Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Campamentos, colonias y granjas-escuela: Diversión y educación para los niños, ayuda y tranquilidad para los padres

Los padres deben sopesar los intereses del niño, sus gustos, habilidades, preparación física y madurez antes de enviarles a uno de estos centros de diversión y educación alternativa

 El fin del curso lectivo se asocia con la alegría, los chillidos y las fiestas que se multiplican en las escuelas y colegios de nuestro país. El peso de cuidar, entretener y seguir educando a los pequeños durante los próximos meses de verano recae de manera absoluta en los padres. Esta tarea, aparentemente fácil de cumplir, se puede transformar en una misión frustrante en muchas familias que no logran conciliar sus horarios laborales con los de sus hijos.

Ante la imposibilidad de contratar a una persona para el cuidado de los pequeños durante estos meses por razones económicas, de falta de confianza o de horarios, cada vez es más habitual que los dos miembros de la pareja se turnen en el disfrute de sus vacaciones para que el pequeño tenga como referente a uno de sus padres. Otra alternativa, más exitosa y atractiva, es la que se plasma en la creciente oferta de campamentos y colonias de verano, que permite que los jóvenes aprendan inglés en los Pirineos, surf en el Cantábrico, multiaventura en la sierra madrileña, teatro en Bilbao, magia en Cataluña...

Las posibilidades son muchas y la oferta interminable. En la ciudad, la playa, el campo o en el extranjero y organizadas por ayuntamientos, colegios, ludotecas, empresas privadas, entidades financieras, museos o clubes deportivos, las colonias, campamentos y granjas-escuela lúdicas o formativas ofrecen diversión y formación estivales para niños y jóvenes. Ellos se divierten y sus padres encuentran respuesta al dilema de qué hacer con sus hijos mientras llegan sus vacaciones laborales, mucho más breves que las de los escolares.

  De acuerdo a la edad de los chavales y de sus gustos personales, se puede escoger entre iniciativas que combinan idiomas con deportes de aventura, actividades medioambientales y talleres de magia o clases de violín con paseos en globo. Casi todas las ofertas se estructuran en turnos de una semana a quince días de duración, con precios para todos los bolsillos, que van de los 35 a los 1.570 euros. Esta diferencia de precios viene dada, principalmente, por el tipo de alojamiento: desde la misma casa del niño, hasta un hotel de 4 ó 5 estrellas, pasando por albergues, bungalows, colegios, tiendas de campaña o granjas, sin olvidar las colonias gratuitas, sobre todo urbanas, organizadas por los ayuntamientos y otras instituciones.

Con independencia del ámbito privado o público, de una metodología u otra, las colonias de verano, al igual que los campamentos y las granjas escuela, complementan el proceso de formación reglado que reciben los niños en sus centros educativos durante el curso escolar. Al mismo tiempo se conciben como un espacio idóneo para que niños y jóvenes convivan con otros chicos y chicas de su edad, y disfruten de su tiempo libre de una forma creativa, participativa y enriquecedora.

Consejos para tomar la decisión acertada

  • Tenga en cuenta que la edad ideal para que los niños acudan a su primera colonia son los seis años. Antes pueden ir a campamentos urbanos o de día.
  • En el caso de las primeras experiencias, elija un campamento que esté cerca del hogar del niño, por si hay problemas.
  • Fomente en el niño la capacidad de libre elección y acéptela. Cada niño es un mundo, y aunque en ocasiones hay que darles un empujoncito para que superen su timidez, no le obligue a ir, especialmente si ésta es su primera experiencia fuera de casa.
  • Asegúrese de que el pequeño realmente desea ir. Es preferible anular la inscripción en el último momento que obligar al niño a que pase por una mala experiencia.
  • Supere su propio miedo y reticencia a dejar a su hijo en manos de extraños, lejos de casa, durante una, dos o tres semanas.
  • La oferta es muy variada. A la hora de elegir entre una u otra tenga en cuenta los gustos, habilidades, preferencias y necesidades de su hijo.
  • Valore también la relación entre la oferta de actividades y el precio, el tipo de lugar en el que se residirá (residencia, cabaña, casa rural, hotel...) y si incluye o no traslados y materiales.
  • Asegúrese de que la entidad pública o privada que organiza las colonias está reconocida en los registros de la comunidad autónoma correspondiente, y tiene licencia de funcionamiento.
  • Un buen campamento debe ser limpio, seguro y cómodo, gestionado por personas capacitadas y con buena formación. Además, debe ofrecer actividades y excursiones de calidad que complementen las habilidades escolares de los niños, y estar dispuesto en todo momento a aclarar cualquier tipo de duda que se tenga al respecto.
  • Es importante que los grupos estén separados por edades y que la diferencia entre los miembros de ese grupo no sea de más de tres años.
  • Si no tiene referencias del lugar donde se van celebrar las colonias, no dude en visitar las instalaciones personalmente.
  • Solicite ver los permisos de que disponga la empresa para desempeñar su labor. Infórmese de las medidas higiénico-sanitarias de las instalaciones que han adoptado los organizadores del campamento.
  • Exija información detallada del programa de actividades a realizar, y seleccione las actividades de multiaventura que está dispuesto a autorizar. Sea consciente de que un gran número pueden ser inadecuados para la edad de su hijo y que no ha de obligarle a participar en algo que no le gusta o le atemoriza.
  • En los campamentos de niños pequeños se deben evitar los deportes de riesgo o los que presenten alto grado de competitividad.
  • Informe detalladamente a los responsables de la colonia de los cuidados que necesita su hijo. Si es asmático, alérgico, diabético, o tiene problemas de sueño, de conducta o de alimentación.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto