Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Zonas azules: analizadas las zonas de estacionamiento regulado en 18 capitales de todo el país: Aparcar en zona azul: cada ciudad es un mundo

En ciertas urbes la zona azul es mucho más cara que en otras, y en algunas se tardó en aparcar cinco minutos de media cuando en otras se invirtieron más de 15 minutos

18 ciudades, una a una

A Coruña

La zona azul de la capital coruñesa es una de las más económicas de todo el país

Junto con Vitoria y Zaragoza, A Coruña es la ciudad en la que resulta más económico estacionar una hora en zona azul (0,55 euros). Sin embargo, es una de las pocas capitales en la que los parquímetros no permiten anular las multas de la ORA

La zona azul de a Coruña es una de las más baratas del estudio: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de 55 minutos (la media del estudio son 42) y por un euro, en A Coruña se puede dejar aparcado el coche durante una hora y cuarenta minutos, la cifra más alta, tras la hora y cincuenta minutos de Zaragoza, de las 18 ciudades que forman parte del estudio. Además, las tarifas no son lineales, sino que el precio por minuto aumenta en función del tiempo de estacionamiento, primándose así la rotación de vehículos, objetivo principal de la zona azul.

La tarifa mínima a abonar en a Coruña (0,30 euros) se sitúa ligeramente por encima de la media del estudio (0,26 euros), si bien da derecho a media hora de estacionamiento mientras que en otras capitales da opción a menos tiempo (entre 15 y 20 minutos).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en A Coruña fueron también positivos en comparación a la mayoría del resto de capitales: sólo se tardó 8 minutos de media en días laborables (la media de las 18 ciudades fue de 10 minutos), mientras que en sábado la media fue tan sólo de un minuto (9 minutos fue la media del estudio), lo que coloca a A Coruña, junto con Pamplona, en la ciudad en que más rápido se encontró estacionamiento ese día.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de dos horas en A Coruña, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián, Logroño o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo.

Por otra parte, en la capital coruñesa el horario del estacionamiento de pago es de los más cortos: alcanza las ocho horas en días laborables, cuando, por ejemplo, en Pamplona y Bilbao es de 9 horas y media. En A Coruña durante los sábados el horario de pago se limita a la mañana y domingos y festivos los usuarios no pagan por aparcar en zona azul, al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En A Coruña (se observaron 200 coches) idéntica proporción (15%) de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo. En la media de todo el estudio, casi tres de cada cuatro vehículos que habían consumido su tiempo no habían sido multados. En A Coruña fueron unos menos: seis de cada diez (es la tercera ciudad en la que proporcionalmente más coches estaban multados).

Tras la observación de 50 parquímetros de la zona azul de la capital coruñesa, la valoración final que obtienen en su conjunto es de"bien" idéntica a la media del estudio. Sin embargo, suspenden en el apartado referente al funcionamiento de las máquinas al recibir un rotundo"mal", debido a que es una de las pocas ciudades en las que no se puede anular multas a través de los parquímetros y, además, no aceptan monedas de dos euros, en contra de lo que sucede en la mayor parte de las capitales del estudio. La impresión de los resguardos que expenden las máquinas es correcta y, además, en los comprobantes se recomienda cómo colocar el ticket en el vehículo, aunque no se advierten de la conveniencia de conservarlos.

En atención e información al usuario reciben por el contrario un"muy bien", al igual que la media del estudio. Entre las principales razones, las máquinas indicaban el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. En cuanto al estado de conservación y limpieza vuelven a obtener un "muy bien", igual que a nivel nacional. Aún más positiva es la valoración que reciben en accesibilidad, un"excelente", frente al"bien" de media del estudio. La ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos de los aspectos que se han valorado.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En A Coruña el coste asciende a 82,05 euros, tarifa económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros y en torno a 105 euros en Córdoba y Sevilla.

El estacionamiento regulado en A Coruña, en cifras

Actualmente, A Coruña cuenta con algo más de 6.000 plazas de estacionamiento regulado, 4.096 en zona azul y 1.944 en zona verde (destinadas a los residentes). 43 agentes se encargan del control de la ORA. Asimismo, las calles de la capital coruñesa acogen 188 parquímetros, separados unos de otros a una distancia media de 100 metros, que también aceptan el pago a través de tarjeta monedero, bancaria y prepago.

Como ocurre en la mayoría de las ciudades, los residentes de las zonas de estacionamiento regulado de A Coruña (hay 6 sectores diferentes) pueden beneficiarse de una serie de ventajas. Para ello tienen que obtener la tarjeta que les acredite como tales, que cuesta 17,50 euros anualmente (la tarifa más barata del estudio, si bien hay ciudades en las que este distintivo es gratuito), la cual les permite estacionar sin límite de tiempo en el sector de su domicilio.

Alicante

La zona azul de la capital alicantina es una de las más económicas del país

Por 50 céntimos de euro se puede estacionar 50 minutos (42 minutos a nivel nacional). Sin embargo, encontrar aparcamiento en esta zona los días laborables cuesta 13 minutos de media, tres más que la media del estudio.

La zona azul de Alicante es una de las más económicas del estudio: por 0,50 euros se puede estacionar por 50 minutos (la media del estudio son 42) y por un euro, en Alicante se puede dejar aparcado el coche por 80 minutos (la media es de 75 minutos). Sin embargo hay que añadir que el incremento de los precios de la zona azul en la capital alicantina respecto a hace siete años (teniendo en cuenta el importe a pagar por una hora) ha sido del 43%, muy por encima de la variación del IPC durante ese periodo de tiempo (el 25%).

La tarifa mínima en Alicante (0,30 euros) se sitúa ligeramente por encima de la media del estudio (0,26 euros), si bien da derecho a media hora de estacionamiento, mientras que en otras capitales da opción a menos tiempo (la media del estudio son 24 minutos).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Alicante fueron ligeramente peores en comparación a la mayoría del resto de capitales: se tardó 13 minutos de media en días laborables (la media de las 18 ciudades fue de 10 minutos), mientras que en sábado la media fue de 9 minutos (idéntica a la media del estudio).

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de dos horas en Alicante, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como Málaga o Logroño) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo

Asimismo, el servicio de ORA en Alicante es operativo de las 9 a las 14 horas y de las 16 a las 20 horas los días laborables, lo que suma un total de nueve horas, igual a la media a nivel nacional. En Alicante durante los sábados el horario de pago se limita a la mañana y domingos y festivos los usuarios no pagan por aparcar en zona azul, al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Alicante (se observaron 200 coches) hasta un 30% de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo de estacionamiento permitido en el ticket (es la segunda ciudad en las que más vehículos se observaron incumpliendo la normativa). Sin embargo, un 95% de ellos no habían sido multados (la media nacional es del 75%).

Tras la observación de 40 parquímetros en Alicante su valoración global es "bien", aunque en cuanto a su estado de conservación y limpieza merecieron un simple "aceptable", muy por debajo de la calificación media del estudio de "muy bien". Y es que, entre otras razones, el entorno de más de la mitad de los parquímetros visitados se veía sucio, debido a la presencia de basura. Asimismo, dos de cada diez máquinas estaban rayadas. En accesibilidad los parquímetros de Alicante obtienen un "bien", en la media del estudio a nivel nacional. La ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos aspectos valorados en este apartado de accesibilidad.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. Sin embargo en Alicante el coste asciende a 120 euros, una de las tarifas más elevada de las 18 ciudades analizadas, tan sólo por debajo de la fijada en Barcelona (160 euros), Madrid (153 euros) y Valencia (149 euros) y muy superior a la de Málaga (69 euros) o Zaragoza (88 euros). Además, es la segunda ciudad (por detrás de Logroño) en la que más se ha incrementado el precio de este servicio con respecto a hace siete años, un 122%.

Barcelona

Aparcar en la zona azul de Barcelona es el triple de caro que en la mayoría de las ciudades del país

Por 50 céntimos de euro sólo se puede estacionar 14 minutos (tres veces menos que la media del estudio, 42 minutos) en la zona más céntrica de la ciudad. Sin embargo, encontrar aparcamiento en esta zona los días laborables lleva ocho minutos de media, dos menos que la media del estudio

Barcelona establece en la zona azul tarifas lineales, es decir, se mantiene el precio por minuto, con independencia del tiempo de estacionamiento (no aumenta a medida que crece el tiempo de estacionamiento). Además, no aplica tarifa mínima, en contra de lo que sucede en el resto de capitales del estudio, sino fracciones de cinco céntimos.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Barcelona fueron positivos en comparación a la mayoría del resto de capitales: sólo se tardó 8 minutos de media en días laborables (la media de las 18 ciudades fue de 10 minutos), mientras que en sábado la media fue tan sólo 5 minutos (9 minutos fue la media del estudio).

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de tan sólo una hora en la zona más céntrica de Barcelona (en el resto de zonas asciende a dos horas), la ciudad que menos tiempo permite el estacionamiento (en el resto de capitales permiten entre una hora y media y dos horas y media). Además, su precio, 2,30 euros, llega a quintuplicar al de ciudades como A Coruña, Vitoria y Zaragoza, y dobla con holgura al de Madrid (un euro).

Por otra parte, en la capital barcelonesa el horario del estacionamiento de pago se sitúa en la media: alcanza las nueve horas en días laborables, dos horas menos que en Madrid, aunque una hora más que en Valencia. Llama la atención que, a diferencia del resto de capitales del estudio, los domingos también hay que pagar si se estaciona en ciertas calles céntricas de la ciudad.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Barcelona (se observaron 300 coches) una proporción similar a la media del estudio de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo, en concreto el 17%. En el conjunto del estudio, casi tres de cada cuatro vehículos que habían consumido su tiempo no habían sido multados. En Barcelona fueron unos pocos más: un 84%.

Tras la observación de 60 parquímetros en Barcelona su valoración global es de "muy bien", y el estado de conservación y limpieza y la información al usuario lograron las mejores calificaciones. En accesibilidad los parquímetros de Barcelona obtienen un "muy bien", por encima del "bien" a nivel nacional. La ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos aspectos valorados en este apartado de accesibilidad.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. Sin embargo en Barcelona el coste asciende a 160,5 euros, la tarifa más elevada de las 18 ciudades analizadas, y ligeramente por encima de la fijada en Madrid (153 euros) o Valencia (149 euros) y muy superior a la de Málaga (69 euros) o Zaragoza (88 euros). Además, hay que señalar que el coste del servicio de grúa en Barcelona se ha incrementado en los últimos siete años un 51%.

El estacionamiento regulado en Barcelona, en cifras

Actualmente, en Barcelona hay 202.000 plazas de aparcamiento en superficie, de las cuales alrededor de 42.000 son de estacionamiento regulado repartidas en tres zonas: la zona azul (muy alta rotación) con 8.603 plazas; la área verde exclusiva para residentes (aquellas zonas donde el déficit de estacionamiento es muy grande y en las que sólo pueden estacionar los residentes) con 8.121 plazas, y por último la zona verde (preferente para residentes, pero abierta al resto de usuarios) con 25.363 plazas. Asimismo, dispone de un total de 2.900 parquímetros, separados unos de los otros a una distancia media de 100 metros, que también permiten al cliente realizar el pago a través de tarjeta bancaria. Cabe señalar que la vigilancia de las zonas de estacionamiento regulado en Barcelona corre a cargo de 275 agentes.

Los residentes de la zona verde de estacionamiento regulado de Barcelona pueden hacerse con el distintivo que les identifique como tales y así pueden estacionar en el barrio en el que están empadronados por 0,20 euros al día o por un euro a la semana (cuentan con subvenciones de hasta el 25% o el 50% de la tarifa en caso de no ser sancionados en al menos un año). Sin embargo, en zona azul los residentes pagan igual que el resto de ciudadanos.

Bilbao

La zona azul de la capital bilbaína es una de las más caras de todo el país

La tarifa mínima (0,40 euros) de Bilbao es la segunda más cara de las 18 ciudades y en la de hora y media (1,60 euros), la tercera más cara. Parquímetros, los más evolucionados. Sólo el 3% de los coches estacionados en Bilbao superaban el tiempo permitido en su ticket OTA

La zona azul de Bilbao es una de las más caras del estudio, y sobran los datos que lo demuestran: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de sólo 35 minutos, cuando en ocho de las 18 ciudades da derecho a 50 ó más minutos y en otras tres ciudades, a entre 42 y 45 minutos; y por un euro, en Bilbao se puede dejar aparcado el coche sólo durante una hora, cuando por ese mismo euro en siete ciudades se puede dejar una hora y media o más y en otras cinco ciudades, entre una hora y cuarto y una hora y media. Y la tarifa mínima en Bilbao (0,40 euros) es la segunda más cara, si bien -al igual que en Vitoria- da derecho a media hora de estacionamiento mientras que en otras capitales da opción a menos tiempo.

Al menos, el incremento de las tarifas en la ciudad bilbaína en los últimos siete años (teniendo en cuenta el importe de una hora) ha sido (a diferencia de otras ciudades, como Madrid) razonable: el 28%, similar a la variación acumulada del IPC (25,4%).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Bilbao fueron mejores: sólo se tardó 5 minutos de media, tanto en días laborables como en sábado, cuando la media de las 18 ciudades fue de 10 minutos en laborable y 9 minutos en sábado.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de dos horas en Bilbao, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo.

Por otra parte, en la capital bilbaína el horario del estacionamiento de pago es amplio: alcanza las nueve horas y media en días laborables, cuando, por ejemplo, en San Sebastián es de 9 horas y en Vitoria, de 8 horas. En Bilbao durante los sábados el horario de pago se limita a la mañana y domingos y festivos los usuarios no pagan por aparcar en zona azul, al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Bilbao (se observaron 250 coches) sólo el 3% de los vehículos en zona azul superaban el tiempo, en un dato que junto con el de San Sebastián fue el mejor de las 18 ciudades. En la media de todo el estudio, casi tres de cada cuatro vehículos que habían consumido su tiempo no habían sido multados. En Bilbo fueron unos pocos más: ocho de cada diez.

Tras la observación de 50 parquímetros en Bilbao su valoración global es "muy bien", y el estado de conservación y limpieza y la información al usuario lograron las mejores calificaciones. En accesibilidad los parquímetros de Bilbo se quedaron en un mediocre "aceptable"; ubicación de la máquina, altura de los botones y las ranuras, y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos aspectos valorados en este apartado de accesibilidad. Los parquímetros de Bilbao fueron, sin embargo, los más peculiares y avanzados: son los únicos que obligan al usuario a introducir los números de la matrícula de su coche, los únicos que le permiten recuperar la cantidad de dinero correspondiente al tiempo pagado pero no utilizado y los únicos que admiten el pago mediante teléfono móvil.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Bilbao el coste asciende a 88 euros, tarifa relativamente económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros y en torno a 105 euros en Córdoba y Sevilla. En la capital vizcaína el encarecimiento del precio de este servicio en los últimos siete años ha sido del 31%, un incremento moderado y similar al del IPC.

El estacionamiento regulado en Bilbao, en cifras

En Bilbao hay 33.000 plazas de aparcamiento en superficie, de las cuales 15.853 son de estacionamiento regulado en zona azul y en zona verde. La ciudad se divide geográficamente en 11 zonas de regulación y la rotación media en los días laborables es en el sector verde (residentes) superior a un vehículo por plaza y día y a 4 vehículos por plaza y día para el sector azul. Son 140 los agentes que se encargan del control del funcionamiento correcto de este servicio, de los cuales 72 están en la vía pública en todo momento. Las calles de la capital vizcaína acogen 505 parquímetros, separados unos de los otros a una distancia media de 50 metros. Por otra parte, el número de multas tramitadas en 2.006 relacionadas con zonas azules ascendió a 192.423, lo que supuso una recaudación municipal de casi 3,6 millones euros. Como ocurre en la mayoría de las ciudades, los residentes en las zonas de estacionamiento regulado de Bilbao pueden beneficiarse de ciertas ventajas. Una vez obtienen el distintivo que les identifica como tales y por el que han de pagar 40 euros cada año, quedan exentos de pago en el área de su residencia, "su" zona verde, y pueden dejar aparcado en ella su vehículo sin límite de tiempo. Si estacionan en zona azul, los laborables el ticket les sale gratis pero tienen un máximo permitido de dos horas. Si lo hacen en sábado, ni necesitan resguardo ni tienen límite de tiempo.

El sistema que regula la OTA en Bilbao permite ampliar el tiempo de estacionamiento, dentro del límite de cada sector, pero impide que se obtenga un ticket en la misma zona de estacionamiento hasta que se supere el tiempo de reentrada fijado, tras tres horas. Esta característica es fundamental para garantizar el objetivo principal del sistema, la rotación de vehículos.

La rotación media en los día laborables es en el sector verde (residentes) superior a un vehículo por plaza y de más de 4 vehículos por plaza y día en el sector azul.

Córdoba

La capital cordobesa es una de las ciudades del país en las que se precisa más tiempo para aparcar en zona azul

Encontrar estacionamiento en este área los días laborables requiere una media de 15 minutos (la media del estudio son 10 minutos). Por un euro se puede estacionar una hora y media, 15 minutos más que la media del estudio

La zona azul de Córdoba es ligeramente más económica que la media nacional: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de 45 minutos (la media del estudio son 42 minutos), aunque en ocho de las 18 ciudades da derecho a 50 ó más minutos; mientras que por un euro se puede estacionar durante hora y media, un cuarto de hora más que la media del estudio en las 18 ciudades y, por ejemplo, 35 minutos más que en Málaga.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Córdoba fueron peores: los datos del estudio revelan que a los conductores cordobeses les cuesta un cuarto de hora de media encontrar un aparcamiento en la zona azul los días laborables (10 minutos a nivel nacional). La situación no varía mucho los sábados: catorce minutos de media, de nuevo cinco más que la media del estudio. Es la tercera ciudad, tras Granada y Zaragoza, en la que más costó encontrar estacionamiento ese día de la semana.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en la zona azul de Córdoba es de dos horas, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo.

Por otra parte, en la capital cordobesa el horario del estacionamiento de pago es similar al resto de ciudades: alcanza las nueve horas en días laborables, igual al de Málaga y Granada, aunque en Sevilla es de ocho horas. En Córdoba durante los sábados el horario de pago se limita a la mañana y domingos y festivos los usuarios no pagan por aparcar en zona azul, al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. Sin embargo, Córdoba (se observaron 200 coches) fue la única ciudad en la que no se observaron vehículos con el tiempo excedido en su ticket de estacionamiento.

Tras la observación de 40 parquímetros de la zona azul de Córdoba, la valoración final que obtienen en su conjunto es de un ajustado "aceptable", por debajo del "bien" de media del estudio. Los apartados referentes al estado de conservación y limpieza y a la información al usuario reciben una nota más positiva, un "bien", no obstante, por debajo de la nota media nacional en ambos aspectos de "muy bien". Negativamente, las máquinas expendedoras instaladas en la ciudad andaluza son las únicas que no informaban sobre las tarifas y además tampoco avisaban del tiempo máximo de estacionamiento en la zona. Hay que añadir que los resguardos que dan los parquímetros cordobeses son los únicos, junto con los de San Sebastián, en los que la información más relevante (hora límite de estacionamiento, día, importe introducido?) no aparece por duplicado. Positivamente, en los resguardos se recomienda cómo colocarlos en el interior del vehículo.

Las deficiencias más importantes de los parquímetros de la capital cordobesa tienen que ver con su funcionamiento, aspecto en el que suspenden con un "mal", frente al "aceptable" de media del estudio. Prueba de ello es que no es posible anular multas a través de las máquinas, en contra de lo que sucede en la mayoría de las ciudades del estudio, y además tampoco dan cambios.

Sin embargo, los parquímetros de Córdoba obtienen una de las calificaciones más altas del estudio en accesibilidad, un "excelente", por encima del "bien" de media nacional. La ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos de los aspectos que se han valorado.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Córdoba el coste asciende a 106 euros, tarifa relativamente económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros, pero mucho más cara que la fijada en Málaga (69 euros) o Murcia (80 euros).

Finalmente cabe señalar que como ocurre en la mayoría de las ciudades, los residentes en las zonas de estacionamiento regulado de Córdoba pueden beneficiarse de ventajas: una vez que obtienen el distintivo (gratuito) que les identifica como residentes empadronados en la zona, obtienen un 50% de descuento en las tarifas.

Granada

Granada es la capital en la que más tiempo cuesta aparcar en zona azul

Encontrar una plaza libre en esta zona los días laborables o los festivos lleva casi 30 minutos de media (fueron 10 a nivel nacional). Además, la tarifa mínima es la mayor del informe: 0,50 euros (el doble de la media del estudio).

Estacionar en la zona azul de Granada es ligeramente más caro que la media a nivel nacional: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de 30 minutos (la media del estudio son 42 minutos), y, por ejemplo, en ocho de las 18 ciudades da derecho a 50 ó más minutos; mientras que por un euro se puede estacionar durante hora y cuarto (en este caso en la media del estudio en las 18 ciudades). Sin embargo, la tarifa mínima a abonar en la zona azul de Granada (0,50 euros) es la mayor del estudio (el doble de la media), aunque al menos da derecho a estacionar el vehículo durante media hora (la media del estudio para ese periodo son 24 minutos).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Granada fueron los peores del estudio: así, a los conductores granadinos les cuesta una media de 26 minutos encontrar un aparcamiento en la zona azul los días laborables (fueron sólo 10 minutos a nivel nacional). La situación no varía mucho los sábados: 27 minutos de media, de nuevo muy por encima de la media del estudio (9 minutos). Es la ciudad en la que más costó encontrar estacionamiento en ambos casos.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en la zona azul de Granada es de dos horas, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo. El precio de la estancia del vehículo en este periodo (1,60 euros) es en este caso muy similar a la media del estudio (1,66 euros).

Por otra parte, en la capital granadina el horario del estacionamiento de pago es similar al resto de ciudades: alcanza las nueve horas en días laborables, igual al de Málaga y Córdoba, aunque en Sevilla es de ocho horas. En Granada durante los sábados el horario de pago se limita a la mañana (durante cinco horas) y domingos y festivos los usuarios no pagan por aparcar en zona azul, al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Granada (se observaron 200 coches) hasta un 40% de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo de estacionamiento permitido en el ticket (es la ciudad en las que más vehículos se observaron incumpliendo la normativa). Sin embargo, más de la mitad de ellos habían sido multados, el doble de la media nacional.

Tras la observación de 40 parquímetros de la zona azul de Granada, la valoración final que obtienen en su conjunto es de un suspenso, al recibir un "regular", por debajo del "bien" de media del estudio. El funcionamiento de las máquinas y la accesibilidad son los apartados en los que reciben las calificaciones más negativas, al quedarse en ambos con la nota de "mal", frente al "aceptable" y bien" de media del estudio, respectivamente. Y es que, en contra de los que sucede en la mayoría de las ciudades del estudio, en la granadina no es posible anular multas a través del mismo parquímetro, a lo que hay que añadir que las máquinas tampoco ofrecen cambios. Además, los botones y ranuras de los parquímetros instalados están ubicadas a una altura excesiva, lo que los convierte en inaccesibles para personas en silla de ruedas y casi seis de cada diez eran difíciles de ver desde diferentes puntos de la calle en la que estaban ubicados.

Es en información al usuario donde los parquímetros de Granada reciben la mejor valoración, un "excelente", frente al "muy bien" del estudio. Y es que éstos informan de las normas de uso y las tarifas, así como del tiempo máximo de estacionamiento permitido en la zona azul. Hay que añadir que la impresión de los resguardos que ofrecen las máquinas expendedoras es correcta y, además, en los comprobantes se recomienda cómo colocarlos en el interior del vehículo y detrás del parabrisas y advierten de la conveniencia de conservarlos, algo que puede resultar muy útil a la hora de presentar una posible reclamación.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Granada el coste asciende a 90,5 euros, tarifa relativamente económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros.

El estacionamiento regulado en Granada, en cifras

Granada cuenta con total de 2.367 plazas de estacionamiento regulado, divididas en zona roja (de alta rotación, cuenta con 534 plazas), azul (de rotación media, cuenta con 1.300 plazas) y verde (baja rotación, con 533 plazas). Dispone la ciudad en sus calles de 102 parquímetros, separados entre sí por una distancia aproximada de 100 metros, mientras que para la vigilancia de estas zonas de estacionamiento regulado Granada cuenta con 35 agentes. El consistorio granadino recaudó, el pasado año 2006, alrededor de 1,3 millones de euros a través de los parquímetros instalados en la vía pública.

Como ocurre en la mayoría de las ciudades, los residentes en las zonas de estacionamiento regulado de Granada pueden beneficiarse de ciertas ventajas, aunque tienen que pagar 138,12 euros por la tarjeta anual (en algunas ciudades es gratuita y en otras es mucho más asequible) que les permite aparcar en la zona de estacionamiento regulado correspondiente.

Logroño

Los precios de la zona azul de Logroño, en la media del país

Por medio euro se puede aparcar 42 minutos y por un euro una hora y cuarto. El tiempo medio para encontrar una plaza en zona azul es de diez minutos, en el promedio del informe. Sin embargo, el servicio de los parquímetros es deficiente: se han detectado carencias en accesibilidad

El tiempo de estacionamiento permitido por 50 céntimos de euros es de 42 minutos, de nuevo igual al de la media de estudio. Sin embargo, por un euro se puede dejar aparcado el vehículo una hora y doce minutos (la media del estudio es de una hora y cuarto). A esto hay que añadir que el incremento de los precios de la zona azul en la capital logroñesa respecto a hace siete años (teniendo en cuenta el importe a pagar por una hora) es el más bajo del estudio, el 5%, cinco veces menor que la variación del IPC durante ese periodo de tiempo (el 25%).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Logroño se sitúan en la media: se tardaron diez minutos de media en días laborables. No obstante, hubo ocasiones en las que el técnico de la revista se demoró tres cuartos de hora hasta dar con una plaza libre. El sábado el tiempo subió a los 13 minutos, cuatro más que la media a nivel nacional.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul en Logroño es de una hora y media, si bien en la mayoría de las ciudades asciende a las dos horas, lo que supone un desembolso de un euro y medio. Por otra parte, la tarifa mínima que tienen que desembolsar los conductores de Logroño para aparcar en la zona es una de las más bajas del estudio, veinte céntimos de euro (la media del estudio es de 0,26 euros), que permite estacionar veinte minutos. Es decir, aunque el conductor quiera aparcar durante un periodo de tiempo más reducido, tendrá que abonar como mínimo este importe para estacionar en dicha área. Por otra parte, en la capital riojana el horario del estacionamiento de pago es amplio: un total de ocho horas y media. Logroño es una de las pocas ciudades, junto con Valencia y Barcelona, en las que el horario de estacionamiento de pago se mantiene durante toda la jornada del sábado. Eso sí, los domingos y festivos los usuarios están exentos de pago, en este caso al igual que en el resto de capitales, salvo en Barcelona.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Logroño, ciudad en la que se observaron 200 vehículos, sólo uno de cada diez de los que sobrepasaban el tiempo permitido en el resguardo que lucían tenían multa.

Tras la observación de 40 parquímetros de la zona azul de la capital riojana, la valoración final que obtienen en su conjunto es una de las peores del estudio al suspender la prueba planteada por la revista CONSUMER EROSKI con un "regular", frente al "bien" de media del estudio. Las deficiencias detectadas en la accesibilidad de las máquinas han influido negativamente en la calificación global, ya que en este apartado reciben la nota más baja, un "muy mal" (un "bien" a nivel nacional). La ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos de los aspectos que se han valorado. Respecto al funcionamiento de la máquina, los parquímetros logroñeses se quedan con un ajustado "aceptable", igual a la media del estudio, entre otras razones, debido que una de las máquinas estaba estropeada en el momento de la visita y no aceptaba monedas de un euro y además ninguna de ellas proporcionaba cambio. Asimismo, no admiten el pago mediante tarjeta bancaria.

No obstante, los parquímetros de Logroño se encuentran en un correcto estado de conservación y limpieza, aspecto en el que reciben un "muy bien", idéntica nota que a nivel nacional. Aún mejor es la calificación que obtienen en información al usuario, un "excelente", por encima de la nota media del estudio de "muy bien". Y es que en todas las máquinas se indicaba el horario de la ORA, las tarifas y el tiempo máximo de estacionamiento. Además, la calidad de la impresión de los comprobantes que expenden es correcta y en ellos se recomienda cómo colocar el ticket en el interior del vehículo, si bien no advierten de la conveniencia de guardar el comprobante.

Madrid

Aparcar en la zona azul de Madrid sale caro, pero cuesta menos de la mitad que en Barcelona

Por una hora se paga en Madrid un euro; en Barcelona, 2,30 euros. Encontrar aparcamiento en esta zona los días laborables lleva de media trece minutos, tres más que la media del estudio. El horario de estacionamiento de pago es de once horas, el mayor del estudio

Las tarifas de Madrid se sitúan por encima de la media del estudio, pero son mucho más asequibles que las de Barcelona. Un dato: estacionar media hora en la zona azul de Madrid cuesta cuarenta céntimos de euro (en la media del informe), casi tres veces menos que el precio de Barcelona (1,15 euros). Bien es verdad que la diferencia disminuye si aumenta el tiempo de estacionamiento, aunque sigue siendo más que notable: por una hora de aparcamiento en zona azul, en Madrid hay que pagar un euro (la media del informe es de 0,83 euros), mientras que en Barcelona el conductor debe desembolsar más del doble (2,30 euros).

En Madrid se registra el incremento más alto de los precios de la zona azul (teniendo en cuenta el importe a pagar por una hora) desde el año 2000 (año en el que CONSUMER EROSKI realizó un estudio similar). El aumento ha sido del 108%, muy superior a la variación del IPC durante ese periodo de tiempo (el 25%).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Madrid revelan que a los conductores madrileños les cuesta trece minutos de media encontrar un aparcamiento en la zona azul los días laborables, tres minutos más que la media del estudio. No obstante, hubo ocasiones en las que el técnico de la revista se demoró tres cuartos de hora hasta dar con una plaza libre. El sábado (día en el que se estacionó en tres ocasiones por la mañana) el tiempo se redujo a once minutos (nueve minutos a nivel nacional).

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en la zona azul de la ciudad es de dos horas, al igual que en la mayoría de las ciudades del estudio (Barcelona y San Sebastián son dos de las principales excepciones), lo que supone un desembolso de 2,55 euros (el importe más alto del estudio por este concepto junto con Bilbao). Por otra parte, la tarifa mínima que tienen que desembolsar los conductores de la capital del país para aparcar en la zona asciende a 25 céntimos de euro, en la media del país, cantidad que permite estacionar veinte minutos. Es decir, aunque el conductor quiera aparcar durante un periodo de tiempo más reducido, tendrá que abonar como mínimo este importe para estacionar en dicha área.

Asimismo, el horario de estacionamiento de pago está muy por encima de la media del estudio: en los días laborables alcanza las once horas, frente a las nueve a nivel nacional. Los sábados el horario se reduce de 9.00 a 15.00 h y los domingos y festivos los usuarios están exentos de pago, en este caso al igual que en el resto de capitales del estudio, salvo en Barcelona.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En el caso de los 300 vehículos observados en Madrid aparcados en zona azul, casi dos de cada tres vehículos que sobrepasaban el tiempo de estacionamiento permitido en el ticket no tenían multa.

Por otra parte, el servicio de la grúa de la capital del país por retirada del vehículo es uno de los más onerosos (153 euros, incluido el primer día de retención).

Tras la observación de 60 parquímetros de la zona azul de Madrid, la valoración final que obtienen en su conjunto es de "bien", idéntica a la media nacional. Es en el apartado de información al usuario en el que reciben la mejor calificación, un "excelente", por encima del "muy bien" de media del estudio. Todas las máquinas informaban del horario del SER, de las tarifas y del tiempo máximo de estacionamientos y, además, indicaban los pasos a seguir para obtener el comprobante. Asimismo, la calidad de la impresión de los resguardos que expenden es correcta y en ellos se recomienda cómo colocar el ticket en el interior del vehículo y también advierten de la conveniencia de guardarlo.

Asimismo, los parquímetros de Madrid se encuentran en un correcto estado de conservación y limpieza, aspecto en el que reciben un "bien", no obstante, por debajo del "muy bien" a nivel nacional. Negativamente, en el entorno inmediato de casi la mitad de las máquinas visitadas había suciedad, como basuras, papeles, etc...

Es en accesibilidad donde los parquímetros madrileños muestran más deficiencias, por lo que en este apartado reciben un ajustado "aceptable", por debajo del "bien" de media del estudio. La ubicación de la máquina, la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada, son algunos de los aspectos que se han valorado. Además, en el lado negativo, las ranuras y botones de las máquinas instaladas en la capital están a una altura excesiva, lo que los hace inaccesibles para las personas en silla de ruedas.

Los parquímetros de Madrid también se quedan con un "aceptable" con respecto al funcionamiento de la máquina, en este caso igual a la media nacional, y es que no proporcionan cambios y tampoco admiten el pago mediante tarjeta bancaria. Positivamente, es posible anular multas a través de las mismas máquinas expendedoras.

Málaga

La zona azul de la capital malagueña es una de las más caras de todo el país

Por 50 céntimos de euro se puede estacionar 36 minutos (42 minutos a nivel nacional). Sin embargo, el precio de la grúa es de los menos gravosos. Los parquímetros de Málaga son de los más deficientes del estudio

La zona azul de Málaga, aun sin llegar a los extremos de Barcelona y San Sebastián, es una de las más caras del estudio, ya que, tal y como se demostró en la prueba práctica, el tiempo de estacionamiento permitido por 50 céntimos de euros es de 36 minutos (42 minutos a nivel nacional) y por un euro se puede dejar aparcado el vehículo 55 minutos (la media del estudio es de una hora y cuarto). Para poder estacionar una hora y media, hay que desembolsar 1,70 euros, el segundo precio más gravoso tras el de Barcelona (3,45 euros). El incremento de los precios de la zona azul en Málaga con respecto a hace siete años (teniendo en cuenta el importe a pagar por una hora) ha sido del 24%, similar a la variación del IPC durante ese periodo de tiempo (el 25%).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, Málaga se ubica en la media del estudio. Cuesta nueve minutos de media encontrar un aparcamiento en la zona azul los días laborables, un minuto menos que la media del estudio. No obstante, hubo ocasiones en las que el técnico de la revista se demoró media hora hasta dar con una plaza libre. El sábado (día en el que se estacionó en tres ocasiones por la mañana) el tiempo se redujo a ocho minutos (nueve minutos a nivel nacional).

Asimismo, el tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en la zona azul de la ciudad es de hora y media, si bien en la mayoría de las ciudades del estudio asciende a dos horas, concepto por el que los malagueños han de abonar 1,70 euros. Por otra parte, la tarifa mínima que tienen que desembolsar los conductores de la ciudad andaluza para aparcar en la zona asciende a 0,35 euros, cantidad que permite estacionar media hora. Es decir, aunque el conductor quiera aparcar durante un periodo de tiempo más reducido, tendrá que abonar como mínimo este importe para estacionar en dicha área.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En el caso de Málaga, tras la observación de 200 vehículos aparcados en zona azul, uno de cada siete sobrepasaba el tiempo de estacionamiento permitido en el resguardo (similar a la media de todo el estudio) y el 60% de ellos no lucían multa (la media nacional fue aún peor, el 75%).

El servicio de estacionamiento regulado en Málaga es operativo de 9.00h a 14.00h y de 17.00 a 20.00h los días laborables, lo que suma un total de ocho horas, casi una menos que a nivel nacional. Los sábados el horario se reduce a cinco horas por la mañana y los domingos y festivos los usuarios están exentos de pago, en este caso al igual que en el resto de capitales del estudio, salvo en Barcelona.

Asimismo, el precio del servicio de grúa por retirada del vehículo es el más barato: 69 euros incluido el primer día de retención (media nacional: 99 euros).

Murcia

La zona azul de la capital murciana está entre las más baratas del país

Aparcar en la zona ORA en día laborable cuesta once minutos de media, uno más que a nivel nacional. El tiempo máximo de estacionamiento es el mayor del estudio y asciende a dos horas y media

La zona azul de la capital murciana es una de las más económicas. Por 50 céntimos de euro se puede estacionar una hora (muy por encima de los 42 minutos de media del estudio) y por un euro, se sobrepasa la hora y media (95 minutos), cuando la media es de 75 minutos.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos del estudio revelan que en Murcia aparcar en la zona azul los días laborables cuesta una media de once minutos, la media a nivel nacional fueron diez minutos. No obstante, el técnico de la revista necesitó hasta veinte minutos para encontrar una plaza libre en alguno de los intentos. En sábado el tiempo medio para estacionar fue de nueve minutos y se equipara así a la media del estudio.

El tiempo máximo de estacionamiento en la zona azul de Murcia es de dos horas y media, el más elevado de todo el estudio, y el importe a abonar por dejar el coche durante este periodo de tiempo asciende a 2,40 euros. Asimismo, la tarifa mínima que se exige en la capital murciana es la más baja del estudio junto con la de Oviedo, 15 céntimos, que corresponde a 30 minutos (la media del estudio es de 0,26 euros). En el caso de que se deje el coche dos horas, el desembolso es uno de los más baratos, de 1,35 euros, idéntico al de Córdoba, sin embargo por este mismo concepto nuevamente en A Coruña y Zaragoza, así como en Sevilla y Valencia sale más económico aún.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En el caso de los 200 vehículos observados en Murcia, la proporción fue la misma de la media del estudio, un 15%. De éstos, tres de cuatro no tenían sanción alguna (similar a la proporción alcanzada a nivel nacional).

El horario de estacionamiento de pago es el mismo que el de Oviedo y Valladolid, va de las 9.00h. a las 14.00h. y de las 16.30h. a las 20.00h. los días laborables, es decir un total de ocho horas y media mientras que la media nacional se sitúa en las casi nueve. Los sábados por la tarde, domingos y festivos no se paga, tal y como ocurre en la mayoría de las capitales del estudio.

Parquímetros en buena forma

Tras observar un total de 40 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital murciana, las máquinas obtienen una nota final de "muy bien", por encima de la calificación final del estudio, un "bien". Idéntica es la nota que recibieron los parquímetros de Murcia en el apartado de la atención e información al usuario (un "muy bien", al igual que la media del estudio), y es que en las mismas máquinas se ofrecían datos relacionados con el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, no así sobre el tiempo máximo de estacionamiento permitido. Además, la calidad de la impresión de los resguardos era buena, así como la información que en ellos aparecía, como la fecha, la hora límite de estacionamiento, la conveniencia de guardar el ticket, etc.

Los parquímetros también están en una buena situación respecto al estado de conservación y limpieza, así como a la accesibilidad, ya que en ambos casos son calificados con un "muy bien", y superan en el último apartado mencionado el "bien" de la media del estudio. Se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

Aunque las máquinas expendedoras de la capital murciana logran el aprobado en el apartado de funcionamiento lo hacen con un ajustado "aceptable" (idéntica nota a la media a nivel nacional), lo que deja en evidencia que hay aspectos susceptibles de mejora. Por ejemplo, las máquinas de la ciudad no dispensan cambios y tampoco es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

Hay que añadir que el servicio de grúa, incluido el primer día de retención del vehículo, es uno de los más económicos de las ciudades del estudio, ya que el conductor deberá desembolsar 80 euros frente a los 100 de la media nacional.

Por otra parte, hay que señalar que en la capital murciana se pueden encontrar tres señalizaciones diferentes para indicar las calles de estacionamiento regulado. La zona azul, la verde y la roja. Los visitantes pueden aparcar en cualquiera de ellas si se abona la tarifa correspondiente en el parquímetro, excepto en la roja, que está destinada exclusivamente a los residentes.

Oviedo

El tiempo máximo de estacionamiento permitido en la zona azul de Oviedo, algo más de dos horas, es uno de los mayores del país

La tarifa mínima, quince céntimos de euro, es la más baja del estudio. Aparcar en la zona azul ovetense en día laborable lleva nueve minutos de media, un minuto por debajo que a nivel nacional

Las tarifas se hallan en la media, aunque con una particularidad. Son lineales, al igual que en Barcelona y Pamplona. Es decir, el precio por minuto es siempre el mismo independientemente de la duración del aparcamiento, mientras que en la mayoría de las capitales el importe se encarece cuanto más tiempo se estaciona. El tiempo de estacionamiento permitido por 50 céntimos asciende a 42 minutos (igual que la media a nivel nacional) y por un euro, a 84 minutos, justo el doble (la media del estudio por este importe es de 75 minutos). Además, tal y como se comprobó en la observación de los parquímetros de la ciudad, el precio por aparcar una hora y tres minutos es de 75 céntimos, similar al importe a pagar en Córdoba por el mismo periodo y algo más barato que los 83 de la media a nivel nacional.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul se halla en la media del informe. Los datos del estudio revelan que aparcar en la zona azul de la capital ovetense los días laborables cuesta una media de nueve minutos, la media a nivel nacional fueron diez minutos. No obstante, el técnico de la revista necesitó hasta media hora para encontrar una plaza libre en alguno de los intentos. En sábado (día en el que se estacionó en tres ocasiones por la mañana) el tiempo medio para aparcar no se redujo de manera significativa con respecto a entre semana, ya que fue de ocho minutos (la media del estudio son nueve), no obstante, en ningún caso esta tarea costó más de un cuarto de hora.

Asimismo, tras la observación de 200 vehículos que lucían el ticket del parquímetro sólo el 8% sobrepasaba el tiempo establecido (casi el 15% de los 4.050 analizados en el país), sin embargo, entre éstos más de ocho de cada diez no lucían la multa correspondiente frente a tres de cada cuatro a nivel nacional.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer estacionado en la zona azul de Oviedo es dos horas y cinco minutos, el mayor de todo el estudio tras el de Murcia, donde es de dos horas y media. El importe a abonar por dejar el coche durante este periodo de tiempo asciende a 1,50 euros, entre los más económicos del país por este concepto. También está entre las más bajas la tarifa mínima que se exige en la capital ovetense, 15 céntimos (idéntica a la de Murcia y más barata que los 0,26 euros de la media a nivel nacional), corresponde a 13 minutos de estacionamiento.

Por otra parte, el horario de pago de la zona ORA va de las 9:00h. a las 14:00h. y de las 16:30h. a las 20:00h. los días laborables, idéntico al de Murcia y Valladolid y también muy similar al resto de ciudades. Los sábados el horario se reduce a la mañana, tal y como sucede en la mayoría de las capitales sometidas a estudio. En el lado positivo destaca que tanto los domingos como los días festivos los usuarios quedan exentos de pago.

Parquímetros en buena forma

Tras observar un total de 40 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital ovetense, éstos obtienen una nota final de "muy bien", por encina de la calificación final del estudio, un "bien". Y es que las máquinas de Oviedo ofrecen una información al usuario "excelente", nota que reciben en este aspecto y que las sitúa por encima de la media a nivel nacional, un "muy bien". Entre las razones principales están que se informaba sobre el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como sobre el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. También, la calidad de la impresión de los comprobantes es muy buena y en ellos se detallan todos los datos pertinentes, como la fecha, la hora en la que se introduce el dinero en la máquina y también la hora límite de estacionamiento permitido.

Los parquímetros también están en una buena situación respecto al estado de conservación y limpieza, así como a la accesibilidad, ya que en ambos apartados obtienen un "muy bien" de nota media (a nivel nacional un "muy bien" y un "bien", respectivamente). Así, en el último apartado, se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

Cabe señalar en cambio, que aunque las máquinas expendedoras de Oviedo logran el aprobado en el apartado de funcionamiento lo hacen con un ajustado "aceptable", (idéntica nota a la media a nivel nacional), lo que deja en evidencia que hay aspectos susceptibles de mejora. Por ejemplo, en los parquímetros de la ciudad no es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket y éstos tampoco dispensan cambios. De modo que el usuario debe tener el importe exacto correspondiente a la duración que tiene previsto estacionar si no quiere perder dinero.

Hay que añadir, que el servicio de grúa, incluido el primer día de retención del vehículo, es uno de los más económicos de las ciudades del estudio, ya que el conductor deberá desembolsar 74 euros, importe muy similar al de Pamplona y por debajo del de la media a nivel nacional, 100 euros.

Además de la zona azul, en Oviedo también hay zona verde. Cuenta con tarifas más económicas, y es que se puede estacionar un máximo de seis horas y tres minutos por 3,15 euros. Llama la atención que la capital ovetense es una de las pocas ciudades en las que no hay facilidades de pago para los residentes.

Pamplona

La zona azul de Pamplona es una de las más caras de todo el país

Por 50 céntimos se puede estacionar durante media hora (42 minutos a nivel nacional). Sin embargo, aparcar en esta zona en día laborable cuesta una media de cinco minutos, la mitad de la media del estudio

Su zona azul se sitúa entre las más caras del estudio. El tiempo de estacionamiento permitido en Pamplona por 50 céntimos es de media hora (el tercer periodo más corto del estudio por este importe, tras Barcelona y el centro de San Sebastián, y lejos de los 42 minutos de media nacional) y por un euro, a una hora (se equipara así a la zona azul de otras capitales también onerosas como Bilbao y Madrid y se sitúa por debajo de la media del estudio, que es de una hora y cuarto).

A diferencia de la mayoría de las capitales del estudio, las tarifas en Pamplona son lineales (también en Barcelona y Oviedo), ya que el precio por minuto es siempre el mismo con independencia de la duración del aparcamiento. En cambio, en la mayoría de las capitales el importe se encarece cuanto más tiempo se estaciona. Por otra parte, el incremento de los precios de la ORA respecto a hace siete años (teniendo en cuenta el importe a pagar por una hora) es bastante elevado, ya que es de un 39% y supera así la variación del IPC durante ese periodo de tiempo que es del 25%.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos revelan que aparcar en la zona azul de la capital navarra los días laborables es más fácil que en la mayoría de capitales del estudio: cuesta una media de cinco minutos, al igual que en Bilbao y Valencia, y supone la mitad de tiempo que la media a nivel nacional. No obstante, en sábado el tiempo medio para hallar una plaza se redujo en cuatro minutos: aparcar costó tan solo un minuto, frente a los nueve de la media del estudio.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en la zona azul de Pamplona es de dos horas, al igual que en otras diez ciudades del estudio, y el precio por dejar el coche durante este periodo de tiempo asciende a dos euros (la media del estudio es 1,66 euros). Por otra parte, la tarifa mínima que se exige en Pamplona es de 25 céntimos (la media del estudio es de 26 céntimos) que corresponde a un cuarto de hora de estacionamiento permitido. Es decir, aunque el conductor quiera aparcar durante un periodo más reducido de tiempo, tendrá como mínimo que introducir ese importe en el parquímetro para poder obtener el comprobante.

Asimismo, el horario de pago en esta zona de estacionamiento regulado va de las 8:30h. a las 14:00h. y de las 16:00h. a las 20:00h. los días laborables, es decir un total de nueve horas y media, al igual que el de Bilbao (casi nueve horas de media a nivel nacional). Se trata de uno de los horarios más amplios del país precisamente porque es en la capital del estudio donde más pronto comienza a funcionar el servicio por la mañana, media hora antes de lo que suele ser habitual. Los sábados el horario se reduce a la mañana, tal y como sucede en la mayoría de las capitales sometidas a estudio. En el lado positivo destaca que tanto los domingos como los días festivos los usuarios quedan exentos de pago.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En el caso de Pamplona, sólo el 8% de los 200 vehículos observados que lucían el ticket del parquímetro sobrepasaba el tiempo establecido (casi el 15% de los observados en el país). Sin embargo, casi ninguno de ellos lucía la multa correspondiente.

Tras observar un total de 40 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital navarra, las máquinas obtienen una nota final de "muy bien", por encima de la calificación final del estudio, un "bien". Y es que las máquinas de Pamplona pueden presumir del estado de conservación y limpieza en el que se encuentran, así como de la información que ofrecen a los usuario, ya que en ambos apartados obtienen una nota media de "excelente" (un "muy bien" a nivel nacional). Las razones son que en los mismos parquímetros se ofrecían datos relacionados con el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como con el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado, entre otras informaciones.

También están en una buena situación respecto a la accesibilidad y obtienen un "muy bien" de nota media, por encima del "bien" de la media del estudio. Se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada. Aunque las máquinas expendedoras de Pamplona logran el aprobado en el apartado de funcionamiento lo hacen con un ajustado "aceptable" (idéntica nota a la media a nivel nacional), lo que deja en evidencia que hay aspectos susceptibles de mejora. Por ejemplo, los parquímetros de la ciudad no dispensan cambios, y tampoco es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

El estacionamiento regulado en cifras

En la actualidad, en Pamplona hay cuatro zonas de estacionamiento regulado. La azul cuenta con 7.926 plazas que pueden ser ocupadas por vehículos con ticket o con distintivo de residente, el tiempo máximo es de dos horas. En la roja hay 188 plazas y todos los coches deben lucir el resguardo del parquímetro, sin embargo, el tiempo máximo es el mismo que en la azul. Por su parte la naranja cuenta con 3.005 plazas, no hay tiempo máximo establecido y a partir de la segunda hora las tarifas se reducen a la mitad. En esta área pueden estacionar vehículos con ticket, así como residentes y comerciantes con distintivo. La zona verde es exclusiva para residentes. éstos pueden conseguir la tarjeta que les identifica por una cuota de 44,97 euros al año (por 40 euros en Bilbao y San Sebastián, mientras que en Vitoria es gratuita) y sólo si están empadronados en el ámbito regulado. No obstante, el distintivo de comerciantes es significativamente más caro, 444 euros anuales frente a los 46 y a los 109 euros que deben pagar en la capital bilbaína y alavesa, respectivamente. El servicio de estacionamiento regulado desaparece del 6 de julio al 25 de julio.

Por otro lado, 129 agentes se encargan del control de este servicio y son 400 los parquímetros que acogen las calles de la capital navarra, ubicados a una distancia de entre 80 y 100 metros. El servicio de grúa, incluido el primer día de retención del vehículo, es uno de los más económicos de las ciudades del estudio, ya que el conductor deberá desembolsar 75 euros, importe muy similar al de Oviedo. Sin embargo, hay que señalar que ha experimentado un incremento en el precio del 45% desde el año 2000.

San Sebastián

La zona azul de San Sebastián es una de las más caras de todo el país

Rigen dos tarifas, una cara y otra, la de las calles céntricas, aún más cara. Con esta última, 50 céntimos dan derecho a sólo 15 minutos de aparcamiento (media a nivel nacional: 42 minutos). Además, el tiempo empleado en aparcar, 16 minutos en laborable y 12 en sábado, fue muy superior a la media nacional: 10 minutos en laborable y 9 en sábado

La zona azul de San Sebastián es una de las más caras de todo el estudio. Se comprobó que medio euro da derecho a aparcar como máximo durante 15 minutos, y por un euro sólo se consiguen 35 minutos, cuando la media de las 18 ciudades indica que a un euro le corresponde una hora y cuarto de aparcamiento, más del doble de tiempo que en San Sebastián. Hay que tener en cuenta, no obstante, que el espacio de zona azul (las calles que rodean al hotel María Cristina) que se tomó como referencia para esta comprobación es la de más alta rotación y tarifas más onerosas, y que en otras calles de la ciudad las tarifas de zona azul son más económicas aunque sigan figurando entre las más caras de todas las ciudades comparadas. Así, media hora de estacionamiento sale en la zona azul menos cara de San Sebastián a 0,50 euros, una hora a 1 euro, y hora y media a 1,45 euros, costes todos ellos superiores a los de la mayoría de las ciudades y a las medias a nivel nacional. Pero al menos hay un dato positivo: el incremento de los precios de la zona azul donostiarra en los últimos siete años es uno de los más moderados del estudio, de un 15%, muy por debajo de la variación acumulada del IPC durante ese periodo que es del 25,4%.

En otro indicador de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en San Sebastián fueron malos, de los peores de todo el informe: 16 minutos de media en días laborables y 12 en sábado, cuando la media del estudio fue 10 minutos en laborables y 9 en sábado. Sólo en Granada se tardó más tiempo que en Donostia en aparcar en laborables.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul en San Sebastián es de sólo hora y media (90 minutos), netamente inferior a la media (112 minutos), y es que 13 de las 18 ciudades consienten dos horas o incluso más tiempo. Murcia fija dos horas y media y en el otro extremo está Barcelona, con sólo una hora.

Por otra parte, en la capital guipuzcoana el horario del estacionamiento de pago es de 9 horas, al igual que la media nacional. En Bilbao, son nueve horas y media. En Donostia, los sábados sólo se paga en zona azul durante la mañana, excepto en la zona centro (donde el tiempo de pago se extiende a la tarde y hasta las 21 horas) mientras que domingos y festivos no se paga al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada capital se observaron cientos de coches estacionados que lucían ticket del parquímetro, con el fin de comprobar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En San Sebastián (se observaron 200 coches) fueron sólo el 3% (junto con Bilbao, el mejor dato del informe), y de ellos uno de cada tres lucían la sanción que les correspondía. La proporción media de infractores con multa a nivel nacional fue del el 28%.

Tras la observación de 40 parquímetros en San Sebastián la valoración global es "muy bien", mejor que la media nacional que fue un "bien". Los parquímetros donostiarras lograron un "muy bien" en información al usuario porque en las propias máquinas indicaban el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como con el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. Pero los comprobantes expedidos por las máquinas no ofrecían la información más relevante duplicada, y fue la única ciudad, junto con Córdoba, donde sucedía esto. Los parquímetros donostiarras se encontraban en muy buen estado de conservación y limpieza, y de accesibilidad. En este último apartado, se tuvieron en cuenta la ubicación de la máquina, y la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.
En funcionamiento la nota de los parquímetros donostiarras es un mediocre "aceptable", porque no dispensan cambios y no permiten recuperar el dinero pagado de más en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

Si la grúa retira de la zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En San Sebastián el coste es menor, 88 euros, tarifa económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros y en torno a 105 euros en Córdoba y Sevilla. En San Sebastián, sin embargo, el encarecimiento de la grúa durante los últimos siete años ha sido del 63%, muy superior al del IPC en ese periodo (25%).

El estacionamiento regulado en Donostia, en cifras

En San Sebastián hay 8.276 plazas de estacionamiento regulado, inspeccionadas por 52 controladores. Las calles de la capital donostiarra acogen 310 parquímetros ubicados a una distancia de 100 metros (en otras ciudades los hay a 50 metros) y a través de los cuales se recaudaron cinco millones de euros en 2.006. Las multas tramitadas durante ese ejercicio fueron más de 233.000, muchas más que en Bilbao (no superan las 200.000) y Vitoria, poco más de 43.000. En la capital donostiarra hay cuatro zonas de estacionamiento regulado, y cuanto mayor es la demanda de la zona más caros son los precios. Ordenadas de la tarifa más onerosa a la más barata las áreas son las siguientes: la especial (969 plazas), la roja (1.306 plazas), la azul (1.520 plazas) y la verde (4.481 plazas). Los residentes en la ciudad pueden obtener un distintivo, la "viñeta OTA" , que les permite estacionar en los alrededores de su domicilio sin obtener ticket. La cuota en 2007 fue de 39,9 euros anuales, muy parecido al desembolso que deben realizar los bilbaínos, aunque en Vitoria es gratis. Del mismo modo, los vehículos industriales o mixtos vinculadas a actividades radicadas en la zona regulada pueden hacer uso de parquímetros individuales con tarifa menor y sin límite de tiempo. El periodo que va del 15 de junio al 15 de septiembre se regulan determinadas zonas de la ciudad vinculadas a la fachada marítima con horario continuo de 10.00h a 18.00h.

Sevilla

La zona azul de Sevilla es una de las más económicas del país

Por 50 céntimos se puede estacionar durante 52 minutos (42 a nivel nacional). Aparcar en esta zona en día laborable lleva una media de dos minutos, muy por debajo de la media del estudio (10 minutos). Ocho de cada diez vehículos que superan el tiempo permitido no lucían la multa correspondiente

En la capital hispalense, al igual que en Murcia, A Coruña, Vitoria y Zaragoza, medio euro permite más de 50 minutos de estacionamiento en zona azul, en concreto, 52. Por un euro se puede dejar el coche un poco más de una hora y media (la media del estudio por un euro es de una hora y cuarto).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos del estudio revelan que aparcar en la zona azul de la capital hispalense los días laborables cuesta una media de dos minutos , muy por debajo de la media a nivel nacional (diez minutos), si bien en alguno de los intentos encontrar estacionamiento llevó al técnico hasta 12 minutos. En sábado (día en el que se estacionó en tres ocasiones por la mañana) el tiempo medio para hallar una plaza se redujo a un minuto frente a los nueve de media a nivel nacional.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer estacionado en la zona azul de Sevilla es de dos horas, al igual que en otras diez ciudades del estudio, y el importe por dejar el coche en la zona ORA durante este periodo de tiempo asciende a 1,30 euros, uno de los el más económicos del estudio. Por otra parte, la tarifa mínima que se exige en Sevilla es de 0,30 céntimos, que corresponde a 35 minutos de estacionamiento permitido, así, al igual que en Vitoria y Murcia, el precio por minuto en este concepto no sobrepasa el céntimo de euro. En cualquier caso, esta es la cantidad mínima de dinero que el conductor debe introducir en un parquímetro para obtener el comprobante que le permita el estacionamiento, independientemente de que quiera aparcar durante un periodo de tiempo más reducido.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En el caso de los 250 vehículos observados en Sevilla que lucían el ticket del parquímetro se constató que casi uno de cada cuatro sobrepasaba el tiempo establecido, además, entre éstos el 88% no lucían la multa correspondiente frente a tres de cada cuatro a nivel nacional.

El horario de estacionamiento de pago en Sevilla es ligeramente inferior a la media: va de las 9:00h. a las 14:00h. y de las 17:00h. a las 20:00h. los días laborables, es decir, un total de ocho horas frente a las casi nueve de promedio del conjunto del estudio. Los sábados, el horario se reduce a la mañana (de las 10:00h. a las 14:00h.), tal y como sucede en la mayoría de las capitales sometidas a estudio. En el lado positivo destaca que tanto los domingos como los días festivos los usuarios quedan exentos de pago.

La limpieza de los parquímetros, deficiente

Tras observar un total de 50 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital hispalense, las máquinas obtienen una nota final de "aceptable", por debajo de la calificación final del estudio, un "bien". Una de las razones principales es que se observaron carencias en el estado de conservación y limpieza de las máquinas, apartado en el que suspenden con un rotundo "mal." En más de la mitad de los parquímetros el entorno que los rodeaba estaba sucio, además, ocho de cada diez estaban rayados y en el 20% había pegatinas ajenas al servicio de la ORA.

Del mismo modo, se detectaron algunas deficiencias en el apartado referente al funcionamiento de la máquina, si bien, la nota media es de un "aceptable", idéntica a la calificación media del estudio. Los parquímetros de Sevilla no dispensan cambios y tampoco es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

Mucho mejor están respecto a la accesibilidad, ya que obtienen un "muy bien" y superan el "bien" de la media del estudio. En este aspecto se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

En cuanto a la información que se ofrece a los usuarios a través de los parquímetros, la situación es "excelente" (un "muy bien" en la media del estudio), y es que en las mismas máquinas se ofrecían datos relacionados con el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina. Además, la calidad de la impresión de los resguardos era buena, así como la información que en ellos aparecía, como la fecha, la hora límite de estacionamiento, la conveniencia de guardar el ticket, etc.

Hay que añadir, que el servicio de grúa, incluido el primer día de retención del vehículo, es uno de los más costosos de las capitales del estudio, ya que el conductor deberá desembolsar 107 euros, sólo por detrás de Barcelona, Madrid, Valencia y Alicante y por encima de los 100 euros de la media a nivel nacional.

Valencia

La zona azul de la capital valenciana es una de las más baratas del país

Por 50 céntimos se puede estacionar durante 50 minutos en zona azul (42 minutos de media a nivel nacional). Sin embargo, es de las pocas en las que se cobra por estacionar los sábados por la tarde. El tiempo medio para aparcar, cinco minutos, es uno de los más bajos del estudio

Precisamente, la zona azul de Valencia se puede calificar de económica si se compara con otras ciudades: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de 50 minutos (la media del estudio son 42 minutos) y por un euro, en Valencia se puede dejar aparcado el coche hasta por una hora y treinta y cinco minutos, la tercera tarifa más asequible de las 18 ciudades, tras Zaragoza y A Coruña y junto con Murcia.

La tarifa mínima a abonar en Valencia (0,25 euros) se sitúa ligeramente por debajo de la media del estudio (0,26 euros), y da derecho a 25 minutos de estacionamiento, cifra también similar a la media del estudio.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Valencia fueron muy positivos: se tardó 5 minutos de media en días laborables (la media del estudio ascendió hasta los 10), mientras que en sábado tan sólo fueron necesarios 2 minutos (la media del estudio fueron 9).

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de dos horas en Valencia, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián, Logroño o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo.

Por otra parte, en la capital levantina el horario del estacionamiento de pago es similar al resto de ciudades: alcanza las nueve horas en días laborables, igual al de Alicante, Barcelona o Málaga. Sin embargo, Valencia se distingue, junto con Barcelona, Logroño y San Sebastián por ser de las escasas ciudades que obliga al pago por estacionar en zona azul los sábados por la tarde (el horario de la ORA se alarga hasta las 20 horas de lunes a sábado).

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Valencia (se observaron 250 coches) el 10% de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo. En la media de todo el estudio, casi tres de cada cuatro vehículos que habían consumido su tiempo no habían sido multados. Sin embargo, en Valencia un 60% de ellos habían sido multados, la cifra más alta de las 18 capitales.

Tras observar un total de 50 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital valenciana, las máquinas obtienen una nota final de "muy bien", por encina de la calificación final del estudio, un "bien". Y es que las máquinas de Valencia ofrecen una información al usuario "excelente", nota que reciben en este aspecto y que las sitúa por encima de la media a nivel nacional, un "muy bien". Entre las razones principales están que se informaba sobre el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, no así, sobre el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. Del mismo modo, la calidad de los comprobantes de la zona ORA es muy buena y en ellos se detallan todos los datos pertinentes, como la fecha, la hora límite de estacionamiento permitido y recomendaciones sobre conservar el resguardo.

Los parquímetros también están en una buena situación respecto al estado de conservación y limpieza, así como a la accesibilidad, ya que en ambos apartados obtienen un "muy bien" de nota media (a nivel nacional un "muy bien" y un "bien", respectivamente). En el último apartado, se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

Aunque las máquinas expendedoras de Valencia logran el aprobado en el apartado de funcionamiento, lo hacen con un ajustado "aceptable", idéntica nota a la media a nivel nacional, lo que deja en evidencia que hay aspectos susceptibles de mejora. Por ejemplo, en los parquímetros de la ciudad no es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket y tampoco se pueden anular las multas, algo que también sucedía en A Coruña, Córdoba y Granada. Sin embargo, cabe señalar que en Valencia, es en la única ciudad del estudio donde las máquinas expendedoras dispensan cambios.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Valencia el coste asciende a 146 euros, tarifa muy elevada (similar a las de Madrid y Barcelona) y muy superior a las de ciudades como Bilbao o Zaragoza (cobra 88 euros en ambos casos).

El estacionamiento regulado en Valencia, en cifras

En la actualidad, en Valencia hay 4.551 plazas de estacionamiento regulado de pago. Asimismo, las calles de la capital valenciana acogen 291 parquímetros (todos ellos ecológicos: funcionan con panel solar). La capital valenciana es una de las pocas ciudades en las que únicamente hay zona azul, al igual que en Vitoria. En este contexto, sólo las personas con discapacidad tienen ventajas a la hora de pagar la ORA, mientras que los residentes no tienen facilidades de pago, algo que también ocurre en Alicante y en Oviedo.

Valladolid

Las tarifas de la zona azul de la capital vallisoletana están en la media del país

Por 50 céntimos se puede estacionar durante 50 minutos (42 a nivel nacional). Aparcar en esta zona en día laborable cuesta una media de nueve minutos, uno menos que a nivel nacional

Las tarifas de la zona azul se sitúan en valores cercanos a los obtenidos en la media a nivel nacional, y es que tal y como se demostró en la prueba práctica, el tiempo de estacionamiento permitido por 50 céntimos asciende a 50 minutos (42 minutos a nivel nacional) y por un euro se puede dejar el coche 78 minutos (la media del estudio es de 75).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Valladolid revelan que conseguir aparcamiento en la zona azul los días laborables cuesta una media de nueve minutos, muy cercana a los diez de la media nacional. No obstante, el técnico de la revista necesitó hasta 23 minutos para encontrar una plaza libre en alguno de los intentos. Sin embargo, en sábado (día en el que se estacionó en tres ocasiones por la mañana) el tiempo medio para estacionar se redujo a más de la mitad con respecto a entre semana, porque aparcar costó tan solo cuatro minutos, frente a los nueve de la media del estudio.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer estacionado en la zona azul de Valladolid es dos horas, al igual que en otras diez ciudades del estudio, y el importe por dejar el coche en la zona ORA durante este periodo de tiempo asciende a 1,40 euros. Por otra parte, la tarifa mínima que se exige en la capital vallisoletana es de 20 céntimos, que corresponde a veinte minutos de estacionamiento, al igual que en Logroño y Zaragoza. Es decir, aunque el conductor quiera aparcar durante un periodo más reducido de tiempo, tendrá que introducir como mínimo ese importe en el parquímetro para obtener el comprobante que le permita el estacionamiento en dicha zona.

Asimismo, el horario de la zona ORA va de las 9:00h. a las 14:00h. y de las 16:30h. a las 20:00h. los días laborables, es decir un total de ocho horas y media (casi nueve horas de media a nivel nacional). Los sábados el horario se reduce a la mañana, tal y como sucede en la mayoría de las capitales sometidas a estudio. En el lado positivo destaca que tanto los domingos como los días festivos los usuarios quedan exentos de pago.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Valladolid, tras la observación de 200 vehículos que lucían el ticket del parquímetro se constató que el 9% sobrepasaba el tiempo establecido, aunque de éstos únicamente dos de cada diez estaban multados, una proporción muy similar a la detectada a nivel nacional.

Tras observar un total de 40 parquímetros ubicados en la zona azul de la capital vallisoletana, las máquinas obtienen una nota final de "muy bien", por encina de la calificación final del estudio, un "bien". Y es que las máquinas de Valladolid ofrecen una información al usuario "excelente", nota que reciben en este aspecto y que las sitúa por encima de la media a nivel nacional, un "muy bien". Entre las razones principales están que se ofrecen datos relacionados con el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como con el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. Asimismo, la calidad de los comprobantes de la zona ORA es muy buena y en ellos se detallan todos los datos pertinentes, como la fecha, la hora limite de estacionamiento permitido y recomendaciones sobre conservar el resguardo.

Los parquímetros también están en una buena situación respecto al estado de conservación y limpieza, así como a la accesibilidad, ya que en ambos apartados obtienen un "muy bien" de nota media (a nivel nacional un "muy bien" y un "bien", respectivamente). Así, en el último apartado, se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

Cabe señalar en cambio que aunque las máquinas expendedoras de Valladolid logran el aprobado en el apartado de funcionamiento lo hacen con un ajustado "aceptable", idéntica nota a la media a nivel nacional, lo que deja en evidencia que hay aspectos susceptibles de mejora. Por ejemplo, los parquímetros de la ciudad no dispensan cambios, y tampoco es posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

El importe a pagar por el servicio de grúa, incluido el primer día de retención del vehículo, es de 86 euros, cifra que se sitúa por debajo de la media del estudio (100 euros), y muy similar a la de los precios de Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Zaragoza.

Vitoria

La zona azul de Vitoria es una de las más baratas de todo el país

La tarifa mínima (0,25 euros) de Vitoria es una de las seis más baratas de las 18 ciudades estudiadas y la que se cobra por hora y media (0,95 euros), la segunda más barata. El tiempo empleado en aparcar, 10 minutos en laborable y 9 en sábado, es el mismo que la media nacional

La zona azul de Vitoria es una de las más baratas de todo el estudio, y sobran los datos que lo demuestran: el tiempo de estacionamiento por 0,50 euros es de 55 minutos, cuando en diez de las 18 ciudades es de 45 ó menos minutos ; y por 0,95 euros, en Vitoria se puede dejar aparcado el coche durante hora y media, cuando hay ciudades en que este tiempo es una hora o menos. Por otra parte, la tarifa mínima en Vitoria (0,25 euros) es una de las seis más baratas, y además da derecho a media hora de estacionamiento mientras que en otras ciudades da opción a menos tiempo. Ahora bien, Vitoria es una de la ciudades que más ha incrementado los precios de su zona azul (criterio de comparación: el importe a pagar por una hora) en los últimos siete años:el 53%, más del doble de la variación del IPC durante ese periodo (fue del 25%). La subida en Bilbao, por ejemplo, fue del 28%.

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Vitoria fueron idénticos a la media del estudio: 10 minutos de media en días laborables y 9 minutos en sábado.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul en Vitoria es de sólo hora y media (90 minutos), netamente inferior a la media (112 minutos), y es que 13 de las 18 ciudades consienten dos horas o incluso más tiempo. Murcia fija dos horas y media y en el otro extremo está Barcelona, con sólo una hora.

Por otra parte, en la capital alavesa el horario del estacionamiento de pago es de sólo 8 horas, cuando la media nacional es de casi 9 horas. En San Sebastián rigen 9 horas y en Bilbao, nueve horas y media. En Vitoria, los sábados sólo se paga en zona azul durante la mañana, mientras que domingos y festivos no se paga al igual que ocurre en casi todas las ciudades.

En cada capital se observaron cientos de coches estacionados que lucían ticket del parquímetro, con el fin de comprobar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Vitoria (se observaron 200 coches) también fueron el 15%, aunque de éstos sólo el 3% lucían la sanción que les correspondía, la proporción de infractores sin multa más baja: a nivel nacional, el 25% los coches que sobrepasaba su tiempo tenía multa.

Tras la observación de 40 parquímetros en Vitoria la valoración global es "muy bien", mejor que la media nacional que fue un "bien". Este "muy bien" es la nota que recibieron en información al usuario, en buena parte debido a que en las propias máquinas indicaban en Vitoria el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina. Además, la calidad de la impresión de los resguardos era buena, así como la información que en ellos aparecía, como la fecha, la hora límite de estacionamiento o la conveniencia de guardar el ticket. Los parquímetros lucían en Vitoria un buen estado de conservación y limpieza; al igual que ocurria con su accesibilidad, fueron calificados en este apartado con un "muy bien". Se tuvieron en cuenta la ubicación de la máquina, y la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada. Sin embargo, las máquinas expendedoras de la capital alavesa logran un simple aprobado en funcionamiento, porque son las únicas que no admiten monedas de un euro ni de dos euros, con lo que el conductor debe tener siempre monedas de inferior valor si quiere hacer uso de ellas. También negativo es que no dispensan cambios, así como que no sea posible recuperar la parte proporcional de dinero en caso de que se retire el vehículo antes del tiempo establecido en el ticket.

Si la grúa retira de la zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Vitoria el coste es menor, 88 euros, tarifa económica si se tiene en cuenta que en Alicante, Barcelona, Madrid y Valencia, la grúa cobra entre 120 y 160 euros y en torno a 105 euros en Córdoba y Sevilla. En la capital alavesa, el encarecimiento del servicio de grúa los últimos siete años ha sido del 48%, incremento notablemente superior al del IPC en ese periodo (25%).

El estacionamiento regulado en Vitoria, en cifras

En Vitoria hay 40.000 plazas de aparcamiento en superficie, de las cuales 3.780 son de estacionamiento regulado, más en concreto, de zona azul. Y son 16 los agentes se encargan del control de este servicio. Las calles de la capital acogen 171 parquímetros ubicados a una distancia de unos 50 metros. A través de los parquímetros se recaudó un millón de euros en 2006. El número de multas tramitadas ese ejercicio ascendió a 43.460, lo que supuso una recaudación de casi 1,4 millones de euros. Por otra parte, las infracciones cometidas en zona azul dieron lugar a la intervención de la grúa en 120 ocasiones. Vitoria es una de las pocas ciudades en las que sólo hay zona azul, no la verde ni naranja ni roja... Los residentes empadronados en áreas de zona azul pueden obtener un distintivo gratuito (en la mayoría de las ciudades se paga, en torno a 50 euros al año) y quedar exentos de pago. Un privilegio que se extiende a los no residentes en el periodo que va del 4 de agosto, día que coincide con el comienzo de las fiestas de la Blanca, hasta el 31 del mismo mes. La zona azul es gratuita para personas con discapacidad. Los comerciantes, por su parte, pueden obtener un distintivo para quedar exentos de pago, si bien abonarán 109 euros anuales, cantidad muy superior a los 46 euros que han de pagar los comerciantes bilbaínos.

Zaragoza

La zona azul de Zaragoza es una de las más baratas del país

Por 50 céntimos se puede estacionar durante 54 minutos (42 a nivel nacional). Es la única ciudad del estudio en la que no hay pagar por estacionar en zona azul los sábados a la mañana

La zona azul de Zaragoza es una de las más baratas del estudio: el tiempo de estacionamiento permitido por 0,50 euros es de 54 minutos (la media del estudio son 42) y por un euro, en Zaragoza se puede dejar aparcado el coche hasta por una hora y cincuenta minutos, la tarifa más asequible de las 18 ciudades que forman parte del estudio.

A pesar de estos datos, la tarifa mínima a abonar en Zaragoza (0,20 euros) se sitúa ligeramente por debajo de la media del estudio (0,26 euros), y da derecho a veinte minutos de estacionamiento, cifra ligeramente inferior a la media del estudio (24 minutos).

En otro indicador importante de esta investigación, el tiempo que lleva dar con una plaza libre de aparcamiento en zona azul, los datos en Zaragoza fueron muy dispares en función del día: se tardó 10 minutos de media en días laborables (en la media del estudio), aunque sin embargo en sábado la media se elevó hasta los 18 (el doble de la media del estudio), lo que coloca a Zaragoza, después de Granada, en la ciudad en que más costó encontrar estacionamiento ese día.

El tiempo máximo que un vehículo puede permanecer aparcado en zona azul es de dos horas en Zaragoza, un poco más que la media del informe (112 minutos), porque hay varias ciudades (como San Sebastián, Logroño o Vitoria) que sólo consienten hora y media. El caso extremo es Barcelona, con una hora de tiempo máximo.

Por otra parte, en la capital aragonesa el horario del estacionamiento de pago es de los más cortos: alcanza las ocho horas en días laborables, cuando, por ejemplo, en Pamplona y Bilbao es de 9 horas y media. Además, Zaragoza se distingue del resto de las 18 capitales que forman parte del estudio ya que es en la única ciudad en la que no hay ORA los fines de semana, mientras que en el resto se cobra por el estacionamiento los sábados a la mañana y en ciudades como Barcelona, Logroño o San Sebastián se establece el pago también los sábados a la tarde.

En cada ciudad se observaron cientos de coches estacionados que lucían el ticket del parquímetro, con el fin de analizar cuántos sobrepasaban el tiempo indicado y de éstos, cuántos estaban sancionados con multa. El 15% de los más de 4.000 coches observados en todo el país superaban el tiempo por el que habían pagado. En Zaragoza (se observaron 250 coches) hasta el 28% de los vehículos estacionados en zona azul superaban el tiempo. En la media de todo el estudio, casi tres de cada cuatro vehículos que habían consumido su tiempo no habían sido multados. En Zaragoza fueron menos: al menos uno de cada tres vehículos si tenía la correspondiente sanción.

Tras la observación de 50 parquímetros de la zona azul de la capital aragonesa, la valoración final que obtienen en su conjunto es de "muy bien" por encima de la media del estudio ("bien"). Idéntica es la nota que recibieron los parquímetros zaragozanos respecto al apartado del estado de conservación y limpieza (un "muy bien", al igual que la media del estudio).

Además, las máquinas expendedoras de la capital aragonesa ofrecen una información al usuario "excelente", nota que reciben en este aspecto y que las sitúa por encima de la media a nivel nacional, un "muy bien". Entre las razones principales están que se ofrecían datos relacionados con el horario de la zona azul, las tarifas y las instrucciones de uso de la máquina, así como con el tiempo máximo que un coche puede permanecer aparcado. Asimismo, la calidad de los comprobantes de la zona ORA es muy buena y en ellos se detallan todos los datos pertinentes, como la fecha, la hora limite de estacionamiento permitido y recomendaciones sobre conservar el resguardo.

Los parquímetros de la ciudad también merecen un "excelente" en lo que a la accesibilidad se refiere (nota media del estudio de "bien"). Se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con la ubicación de la máquina, la altura y la orientación de ésta a la hora de operar en ella, de modo que el usuario quede situado en el interior de la acera y así no corra el riesgo de ser atropellado por los vehículos que circulan por la calzada.

Si la grúa retira de zona azul un vehículo sin ticket o que ha superado el tiempo admitido, el importe medio a pagar por el usuario en las 18 ciudades (se incluye el primer día de retención) es de 99 euros. En Zaragoza el coste asciende a 126 euros.

El estacionamiento regulado en Zaragoza, en cifras

En la actualidad, en Zaragoza hay 6.777 plazas de estacionamiento regulado, para las cuales se han instalado un total de 316 parquímetros. Además, son 65 agentes los que se encargan de controlar que los conductores cumplan con las normas de la zona azul de la ciudad.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto