Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

La pulsera del pulsómetro está mal diseñada y se rompe con mucha facilidad

Compré un pulsómetro hace más de dos años. Pero la correa tiene un fallo de diseño porque es demasiado endeble para soportar la caja de titanio y en pocos días de uso se agrieta. Ya la he cambiado tres veces y finalmente he enviado una carta al fabricante quejándome de su falta de resistencia. Me contesta que la correa no entra en la garantía y me da la opción de volver a cambiarla, pero yo me niego, o sustituir el pulsómetro por otro pagando un sobrecosto de 135 euros. Os pido consejo.

 En este caso, el pulsómetro o al menos la correa no parecen aptos para el uso ordinario ni tienen la calidad que cualquier consumidor puede esperar de una manera fundada y razonable. Como no tiene una resistencia acorde a lo contratado, hay que aplicar la Ley de garantías de bienes muebles. Esta norma cubre durante un plazo de dos años los defectos de origen de los productos, aunque el consumidor debe probar que los daños detectados a partir de los primeros seis meses estaban presentes desde el primer momento de la compra. El cliente dispone de un plazo de tres años para reclamar desde la compra o entrega del bien. Hay, por tanto, un plazo de garantía (dos años) y un plazo para reclamar (tres años) por los defectos detectados durante el periodo de garantía.

El afectado puede, tras comprobar que el plazo de tres años no ha prescrito, acudir a una Oficina Municipal de Información al Consumidor y volver a reclamar por escrito al vendedor de acuerdo a la garantía legal, solicitando la sustitución de la correa por otro modelo diferente que sea apto para su uso ordinario, o la resolución del contrato con devolución del precio pagado y del producto a la tienda. Puede utilizar como argumento los tres cambios infructuosos de correa. Además, si le han ocasionado algún coste, puede reclamar los importes pagados. De cualquier forma, no le interesa reclamar al fabricante en función de una garantía comercial que excluya la correa.

Si no llega a un acuerdo satisfactorio con el vendedor, puede plantearse ir a juicio verbal civil solicitando la resolución del contrato y la devolución del precio pagado. La demanda debe dirigirse contra el establecimiento vendedor y ser presentada en los juzgados de primera instancia de su domicilio. Conviene que el afectado se informe en el Juzgado y solicite un modelo de demanda de juicio verbal, para el que no necesita ni abogado ni procurador, puesto que la cuantía de la demanda es inferior a 900 euros.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto