Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Derecho sucesorio: Para evitar situaciones desagradables, lo mejor es testar

La elaboración de un testamento precisa de una tramitación sencilla, que cuesta entre 36 y 60 euros, y permite eludir problemas añadidos al fallecimiento de un familiar

Ancianos que dejan todo a su perro, padres que darían lo que fuera por desheredar a un hijo, parejas que no tienen derecho a nada a la muerte de su compañero, un pariente desconocido que reclama los bienes de su tíoabuelo... Casos como éstos forman parte de la realidad cotidiana tejida en torno a las herencias, un episodio de la vida familiar indeseado y, en ocasiones, fuente de conflictos y disputas.

La mejor forma para eludirlas consiste en plasmar las últimas voluntades en un testamento. Este documento, esencial en las herencias, no requiere de grandes esfuerzos ni de grandes desembolsos. Su coste se mueve entre los 36 y los 60 euros y su tramitación no entraña gran dificultad porque su elaboración queda en manos del notario. Pese a ello, gran parte de la población española se resiste a prepararlo, ya que testar significa reconocer nuestro futuro fallecimiento, algo que a todos nos cuesta asumir. Sin embargo, sea cual sea nuestra situación patrimonial y personal, los expertos siempre recomiendan dejar el testamento hecho para ahorrar tiempo y, sobre todo, problemas a los familiares.

 No testar equivale a dejar a los familiares ante los trámites de la sucesión intestada, que deben realizarse ante un notario o, en algunos casos, ante un juez, y a poner enteramente en manos de la ley el reparto de los bienes. La diferencia del precio a pagar en ambas opciones es considerable. Una sucesión intestada tiene un coste próximo a los 150 euros, tres veces mayor que una realizada con testamento. Si es necesario llegar a una declaración judicial para aclarar la herencia, el precio se dispara, y puede subir hasta los 6.000 euros en caso de una herencia de 200.000 euros.

Generalidades sobre testamentos y herencias

  • ¿Quién puede hacer testamento? La ley permite testar a cualquier persona mayor de 14 años. La limitación básica establecida por la normativa se refiere a la necesidad de que el testador se halle en su sano juicio.
  • ¿Qué bienes se incluyen en una herencia? La herencia de una persona fallecida y casada está integrada por sus bienes privativos y por la mitad de los gananciales, en caso de que éste sea su régimen económico-matrimonial. Los bienes privativos son los adquiridos por el fallecido antes de casarse, así como los recibidos con posterioridad por herencia o donación, aunque la ley prevé determinadas circunstancias por las que otros bienes también pueden ser considerados privativos. Los bienes gananciales son los que han sido adquiridos mediante compra por el fallecido una vez contraído el matrimonio. El dinero en el momento del fallecimiento se presume ganancial, a excepción de que se pueda demostrar que era de carácter privativo de uno de los cónyuges.
  • ¿Qué es el derecho de usufructo, y cuánto tiempo dura? El derecho de usufructo permite a su titular utilizar una cosa ajena sin ser el propietario. Su titular también puede apropiarse de los rendimientos que este bien ajeno pueda producir (las rentas si el usufructo es sobre un inmueble alquilado, o los frutos de una explotación agrícola, etc.). Sin embargo, el usufructuario no puede vender el bien ni gravarlo constituyendo, por ejemplo, una hipoteca, porque no le pertenece.
    El usufructo puede pactarse por una duración determinada (por ejemplo, 30 años) o ser determinable (mientras viva el beneficiario).
  • ¿Quién hereda cuando no hay testamento? En caso de que el fallecido tenga hijos, la herencia se divide entre ellos a partes iguales. Si el fallecido estaba casado, su cónyuge percibe el usufructo de un tercio de la herencia y la mitad de los bienes gananciales.  En caso de que no tenga hijos, la herencia corresponde a los padres, y al cónyuge viudo el usufructo de la mitad de los bienes. En caso de la muerte de una persona que no tenga padres, ni hijos, el cónyuge es el principal heredero. Y en caso de que no exista tampoco una pareja civil, los herederos pueden ser los hermanos y sobrinos del fallecido. Si una vez abierta la sucesión "legal" no se encuentran herederos, es el Estado quien hereda todos los bienes.
    Cada línea cierra el paso a las demás. Es decir, si hay descendientes ya no hereda nadie más, excepto el cónyuge viudo que tiene siempre un derecho de usufructo.
  • ¿Cómo se puede saber si una persona fallecida hizo testamento y ante qué notario? Hay que solicitar un certificado al Registro de Actos de Última Voluntad mediante un impreso de Últimas voluntades, que se puede adquirir en un estanco o en el mismo Ministerio de Justicia. El impreso se debe acompañar de la partida del certificado de defunción, que habrá de ser original, o fotocopia debidamente compulsada, expedida por el Registro Civil correspondiente a la localidad en que la persona haya fallecido, y deberá constar necesariamente el nombre de los padres del fallecido. El certificado debe solicitarse después de 15 días hábiles a partir de la fecha de defunción.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto