Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Escolar

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Transporte escolar: Sigue habiendo deficiencias, pero mejora la seguridad de los buses escolares

La flota es más moderna, está mejor equipada en dispositivos de seguridad y la figura del acompañante adulto se ha generalizado

Consejos y recomendaciones

El 90% de los accidentes del transporte escolar se produce cuando los niños suben y bajan del vehículo

El 90% de los accidentes del transporte escolar se produce, según Naciones Unidas, cuando los niños suben y bajan del vehículo. Por ello, es fundamental que los padres y los propios niños sepan en todo momento cómo actuar y los aspectos que deben tener en cuenta para una mayor seguridad.

Para los niños

  • Camina sin prisas y evita riesgos. Hay que llegar a la parada con tiempo suficiente, al menos cinco minutos antes de la hora a la que pasa el autobús.
  • Cruza con cuidado. La calle se cruza siempre por delante del autobús y se camina por la acera. Si no hay acera, camina por el borde de la carretera hasta llegar a una distancia grande (de al menos 3 metros) por delante del autobús, pero antes de cruzar asegúrate de que el conductor te ha visto y entiende que vas a cruzar. Recuerda que debes mirar, siempre, primero a la izquierda, después a la derecha y luego, otra vez, a la izquierda.
  • Mantén la distancia de seguridad. Cuando se acerca el autobús debes mantenerte al menos a dos metros de distancia. No camines por detrás del autocar, es posible que el conductor no te vea y puede atropellarte si da marcha atrás.
  • No recojas los objetos que se te caigan cerca del autobús. Pide al conductor o al acompañante que los recojan por ti.
  • Debes hacer siempre caso al acompañante. Dentro del autobús no hay que gritar ni alborotar. Las señales y otros elementos de seguridad del vehículo no son para jugar. Además, no hay que distraer al conductor. No se puede comer en el autobús escolar. Es obligación de quien usa el autobús escolar dar un buen trato a los asientos y cuidar y mantener limpio el vehículo.
  • Conviene subir y bajar cómodamente. Utiliza los asideros para evitar caídas y vigila que la ropa con colgantes y las mochilas o bolsas escolares no se enganchen en los pasamanos o con las puertas del autocar. Cuando subas al vehículo, no empujes a los demás niños y siéntate en tu plaza rápidamente.

Para padres y madres

Corresponde a padres y madres, como principales responsables de la educación de sus hijos, enseñar a sus hijos a comportarse con seguridad como peatones y a respetar las reglas básicas en el autobús.

  • Sea un correcto peatón. Sus hijos aprenderán a serlo también y caminarán mucho más seguros.
  • Reclame un comportamiento cívico. Los niños deben hacer siempre caso a los responsables -conductor y acompañante- del autobús. Este vehículo es un lugar más de convivencia en el que es necesario exigirles un buen comportamiento en todo momento, por ellos mismos y por los demás.
  • No deje de prestar atención. Conviene que los progenitores se pongan de acuerdo con otros padres y madres, de manera que haya siempre un adulto en la parada del autobús, especialmente cuando se trate de niños menores de 9 años. Si los escolares son mayores de esta edad, conviene que vayan en grupo a la parada para que resulten más visibles por los conductores de los vehículos.
  • Procure que el niño tenga la mochila preparada. Ir con prisas puede ser peligroso porque hace olvidar las medidas de precaución básicas. Además, corresponde a los padres eliminar, acortar o reemplazar los sistemas de sujeción de la ropa o accesorios que puedan engancharse en los aparatos de juego del patio, en las cercas, en las puertas o en las barras y pasamanos del autobús.
  • Estacione su coche en el lado en que para el autobús. Evite aparcar en el lado contrario de la parada del autocar porque obligaría al menor a cruzar la calle.
  • Avise si decide recoger usted mismo a su hijo. Se aconseja dejar un escrito en el centro en el que conste, que bajo su responsabilidad, no utilizará ese día el transporte escolar.

¿Cómo es el autobús escolar más seguro?

Dispositivos de seguridad del vehículo

  • Espacios más amplios y estructura indeformable. El habitáculo garantiza que, en caso de vuelco lateral, la estructura de la carrocería no se deforme y mantenga un espacio de seguridad para los pasajeros, además de absorber mejor el impacto frontal.
  • Un autobús más estable. Se mejora el número y la posición de los ejes, la localización del centro de gravedad y el eje de balanceo, la suspensión, el comportamiento de torsión de la estructura, etc. A este sistema se añaden otros dispositivos como el arco antivuelco, los frenos ABS y el retarder, entre otros.
  • Medidas que evitan el incendio. Los materiales del depósito permiten que si hay una colisión, no se produzca un efecto "spray" con el combustible, sino que se rompa y caiga sobre la carretera. Se usan materiales ignífugos y se persigue que el humo que se genera en un incendio no sea tóxico u opaco.

Dispositivos de seguridad para el conductor

  • Ergonomía del puesto de conducción. El conductor se encuentra más cómodo y controla mejor los distintos sistemas. Su posición es más alta que la de los pasajeros. El habitáculo es más amplio para garantizar su seguridad.

Dispositivos de seguridad para viajeros

  • Bordes y materiales interiores menos agresivos.
  • Asientos que amortiguan los golpes. Los asientos deben resistir el doble esfuerzo del "tirón" del pasajero que va anclado al asiento, por medio del cinturón de seguridad, y el "empuje" del pasajero que viaja en el asiento posterior, si no lo lleva abrochado.
  • Ventanas más pequeñas y salidas de emergencia.
  • Cinturones de seguridad para niños. El autobús más seguro dispone de cinturones en cada plaza, regulables a la altura de los niños y que se ajustan a su peso. Se recomiendan los que constan de dos puntos de anclaje, (dos bandas por encima de los hombros que se abrochan en la cintura.)
  • Compartimentos especiales para las mochilas. Cajones bajo los asientos donde el niño introduce la mochila evitando que se desplace por el pasillo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto