Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Escolar

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizada la seguridad en 208 colegios: Uno de cada cuatro colegios suspende en seguridad

Detección de incendios y planes de emergencia, puntos débiles. Además, la mitad de los centros auditados suspende alguna "asignatura" del examen de seguridad. A pesar de todo, la situación ha mejorado en los últimos cinco años

Lo mejor: la seguridad de las instalaciones

  El examen de la sujeción de porterías, canastas y otros equipamientos deportivos, uno de los motivos más frecuentes de accidentes graves en centros escolares, ha ofrecido datos que revelan una mejora importante. Mientras que en 2003 se observaron sujeciones poco seguras en el 14% de los centros, en este informe esa proporción se ha dividido por diez, al quedarse en un 1,4%. Sin embargo, se vieron desperfectos o elementos rotos que entrañaban peligro en los patios o zonas de recreo del 16% de los colegios (farolas, papeleras, bancos y canastas rotas que pueden causar cortes, ganchos metálicos de redes de porterías sueltos, fuentes rotas y oxidadas, postes sin protección, tornillos salientes, árboles con huecos superiores a un palmo sin rejillas, etc.). Y en un 7% de los casos la valla estaba rota (¡algunas eran de alambre de espino!) y en casi uno de cada cuatro el firme del suelo adolecía de irregularidades, charcos, baches o, en general, de un deficiente estado de conservación.

A estas deficiencias se suma que en uno de cada ocho centros que tenían cerca una carretera, la señalización de zona escolar era insuficiente o nula, y que en dos de cada diez con escaleras de acceso en sus espacios exteriores éstas no contaban con pasamanos o barandillas.

Casi todas las variables que miden la seguridad de los colegios han mejorado en los últimos cinco años

En la seguridad de los espacios interiores o cerrados la situación también ha mejorado, pero persisten los aspectos mejorables: en el 13% de los colegios con gimnasio se observaron desperfectos que entrañaban peligro, debido en muchos casos a la falta de mantenimiento. Así, se vieron espalderas rotas, columnas no acolchadas en las zonas de ejercicio deportivo, radiadores demasiado salientes y sin protección, equipamiento deportivo deteriorado, etc. En este apartado, los colegios con peores datos fueron los de Sevilla, Almería, Bilbao y Murcia.

Por otra parte, se vieron objetos peligrosos (techos levantados o con humedades, cables sueltos, percheros metálicos rotos, cristales rotos o rajados, escaleras o alturas sin protección, bombonas de butano y botellas de lejía en un armario sin cerrar y de fácil acceso) en el 11% de los centros. Los de Sevilla, Valencia y Almería fueron los peores. Además, en uno de cada cuatro colegios, los enchufes situados a baja altura no contaban con protección.

Respecto a los aseos, se anotaron objetos peligrosos (baldosa rotas en suelo y paredes, portarrollos metálicos rotos y oxidados, colgadores metálicos en punta, piletas y grifos en mal estado, suelos resbaladizos, etc.) en el 13% de los centros, destacando de forma negativa los de Almería, Sevilla y A Coruña.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto