Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizadas 133 piscinas cubiertas de 18 ciudades de nuestro país: Su número es insuficiente y la información al usuario, muy mejorable

Su nivel general es bueno, aunque en una de cada cuatro piscinas no se indica al bañista el estado y la calidad del agua

Exceso de bañistas en una de cada seis piscinas

  Asimismo cabe señalar que se apreció un exceso de bañistas o poco espacio para el baño libre (debido, por regla general, a que se reservan calles de la piscina para entrenamientos o cursos) en el 17% de las piscinas visitadas, destacando las de Madrid (en el 58% había aglomeración de gente), Málaga (en el 38%) y Zaragoza (en tres de cada diez).

Por otra parte, la accesibilidad de las instalaciones es buena en general, aunque con matices: suspenden una de cada diez instalaciones (mucho más las de titularidad privada que las públicas), sobre todo debido a carencias como que casi dos de cada diez piscinas no disponen de grúa o un equipamiento similar (sillas elevadoras) que facilitan el acceso a los discapacitados a la piscina (en alguna instalación se argumentó que en ése caso sería ayudado por el socorrista). Además, en el 14% no se observaron aseos adaptados.

Abiertas, de media, 14 horas al día

Como ya se ha señalado, CONSUMER EROSKI remitió a los 18 consistorios un cuestionario en el que se solicitaba diversa información (número de instalaciones, tarifas, control de la calidad del agua, etc.) acerca de las piscinas públicas de cada localidad. Cuatro ayuntamientos han preferido no facilitar los datos solicitados, a pesar de las reiteradas peticiones de esta revista. Han sido los de Alicante, Bilbao, Córdoba y Barcelona (éste último sólo ha respondido de forma parcial).

Debe reseñarse la amplitud de horarios de estas instalaciones municipales: las piscinas permanecen abiertas, según confirman los Ayuntamientos, una media de 14 horas diarias (la gran mayoría permanecen abiertas entre las ocho de la mañana y las diez u once de la noche). Sólo las piscinas de Granada cierran a mediodía durante los días laborables (una hora).

  Sin embargo, sólo en Burgos, Granada, Valladolid y Vitoria todas las piscinas cubiertas de titularidad municipal permanecen abiertas durante todo el fin de semana. Además, únicamente las piscinas de Sevilla, Pamplona y A Coruña no cierran ninguna temporada al año, mientras que en la mayoría de ciudades cierran entre 7 y 15 días por mantenimiento (alternando, eso sí, el cierre de las instalaciones). Sin embargo, en capitales como Madrid, Murcia y Vitoria permanecen cerradas un mes completo, y en Zaragoza hasta dos.

La normativa: en cada ciudad hay una diferente

En cada ciudad los parámetros de calidad del agua deben cumplir unos requisitos diferentes en función de la gran diversidad que rige en cada comunidad autónoma y en cada municipio, lo que da idea de la dificultad para que un usuario conozca a ciencia cierta qué condiciones debe tener el agua de una piscina cubierta. Como muestra, la pluralidad de criterios en la regulación de la temperatura del agua de las piscinas: en Oviedo, Pamplona y Vitoria debe oscilar entre los 27 y 28 grados centígrados, en Madrid, Valencia y Zaragoza entre los 24 y 28 grados, en Granada y A Coruña entre los 28 y los 30 grados, y en Murcia y San Sebastián entre los 28 y los 30 grados. El mayor margen para la temperatura del agua lo encontramos en Sevilla (debe oscilar entre los 24º y los 30 grados), mientras que en Burgos la temperatura de los vasos de las piscinas no puede variar de los 28 grados.

Las normativas son más uniformes en cuanto a la temperatura ambiente del recinto, ya que la gran mayoría establece que la temperatura ambiente debe ser entre 2 y 4 grados superior a la temperatura del agua de la piscina.

Por supuesto, en el resto de parámetros que rigen la calidad del agua de las piscinas y sus recintos (valor del pH, humedad del ambiente, proporción de renovación del agua, periodos del tiempo de recirculación, control de la calidad del agua en laboratorios, etc.), las diferencias son también frecuentes, de forma que se puede concluir que ninguna normativa reguladora es igual en ninguna de las 18 ciudades.

En cuanto al aforo de las piscinas, las diferencias entre las normativas también son considerables: las más restrictivas son las de A Coruña, Granada, Málaga, Oviedo, Sevilla y Valencia, que permiten la estancia de un usuario por cada tres metros cuadrados de superficie de agua. Sin embargo, en Vitoria, Valladolid, San Sebastián, Murcia y Burgos, la normativa permite la estancia de un usuario por cada metro cuadrado de lámina de agua, lo que sin duda, en horarios de máxima afluencia, redundará en perjuicio de los usuarios. En el resto de ciudades (Madrid, Pamplona y Zaragoza), la normativa se queda en la mitad (un usuario por cada dos metros cuadrados).

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto