Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 200 gimnasios de 18 ciudades de todo el país: La atención y el asesoramiento al cliente de los gimnasios siguen en baja forma

Se ha registrado una mejora relevante en servicios y horarios ofertados. Suspenden la prueba el 14% y uno de cada tres establecimientos logra una calificación de "muy bien" o "excelente"

La salud de los socios no parece importar mucho

 Los beneficios del ejercicio físico para la salud pueden ser tan grandes como los perjuicios, en especial cuando se practican actividades de forma imprudente, en un estado de forma inadecuado o se realiza un sobreesfuerzo. Es necesario, por tanto, que los centros presten una especial atención a la salud de sus socios y que cuenten con profesionales del sector. No obstante, se ha constatado que el desinterés e incluso las negligencias respecto a esta cuestión están a la orden del día.

Sólo el 14% de los gimnasios asegura realizar un examen médico previo al cliente que acaba de inscribirse con el fin de conocer cuál es su forma física (en 2004 lo hacían dos de cada diez). Eso sí, en seis de cada diez de los que lo hacen, el examen es completo, es decir, llevan a cabo un chequeo, prueba de esfuerzo, análisis de masa ósea y grasa, toma de la presión arterial, etc., mientras que en el resto sólo se realiza una toma de pulsaciones y la recogida de datos del peso y altura... Los gimnasios más profesionales en este aspecto fueron los de A Coruña, Córdoba y Vitoria, frente a los de Murcia, Oviedo, Pamplona, Valencia y Valladolid, los más deficientes en este apartado.

La escasa proporción se repite también en los establecimientos que disponen de consulta médica (de hecho, el porcentaje, un 18%, es incluso inferior al registrado en 2004) y únicamente en dos de cada diez preguntaron al técnico sobre su estado de salud, si padecía alguna lesión o enfermedad o cuestiones como si llevaba una vida sedentaria, si fumaba o tomaba algún tipo de medicación. En ningún centro de Logroño, Valladolid y Zaragoza mostraron interés por estos aspectos, lo contrario de lo que sucedió en la mitad de los visitados en Oviedo y en cuatro de cada diez de Málaga y Vitoria.

Equipamiento, orden y limpieza, satisfactorios en la mayoría de los gimnasios

La situación se agrava si se tiene en cuenta que sólo el 15% de los gimnasios ofrecía un seguro médico, si bien al menos ocho de cada diez disponían de un seguro de responsabilidad civil, que cubre accidentes y lesiones producidas en este tipo de establecimientos. En diez gimnasios, tres de Zaragoza y Barcelona y uno de A Coruña, Logroño, Madrid y Oviedo, respectivamente, ofrecían la posibilidad de contratar un seguro médico no incluido en la cuota del gimnasio y que habría que abonar aparte.

Cuando una persona acumula años sin hacer deporte o nunca lo ha practicado, debe comenzar de una manera controlada, con actividades acordes a su estado físico y necesidades. Los expertos aconsejan empezar con ejercicios cardiovasculares que ayuden a coger fondo. Para ello se precisa del asesoramiento de un monitor profesional que diseñe una tabla individualizada de ejercicios. Pero en once de los gimnasios señalaron que no ofrecían este servicio (dos en Logroño, Málaga, Murcia y Valencia y uno en Oviedo, Pamplona y Sevilla, respectivamente).

Hay centros en los que parece no importar que todo esté en orden y no surjan contrariedades: en el 16% de los gimnasios no contaban con un monitor en todas las salas que vigilara que todos los usuarios se encontraban bien y que todo transcurría sin problemas. Los centros más afectados por esta carencia fueron los de Córdoba, Logroño y Murcia, frente a los de A Coruña, Barcelona, Oviedo y Valladolid, donde todos los gimnasios visitados cuidaban este aspecto.

El jacuzzi o la sauna pueden resultar muy relajantes, pero se desaconsejan en embarazadas, personas con presión arterial descompensada, cardiopatías severas, varices, etc. No obstante, cuatro de cada diez gimnasios con estos servicios no informaban de los riesgos de su uso. También hay que conocer los efectos secundarios que pueden causar los rayos UVA, como cáncer y enfermedades de la piel y ojos. Sin embargo, uno de cada tres gimnasios no informaba sobre este particular. Los mejores gimnasios en este punto fueron los de Bilbao, Granada y Oviedo. En el lado opuesto, los de Sevilla, Valencia y Valladolid.

En siete de cada diez centros, por otra parte, manifestaron que sus empleados contaban con la titulación adecuada para llevar a cabo su labor profesional. No obstante, en uno de cada cuatro se negaron a contestar esta cuestión cuando el técnico de esta revista, haciéndose pasar por un futuro cliente, se interesó por ello. En el resto de los gimnasios, la respuesta fue ambigua. De hecho, ésta es una de las razones por las que en el 13% de los gimnasios el trato que prestaron al técnico de la revista no fue el que cabía esperar. Los gimnasios en los que la persona que acompañó al técnico a las visitas fue más atenta y mejor información ofreció fueron los de A Coruña y Valencia, a diferencia de los de San Sebastián. Además, uno de cada tres gimnasios carecía de cartel que informara de la existencia de hojas de reclamaciones (ninguno de los visitados en Alicante, Logroño, San Sebastián, Valladolid y Valencia).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto