Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Los menos grasos y azucarados les gustan igual y son más saludables: Cereales infantiles de desayuno

Adecuados para variar los desayunos y hacerlos más completos y nutritivos, son energéticos y gustan a los niños. Elegir los más saludables, la clave

 Los cereales en copos o expandidos constituyen una buena opción para la primera colación del día, porque tienen menos grasa que la bollería y aportan una cantidad adecuada de hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales. Hay muchas clases de cereales de desayuno y, en contra de lo que podría pensarse, acertar en el tipo de cereales que se consumen habitualmente no es cuestión menor. Los niños deben alimentarse, desde sus primeros años de vida, de un modo saludable: el aumento de la incidencia de la obesidad infantil se considera ya, por su irrefrenable tendencia al alza, un problema de salud pública en las sociedades más desarrolladas. Los nutricionistas aconsejan que los desayunos se conciban en las familias como una comida más, y que cuando se opte por estos cereales transformados se elijan los que contienen menos azúcares, grasas saturadas y sal. La buena noticia es que los padres no deben temer que los niños los rechacen. Porque, como demuestra la cata realizada por CONSUMER EROSKI para el análisis comparativo de 11 muestras de tres de las variedades de cereales de desayuno más consumidas en nuestro país (azucarados, chocolateados y con miel), los niños no aprecian la diferencia entre los cereales de desayuno más saludables y los demás: les gustan igual unos que otros.

Qué son

Los cereales analizados se obtienen a partir de diversos granos de cereal, principalmente de trigo, maíz, arroz, y en ocasiones, de la mezcla de harinas (maíz, arroz, avena y trigo). La gran variedad de productos la determinan tanto su proceso de elaboración como los ingredientes incorporados. Además de los propios cereales, azúcar, miel y chocolate o cacao, como ingredientes comunes incluyen aditivos como edulcorantes (fructosa, jarabe de glucosa-fructosa), aceite vegetal, sal, extracto de malta de cebada y colorante (caramelo, beta-caroteno). Además, se les añaden vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, piridoxina y vitamina B12), vitamina D, y diversos minerales, por lo general, calcio y hierro. También pueden contener otros ingredientes, como leche en polvo, huevo y frutos secos.

Son productos muy energéticos (entre 350 y 400 calorías cada 100 gramos)

Son muy energéticos (cien gramos de estos cereales aportan entre 350 y 400 calorías, según las muestras), debido tanto a su gran contenido en hidratos de carbono (entre el 74% y el 82% del producto, según la muestra de que se trate) como a su pobre cantidad de agua. La aportación de proteínas (entre el 5% y el 9%) y grasas (entre el 1% y el 8%) varía mucho entre las muestras analizadas y siempre depende más de los ingredientes añadidos que del tipo de cereal. Importante es también la cantidad de fibra (entre el 5% y el 8% del producto).

Las conclusiones

El estudio comprobó que todas las muestras se ajustaban a los requisitos fijados por la norma de calidad (grado de humedad), que sus etiquetas ofrecían toda la información obligatoria, que su estado higiénico-sanitario era correcto y que no contenían ingredientes modificados genéticamente. La medición de la cantidad de vitaminas realizada en laboratorio reveló que, al respecto y en general, estos cereales de desayuno se ajustan a lo declarado en sus etiquetados. La excepción tuvo como protagonista a la vitamina B2: los cereales Kellogg´s Chocos contenían un 36% menos de B2 de lo declarado y Nestlé Estrellitas un 39% menos, déficits suficientes para incumplir la norma de etiquetado. Para compensar el margen de error de la metodología analítica y asegurar la fiabilidad del resultado, se consideraron incorrectos resultados por encima del 30% de déficit en vitaminas respecto de lo declarado.

En lo nutricional, el análisis de grasas reveló que en dos de estos once cereales el perfil lipídico era poco saludable: no sólo la mitad de su grasa era saturada (eso ocurrió también en otras dos muestras) sino que además eran los de más grasa total (7% y 8% del producto). Por otra parte el contenido de grasas trans (menos saludables aún que las saturadas, provienen de la hidrogenación parcial de aceites vegetales) se comprobó irrelevante: cuatro muestras carecían de grasa trans, en tres representaba sólo un 0,10% del total de grasa, y únicamente en una (que además tenía muy poca grasa: el 1%) la trans era el 0,60% de la grasa.

Los cereales más azucarados fueron Nestlé Cheerios, Kellogg´s Chocos (ambos, un 46% de azúcar), Kellogg´s Smacks (44%), Nestlé Chocapic Duo y Kellogg´s Frosties (ambos, 42% de azúcar). Y los más salados, Nestlé Cheerios (640 mg de sodio/100 g) y Kellogg´s Choco Krispies (500 mg /100 g). La mejor relación calidad-precio es Nestlé Nesquik, chocolateados, los cereales más baratos (salen a 4,88 euros el kilo) y con una buena composición nutricional.

Fortificados en vitaminas y minerales

Los fabricantes de las once muestras estudiadas fortifican los cereales de desayuno con vitaminas y minerales. Pero no incorporan estos micronutrientes de uno en uno, sino en forma de preparados que adquieren a empresas especializadas y en las concentraciones exactas que el fabricante ha establecido en cada producto. Por ello, aunque algunos de los cereales analizados llegan a estar enriquecidos hasta con 10 vitaminas y varios minerales, el laboratorio ha analizado sólo tres vitaminas (niacina, B1 y B2), presentes en todas las muestras). Si hay déficit en las tres vitaminas, muy probablemente habrá un bajo contenido en buena parte de ellas. Los resultados del análisis específico de laboratorio indican que, en general, los fabricantes enriquecen sus productos tal y como indican en sus etiquetados y que lo hacen en cantidades similares a las declaradas, incluso en algunos casos las concentraciones encontradas fueron superiores a las anunciadas. Pero en dos muestras la cantidad de vitamina B2 fue inferior a la declarada en la etiqueta; en concreto un 36% inferior en Nestlé Estrellitas y un 39% menor en Kellogg´s Chocos. Toda vez que en estas muestras la cantidad de las otras dos vitaminas analizadas se ajustaba a lo declarado, no puede concluirse que la cantidad de las vitaminas añadidas no analizadas fuera inferior a la declarada.

Los cereales de desayuno infantil fortificados con vitaminas y minerales se consideran alimentos funcionales dado que ayudan a cubrir una parte de las necesidades nutritivas de vitaminas y minerales en etapas de crecimiento y desarrollo. Algunos de estos nutrientes intervienen como cofactores de reacciones implicadas en el metabolismo y la obtención de energía de los nutrientes y, por lo tanto, son de gran importancia para los niños en pleno crecimiento. No obstante, si la dieta infantil es variada en alimentos y bien proporcionada en cantidades los niños puede cubrir con alimentos naturales sus necesidades de estos nutrientes.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto