Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Ambientadores eléctricos y a pilas: Ambientadores a precio de perfume

Tener un ambientador eléctrico en casa funcionando día y noche puede ser un lujo: la mitad de ellos costarían más de 70 euros al año

 Los sistemas para conseguir que una estancia huela bien son variadas: velas aromáticas, inciensos, sprays... Uno de los métodos más novedosos y, que por su sencillez más se ha extendido, son los ambientadores eléctricos, que mediante una pequeña resistencia eléctrica que se calienta hace evaporar un líquido. Los ambientadores a pilas no cuentan con una resistencia, sino que es un sistema mecánico el que actúa sobre la botella con líquido como lo haría un dedo al presionar un spray. Para comprobar su eficacia, se han analizado en el laboratorio cuatro ambientadores eléctricos y tres a pilas, que cuestan desde los 4,30 euros de Brise Soplo a los 8,54 euros de Air Wick Fresh Matic Lavanda, pero el precio del aparato con el primer recambio poco indica sobre el coste que supone a la larga aromatizar un hogar. Por ello, también se tuvo en cuenta la duración y precio de los recambios para averiguar cuánto cuestan realmente si se usan a plena potencia (no se incluyó el precio de la electricidad o de las pilas por las múltiples opciones que tiene el usuario: salinas, alcalinas, recargables...). Los más caros son Oust Frescor Verde (mantenerlo un año encendido cuesta 86,30 euros), seguido de Brise Vainilla y Magnolia (85,90 euros/año), Ambi Pur Puréese (84 euros/año) y Air Wick Fresh Matic Lavanda (73,70 euros/año). Son caros porque ninguno de ellos dura más de tres semanas. El más barato es, con diferencia Brise Soplo Pétalos exóticos, que sale a 10,60 euros/año (sobre todo por su extraordinaria duración: 141 días), seguido de Ambi Pur Elegance (41,20 euros/año) y Air Wick Air Bouquet (64 euros/año).

Como los siete ambientadores analizados son seguros y ofrecen una buena calidad, la mejor relación calidad-precio (dejando al margen criterios subjetivos como los gustos personales), es Brise Soplo Pétalos exóticos, el más barato.

Su calidad es buena y no suponen riesgo para la salud

Los siete incorporan los marcados y etiquetados a los que obliga la norma. Incluso los que funcionan a pilas, incluyen la necesaria información sobre el uso de pilas recargables. Además, todos los ambientadores reconocieron en sus etiquetados las sustancias alergénicas que el laboratorio detectó. Era previsible encontrar estos alérgenos, porque es conocido que varias sustancias aromáticas pueden provocar alergias.

El consumo eléctrico de estos aparatos es poco relevante, pero como van a estar tanto tiempo conectados, conviene que sea el menor posible. Se midió su consumo cada media hora durante todo un día: Ambi Pur Puresse, a pilas, sólo necesita 0,1 vatios para funcionar, seguido de Airwick rosas blancas, eléctrico, con 0,5 vatios. Oust frescor verde, eléctrico, con 2,4 vatios y Airwick fresh matic lavanda, con 3,2 vatios, a pilas, son los que más gastan.

El aire que respiramos

  En varias ocasiones se ha puesto en tela de juicio el uso de ambientadores y otros productos aromáticos en el hogar, ante la posibilidad de que expulsen sustancias tóxicas volátiles. Si bien está en estudio, actualmente ni España ni Europa cuentan con una legislación que regule los niveles máximos permitidos para estos compuestos orgánicos volátiles tóxicos en ambientes cerrados (como por ejemplo una habitación). Eso sí, la Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud han establecido valores-guía de exposición saludable para la mayoría de estas sustancias. Por ello, el laboratorio hizo especial hincapié en la prueba analítica que descubre y cuantifica las sustancias volátiles que emiten estos aparatos y que el consumidor acabará respirando.

Se simuló el uso habitual de estos productos, poniendo cada ambientador en el centro de una sala cerrada de 25,5m3 en la que es posible controlar las condiciones de humedad y temperatura, y que cuenta con un sistema de climatización autónomo que controla la entrada y salida de aire. Dentro de la sala se situaron tres tubos que aspiran los compuestos orgánicos volátiles y los llevan hasta tres bombas de captación: una específica para el formaldehido, otra para los ftalatos y una tercera para los compuestos orgánicos en general. Antes de cada prueba se detuvo durante treinta minutos el sistema de climatización para que la sala quedase aislada del exterior. Se aspiró y analizó ese aire todavía sin aromatizar para averiguar qué compuestos estaban previamente y cuáles fueron originados por los ambientadores. Tras ello, cada ambientador se dejó funcionando durante dos horas y treinta minutos a potencia media. Durante la última media hora los extractores aspiraron el aire ya perfumado que contenía los diferentes compuestos químicos que hubieran sido inhalados por una persona presente en la habitación. Tras cada prueba el aire de la habitación se renovó para poder repetir el ensayo.

Los análisis detectaron un gran número de compuestos orgánicos volátiles que se corresponden a la fragancia y, en menor medida, a sustancias disolventes, gelificantes y, en el caso de los aerosoles, contenidos provenientes del gas de propulsión. También se buscaron sustancias tóxicas, como tolueno, benceno, formaldehido, xileno o ftalatos entre otras muchas, con resultados negativos en todos los casos. Por tanto, se puede aseverar que los siete ambientadores son seguros y no emiten ningún componente peligroso para la salud.

No hay riesgo de inflamación

Muchos consumidores prefieren no dejar los ambientadores eléctricos permanentemente encendidos por si pudieran sufrir un cortocircuito que provocase un incendio. Por eso las pruebas de seguridad a las que los sometió el laboratorio fueron exhaustivas. El punto de inflamación indica la temperatura máxima a la que los líquidos de los ambientadores arden y sólo tiene sentido en los ambientadores eléctricos porque los que funcionan a pilas no corren este riesgo (salvo que funcionen también con un líquido, y no un aerosol, como Brise Soplo). Se mide introduciendo el líquido de los ambientadores en una copa de ensayo herméticamente cerrada que se calienta progresivamente a la vez que se agita el líquido para asegurar que el calor se reparte uniformemente. Una resistencia dentro del líquido actúa como punto de ignición y si la concentración de compuestos volátiles acumulados en el interior de la copa es suficiente para provocar la inflamación, una sonda indica a qué temperatura se ha producido ésta. Como la ignición se produjo a temperaturas muy altas (desde los 77,5ºC de Oust hasta los 105,5 ºC de Ambi Pur Elegance) los ambientadores demostraron que son seguros.

Pruebas de resistencia

Los ambientadores que pesaban menos de 250 gramos (todos menos Air Wick Fresh Matic y Ambi Pur Puresse) se sometieron a 50 caídas desde medio metro de altura sobre una superficie lisa y rígida de acero en un barril de volteo. Los otros dos se sometieron a 100 caídas. Ninguna muestra sufrió daños que comprometieran a la seguridad. Otra ensayo fue el de la resistencia al impacto, que comprueba si soportan tres golpes de 0,5 julios en cada parte más débil del aparato. Tampoco sufrieron desperfectos reseñables. A los ambientadores eléctricos se les hizo un ensayo para comprobar si durante un funcionamiento anormal que caliente el equipo (como, por ejemplo, un cortocircuito), una presión externa (como la que puede ejercer una silla que caiga sobre el ambientador) puede dañarlo. Se hizo con una bola de acero de 5 milímetros de diámetro que ejerce una presión de 2 kg sobre el ambientador cuando éste se encuentra a 75ºC y a 125ºC. Si la bola deja una huella superior a 2 milímetros de profundidad suspenden, pero todos aprobaron. Otro test riguroso es el del hilo incandescente, que establece que las diferentes partes del ambientador (especialmente las que transportan corriente) deben soportar un mínimo de 550ºC sin incendiarse o que, en el caso de que se produzca la ignición, se extinga por sí sola en menos de treinta segundos. No hizo falta comprobar si se apagan por sí mismos, porque ninguno llegó a coger fuego a pesar de la altísima temperatura.

¿Cuánto duran?

Los siete ambientadores analizados difieren de modo notable en su duración. Para poder compararlos de forma homogénea, se probaron a la máxima potencia durante dos semanas seguidas para, a partir del gasto de perfume de cada uno, extrapolar el número de días que estarían funcionando hasta agotar su contenido. Brise Soplo es, con diferencia, el que más dura: llega a los 141 días gracias a un líquido de evaporación lenta que alarga su duración. Ambi Pur eléctrico Elegance, con 32 días, es el segundo mejor. Los dos Air Wick duran tres semanas y los que menos duran son Brise eléctrico (16 días), Oust eléctrico (17 días) y Ambi Pur Puresse a pilas (18 días). Los dos que menos duran son los mas parcos en su etiquetado sobre este asunto: Oust eléctrico es el único que no informa de su duración (si bien tampoco está obligado a ello) y Brise se limita a un lacónico "semanas de frescor", que la prueba práctica ha confirmado: son dos a máxima potencia. El resto de etiquetados son más precisos, pero cada uno ofrece un modo diferente de medir su duración (hacen referencia a diferentes posiciones de aroma o a un numero de horas al día encendidos) por lo que dificultan al consumidor conocer cuál es el que aromatiza durante más tiempo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto