Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Λ

Píldoras de Alimentación: Reducir la ansiedad por comer / Sodio en los snacks / Pescados ahumados / ¿Es cierto que el alcohol desaparece al hervir? / Batido multivitamínico

7 claves para...

reducir la ansiedad por comer

  1. Copos de avena en el desayuno. La avenina, un componente de la avena, tonifica y equilibra los nervios. Una receta tradicional de los desayunos ingleses es el porridge: copos de avena cocidos en agua o leche hasta conseguir la textura deseada (caldoso como una sopa o espeso como un arroz con leche).
  2. Comer cada 4 horas. La ansiedad se domina mejor poniendo orden en la vida; dormir suficiente, disponer de momentos de ocio, y comer a tiempo y con tiempo. Comer varias veces al día, sin que pasen más de 4 horas entre una comida y otra, permite detectar con naturalidad la verdadera sensación de hambre.
  3. Comer con palillos ayuda a hacerlo más despacio, se siente menos apetito e incluso se come menos. Conviene comer despacio, masticando mucho y saboreando más los alimentos. De esta forma la sensación de estómago lleno y de saciedad llega al cerebro, y éste dará la orden de dejar de comer a tiempo.
  4. Más triptófano. El aminoácido triptófano, componente de las proteínas, se transforma en serotonina, un neurotransmisor cerebral relacionado con el buen ánimo y el control del apetito. Niveles bajos de serotonina se asocian con mayor ansiedad por los dulces. Alimentos ricos en triptófano son carnes, pescados, huevos, lácteos, soja, frutos secos, plátano, piña y aguacate.
  5. Vitamina B6 y magnesio. La B6 participa en la síntesis de serotonina a partir de triptófano, y en la formación de las neuronas, las células del sistema nervioso. La deficiencia causa ansiedad. El magnesio, por sus cualidades relajantes, es un buen complemento para calmar los nervios. Abunda en germen de trigo, levadura de cerveza, nueces, higos secos, cereales integrales, legumbres, acelga y espinacas.
  6. Relajante jugo de lechuga. De la decocción de hojas de lechuga y agua se toman un par de vasos al día, el último antes de acostarse. La lechuga contiene lactulina, una sustancia que le otorga la propiedad relajante. Tomar la lechuga en ensalada también proporciona ese efecto relajante.
  7. Bebidas ansiolíticas. Tomar café o té resulta contraproducente para calmar la ansiedad. Hay plantas que proporcionan al organismo la sensación de relajación buscada por su efecto ansiolítico. Resulta efectivo combinar pasiflora y amapola, o melisa y lúpulo.

El dato

1.000

  Son los miligramos de sodio que pueden tener 100 gramos de snacks tipo cacahuetes o maíz salado. La OMS recomienda que los niños no consuman más de 4 gramos de sal diarios (equivale a 1,4 gramos de sodio = 1.400 miligramos). Con una porción de cacahuetes (50 gramos), el niño ha ingerido prácticamente la mitad del sodio que necesita. Los niños que acostumbran a comer snacks superan fácilmente la cantidad recomendada de sodio, con los efectos negativos para la salud que ello supone.

A debate: Pescados ahumados

 El ahumado es un antiquísimo método de conservación que se aplicaba con ese fin a carnes, quesos y pescados. Ahora se emplea más por el cambio en el sabor y aroma que da a los alimentos que por sus cualidades puramente conservantes.

El ahumado de hoy, más sano

El salmón sigue copando la representación de los pescados ahumados, aunque el mercado ofrece otras especies ahumadas como bacalao, atún, trucha y sardinas.

El proceso tecnológico del ahumado ha cambiado mucho en los últimos años. Antiguamente, con el ahumado tradicional sólo se controlaba la cantidad de madera que se quemaba y el tiempo que el pescado permanecía en contacto con el humo. En la actualidad, el ahumado industrial controla la dirección del humo, la temperatura y la humedad del producto a tratar. El control térmico es esencial para evitar la carga en el alimento de compuestos cancerígenos como el benzopireno, producidos inevitablemente por la combustión de la madera a más de 400ºC. El ahumado más técnico se consigue aplicando sobre el alimento preparados de humo. La ventaja de esta nueva tecnología es que estos preparados mantienen los aromas propios de la madera quemada, al tiempo que se les ha eliminado artificialmente los compuestos nocivos. Por esta razón comer pescado ahumado ahora es más sano que antes. Igualmente, como no es, en general, un alimento de consumo cotidiano, no hay que preocuparse más de la cuenta por los compuestos cancerígenos que pudiera contener.

Nutrientes y salud

El ahumado influye en el valor nutritivo del pescado, más por lo que aporta que por las pérdidas que pudiera causar. Los nutrientes naturales del pescado permanecen prácticamente invariables. La excepción se da en las proteínas, y no afecta tanto a su contenido sino más bien a la digestibilidad y consistencia final del producto. Las propias enzimas del pescado degradan las proteínas de la carne, ésta se ablanda, obteniéndose así la textura suave típica del pescado ahumado. El otro cambio nutritivo es bastante más sustancial, y afecta al contenido en sodio. Al emplearse la sal como conservante, el pescado ahumado contiene entre 15 y 25 veces más sodio que el mismo pescado fresco. Es la única cuestión nutricional a considerar por quienes tienen que controlar el sodio de la dieta, personas hipertensas, con trastornos coronarios o retención de líquidos, principalmente.

Consultorio nutricional

 

Siempre que añado vino u otra bebida alcohólica a un guiso me queda la duda de saber qué ocurre con el alcohol. ¿Es cierto que el alcohol desaparece al hervir? ¿Es aconsejable servir estos guisos a niños o a ex alcohólicos?

  El etanol o alcohol etílico es un líquido incoloro e inflamable con un punto de ebullición de 78ºC. Por tanto, para eliminar por completo el alcohol de cualquier bebida (licores o vinos suelen ser las más empleadas en cocina) añadida a un guiso, éste deberá ser cocinado a temperaturas superiores a las de ebullición del etanol. Normalmente, los guisos hierven a 100ºC, la temperatura de ebullición del agua. A esta temperatura está garantizada la evaporación del etanol, pero hay que tomar la precaución de mantenerla durante el tiempo suficiente para asegurar su completa eliminación. Para cerciorarse de que el guiso ha perdido todo el alcohol se puede flamear prendiendo fuego directamente al guiso. Si sigue saliendo llama habrá alcohol; en el momento en que no salga llama, todo el etanol se habrá evaporado. Hay que tener en cuenta, no obstante, que si el guiso tiene mucho jugo parte del alcohol estará diluido, por lo que no saldrá llama. Ello no impedirá que se evapore este alcohol diluido si el guiso hierve.

Profesionales de un centro de adelgazamiento me han propuesto sustituir el desayuno por un batido multivitamínico con, supuestamente, todas las sustancias que yo necesito para ese ágape. Lo mismo me proponen para la cena, mientras que para la comida puedo seguir con la dieta habitual. Durante el día me recomiendan algunos complementos. ¿Son correctas estas indicaciones?

Cualquier diagnóstico nutricional debe ser elaborado por un médico o un dietista-nutricionista. La formación de ambos profesionales es la garantía de que el tratamiento estará médica y nutricionalmente fundamentado. En todo caso, y tal y como se aconsejaba en la investigación que ha elaborado recientemente CONSUMER EROSKI sobre este tipo de establecimientos, conviene evitar los tratamientos basado en productos estrella.

Este concepto define productos o tratamientos propios (por lo general de venta a domicilio) que se ofrecen sin que se realice previamente una minuciosa evaluación del problema y sin considerar aspectos como el estilo de vida, la salud personal y los hábitos alimentarios del paciente. Indican batidos o productos que sustituyen comidas para mantenerse o alcanzar lo que en esa casa comercial entienden como peso saludable. Este tipo de tratamiento dietético difiere del que consideran saludable y eficaz los especialistas en salud y alimentación en caso de exceso de peso, que recomiendan una modificación de los hábitos de alimentación y de vida acorde con las particularidades individuales.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto