euros que cuesta una corona de flores, 81 euros en concepto de gastos de gestión, otros 86 que se lleva el acondicionamiento sanitario del cadáver o los 55 euros por el servicio de capilla ardiente. Tarifas éstas que no se alejan mucho de la media de las 18 provincias incluidas en el estudio.

La diferencia de precios en una y otra empresa dedicada al sector funerario en Sevilla se aprecia, también, en los servicios que ofrece. Donde se encuentra un mayor abanico de tarifas en esta provincia es en los modelos de féretros, con diferencias de hasta 588 euros entre el más asequible y el más caro dentro de los económicos; mientras que el traslado en coche fúnebre tan sólo varía dos euros de una funeraria a otra.

Inhumación o incineración

De acuerdo con la información de las funerarias de Sevilla analizadas, la tasa de inhumación que ofrecen se encuentra, de media, en los 206 euros, 65 por encima de la media del informe (141 euros).

Respecto al coste de la incineración, en el que se incluye la urna donde se depositarán las cenizas, el precio medio de estas compañías de pompas fúnebres es de unos 382 euros, en comparación a los 470 euros de la media del resto de provincias españolas analizadas. Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 250 euros, la más cara supone un desembolso de 270 euros más.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Valencia

El funeral más económico en Valencia cuesta 2.500 euros de media, uno de los precios más caros del país

El coste se ha incrementado más del doble en los últimos diez años (de 1.216 euros a 2.466). La diferencia de tarifas por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.398 euros) y la más cara (2.669 euros) en la provincia asciende a 1.271 euros

En el caso de Valencia, se ha tomado como referencia seis funerarias. El precio medio del sepelio más económico asciende a 2.466 euros, un importe muy superior a la media nacional, 1.978 euros. La valenciana ha sido una de las provincias en las que se ha constatado un mayor incremento del coste de este servicio en los últimos diez años (junto a Álava). En concreto, el equivalente a 1.216 euros (entonces 202.000 pesetas) registrado en un estudio similar realizado por CONSUMER EROSKI en 1998 se ha duplicado en diez años (han crecido en un 103%, cuando el IPC acumulado en el mismo periodo ha sido de un 36%) hasta alcanzar los 2.466 euros.

La provincia se sitúa en el segundo puesto por detrás de Madrid (2.566 euros) en la clasificación de los funerales más caros, además de contar con prestaciones (tanatorio, féretro, corona de flores, etcétera) cuyos precios son en su mayoría más onerosos que la media global del estudio. Además, la diferencia en los precios por el mismo servicio entre el funeral más caro (2.669 euros) y el más barato (1.398 euros) es destacable: asciende a 1.271 euros, por encima de los 966 de la media global.

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, los más caros en un sepelio valenciano son el tanatorio, los gastos de gestión y la publicación de esquelas. En este sentido, velar al difunto en una sala del tanatorio implica desembolsar 447 euros, cuando la media nacional es de 325. Además, los gastos de gestión ascienden a 201 euros (la media es de 132) y la publicación de una esquela en uno de los dos periódicos de mayor tirada de la provincia representa un gasto medio de 416 euros (la media global son 139 euros menos).

En la factura final del sepelio más económico, el 28% del importe se destina a la compra del féretro (704 euros). Trasladar al difunto en el coche fúnebre (158 euros), comprar la corona de flores (124 euros), acondicionar el cadáver (108 euros) y el oficio religioso (64 euros) se llevan el 18% del coste final.

Las funerarias valencianas visitadas cobran 40 euros por el servicio de capilla ardiente (el resto de provincias pagan 68 euros de media) y otros 40 euros por instalar una mesa de firmas (la media del estudio es de 43 euros).

La posibilidad de ahorro de las familias valencianas en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. Por ejemplo, en la adquisición del féretro se generan diferencias de casi 700 euros entre el más barato y el más caro (siempre dentro del supuesto del ataúd más económico de la funeraria visitada).

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en la comunidad valenciana supone pagar 240 euros de media, una cifra superior a la global del estudio que se sitúa en 141 euros, y no muy alejada de tarifas más caras como las de Madrid (271 euros), Málaga o Guipúzcoa (cerca de 250 euros).

Respecto a la incineración, en Valencia el coste medio (incluyendo la urna) es de 378 euros (la media del estudio es de 470 euros). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 225 euros, la más cara supone un desembolso de 500 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Valladolid

El funeral más económico en Valladolid cuesta 1.705 euros de media, uno de los precios más baratos del país

La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.134 euros) y la más cara (2.053 euros) de las visitadas asciende a 918 euros

En el caso de la provincia de Valladolid, se han tomado como referencia cinco funerarias, todas ellas de titularidad privada. En el estudio se ha constatado que el coste medio de un funeral modesto asciende a 1.705 euros de media, un 14% (273 euros) menos que el promedio del conjunto del informe (1.978 euros). No obstante, las tarifas que rigen son bien distintas: La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.134 euros) y la más cara (2.053 euros) de las visitadas en Valladolid asciende a 918 euros.

En el desglose de los distintos apartados del servicio, se constata que en todos ellos el precio medio recogido en Valladolid es inferior al promedio de las 18 provincias. La excepción corresponde al féretro, cuyo precio medio (717 euros) supera en 57 euros al del conjunto del estudio (660 euros). La adquisición de un ataúd también destaca porque tal y como ocurre en la mayoría de las provincias, supone el principal gasto de la factura final del sepelio, en concreto, implica el 42% de la factura final del funeral. Le siguen el tanatorio (300 euros) y la publicación de una esquela (134 euros, muy por debajo de la media del estudio en este aspecto, 277 euros) en uno de los dos diarios de mayor difusión en la provincia.

Tras los tres gastos más importantes, se hallan el resto de prestaciones: el alquiler del coche fúnebre (128 euros), la compra de la corona de flores (118 euros), los gastos de gestión (96 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (75 euros) y el oficio religioso (65 euros).

Las funerarias vallisoletanas visitadas cobran 31 euros por el servicio de capilla ardiente y 50 euros más por instalar una mesa con un libro donde los asistentes al velatorio firman dando el pésame a la familia del difunto.

La posibilidad de ahorro de las familias vallisoletanas en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. Una buena muestra es la adquisición de un féretro: entre una funeraria y otra se han registrado diferencias de hasta 428 euros, siempre en el supuesto del modelo más económico.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en la provincia de Valladolid supone un coste de 69 euros de media, una cifra muy inferior a la media global del estudio que se sitúa en 141 euros.

Respecto a la incineración, el coste medio (incluyendo la urna) es de 843 euros, uno de los mayores del estudio (373 euros más que la media).

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Vizcaya

El funeral más económico en Vizcaya cuesta 2.000 euros de media

La diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.355 euros) y la más cara (2.173 euros) de las visitadas asciende a 818 euros

En el caso de Vizcaya, se estudiaron seis funerarias, todas ellas de titularidad privada. El informe constató que el sepelio más económico en todo el territorio histórico cuesta 2.000 euros de media, un dato algo superior a la media nacional (1.978 euros). No obstante, se observaron grandes diferencias entre unas empresas y otras: la diferencia del coste por el mismo servicio entre la funeraria más barata (1.355 euros) y la más cara (2.173 euros) de las visitadas ascendió a 818 euros.

Estas tarifas han registrado un incremento notable desde 1998, cuando CONSUMER EROSKI elaboró un estudio similar. Así, en diez años, el precio de un funeral modesto se ha duplicado (de 994 euros a 2.000 euros), cuando el IPC acumulado en este periodo ha sido de un 36%.

Siempre teniendo en cuenta que el estudio se ha basado en los servicios más económicos, Vizcaya es una de las provincias del informe con el alquiler de coches fúnebres más oneroso: mientras en el resto de las provincias del estudio se paga una media global de 144 euros, en Vizcaya alcanza los 253 euros de media. Por el contrario, el precio medio de los oficios religiosos de las empresas de pompas fúnebres estudiadas en Vizcaya es de 59 euros (la media del estudio es de 73 euros). Además, el acondicionamiento sanitario del cadáver (68 euros) también se sitúa entre los más económicos del país (la media es de 91 euros), al igual que contratar una de las salas acondicionadas de los tanatorios para velar al difunto (273 euros, cuando la media global es de 325).

El 26% del coste total del sepelio (siempre el más modesto) se destina a la compra del féretro (523 euros). Aun así, la cifra es inferior a la media global de 660 euros del estudio. Además, publicar una esquela en los dos periódicos de mayor tirada de la provincia vizcaína supone un 18% de la factura final, según este informe. En este caso supera en 84 euros la media global del estudio (361 euros frente a 277 euros). Por último, la corona de flores(134 euros de media) y los gastos de gestión (150 euros) suponen casi un 14% del coste medio total del sepelio más económico.

La posibilidad de ahorro de las familias vizcaínas en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. Las diferencias más amplias se encuentran en la adquisición del féretro, el coche fúnebre y la tasa de inhumación, donde superan los 400 euros entre una funeraria y otra. También hay disparidades muy reseñables en el acondicionamiento sanitario del cadáver, donde algunas funerarias cobran por el servicio 90 euros y otras únicamente 12; o también en los gastos de gestión en los que la diferencia alcanza los 185 euros.

Las funerarias visitadas en Vizcaya cobran 35 euros por el servicio de capilla ardiente y otros 63 euros más por una mesa de firmas en la que expresar el pésame a la familia del fallecido.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en el territorio histórico vizcaíno supone pagar 173 euros de media, una cifra superior a la media global del estudio, que se sitúa en 141 euros.

En la actualidad, el 20% de las familias españolas opta por incinerar a sus difuntos. En Vizcaya, el precio por incinerar al fallecido -incluyendo la urna- cuesta una media de 320 euros (150 más que la media). Mientras que la incineración más modesta tiene un costo de 220 euros, la más cara (dentro del supuesto más económico) supone un desembolso de 386 euros.

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, se incluyen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Zaragoza

El funeral más económico en Zaragoza cuesta 2.000 euros de media

La diferencia del precio por el mismo servicio entre la funeraria más cara (2.635 euros) y la más barata (1.360 euros) de las seis estudiadas en la provincia zaragozana asciende a 1.274 euros

En el caso de Zaragoza, se han tomado como referencia seis funerarias, todas ellas de titularidad privada. El precio medio de un funeral modesto asciende a 2.004 euros (superior a la media nacional de 1.978 euros). No obstante, se han constatado que las tarifas de unas empresas y otras son bien distintas: entre la funeraria más cara (2.635 euros) y la más barata (1.360 euros) de Zaragoza la diferencia por idéntico servicio (el más económico) alcanza los 1.274 euros.

Si se realiza un desglose del coste de los elementos incluidos en el servicio, el 37% del importe se destina a la compra del féretro (797 euros, muy por encima de los 660 de media del informe en este apartado) y el 14% en el alquiler de salas para velar al difunto en el tanatorio (276 euros). La publicación de una esquela en uno de los dos diarios con mayor tirada de la provincia (186 euros), el acondicionamiento sanitario del cadáver (81 euros) y el oficio religioso (64 euros) se llevan casi el 17%.

A estos hay que sumar los gastos de gestión (223 euros) del funeral, alquilar un coche fúnebre (175 euros) y comprar una corona de flores (150 euros). El coste de las tres prestaciones supera la media del estudio, en especial, los gastos de gestión que son los más caros del informe (la media es de 132 euros).

Para los que quieran dar el último adiós a sus allegados con un sepelio en el que no falte ni un detalle, las funerarias ofrecen otro tipo de prestaciones. Por ejemplo, un servicio de capilla ardiente, cuyo coste medio en Zaragoza es de 300 euros (el más oneroso del estudio con diferencia, ya que la media se sitúa en 68 euros); y una mesa de firmas, por la que cobran 50 euros de media (la global es de 43 euros).

La posibilidad de ahorro de las familias zaragozanas en el sepelio de su allegado es considerable si tomamos en cuenta cada servicio prestado. Una buena muestra se halla en el féretro. Entre el ataúd más caro y el más barato que ofrecían las funerarias visitadas (en todos los casos el más económico de la empresa), la diferencia asciende a 856 euros. También es característica la disparidad de costes en los gastos de gestión, nada menos que 283 euros. En el lado contrario, se encuentran los oficios religiosos, servicio en el que no hay diferencia alguna en los costes, se cobra 64 euros.

Inhumación o incineración

La tasa de inhumación en la provincia de Zaragoza implica el pago de 49 euros de media (se sitúa entre las más baratas del país), muy por debajo de la media global del estudio (141 euros), y también muy alejada de tarifas más caras como las de Madrid (271 euros), y Málaga y Guipúzcoa (cerca de 250 euros).

Si, en lugar de un entierro, se opta por la incineración, se debe tener en cuenta que el coste medio del servicio (incluyendo la urna) es de 400 euros (70 menos que la media del estudio).

Otros servicios

El número de servicios que ofrecen las empresas de pompas fúnebres en nuestro país se ha diversificado en los últimos años. Por ejemplo, existen las técnicas de tanatoplastia o tanatoestética (retoques estéticos para la perfecta conservación del cadáver), servicios para preservar la memoria de los muertos (como álbumes con fotos, en los que se recoge también una breve semblanza del fallecido y una crónica periodística sobre cómo se ha desarrollado la ceremonia de su despedida), acompañamiento de música para el velatorio (con intérpretes), coches de acompañamiento, autobuses para el traslado de familiares o allegados, alquiler de limusinas, etc.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto