Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Instalaciones deportivas municipales: Unas ciudades invierten en deporte y lo promueven mucho más que otras

CONSUMER EROSKI compara las infraestructuras deportivas de titularidad pública de 18 ciudades y analiza, tras visitarlas, 144 de sus más emblemáticas instalaciones

Uno de cada dos españoles asegura hacer deporte tres o más veces por semana y la mitad de quienes lo practican utilizan instalaciones deportivas de titularidad pública, según datos recientemente publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que revelan que natación (más de una de cada tres personas que hace deporte asegura nadar cotidianamente), fútbol (32%), ciclismo (20%) y gimnasia de mantenimiento (14%) son los deportes que cuentan con más seguidores en nuestro país. Es sabido que, con el discurrir de los años, el deporte se ha convertido en una de las actividades sociales con mayor arraigo entre nosotros; no en vano, el ejercicio físico se vincula cada vez más a la salud y mantenerse en forma, además de que constituye una amena alternativa para ocupar el tiempo de ocio y un eficaz resorte para conocer gente y hacer nuevas amistades. Lo que probablemente sea menos conocido es que la Constitución ("los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte") obliga expresamente a la Administración a promover la práctica del deporte en la ciudadanía.

  CONSUMER EROSKI ha querido comprobar cómo responden los poderes públicos a esta exigencia y lo ha hecho de dos maneras: una, comparando el equipamiento en infraestructuras deportivas de titularidad pública con que cuentan 18 ciudades (A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza) y otra, analizando -mediante visita personal de los técnicos de esta revista- el servicio que prestan y el estado de mantenimiento de 144 instalaciones deportivas municipales de uso público, las más emblemáticas de estas 18 ciudades.

La principal conclusión del estudio es que el despliegue de infraestructuras deportivas de titularidad pública es muy distinto según la ciudad de que se trate (a los sevillanos les corresponde un polideportivo para cada 12.000 ciudadanos y a donostiarras y barceloneses uno para cada 17.000, mientras que a los malagueños les toca un polideportivo para cada 110.000, y a madrileños y bilbaínos uno para cada 50.000), y que casi ninguna puede presumir de un equipamiento deportivo satisfactorio, bien porque (a tenor de la comparación con la media de las 18 ciudades) dispone de una oferta insuficiente de infraestructuras para casi todas las modalidades deportivas (es el caso de Málaga y Alicante) o para un buen número de ellas (situación en que se encuentran Córdoba, A Coruña, Cádiz, Zaragoza, Bilbao, Madrid y Pamplona).

Sólo Barcelona y San Sebastián y, ya a cierta distancia de estas dos ciudades, Vitoria ofrecen un despliegue suficiente y equilibrado de los equipamientos deportivos incluidos en el estudio: polideportivos, piscinas, gimnasios, pistas de atletismo, campos de fútbol, canchas de baloncesto, frontones, pistas de squash, paddle y tenis, y canchas polivalentes. Es frecuente que algunas ciudades destaquen en infraestructuras para uno o varios deportes pero se sitúen por debajo de la media en otros. Zaragoza, por ejemplo, destaca en piscinas pero ofrece muy pocos gimnasios, mientras que en Cádiz ocurre justo lo contrario: sobresale en gimnasios y falla en piscinas.

Por otra parte, tras el examen realizado (se analizó la información y los servicios ofrecidos a los usuarios, el estado de conservación y limpieza de las instalaciones, la accesibilidad para discapacitados y la seguridad de los edificios y equipamientos así como la vigilancia de las instalaciones) tras la visita a las 144 instalaciones deportivas estudiadas en las 18 ciudades, el 7% de estas instalaciones obtienen como nota final un suspenso y el 15% se queda en un mediocre "aceptable", lo que significa que más de dos de cada diez tienen un amplio margen de mejora.

Viéndolo desde el enfoque más optimista, casi la mitad son muy buenas o excelentes. Con una valoración más discreta pero también satisfactoria, el 30% de las instalaciones deportivas visitadas obtuvieron una nota final de "bien".

El apartado con peor nota global fue la información facilitada a los usuarios y la diversidad de servicios ofrecidos a estos, prestaciones en las que suspenden una de cada cuatro instalaciones, lo que se comprende mejor cuando se conoce que en el 40% de las infraestructuras visitadas no se exponían los precios y tarifas de los servicios ofrecidos y que en el 17% ni siquiera se informaba sobre las normas generales de uso de las instalaciones. Lo mejor fue la seguridad de los edificios y equipamientos y su estado de mantenimiento y limpieza: en ambas cuestiones la nota media de las 144 instalaciones fue "muy bien".

Las instalaciones deportivas con mejor valoración conjunta -por ciudades- fueron las visitadas en Barcelona, Málaga, Oviedo, San Sebastián, Valencia y Zaragoza. Las peor paradas fueron las analizadas en Cádiz (suspendieron el 60% de las visitadas), seguidas de las de Córdoba, Granada y Sevilla.

Comentario aparte merece la accesibilidad para discapacitados, y ha de ser positivo: sólo en una de cada diez instalaciones deportivas visitadas la accesibilidad fue globalmente deficiente. No obstante, el 17% de ellas carecen de aseos adaptados (dos de cada tres en Alicante y Córdoba) y el 15% no confirmaron a esta revista si la piscina disponía de grúa para facilitar el acceso a este colectivo.

Un elocuente indicador de la atención que prestan las ciudades a la práctica del deporte es la inversión que realizan cada año los municipios en este apartado. CONSUMER EROSKI solicitó esta información a los 18 ayuntamientos concernidos por este estudio, y comprobó que la media de gasto en 2005 fue de 42,5 euros por habitante aunque algunas ciudades, como Madrid (100 euros) y Oviedo (73 euros), invirtieron mucho más que la media y otras mucho menos: Valencia (19 euros por habitante), Alicante (21 euros), A Coruña y Córdoba, ambas con sólo 23 euros invertidos en deporte por habitante.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto