Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada

Λ

Inversiones de riesgo: Bolsa para principiantes

Todos los interesados en probar suerte en el mercado de valores deben conocer la cinco reglas de oro que les ayudarán a tomar las decisiones menos arriesgadas

  La Bolsa ha dejado de ser coto de grandes minorías. Aunque todavía subsiste el temor a dar el salto al parqué bursátil, el número de familias españolas que destina parte de sus ahorros a comprar acciones no para de crecer. Los datos así lo confirman: en la actualidad, más de un 23% de las acciones que cotizan en Bolsa están en manos de las familias españolas, mientras que la media europea se sitúa en el 14,7%.

La bolsa es un negocio, no un juego, con unas reglas claras

Las promesas de suculentos beneficios en plazos cortos representan un reclamo difícil de rechazar. Pero, aunque este fenómeno se puede dar, la persona interesada no debe confundirse ni confiarse en exceso: la Bolsa es un mercado de riesgo, no apto para todos los públicos, con un funcionamiento peculiar que conviene conocer antes de decidirse a invertir en él. De la misma manera que se consiguen ganancias, se pueden sufrir pérdidas igual de cuantiosas. Por ello, para invertir en renta variable es necesario atesorar unos conocimientos adecuados que, en cualquier caso, tampoco garantizan el éxito en una ciencia que poco tiene de exacta.

Nociones básicas para invertir en Bolsa

 Algunos inversores se toman la Bolsa como un juego de azar: señalan una acción y esperan que se revalorice con fuerza en un periodo de tiempo. Pero hay que tener en cuenta que éste no sólo es un mercado para optimistas: las acciones también caen. "Jugar a bolsa" es una expresión histórica difícil de erradicar. Pero la experiencia demuestra que quien va a bolsa a jugar, sale mal parado. Conviene, por tanto, desechar la idea de que la Bolsa es un juego. Hablamos de un negocio, con unas reglas claras.

En periodos de más de diez años, la bolsa es una de las alternativas más rentables

De forma muy esquemática, el mercado de valores funciona de la siguiente forma: acoge multitud de títulos que suben o bajan en función de distintas variables, más o menos precisas y lógicas, pero también de acontecimientos inesperados, de elementos aleatorios. Por tanto, aunque el funcionamiento de la Bolsa no puede explicarse como una ciencia matemática, sí que se pueden tener en cuenta varios aspectos que pueden condicionar la evolución alcista o bajista de un valor. Si es principiante, el inversor en Bolsa debe tener en cuenta, al menos, los siguientes consejos:

  • Conocer las empresas: Antes de invertir en Bolsa conviene conocer las cifras de la compañía en la que desea invertir. Es importante informarse de qué produce la sociedad, cuánto factura, si genera o no dividendos, cuáles son sus competidores, cómo le afecta el entorno macroeconómico... Por ejemplo, uno de los fracasos más sonados de la Bolsa española fue el que experimentó la empresa Terra, el valor de cuyas acciones llegó a alcanzar los 130 euros para caer después hasta los cinco euros. Los analistas bursátiles creen que esta espectacular caída se produjo porque la acción había subido sólo animada por una fuerte especulación y por la moda pasajera que animaba a invertir en de las denominadas empresas "puntocom" (sociedades relacionadas con el mundo de Internet). Pero las cuentas de la compañía no estaban en línea con la teoría que dice que "sólo conviene apostar por títulos solventes". En realidad, Terra era una empresa en pérdidas, que nunca había obtenido beneficios y cuyo negocio no auguraba viabilidad en un futuro cercano. Por tanto, primera regla de oro: no apostar por acciones de sectores "de moda". Es fundamental invertir en firmas con negocios solventes, con ingresos más o menos estables y recurrentes. De forma general también se puede decir que un índice bursátil sube porque refleja la salud de las empresas que cotizan, que a su vez son un espejo de la salud de la economía de un país.
  • No invertir el dinero que se necesite a corto plazo. Éste es otro de los consejos más repetidos que ofrecen los asesores financieros: destinar sólo el dinero que no se vaya a necesitar en los próximos meses. La Bolsa es, por tanto, una opción interesante para familias sin grandes cargas, jóvenes sin demasiados compromisos financieros y con capacidad de ahorro, para personas que acaban de recibir una herencia o de ser premiados con la lotería... La imposibilidad de prever lo que puede ocurrir en el mercado puede hacer que las acciones caigan y que el inversor termine recogiendo pérdidas si somete su periodo de inversión a un plazo demasiado corto. Para invertir en Bolsa hay que tener disponibilidad de ahorros y no precisar el dinero para otras necesidades.
  • Nadie puede asegurar al inversor que va a ganar dinero. Aunque la persona interesada desee probar suerte e invertir únicamente durante varios meses, debe saber que el mercado no está nunca exento de incertidumbres. La Bolsa es volátil, concepto que hace referencia a los múltiples altibajos que sufre: lo que sube hoy puede bajar mañana. Aunque el entorno económico acompañe, cualquier acontecimiento inesperado, como un desastre natural, puede hacer caer a una acción. En general, los inversores se toman estos acontecimientos como un aviso de que la economía se verá afectada. En particular, determinadas empresas como las turísticas, aerolíneas y petroleras son las más perjudicadas en Bolsa con este tipo de sucesos imprevisibles. Hay que tener muy presente que la Bolsa es un mercado de riesgo, aunque también es verdad que cuanto mayor sea el riesgo que se corra, mayores pueden ser también las ganancias que se obtengan.
  • Mejor invertir con vistas al largo plazo. No es aconsejable marcarse periodos de tiempo muy cortos para invertir en Bolsa. Si se va a ver obligado a sacar su dinero dentro de dos o tres meses, es mejor no apostar por esta opción de inversión. Sin embargo, son muchos los informes que apuntan que la Bolsa es la alternativa más rentable a largo plazo, mucho más que los depósitos bancarios, que la deuda pública, los fondos de inversión e incluso, que la vivienda. Numerosos estudios aseguran que en periodos de más de diez años, la Bolsa es el activo de inversión más rentable.
  • Cuidado con las acciones en máximos. Otro error muy común en los inversores principiantes es centrar su interés en títulos que acumulan ya fuertes revalorizaciones y que se hallan en máximos. Pero hay que tener cuidado: en las subidas muy abultadas, uno puede quedar atrapado. Un ejemplo muy claro de este punto es lo que ha ocurrido en los últimos tiempos con la empresa Astroc. La compañía inmobiliaria subió más de un 1.000% en sólo diez meses, pasó de cotizar a 6,4 euros a hacerlo a 70 euros. Igual de vertiginoso que el ascenso, resultó la posterior caída.

Breve diccionario básico

Acción:

 Parte o fracción del capital social de una sociedad o empresa. En Bolsa, se refiere al título o valor negociable que representa a esa fracción.

Agencia de Bolsa:

Sociedad que hace de intermediaria en operaciones bursátiles. Generalmente asesora y administra carteras de sus clientes y realiza colocaciones privadas y públicas. Es obligatorio su registro en la CNMV. Se diferencia de la Sociedad de Bolsa en que puede realizar operaciones en su propio nombre.

Ampliación de capital:

Operación financiera basada en modificar el capital social de una empresa aumentando su cuantía nominal. Puede realizarse recabando nuevas aportaciones de los socios, vendiendo títulos o acciones en el mercado de valores... Las ampliaciones de capital, a través de la emisión de nuevas acciones y de su venta en la Bolsa, son una de las formas de financiación de las sociedades, al tiempo que constituyen una de las maneras de canalizar en las economías de mercado el ahorro privado hacia la inversión.

Análisis bursátil:

Conjunto de técnicas que sirven de base para la adopción de decisiones respecto al mercado de valores. Su objetivo es la formulación de hipótesis sobre el funcionamiento de este mercado o de un determinado valor del mismo.

Hay dos tipos de análisis:

  • El análisis técnico, que trata de explicar el precio de un valor de acuerdo a modelos de comportamiento, mediante la aplicación de la estadística, usando como instrumentos de trabajo, los índices de bolsa, volúmenes de contratación, gráficos, etc.
  • El análisis fundamental, que parte del principio de que la cotización de las acciones depende de la realidad económico-financiera de la empresa.

Beneficio por acción:

Se trata de un indicador del análisis financiero. Es el resultado de dividir el beneficio neto por el número total de acciones de una sociedad.

Bolsa:

Mercado financiero en donde se compran y venden acciones, obligaciones, bonos y otros activos financieros, a través de intermediarios financieros que reciben el nombre de brokers.

CNMV:

Acrónimo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Es la encargada del buen funcionamiento y vigilancia del cumplimiento de todas las normativas vigentes en la Bolsa.

Dividendo:

Pago, normalmente realizado en efectivo, que una sociedad efectúa a sus accionistas, de modo que representa la participación de estos en la fracción de beneficios que el Consejo de Administración acuerda repartir.

Ibex 35:

Es el índice más importante de la Bolsa española. Se compone de los 35 títulos de mayor capitalización bursátil del mercado continuo. Su composición se revisa cada seis meses.

Dónde está el ahorro en las familias españolas En % En millones de euros
Depósitos y dinero en efectivo 38,50 673,181
Instituciones de inversión colectiva (fondos y sociedades de inversión) 13,5 235,808
Fondos de pensiones 5,7 99,143
INVERSIÓN EN RENTA VARIABLE (BOLSA) 24,9 435,347
Seguros 8 139,322
Inversión en renta fija (deuda pública y privada) 2,5 43,047
Otros 6,9 124,77

Fuente. Inverco y Banco de España

Cómo invertir y hacer un seguimiento correcto

 Para invertir en Bolsa lo más común es acudir a un banco o caja de ahorros y abrir una cuenta de valores. Una vez abierta, bastará con dar la orden a su banquero de que compre el número de acciones que desee de la compañía en cuestión. También se puede operar en Bolsa a través de una agencia o sociedad de valores o, de forma autónoma, a través de un broker "on-line", una compañía que ofrece sus servicios para la compra-venta de valores a través de Internet.

Una vez que se ha decidido a invertir en Bolsa, lo aconsejable es seguir la evolución diaria de las acciones y, sobre todo, estar informado de todo lo que tenga que ver con la compañía en la que se ha invertido. Por ejemplo, es útil leer las recomendaciones de las casas de análisis, conocer los resultados que presenta la compañía y, en general, seguir cualquier noticia relacionada con la empresa o el sector de actividad en el que opera. En la Bolsa española, las compañías están obligadas a presentar trimestralmente sus cuentas de resultados. Además, cualquier hecho relevante relacionado, por ejemplo, con compras, fusiones, ampliaciones de capital... debe quedar registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En su página web se pueden encontrar todas las noticias de la empresa en cuestión.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto